Chocan los Monreal sobre estrategia de seguridad en Zacatecas

LA RAZÓN DE MÉXICO

En medio de la inseguridad que priva en Zacatecas, los hermanos morenistas David y Saúl Monreal, gobernador y alcalde de Fresnillo, respectivamente, chocaron por la estrategia de seguridad en la entidad.

El presidente municipal demandó que la estrategia de seguridad sea replanteada, mientras que el mandatario estatal la defendió y señaló que se mantendrá porque, dijo, ha dado resultados positivos.

“Se está viviendo una realidad, no podemos estar ajenos a esa realidad y lo que creo es que sí se debe de replantear. Por más elementos (policías), por más reforzar (la seguridad) no queda. Vean a Jerez, vean varios municipios, pero hay que estar atentos. El gobernador tendrá que tomar sus decisiones, sus valoraciones”, dijo el alcalde Saúl Monreal en conferencia de prensa.

Sin embargo, a pesar de la jornada violenta del domingo, derivada de un intento de fuga en el penal regional de Cieneguillas, el gobernador David Monreal sostuvo que se han tenido resultados positivos en este tema, por lo cual se mantendrá la actual estrategia aplicada.

Para que tengan la confianza, la tranquilidad de que estamos en la estrategia correcta y en el camino correcto. Que no se desista; que, por el contrario, se fortalezca y se robustezca

David Monreal, Gobernador de Zacatecas

“Para que tengan la confianza, la tranquilidad de que estamos en la estrategia correcta y en el camino correcto. Que no se desista; que, por el contrario, se fortalezca y se robustezca la estrategia para lograr ese anhelo de muchos zacatecanos y mexicanos: la paz y la tranquilidad”, expuso, durante la ceremonia semanal que encabeza.

Posteriormente, en una breve entrevista con medios de comunicación, el mandatario mencionó que no desistirá de “recuperar la paz y tranquilidad” y aseguró que la implementación de un operativo permanente por parte de las corporaciones de seguridad fue lo que permitió impedir el escape de los reos.

Respecto a la situación que guardan los centros penitenciarios en Zacatecas, recordó que desde el año pasado se acordó con el Gobierno federal el traslado de 400 reclusos que cometieron delitos del fuero federal hacia penales del mismo nivel, de los cuales sólo se ha procedido con 236 de ellos.

“Desde aquel entonces, planteamos la necesidad de la construcción de un nuevo penal, porque ya están llenos, ya están saturados”, dijo el mandatario.

Se está viviendo una realidad, no podemos estar ajenos a esa realidad y lo que creo es que sí se debe de replantear. Por más elementos (policías), por más reforzar (la seguridad) no queda

Saúl Monreal, Alcalde de Fresnillo, Zacatecas

Cuestionado sobre si, derivado de los últimos hechos, el general en retiro Adolfo Marín sería removido de su cargo como secretario de Seguridad, como funcionarios del estado han demandado, el gobernador respondió:

“Habrá de seguirse la estrategia de seguridad. Vamos a ver qué sucede, pero estamos atentos a las demandas e inquietudes…”, dijo. “Vamos a platicar, vamos a ver cómo están las cosas”, respondió a una segunda pregunta en el mismo sentido.

Sobre los hechos de violencia ocurridos durante la noche del domingo en la entidad, el secretario de Seguridad afirmó que el intento de fuga en Cieneguillas fue perpetrado por integrantes del Cártel de Sinaloa.

“Es un grupo del Cártel de Sinaloa que trataban de evadirse, pero afortunadamente logramos la detención, el control”, declaró ante los medios.

Sin todavía contar con el saldo de vehículos que fueron incendiados en varios municipios, en hechos calificados como distractores para permitir la fuga en el penal, detalló que durante estos episodios dos elementos de seguridad resultaron heridos y un reo perdió la vida.

Aclaró que los heridos son un policía ministerial y uno más de la Policía Estatal Preventiva, quienes, hasta ayer al mediodía, se encontraban estables.

Mientras tanto, la persona que murió durante la jornada violenta, aclaró, no falleció producto del intento de evasión, sino de un aparente infarto, respecto a lo cual la Fiscalía General de Justicia (FGJ) del estado ya realiza una investigación.

Decenas de zacatecanos que intentaron continuar sus actividades cotidianas este lunes se enfrentaron a un amanecer de autos calcinados.

Unos permanecieron en la orilla de las carreteras que el domingo buscaron ser bloqueadas para distraer a las autoridades; otros, aún sobre los carriles, eran evadidos por los automovilistas que tuvieron que salir de casa o cruzar por la entidad.

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) mantuvo el llamado que hizo desde la noche del domingo para suspender cualquier servicio público federal en la entidad, hasta nuevo aviso.

En las escuelas, las clases también quedaron en vilo. Sobre los portones de escuelas públicas en las comunidades afectadas se alcanzaron a leer letreros improvisados que anunciaban la suspensión de las actividades.

Ejecutivo atribuye crimen a los gobiernos anteriores

Pese al homicidio del juez Roberto Elías Martínez, el Gobierno federal avanza en el combate a la inseguridad en Zacatecas, aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia de prensa.

“Este fin de semana hubieron estos hechos muy lamentables, la pérdida de vida, el asesinato de un juez, y también el intento de fuga de uno de los penales de Zacatecas; se actuó a tiempo y afortunadamente no pudieron fugarse los presos. Sin embargo, se llevaron a cabo actos vandálicos.

“Pero estamos trabajando junto con el Gobierno del estado y se ha ido avanzando, pero hace falta más, ya tenemos mejores resultados de cómo estaba, por el plan que se ha aplicado; sin embargo, hace falta más trabajo y lo vamos a seguir haciendo”, afirmó.

