Recortes dejarán “paralizado” al Instituto Mora

RICARDO QUIROGA / EL ECONOMISTA

El decreto presidencial que ordena la suspensión del ejercicio del 75% del presupuesto disponible en las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal (publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 23 de abril) finalmente tuvo injerencia en el sistema de centros de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Entre las 27 instituciones que integran el Sistema de Centros de Investigación Conacyt se encuentra el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora (Instituto Mora), uno de los más precarizados en materia presupuestal por la implementación de las políticas de austeridad de la presente administración.

“El recorte para los centros Conacyt se había negociado y se había logrado llegar a un acuerdo (del 30%). Pero justo ayer (martes), Hacienda informó a los centros de investigación que sí va el recorte del 75%”, declaró a El Economista Fausta Gantús, doctora en Historia por El Colegio de México, miembro del Sistema Nacional de Investigadores y docente e investigadora del Instituto Mora.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, para el Instituto Mora se destinaron recursos por 189 millones 699,938 pesos para todo el año. Según el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, publicado el 30 de abril por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y correspondiente al primer trimestre de este año, el Instituto Mora ejerció 54 millones 910,748 pesos, es decir, el 28.9% del presupuesto anual. Si se descontara ese gasto ya ejercido, y asumiendo el desconocimiento del gasto durante abril y lo que va de mayo, el recorte del 75% de su presupuesto sería de 142 millones 274,953, es decir que al Mora le quedarían menos de 47 millones 425,000 pesos para operar el resto del 2020.

“Esto golpea en particular al instituto porque significa que no habrá siquiera para pagar luz ni agua. Dejarlo con el 25% implica la paralización, alcanza para pagar salarios y un poco más”, lamentó Gantús.

Por si fuera poco, el 17 de abril el Instituto Mora comunicó a los 78 estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado beneficiados con el Programa de Becas 2020 que la SHCP reservó los fondos de la partida del denominado Capítulo 4000, destinado para el pago de becas, el salario de asistentes de investigación y las ayudas para quienes hacen su servicio social en los centros Conacyt.

“Nos pegan por todos lados. Por un lado está el recorte presupuestal a los centros Conacyt y por el otro, la reserva de la partida 4000. Todo eso significa deterioro de la educación, de la investigación y de la ciencia. Entre los jóvenes a quien se beneficiaba con el Programa de Becas del Instituto Mora hay gente de sectores populares que requieren de la beca para vivir”, apuntó Gantús.

El Programa de Becas del Instituto Mora no nada más apoya a aquellos alumnos que cursan carreras de Humanidades de esa institución sino que respalda los estudios de alumnos de otras instituciones donde no hay becas disponibles, como la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Matropolitana, la Universidad Autónoma de Ciudad de México y la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Con este programa, además de apoyarlos económicamente, les permite tener una formación académica con un investigador del área en el que llevan a cabo sus estudios.

“Lo paradójico es que, por un lado se anuncian becas y por el otro se recortan. Esta es una política si no mentirosa, cuando menos engañosa, porque da por un lado pero quita por el otro. No hay coherencia en el discurso oficial y menos hay correspondencia con las acciones. Estamos cancelando el futuro de la educación y de la ciencia en México por decisiones que son muy cuestionables dado que hay dinero, pero se está usando en proyectos que socialmente han resultado muy cuestionados”, lamentó la investigadora.

Los centros de investigación Conacyt en el país son:

• Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (CIATEC)

• Centro de Tecnología Avanzada (CIATEQ)

• Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (CIDESI)

• Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (CIDETEQ)

• Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV)

• Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA)

• Corporación Mexicana de Investigación en Materiales (COMIMSA)

• Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE)

• Centro de Investigación en Matemáticas (CIMAT)

• Centro de Investigaciones en Óptica (CIO)

• Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE)

• Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (INFOTEC)

• Instituto Potosino de Investigación Científica (IPICYT)

• Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD)

• Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ)

• Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR)

• Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY)

• El Colegio de la Frontera Sur (ECOSUR)

• Instituto de Ecología (INECOL)

• Instituto Potosino de Investigación Científica (IPICYT)

• Centro de Investigación en Ciencias de Información Geoespacial (CENTRO GEO)

• Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE)

• El Colegio de la Frontera Norte (COLEF)

• Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS)

• El Colegio de Michoacán (COLMICH)

• El Colegio de San Luis (COLSAN)

• Instituto de Investigaciones “Dr. José María Luis Mora” (Instituto Mora)

El gasto gubernamental se distribuye en:

Capítulo 1000

Servicios personales (sueldos y prestaciones)

Capítulo 2000

Materiales y suministros (papelería, consumibles, combustible, herramientas, refacciones, materiales de construcción, etc.)

