Por encima de todo está la continuidad de la transformación: Sheinbaum

LA RAZÓN DE MÉXICO

“Vamos a donde nos invitan”, comenta la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en medio de un proceso de sucesión para muchos adelantado, en el que acomete con constancia la tarea de ampliar su proyección.

En su cronograma, por supuesto, aparece el proceso interno de Morena del año entrante que habrá de definir la abanderada o al abanderado presidencial para 2024.

Con ese rumbo avanza con algunas ideas que, por la forma en que las expresa, parece tenerlas como certezas: primero, que va arriba en las encuestas; segundo, que ganará la de Morena para obtener la candidatura presidencial y tercero, que su partido no se fracturará porque, aclara, “el proyecto está por encima de todo”.

Además, “salirse del proyecto significaría que no estás con el proyecto de transformación”, apunta.

En entrevista con La Razón, expone algunos hechos relevantes que, considera, ha traído esa transformación, a la que también le augura continuidad en la Ciudad.

Habemos varios compañeros, hermanos, como dice el Presidente, y hermana, que estamos en este proceso de darnos a conocer y en su momento vendrán las encuestas. Y evidentemente, así lo dicen las encuestas desde ahora, estoy segura de que vamos a ganar la encuesta, y después lo que se venga

Claudia Sheinbaum
Jefa de Gobierno de la CDMX

Usted declaró que está lista para buscar la Presidencia. Se encuentra en giras y encuentros con personajes relevantes, con organizaciones. ¿Cómo va su cronograma de cara a ese fin?

Por ahora como Jefa de Gobierno estoy yendo a informar, a quien me invita a las distintas entidades, universidades, presidentas y presidentes municipales, de manera institucional, lo que hemos hecho en el gobierno de la Ciudad. Porque llevamos cuatro años y realmente hay buenos resultados en seguridad, en movilidad, en educación, en conectividad, en salud, y se interesan en lo que hemos hecho. No estamos haciendo nada fuera de la norma y de esa manera la gente que nos quiere conocer estamos por ahí, vamos de visita a donde nos invitan. Además está el proceso para la encuesta el próximo año en el momento en que lo defina nuestro partido y para lo que se viene en el 2024.

En esos encuentros es evidente el grito de “presidenta, presidenta”, pero detrás vienen acuerdos, por esta expresión de simpatías.

El Presidente abrió las “corcholatas” y habemos varios compañeros, hermanos, como dice el Presidente, y hermana, que estamos en este proceso de darnos a conocer y en su momento vendrán las encuestas. Y evidentemente, así lo dicen las encuestas desde ahora, estoy segura de que vamos a ganar la encuesta, y después lo que se venga.

En espacios de la política hay quien considera que no es tanto hermana, que es más bien como una hija, como una hija política, y que es más difícil que una Presidencia alguien se la pueda dar a un hermano que a un hijo.

Yo creo que cuando se dice ‘hija política’ o ‘preferida’, tiene que ver con la cercanía con el Presidente. En mi caso yo he estado con él desde el gobierno de la Ciudad, que fui secretaria de Medio Ambiente. Ahora sí que en las buenas y en las malas, porque creemos en el proyecto de transformación del país. Ahora, si te fijas también, cuando dicen ‘hija’, ‘preferida’, también hay un dejo de que soy mujer. No lo dicen en los otros casos. Somos hermanos y hermanas, por supuesto que nuestro Presidente es un gran liderazgo de nuestro movimiento y en esa perspectiva somos parte de la continuidad de la transformación de la vida pública.

En estas últimas semanas se han empezado a notar mayores diferencias e intentos de diferenciación de las “corcholatas”, ¿lo aprecia así?, ¿lo resiente?

Yo creo que cada uno tenemos nuestra historia, lo que hemos hecho. En mi caso yo fui académica, soy científica, eso no se quita nunca, y di muchos años clase en la Universidad Nacional, me dediqué muchos años a la energía y el medio ambiente, fui parte del panel intergubernamental que ganó el Premio Nobel de la Paz. Esa característica no la tienen mis compañeros. Ellos tienen otras que por mi historia yo no tengo. Y yo he hecho cosas en la Jefatura de Gobierno que mis otros compañeros no han hecho. Creo que esas son las diferencias que ve la gente. Ahora, como lo he dicho: nosotros tenemos que guardar la unidad, porque el proyecto está por encima de todo: la continuación de la transformación del país. Ahí yo estoy segura que va a haber unidad.

