Demuestra Gómez Urrutia capacidad de convocatoria

LA JORNADA

Es momento de estrechar las relaciones entre el sindicato y las empresas, frente a un mundo con tantas dificultades (que) está a punto de llegar a una crisis, dijo el senador Napoleón Gómez Urrutia en la inauguración de la Novena Reunión Anual de Cooperación y Corresponsabilidad para la Productividad Laboral y Empresarial.

Gómez Urrutia fue presentado con todos sus cargos: presidente y secretario general del sindicato minero, presidente de la Confederación Internacional de Trabajadores y senador de la República. El maestro de ceremonias dio también la bienvenida a los integrantes del comité nacional y dirigentes de 50 secciones, así como a ejecutivos de diversas empresas que tienen celebrados contratos con este glorioso sindicato.

Gómez Urrutia recordó que las reuniones de cooperación y corresponsabilidad se realizan luego de dos años de suspensión por la pandemia y que durante la época de su exilio (época oscura de persecución política, dijo) las reuniones se llevaron a cabo en Canadá.

En una de esas reuniones, rememoró, Leo Gerard, dirigente del sindicato estadunidense-canadiense United Steelworkers, le manifestó su asombro por la asistencia de representantes de varias empresas.

“Me dijo que si él invitaba al directivo de una empresa que estaba enfrente, ni siquiera cruzaba la calle para tomar un café con él. ‘Y tú tienes 50 aquí, ¿cómo le haces, qué les ofreces?’, me preguntó”.

Para que veas la capacidad de convocatoria, fue la respuesta del dirigente mexicano, quien abundó en su respuesta a Gerard: No les ofrezco nada, más que acercamiento, comunicación, diálogo de buena fe. Luego, retomó la importancia del diálogo con las empresas: No somos enemigos, no estamos divorciados, nos necesitamos ambos.

Puso como ejemplo la necesidad de enfrentar de manera conjunta la variación en los precios de los metales a escala mundial y manifestó que su gremio ofrece completa apertura para optimizar y mejorar la producción.

Este diálogo bilateral, expuso, debe tener a las personas trabajadoras en el centro, pues de lo contrario sería excluir una parte importante de la producción y dar pie a prácticas opresivas.

Maite Ramos Gómez, directora de Altsom, que con su socia Bombardier produce vagones para el Metro y locomotoras, dijo que en la planta de Ciudad Sahagún, Hidalgo, pueden tener el orgullo de que en las vías del Tren Maya no correrán locomotoras que se hicieron del otro lado del charco, sino hechas por manos mexicanas y además expuso las posibilidades de crecimiento del transporte ferroviario en nuestro país.

Otro de los ponentes, Juan Fernando Reynaud, gerente de recursos humanos de la mina Peñasquito (la mina de oro más grande del país, con ganancias de mil 500 millones de dólares anuales), presentó un video para presumir las instalaciones que disfrutan los mineros (gimnasio, sala de cómputo, dormitorios modernos, tienda de conveniencia).

Aseguró que quienes acusan a la empresa Newmont-Goldcorp de contaminante deberían echar una mirada a las plantas potabilizadoras y a otras obras realizadas en beneficio de 25 comunidades. Hemos hecho, dijo, una inversión exitosa en las mismas.

El ejecutivo agradeció al sindicato minero el apoyo que ha brindado a la empresa en su trato con las comunidades que reclaman un pago justo de sus terrenos y el agua que tenían antes de 2010, año en que Felipe Calderón inauguró la mina Peñasquito.

https://www.jornada.com.mx/2022/12/06/politica/012n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.