Capítulo 3000

Servicios Generales (agua, luz, internet, arrendamientos, mantenimiento y servicios por honorarios)

Capítulo 4000

Subsidios y Transferencias

Capítulo 5000

Bienes muebles e inmuebles (mobiliario y equipo)

Capítulo 6000

Obra pública por contrato

https://www.eleconomista.com.mx/arteseideas/Recortes-dejaran-paralizado-al-Instituto-Mora-20200527-0134.html

Garantizará UACM el regreso seguro a clases

ALEJANDRO CRUZ FLORES / LA JORNADA

En la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) no se descarta hacer modificaciones al calendario escolar para garantizar un regreso a clases seguro para la comunidad cuando el semáforo epidemiológico cambie al color verde, lo cual se prevé ocurra en agosto, señalaron fuentes de la institución.

Dijeron que pese a la emergencia sanitaria se han llevado a cabo clases virtuales, lo que ha permitido no perder el semestre 2020-1, en el cual están matrículados 16 mil 212 estudiantes, y que en junio entra a la etapa de exámenes, que también se realizarán de manera virtual.

Aunque hubo algunos alumnos que no pudieron tomar clases vía electrónica, se les dará un plazo para que puedan presentar exámenes en septiembre u octubre y tengan la posibilidad de inscribirse al siguiente semestre.

Asimismo, agregaron, las labores administrativas no se han suspendido, pero la mayoría se realizan en forma remota, e incluso se prevé que el viernes se haga oficial el nombramiento y toma de posesión del cargo de la nueva rectora, Tania Rodríguez Mora, en una sesión virtual del pleno del Consejo Universitario (CU).

Hasta ayer, en las instalaciones de esa casa de estudios se tienen reportados dos casos positivos de coronavirus en personal de vigilancia de los planteles San Lorenzo Tezonco, ubicado en Iztapalapa, y Centro Histórico, en Cuauhtémoc.

Ante esta situación, la administración de la UACM realizó trabajos de sanitización en dichas instalaciones y ordenó no permitir el acceso a las mismas, especialmente en el primer plantel, donde están en curso proyectos de investigación que requieren de seguimiento en los laboratorios.

Aclararon que en ninguno de los cinco planteles hay actividad, así como en la sede administrativa, donde sólo algunas personas acuden para la firma de cheques de pago al personal que no tiene cuenta bancaria.

Las fuentes consultadas señalaron que nosotros nos vamos a atener al semáforo epidemiológico establecido por las autoridades, por lo que las clases presenciales se reiniciarán hasta que esté en color verde.

https://www.jornada.com.mx/2020/05/27/capital/034n3cap

Redes sociales

ASILEGAL / TWITTER

Yolanda Pineda, maestra de UACM, habla sobre la urgencia de adoptar políticas públicas para garantizar los #DDHH de la comunidad LGBTTTI en ciudades como la capital del país.

Opinión: Tlatelolco en Puebla: Ley de Educación es violencia universitaria

LAURA LILIAM GARCÍA LÓPEZ / E-CONSULTA

“La Noche de Tlatelolco” de Elena Poniatowska, es el libro más popular del movimiento del 68 que da testimonios reales, pero también algunos aspectos jurídicos importantes sobre la Autonomía Universitaria en relación con el Estado. El principio de autonomía universitaria es una conquista del sistema universitario en México, que sostiene que la universidad debe ser autónoma y autogobernada en sus estatutos, administración y programas de estudio. Ahora bien #EducarEnIgualdad es la campaña educativa del partido MORENA, para desmontar la cultura patriarcal que perpetúa violencias y asimetrías que se combaten desde la agenda legislativa para alcanzar la igualdad en todos los niveles educativos.

Hoy vivimos un Tlatelolco en Puebla, la injerencia del Gobierno del Estado a la Autonomía Universitaria, a través de la nueva Ley de Educación, pretende someter al sistema educativo y patrimonial de las Instituciones de educación privadas en el estado, controlar sus bienes inmuebles para que formen parte del Sistema Educativo Estatal y Fiscalizar sus recursos como un garrote político para el Consorcio Universitario. Puebla es una ciudad universitaria, son 3426 colegios y universidades privadas las que colocan a la ciudad como un atractivo en el país para que jóvenes deseen estudiar su carrera universitaria.