¿No ha resentido que algunas “corcholatas” pudieran estar empezando a rebasar ciertos límites?

Cada quien tiene su estilo de hacer política. En mi caso yo no me voy a enganchar con un tema de si hay una crítica de mis propios compañeros, porque precisamente pongo por encima la unidad del movimiento.

¿Qué hace usted con esas críticas?

Cuando hay una cosa que no corresponde con la realidad lo aclaro, pero repito: no me voy a enganchar, se van a quedar con las ganas, porque no lo voy a hacer. Para mí por encima de todo está el proyecto, está la continuidad de la transformación. Y los adversarios políticos están en otro lado.

Mario Navarrete, director General de La Razón, y Adrian Castillo, director Editorial, en la entrevista con la Jefa de Gobierno.
Mario Navarrete, director General de La Razón, y Adrian Castillo, director Editorial, en la entrevista con la Jefa de Gobierno.Fotos: Daniel Aguilar | La Razón

Esta misma semana, usted ya fue señalada por Ricardo Monreal. Dice que hay bots que lo critican a él y a usted la celebran. ¿Es verdad?

Si vieras mis cuentas de redes sociales (risas). Hay una cantidad de críticas en cuanto subo un posteo, de inmediato empiezan muchísimas. Hay gente que legítimamente nos critica y otra que legítimamente está con nosotros. Pero de inmediato se ve cuando hay bots pagados, como se llaman. Y todos estamos sujetos a ello. En todo caso, repito: hay que tener altura de miras y mirar dónde están los adversarios.

¿Sí hay una estrategia de denuesto hacia las acciones del gobierno de la Ciudad y de sus acciones en particular?

Ah sí, bueno, cuando vas arriba en las encuestas hay gente que te está criticando todo el tiempo. Pero pues nosotros a lo nuestro.

¿Cuáles son las encuestas que usted ve y qué le dicen?

Nosotros tenemos un esquema en donde hacemos una encuesta dentro de la Ciudad con nuestros propios compañeros, nuestras propias metodologías. Y vamos muy bien en la Ciudad. Y, por otro lado, vemos las encuestas que salen, porque el proceso abrió mucha expectativa. Hay encuestadoras que las están haciendo permanentemente y pues las vemos y ahí nos dicen que vamos arriba.

¿Cuál es su reacción ante esas encuestas?

A mí me decía mi abuela que lo peor que se puede ser en este mundo es ser malagradecido. Entonces, vamos a agradecer siempre las muestras de cariño, de aprobación de lo que haces. Pero eso no quiere decir que uno esté dedicado a las encuestas, porque si no, dejaría uno de gobernar.

Algunas encuestas hablan de que otras “corcholatas” están muy próximas, en números, a los que usted trae; ¿cree que esta lógica de división pueda derivar en otras cuestiones no de su parte, de parte de otros?

No. No lo creo. Y no hay que promoverlo. Por eso digo que hay que tener altura de miras. Porque tiene que haber unidad. Nosotros vamos a trabajar siempre por la unidad y yo estoy segura que así va a ser de todos lados.

Usted dice “tiene que haber”, como algo que debe ser, pero hay un estado real de las cosas.

Así va a ser. Estoy segura.

¿No va a fracturarse Morena?

No se va a fracturar.

Nadie se va a salir por la puerta de atrás, como dicen.

Nadie se va a salir. No. Para nada.

¿Por qué lo dice?

Porque todos queremos un proyecto de transformación. Salirse del proyecto significaría que no estás con el proyecto de transformación.

La Cuarta Transformación tiene camino largo entonces.

Tiene camino largo.

¿Cómo ve a la Cuarta Transformación desde la Ciudad?

Va a continuar. También se ve en las encuestas. La gente quiere que continúe un gobierno progresista, que siga siendo una ciudad de derechos. No quieren regresiones hacia gobiernos que representan el conservadurismo.

En términos de debate público, el tema de la 4T como que se cierra a si eres conservador o no, entre dos bandos. ¿Es eso?