Dijo que “no se quiere justificar”, pero la inseguridad fue creciendo al amparo de gobiernos anteriores, aunado a una profunda descomposición social.

“Sí estaba muy enraizado el mal, lo dejaron crecer. Todas estas bandas se fueron consolidando al paso del tiempo, comprando autoridades, comprando impunidad y todo esto a la par de una profunda descomposición social, de abandono de los jóvenes, desintegración de las familias, el modelo de vida, individualista, materialista, consumista, todo eso fue agravando la situación”, aseveró.

Destacó que el homicidio del juez se presenta una semana después del homicidio del coordinador de la Guardia Nacional en la entidad, Silvestre Urzúa Padilla, durante un operativo, de lo cual “ya se tienen elementos, hay imágenes que no podemos difundir, pero se está trabajando en el caso del general ya hay más detenidos”.

Oposición exige cambios en seguridad

Partidos de oposición condenaron la jornada violenta que se vivió el domingo en Zacatecas, tras la cual demandaron a las autoridades locales y federales modificar la estrategia de seguridad en el territorio.

El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, dijo que “México y Zacatecas permanecen en llamas” a causa de lo que consideró una fallida estrategia del Presidente de la República.

“Por un lado da abrazos a los criminales y por el otro militariza la seguridad. La violencia e inseguridad están peor que nunca, ya basta de pretextos, queremos vivir en paz”, expresó en redes sociales.

El exgobernador de Coahuila y hoy coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, opinó en el mismo sentido al acusar que el Gobierno federal “insiste en seguir abrazando a la delincuencia organizada en vez de actuar”.

El legislador señaló que los gobernadores deben pedir apoyo de las fuerzas armadas y actuar “con voluntad”, pero también asumir sus responsabilidades, pues “no pueden evadir”.

“Los gobernadores tienen que asumir su responsabilidad, y tienen que auxiliarse de las fuerzas federales, pero no pueden evadir. Porque una postura distinta, entonces cómo se entiende que Coahuila, Yucatán, tengan niveles de seguridad muy buenos.Esta semana está incendiado Jalisco, este fin de semana; estuvo incendiado Zacatecas; vean los muertos que tuvo Nuevo León y vean los muertos que tuvo Guanajuato”, declaró.

La bancada de Movimiento Ciudadano reclamó la persistencia de inseguridad a pesar del Plan de Apoyo implementado por la Federación.

Por mala distribución, saturación en penales

La reclusión desequilibrada en los centros penitenciarios de Zacatecas hace que la mitad de ellos tenga sobrepoblación y que el resto tenga espacios libres, con posibilidad de recibir a más personas privadas de la libertad (PPL).

El intento de fuga que desencadenó el domingo pasado una jornada violenta en Zacatecas fue atribuido por las autoridades a la sobrepoblación en el Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso) Varonil de Cieneguillas; es un problema que, aunque mínimo, sí es una característica de este centro penitenciario, pero no del sistema estatal en su conjunto.

Con estadísticas disponibles hasta agosto de 2022, el Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS) indica que Zacatecas cuenta con 14 centros de reclusión —todos de correspondencia estatal—, con espacio para dos mil 435 reclusos en total, en los cuales había, hasta ese mes, dos mil 431 personas privadas de la libertad (PPL).

Esto indica que, aunque por una cifra mínima, la sobrepoblación no es factor de conflicto, como sí lo es en otras entidades.

Gráfico
Gráfico

A pesar de que en la entidad gobernada por David Monreal Ávila el sistema penitenciario aún cuenta con 0.16 por ciento de capacidad sin ocupar, sus prisiones registran niveles que dejan ver una distribución inequitativa de las PPL, lo que ha llevado a que la mitad de las cárceles presente sobrepoblación.

El caso más notorio es el del Cerereso femenil de Cieneguillas, cuya capacidad es para 144 mujeres, pero su población es de 219 PPL, que se traduce en un excedente de 52 por ciento. Otros que atraviesan la misma condición son los centros penitenciarios distritales de Jerez, con 37.3 por ciento de sobrepoblación; Pinos, 11.1 por ciento; Jalpa, 24.4; Tlaltenango, 2.2; Concepción del Oro, 20, y el varonil de Cieneguillas, 1.5 por ciento.

Este último, donde en menos de dos meses se presentaron dos eventos de evasión de presos, tiene capacidad para mil 267 personas, pero hasta agosto había 20 personas de más en su interior, mil 287.

A nivel estatal, la única incidencia registrada en el sistema penitenciario zacatecano fue un suicidio.

En la actualización del Censo Nacional de Sistema Penitenciario Federal y Estatales 2022 del Inegi, se apunta que, en el apartado de Protección de Derechos Humanos, Zacatecas ocupa el cuarto lugar con el mayor número de quejas al respecto, al cierre del 2021.

Detrás de la Ciudad de México, de los Centros Penitenciarios Federales (CPF) y de Oaxaca, Zacatecas registró 219 quejas presentadas por personas privadas de la libertad ante las unidades o áreas encargadas de la recepción de las mismas.

En el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2021, que elaboró la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la calificación estatal de sus prisiones fue reprobatoria.

En una escala del cero al 10, obtuvo 5.1 puntos debido a que en sus cárceles se registran condiciones que no garantizan la integridad de las personas, como hacinamiento, vías insuficientes para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos, deficiencias en la gobernabilidad, falta de capacitación del personal penitenciario e insuficiencia de personal de seguridad y custodia.

https://www.razon.com.mx/mexico/estrategia-anticrimen-zacatecas-chocan-monreal-508867

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.