México cambio a partir del movimiento estudiantil del 68, la UNAM, el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, la Universidad Autónoma Metropolitana, el Instituto Nacional de Bellas Artes, entre muchas otras universidades del país, conmemoraron con una marcha hace 2 años en 2018, el 50 aniversario de Tlatelolco, sin duda el evento represivo más importante de México a las instituciones académicas, a la autonomía universitaria y a los derechos humanos de los estudiantes y maestros, Gustavo Díaz Ordaz, mostro al mundo la barbarie política que gobernaba en el país y ejecutó un golpe de estado. La Marcha del 68, es la movilización de protesta social donde exigían libertades civiles y políticas y que un gobierno sin dialogo no dio apertura a la vida democrática educativa, por ello los ideales del movimiento trascienden de generaciones con la consigna “2 de octubre no se olvida”.

La Megamarcha de jóvenes estudiantes en Puebla del 5 de marzo de 2020, es una marcha histórica y ejemplar en el estado, el movimiento estudiantil que surgió por el asesinato de 3 estudiantes de medicina #NiUnaBataMenos, conformó al Comité Estudiantil Interuniversitario de Puebla, para exigir al gobierno seguridad universitaria, las notas periodísticas señalan que eran 100 mil o 80 mil estudiantes los que marcharon, los estudiantes argumentan que eran más de 150 mil, lo cierto es que participaron las universidades más importantes de Puebla: BUAP, UDLA, IBERO, UPAEP, TEC DE MONTERREY, ANAHUAC, UNIVERSIDAD MADERO, BINE, ITP, UNIVERSIDAD DEL VALLE, entre muchas otras que se sumaron al movimiento y fueron encabezadas por los rectores del Consorcio Universitario y otros rectores de universidades en apoyo a todos los estudiantes.

El desencuentro político entre el Gobernador del Estado con los rectores del Consorcio Universitario y los rectores de las universidades privadas que participaron en la marcha universitaria, desencadenó por parte del ejecutivo la propuesta de la nueva Ley de Educación en Puebla, aprobada de fast track el pasado 15 de mayo por el Congreso del Estado, sin llevar a cabo un parlamento abierto educativo. Es preciso matizar que no es una armonización a la Ley General de Educación promulgada en el DOF el 30 de septiembre de 2019, ni a La Reforma en materia educativa 2019. La Ley de Educación en Puebla, se aprobó sin el análisis legislativo de la Comisión de Educación y sin la participación de las universidades del sector educativo público y privado, no hubo dialogo ni apertura a presentar propuestas y mucho menos se consideraron todos los parámetros de la Ley General de Educación.

La nueva Ley de Educación en Puebla no contempla la perspectiva de género ni el principio constitucional de paridad entre géneros que observa la Reforma en materia educativa 2019, que modifica los artículos 3, 31 y 73 constitucionales, y propone en materia de paridad, la obligación de enseñar contenidos educativos con perspectiva de género, principios de igualdad y no discriminación, orientación en educación sexual y propone un Sistema Nacional Educativo de mejora continua paritario. La reforma educativa, reglamenta las 3 leyes secundarias base para el sector educativo en México, la Ley General de Educación, la Ley Reglamentaria sobre Mejora Continua de la Educación y la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

En consecuencia de una armonización clandestina de la Ley Educativa en Puebla que no contempla los preceptos legales constitucionales, se prevé la intervención de la SCJN, para resolver jurídicamente la acción de inconstitucionalidad, ya que la nueva Ley de Educación es anticonstitucional y solo pretende el control administrativo y fiscalizador de las universidades privadas y de los colegios privados en Puebla, por lo que se pronostican acciones legales y amparos del Consorcio Universitario, Colegios privados y de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior en contra del Congreso del Estado y del Gobierno de Puebla.

El Senador Ricardo Monreal Ávila, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, sostuvo el día de ayer en rueda de prensa, que la Ley de Educación de Puebla, representa una armonización indebida de la legislación federal y que no refleja el espíritu de la Constitución general, por lo que contempla una acción de inconstitucionalidad para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación SCJN, revise el ordenamiento, donde se resuelva apegado a los principios de legalidad.

