Asfixia por sumersión ocasionó la muerte de Abner en Colegio Williams

Abner, un pequeño de apenas seis años de edad, falleció a causa de asfixia por sumersión mientras se encontraba al cuidado de maestros del Colegio Williams, donde cursaba la primaria. Sus padres acusan negligencia por parte de los docentes, pues de los ocho que debían estar al pendiente de su grupo, ninguno actuó a tiempo para ayudar al menor que presuntamente se desvaneció mientras tomaba clase de natación.

De acuerdo con documentos y testimonios a los que MILENIO tuvo acceso, el menor fue trasladado por una ambulancia del Erum al Hospital Materno Infantil de Magdalena Contreras, donde personal médico intentó reanimarlo, pero desafortunadamente ya no contaba con signos vitales.

Tras la muerte del pequeño y ante la indolencia de la institución, los padres de Abner Leonel acudieron el pasado martes al Campus Mixcoac del Colegio Williams, acompañados de familiares, para exigir que el director del plantel diera la cara y así obtener una explicación, pues desde el momento que se notificó a los padres del incidente, las autoridades escolares fueron herméticas sobre el tema.

“Mi hijo llegó a las 7:30 horas como siempre, no quería ir a nadar, entró, nos despedimos y nos hablaron a las 9:30 horas de la escuela, que mi hijo había tenido un percance en la alberca, no nos dijeron qué había sucedido”, narró el padre de Abner en un video que se difundió horas después de su muerte, el pasado 7 de noviembre.

Juan Leonardo y Marlene Selene, padres de la víctima, levantaron una denuncia en contra del colegio por el delito de homicidio culposo, caso que fue atendido por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien manifestó su apoyo a la familia, toda vez que ordenó a la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México agilizar la investigación.

Padres del menor Abner, que murió ahogado en Colegio Williams. (Foto: Juan Carlos Bautista)

Padres de familia refirieron que las clases de natación se dan en el plantel San Jerónimo, dado que Mixcoac no cuenta con alberca, por lo que Abner fue trasladado, como era de costumbre para tomar su clase en las primeras horas del día, donde posteriormente perdió la vida frente a sus compañeros y a través de una necropsia se determinó la causa de muerte.

A pesar de lo ocurrido, el colegio no emitió más que un comunicado durante la madrugada del martes lamentando los hechos sin dar detalles de la investigación, ni ofrecer apoyo psicológico a los alumnos que presenciaron la muerte, mientras que las clases no se suspendieron en ningún plantel.

Fueron pocos los padres de familia solidarios con Leonardo y Marlene, pues la mayoría llevaron a sus hijos a clases el día posterior al accidente, como si nada hubiese ocurrido, pero ante la negativa al diálogo, las protestas subieron de tono y los manifestantes terminaron por irrumpir en el colegio hasta la dirección, por lo que el resto de los padres optaron por recoger a sus hijos en el transcurso de la mañana.

“Si fue un accidente, el Colegio Williams tiene que explicarlo, tiene más de 24 horas que no explican, no tenemos nada… estamos hablando de una tragedia, murió un niño de seis años por ahogamiento”, arremetía un padre de familia, preocupado por la seguridad de los alumnos.

Finalmente, el director académico, Juan Camilo Williams Muldoon, se presentó ante los padres tratando de explicarles lo sucedido, afirmando su colaboración en las investigaciones y ante la presión, el colegio suspendió clases declarando tres días de luto.

El cuerpo del pequeño Abner fue entregado a la familia para darle el último adiós en la Agencia Funeraria Grossman, mientras que la familia solicitó privacidad para el sepelio que se llevará a cabo este miércoles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.