Sheinbaum aventaja en visitas a los estados para tejer alianzas

MILENIO

Las llamadas Corcholatas de Morena están tejiendo alianzas con secretarios de Estado, gobernadores, legisladores y quien se les cruce enfrente o sea tendencia en el momento para jalarlo a su team y conseguir algunos simpatizantes.

La más adelantada es la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, quien ha visitado 17 estados y en todos ha sido recibida por los gobernadores de su partido, incluso en Oaxaca, donde fue atendida por Alejandro Murat.

Marina del Pilar Ávila de Baja California, Lorena Cuéllar de Tlaxcala, Evelyn Salgado de Guerrero, Indira Vizcaíno de Colima, Layda Sansores de Campeche y Cuitláhuac García de Veracruz, constituyen su principal fuerza de apoyo, pues no solo le abren la puerta de sus estados, le consiguen eventos con cámaras empresariales y universidades para que Sheinbaum les hable de su trabajo en la capital del país.

Apenas esta última semana de octubre visitó las entidades gobernadas por la oposición: Nuevo León y Chihuahua, y también Puebla de su correligionario Miguel Barbosa.

Pero a los que no ha visitado, los recibe en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, como Alfonso Durazo de Sonora, Américo Villarreal de Tamaulipas y Mara Lezama de Quintana Roo.

También en los eventos en la Ciudad de México ha demostrado que no tiene inconveniente en reunirse con los alcaldes de la alianza Va por México, a excepción de Sandra Cuevas de Cuauhtémoc y los panistas Mauricio Tabe de Miguel Hidalgo y Santiago Taboada de Benito Juárez.

De ahí en fuera no tiene fobias y hasta tiene favoritos como Adrián Rubalcava del PRI, o Margarita Saldaña de Azcapotzalco. Pero sin duda su favorita es su correligionaria Clara Brugada de Iztapalapa, alcaldía que a la menor provocación visita es muy bien recibida.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbuam.

Pero si de apoyo y favoritismos hablamos está su frecuente presencia en las reuniones del gabinete de seguridad en Palacio Nacional que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de tener dos Corcholatas rivales en el gabinete federal, eso no le ha impedido ganar adeptos, sus alianzas más cercanas son las secretarias de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez; del Trabajo, Luisa María Alcalde y de Energía, Rocío Nahle.

Pero también se ha presumido su cercanía con el general secretario Luis Cresencio Sandoval, Miguel Torruco, Manuel Bartlett, Lety Ramírez, Jesús Ramírez Cuevas.

Sheinbaum cuenta con una minibancada en el Senado coordinada por César Cravioto y conformada por Ifigenia Martínez, Héctor Vasconcelos, José Narro, Gabriel García Hernández, Antares Vázquez y María Celeste Sánchez.

En San Lázaro fue muy bien recibida por los liderados por Ignacio Mier en su reunión plenaria, pero sin duda su mayor respaldo al interior de Morena viene de su dirigente Mario Delgado.

El arma secreta

Siendo el aspirante no considerado por Palacio Nacional y se niega a que lo denominen Corcholata, Ricardo Monreal ha encontrado en sus senadores y hasta en los opositores una ventana para desmarcarse de muchas políticas del gobierno y mostrarse como la mejor opción underdog o underground.

Aunque sin recibimiento de los gobernadores -solo en dos ocasiones- ni la parafernalia de los encuentros con Sheinbaum, el coordinador de los senadores de Morena ha visitado 16 estados donde ha tenido encuentros con liderazgos locales y es el único que ha delineado sus propuestas en materia de turismo, programas sociales y democracia y participación ciudadana.

El senador, Ricardo Monreal.

Monreal ha encontrado en su vicecoordinador, Eduardo Ramírez, el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Ángel Mancera y el ahora presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Armenta su principal red de apoyo tanto en el Senado como en sus giras por los estados.