Por otra parte, hay una propuesta de contrarreforma a la Ley de Educación en Puebla, elaborada por el Consorcio Universitario de Puebla, Federación de Escuelas Particulares, Unión Nacional de Padres de Familia, Instituciones Particulares de Educación Superior Afiliadas a la FIMPES y ANUIES, que hacen modificaciones legislativas a los artículos 18, 105, 112, 116, 143, 145, 146 y 147 de la Ley de Educación en el Estado, en referencia a la incertidumbre jurídica respecto a las RVOES federal o estatal para que se pueda diferenciar el cumplimiento de sus obligaciones, también sobre la asignación de becas por plan o programas y servicio del becario para que la asignación de becas sea facultad de las instituciones educativas particulares, así como el apego estricto de toda la ley al principio de libertad de autodeterminación y generalización de recursos en el sistema educativo privado.

https://www.e-consulta.com/opinion/2020-05-26/tlatelolco-en-puebla-ley-de-educacion-es-violencia-universitaria

La UACM y la imposibilidad de regresar a su “Nueva Normalidad”

VÍCTOR ROMERO ESCALANTE / LA IZQUIERDA DIARIO

El 18 de mayo del presente año el gobierno de la 4T anunció su protocolo para el regreso a lo que llamó la “nueva normalidad”. El objetivo principal es que los trabajadores regresen a laborar en actividades que el propio gobierno definió primero como no esenciales y ahora como “esenciales”.

Entre las contempladas están la industria automotriz, minería, la cervecera, etc. Esto va en clara contradicción con los hechos que se presentan en la realidad, como el aumento acelerado de contagiados y muertes a causa de Covid-19, que se preveían desde la Secretaría de Salud desde el comienzo.

Esto sólo es explicable en razón de la presión que las grandes patronales y el gobierno imperialista de EE.UU. ejerce sobre el mexicano, que obedece de manera servil.

Dentro de las medidas de higiene de su nueva normalidad, destacan la sanitización de los espacios, contar con suficiente gel antibacterial, uso riguroso de cubre bocas y papel desechable, así como mantener una distancia entre las personas de al menos 1.5 metros. Estas medidas aplican tanto para negocios como para espacios públicos, instituciones de gobierno y escuelas. La autonomía universitaria debe servir para oponerse a planes austericidas, que van negando los derechos humanos básicos de estudiantes, trabajadores y profesores.

El caso de la UACM
Para el caso de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) ¿es posible cumplir con el protocolo? La respuesta es un no.

Recordemos que, desde hace mucho tiempo, antes de la pandemia, diversos miembros de la comunidad uacemita habían denunciado que en las instalaciones de la universidad no había condiciones mínimas de higiene, como jabón en los baños, papel higiénico o agua. Pero las condiciones se agravaron en el último semestre, el que comprende febrero a mayo de 2020, porque los salones, que están diseñados para albergar a máximo a 30 estudiantes, en muchos casos, según diversos testimonios, llegaron a estar hacinadas hasta 80 personas.

Esta situación fue motivada por las autoridades de la universidad al despedir de forma encubierta a un número importante de profesores y profesoras de asignatura que exigían que se respetara el derecho a una educación digna para las y los estudiantes y sus propios derechos laborales, generaron, entre otras cuestiones, que se saturaran los grupos de los profesores de tiempo completo.

Asimismo, los responsables de la universidad, impusieron de manera autoritaria que sólo se ofrecieran las materias correspondientes al semestre impares, dejando fuera las materias de los semestres pares, contribuyendo aún más a la saturación de las aulas.

Dicha saturación no sólo imposibilita cumplir con las medidas de seguridad sanitarias, sino que pone en riesgo a toda la comunidad de la universidad, ya que, al estar los estudiantes amontonados en los salones, el riesgo de contagio para ellos y los profesores que imparten cátedra se incremente de forma alarmante. Además, dichas medidas son contrarias al proyecto original de la UACM, que pregona que todas las materias se impartan todos los semestres, para ayudar a los estudiantes que trabajan a avanzar en sus estudios.

Es importante alertar que, si las autoridades no resuelven esta situación estructural, abren la posibilidad que se dé un brote de Covid-19 dentro de las instalaciones de la UACM y de allí se traslade a los hogares de nuestros alumnos y colegas.

Una salida para la comunidad
Desde mi experiencia como profesor de dicha institución, habiendo intentado infructuosamente ser escuchado y atendido a través de todos los medios administrativos existentes; opino que la única salida que garantice que lo anterior mencionado no suceda, es si las y los estudiantes, trabajadores, profesores de tiempo completo y de asignatura unidos, exigimos a las autoridades universitarias mayores recursos para la compra de los insumos higiénicos, la contratación de todos los profesores necesarios para abrir todos los grupos que se requieran -incluyendo la recontratación de aquellos que fuimos castigados por luchar por nuestros derechos-. Solo así, veo que podemos lograr una verdadera sana distancia entre todos los miembros uacemitas y, a su vez, garantizar el derecho de todos los y las estudiantes a acceder a las materias que deseen, independientemente de que fueran de semestres pares o nones.

http://www.laizquierdadiario.mx/La-UACM-y-la-imposibilidad-de-regresar-a-su-Nueva-Normalidad

Este sábado en Laberinto: el arte después de la pandemia

LABERINTO /MILENIO

Si bien el arte y la cultura han encontrado nuevas oportunidades y vías de expresión durante esta cuarentena, también han sido afectados por ella.