Es que la política así está. Es decir, tú tienes un grupo que está coordinado permanentemente por uno o dos empresarios y los partidos políticos que están asociados a ello y que históricamente han representado al conservadurismo. Ellos vienen de una historia. El PAN viene de cuando el general Lázaro Cárdenas hace la Expropiación Petrolera, justamente ahí nace y ésa es la historia de ellos. Hay algunas zonas del país donde tienen mucha mayor presencia y otras donde ha habido una concientización muy grande de que ese no es el camino. Pero más allá de eso: no solamente es un asunto ideológico, es un asunto de que ellos estuvieron en el gobierno, sobre todo en el último periodo que se caracterizó por una enorme corrupción. Donde los recursos públicos se convirtieron en recursos privados muy rápido. No solamente privatizaron, sino que después se hicieron millonarios a costa del erario, y la gente no quiere corrupción, quiere gobiernos honestos.

También durante muchos años dejaron de invertir en educación, en salud pública. Y eso no quiere la gente tampoco. La guerra contra el narco decretada en su momento por Calderón, el fraude electoral que vivimos después del 2006… No sólo es una ideología, es una forma de gobernar.

No me voy a enganchar con un tema de si hay una crítica de mis propios compañeros, porque precisamente pongo por encima la unidad del movimiento

Claudia Sheinbaum
Jefa de Gobierno de la CDMX

Se dice que banderas que enarbolaba la izquierda están un poco en un segundo término: el tema de las mujeres…

¿Cuándo había habido una mujer secretaria de Seguridad Pública en México? ¿Cuándo había habido un gabinete paritario? ¿Cuándo había habido una gobernadora en el Banco de México? ¿Cuándo había habido tantas mujeres en la Suprema Corte de Justicia? ¿Cuándo había habido tantas gobernadoras en nuestro país gobernando al mismo tiempo?…

También está el tema de los feminicidios.

Ah, no. Por primera vez se detectan los feminicidios, porque se están contabilizando. Yo te puedo dar la historia de la Ciudad. En la Ciudad llegamos al gobierno y la entonces Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México se dedicaba a tapar todos los feminicidios. Es más, hicimos un análisis de todas las muertes de mujeres que deberían haberse clasificado como feminicidios que nunca se clasificaron. Nosotros hicimos la alerta por violencia contra las mujeres y hemos hecho diversas acciones que han permitido que del 2019 a la fecha los feminicidios hayan bajado en alrededor del 28 por ciento en nuestra ciudad. Por supuesto que hay acciones por la igualdad de las mujeres.

¿Cómo aterriza esa máxima de la 4T de que hay que separar el poder económico del poder político?

Es que durante muchos años el poder político estuvo vinculado al poder económico. ¿En qué sentido?, nada más hay que recordar el Fobaproa y toda la corrupción que tuvo asociada. Hay que recordar que presidentes que privatizaron o que le dieron negocios a empresas como Iberdrola, en el caso de Calderón, después se fueron a trabajar a Iberdrola. O como Zedillo, que privatizó los ferrocarriles, terminó su mandato y se fue a trabajar con las empresas que se beneficiaron de la privatización. Algo totalmente inmoral. El gobierno es el gobierno, el Estado es el Estado y la iniciativa privada es la iniciativa privada de manera honesta. Y por supuesto que ambos son necesarios, lo que no puede hacerse es privatizarse todo porque entonces generas una enorme desigualdad. Ahora sí que a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César.

¿Usted no tiene una visión estatizante, es decir, de que haya una necesidad de acrecentar más el poder del Estado en estos tiempos?

Yo creo, como fue la Reforma Energética, que la Comisión Federal de Electricidad tiene que tener un papel muy importante, es una empresa del Estado. ¿Por qué eso es importante? Pues para poder tener la condición de mayor electrificación, poder tener la condición de las tarifas. Pero además, viendo el caso de Europa, eso le ayuda a los empresarios, le ayuda al sector residencial, le ayuda al sector comercial, a quien menos tiene y a quien más tiene. De igual manera, imagínate si se privatizara todo Pemex. Pemex tiene que tener un papel fundamental en la economía de nuestro país. Ahora, la nacionalización del litio es fundamental, porque es un sector estratégico, no sólo en temas de vehículos eléctricos sino de muchas otras cosas que vienen por el cambio climático global. Y hay muchos otros sectores de la economía en los que tiene que haber libre competencia. Yo estoy totalmente de acuerdo con la ventaja comparativa que le da a México, porque hay mucha integración ya, el tratado con Estados Unidos y Canadá, siempre guardando la soberanía. Y al mismo tiempo los derechos deben ser garantía del Estado.