Así, ha sido invitado de honor en los informes de los senadores Sergio Pérez en Morelos, Armando Guadiana en Coahuila, Faustino Vargas en Tamaulipas, Eduardo Ramírez en Chiapas y Manuel Añorve en Guerrero.

El encuentro más significativo fue el de este fin de semana en Zacatecas a donde acudió con el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar.

El viajero

El que se salió de la caja y miró en el exterior y su gran manejo de redes sociales es el canciller Marcelo Ebrard, quien ha visitado más países que estados para develarse como la Corcholata internacional.

Para el presidente Andrés Manuel López Obrador, la mejor política exterior. Ese vacío ha sido capitalizado por Ebrard, quien ha tejido su alianza con los principales presidentes de izquierda de Sudamérica.

Su presencia en la Toma de Protesta de Gustavo Petro como presidente de Colombia, le trajo reuniones con Pedro Castillo de Perú, Luis Arce de Bolivia, Guillermo Lasso de Ecuador y Rodrigo Chaves de Costa Rica.

Además en la ceremonia estuvo acompañado de Beatriz Gutiérrez Müller.

El canciller fue fundamental en la reunión del presidente López Obrador con su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden y la gira que tuvo por Centroamérica en junio de este año.

En 10 días dio “la vuelta al mundo” al visitar Los Ángeles, Corea del Sur, Indonesia, Dubai y Europa, esto como parte de una gira que hizo por Asia y una reunión del G20.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

En lo local ha visitado apenas nueve estados, solo en Quintana Roo fue recibido por el gobernador Carlos Joaquín González, y en Ciudad Juárez fue atendido por el alcalde, Cruz Pérez Cuellar.

Además es la única corcholata que se ha reunido con los ministros de la Corte, en particular con los de la Segunda Sala y el único que felicitó a César Yáñez por sus nuevas funciones en la secretaría de Gobernación.

También destacó como el único que acudió a las dos reuniones plenarias de Morena, donde fueron el centro de atención con fotos y saludos, siempre tuvo legisladores que lo respaldaron, mostrando su músculo en el Legislativo.

Su manejo en redes es muy particular, pues no se avergüenza de dedazos o escribir mal algún nombre o palabra, abre hilo, corrige y continúa. Uno de sus tweets más famosos fue cuando cocinaba y mostraba “una cara en sus huevos”.

El poder tabasqueño

Adán Augusto López goza de toda la confianza y hermandad del presidente López Obrador, por ello se ha convertido en su principal operador político y en menos de un mes impulsó no solo en el Senado y la Cámara de Diputados, también en los Congresos estatales la permanencia del Ejército en labores de seguridad.

El secretario de Gobernación se transformó en septiembre, sus redes que apenas usaba para mostrarse en algún evento pasaron a cobrar vida y dar cuenta de su operación política.

Antes de su cambio apenas había ido a un informe de actividades, el de la gobernadora de Tlaxcala, Lorena Cuéllar y supervisado los trabajos de construcción del Tren Maya.

Pero en el último mes visitó 11 estados siendo recibido por los gobernadores para impulsar la ley de seguridad nacional, también fue el invitado de honor en las tomas de protesta de los morenistas Mara Lezama de Quintana Roo y Américo Villarreal en Tamaulipas; así como del priista Eduardo Villegas en Durango.

El secretario de gobernación, Adán Augusto López.

También fue el invitado de honor en el 5to informe del gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo.

López Hernández ya es un invitado frecuente en el Senado, que ante el distanciamiento entre el coordinador Monreal con el presidente López Obrador, el encargado de la política interior del país, opera de primera mano y con éxito los mandatos de Palacio Nacional.

Sin duda el evento en el que robó todos los reflectores fue la entrega del 4to Informe de Gobierno, donde tuvo una pasarela de 25 minutos y fue recibido con abrazos, besos, apretones de manos por legisladores de oposición y de su partido.

https://www.milenio.com/politica/claudia-sheinbaum-aventaja-visitas-tejer-alianza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.