Esta semana, Laberinto reflexiona acerca de la situación que vive la comunidad cultural y sobre cuál será su destino después de la crisis sanitaria causada por el covid-19. José Ángel Leyva, jefe de publicaciones de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, explora testimonios y pronósticos provenientes de diversas partes del mundo. 

Además, publicamos una reseña del nuevo libro de Fanny del Río, Las filósofas tienen la palabra, que revela la enorme importancia que tienen para el país las mujeres mexicanas que han dedicado su vida al estudio de la ciencia primera, un campo que históricamente ha sido machista.

Julio Hubard dedica sus Bichos y parientes a Rudyard Kipling y su ideología política, siempre proclive al imperialismo.

La crítica de cine está dedicada a la película Lazzaro feliz, dispinible en Netflix, cuya historia escrita y dirigida por Alice Rohrwacher conjuga el realismo mágico de la literatura con la dialéctica de Hegel y la influencia de Federico Fellini.

Tedi López Mills vuelve la mirada a la Odisea, el relato épico de Homero acerca del muy ingenioso Ulises, para discurrir por nombres mitológicos, etimologías y filología.

Armando González Torres indaga en los orígenes de la violencia, desde aquella historia de Caín y Abel hasta nuestros días, en la familia.

Para terminar, Roberto Pliego critica el libro Testamento, de Lisa Owen, cuyas páginas trazan un viaje equilibrado de autoexploración, mientras que David Toscana propone pensar algunos dilemas éticos para terminar meditando una sola idea: ninguna vida es más valiosa que otra.

https://www.milenio.com/cultura/laberinto/pandemia-arte-y-cultura-este-sabado-en-laberinto

NOTA RETOMADA EN

Pandemia, arte y cultura | Este sábado en Laberinto – Noticias Mexico

Abuelos no podrán cuidar a sus nietos tras cuarentena: virólogo

VÍCTOR MORENO / EXPRESO

Debido a que los niños pueden infectarse de Covid-19 sin presentar síntomas, no es recomendable que los abuelos cuiden a sus nietos tras ser levantada la cuarentena y se reanuden las actividades económicas pues esto implica un elevado riesgo de contagio para los adultos mayores.

“Los últimos estudios han demostrado que los niños se pueden infectar y no tener síntomas, de hecho parece que es lo más común, si un niño asintomático abraza al abuelo, que es una población de riesgo, existe la posibilidad de que lo contagio”, aseguró Jesus Miguel Torres Flores, virólogo e investigador posdoctoral de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Durante entrevista con Cynthia García Amavizca y Daniel Sánchez Dórame, conductores del noticiero El Komal, el especialista recordó que debido a que toda la población mayor de 60 años es considerada población de riesgo, hay que tratar de protegerla lo más que se pueda.

A esto añadió que la suspensión de clases escolares es para prevenir “brotes silenciosos” que no puedan localizarse sino hasta enfermar familiares adultos, sin embargo, por esa misma razón se vuelve complicado que los abuelos cuiden de sus nietos, a no ser que los menores no hayan estado expuestos y sin regreso a clases.

“Pero es un riesgo, de todas maneras no se puede asegurar que los niños no estén infectados y sobre todo si los papás ya salen a trabajar, si uno de los papás se infecta, y no desarrolla ningún síntoma, que también es bastante común, podría contagiar al niño y así al abuelo y pues esto se pone más feo”, señaló Torres Flores.

Abundó que en aproximadamente el 50% de las personas que se infectan no presentan ningún síntoma, mientras que otras demuestran síntomas leves de infección, desde dolores de cabeza, hasta pérdidas del olfato y del gusto en distintos grados, aunque no mucha gente se da cuenta.

“Los niños están en ese punto, no es necesariamente porque no tienen un síntoma, sino que puede ser que no lo dicen, porque se pueden sentir muy bien y un dolor de cabeza no les molesta, pues no dicen que se sienten mal, y ese es el mayor riesgo de contagio: personas que no tienen síntomas muy evidentes y que pueden contagiar a otras personas”, concluyó.

Abuelos no podrán cuidar a sus nietos tras cuarentena: virólogo