Se acaba de dar la reforma a la Guardia Nacional (GN), ¿la estrategia de seguridad es la correcta o le haría ajustes?

La GN es una entidad importantísima en el país. A veces se quiere olvidar y se dice: ‘es que se está militarizando’. Primero: la GN es una comandancia completamente distinta en la Sedena. Es parte de la Sedena, pero tiene su propia estructura. Pero no se nos puede olvidar García Luna y lo que fue en su momento la Policía Federal, porque entonces se nos olvida todo. Además, hay muchos países del mundo, porque a veces parece que somos el único, que tienen guardias nacionales o con distintos nombres, que tienen un mando en las secretarías de Defensa y que lo que buscan es la seguridad pública. Y que no se nos olvide lo que fue la guerra contra el narco que provocó durante todos estos años una situación que todavía a la fecha es producto de lo que estamos viviendo. Hay municipios en el país que no tienen nada más que la posibilidad de que el Ejército o la GN estén ahí. Entonces la GN se tiene que consolidar, por eso es importante que se haya dado este avance en la Constitución para que las Fuerzas Armadas se queden hasta 2028.

¿Una Guardia Nacional más con elementos civiles, cabezas civiles…?

El tema que tenemos con la GN es que finalmente hay un tema de soberanía y también hay un tema en el que no se quiere que llegue otra persona que sea un nuevo García Luna. El Ejército no está exento de que pudiera haber corrupción, pero es una institución que es la que tiene mayor reconocimiento junto con la Marina en el país, y que tiene la disciplina para poder formar una Guardia de más de 100 mil elementos que tengan la posibilidad de atender la seguridad pública, en un país en donde tienes una condición de seguridad muy importante relacionada con la delincuencia organizada.

¿El éxito de la Ciudad en materia de seguridad pudiera ser eventualmente extrapolado a nivel nacional?

Yo creo que las fuerzas nacionales tienen un papel y los estados también tienen un papel. Aquí en la Ciudad lo que decidimos es coordinarnos y no lavarnos las manos frente a la delincuencia organizada, porque finalmente un homicidio es un delito del fuero común. Aquí hicimos una estrategia de darle algunas facultades a la policía: de inteligencia, investigación, pero además hay una enorme coordinación entre la Fiscalía General de Justicia, la Secretaría de Seguridad Ciudadana, inclusive el Poder Judicial, y eso sí es importante que exista en todos lados para poder ir disminuyendo la inseguridad.

Hay una situación que se asocia al debate político actual y quizá lo ve en las giras que realiza en el país, la polarización. ¿Cómo la percibe y cómo la procesa?

Se habla mucho de esto de la polarización. Yo creo que hay una polarización social que viene de hace mucho y de ésa a veces no se habla, de esta enorme desigualdad que se produjo con los gobiernos anteriores. Y por otro lado, no hay que tenerle temor a decir lo que se piensa. Porque a veces se cree que por decir lo que se piensa eso va provocar a polarización. Al Presidente lo atacan todos los días en redes sociales o algunos medios de comunicación, entonces ¿qué hace el Presidente?, pues contestar. O hay periodistas que se creen periodistas y que en realidad son voceros de una opinión política y que utilizan mentiras para denostar al Presidente. No estábamos acostumbrados a que el propio Presidente dijera: “Esto es falso y esta persona tiene una historia”. Así como lo critican a él, él tiene derecho de decir: “Discúlpenme, yo tengo pruebas de otras cosas, pero además hay una denostación”. Y se genera un debate político y una discusión en torno a ello. Entonces, no se debe tener miedo a la discusión, cada uno tenemos nuestras formas de decir las cosas, pero yo creo que hoy la gente vive mejor de lo que vivía antes. Y aquí la fraternidad y la solidaridad tienen que estar por encima de todo.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo
La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum PardoFotos: Daniel Aguilar | La Razón

Claudia Sheinbaum

  • FORMACIÓN: Licenciada en Física por la Facultad de Ciencias de la UNAM. Maestra y doctora en Ingeniería en Energía por la Facultad de Ingeniería de la Máxima Casa de Estudios, con estancia académica en el Lawrence Berkeley National Laboratory, Estados Unidos.
  • TRAYECTORIA: Ha sido secretaria del Medio Ambiente del entonces Distrito Federal (2000-2006) y jefa delegacional en Tlalpan, (2015-2017).

https://www.razon.com.mx/mexico/proyecto-transformacion-sheinbaum-504147

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.