Resienten 15 municipios presión de migrantes

Al menos 15 municipios concentran la presión migratoria irregular de las personas extranjeras que buscan atravesar el país para llegar a Estados Unidos, muchos de ellos venezolanos.

De acuerdo con la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob), principalmente las zonas sur y norte son las que tienen mayor cantidad de flujo, pues es donde también se captura a más personas con estancia irregular.

En el norte del país, Mexicali y Tijuana, en Baja California; Hermosillo, Sonora, y Reynosa, Tamaulipas, son los municipios con mayor presencia de migrantes; le siguen Ciudad Juárez, Chihuahua; Piedras Negras, Coahuila, y Apodaca, Nuevo León.

En el sur del país, Huixtla, Palenque, Suchiate, Tapachula y Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas, además de Huimanguillo, Tabasco, y Acayucan, Veracruz, registran más cantidad de personas.

A la lista se suma Iztapalapa, en la Ciudad de México, que también comienza a resentir la oleada de migrantes.

José María Ramos, investigador de El Colegio de la Frontera Norte (Colef), aseguró que el país vive una crisis migratoria grave, principalmente por el aumento de personas de Venezuela, que impactan algunos lugares como la Ciudad de México.

“Sí es una crisis migratoria y una fuerte presión para el país, sobre todo por los venezolanos que comenzaron a aumentar sus llegadas. En las fronteras norte y sur hay mucha gente buscando llegar a Estados Unidos, pero por las restricciones en ese país deciden permanecer aquí”, dijo.

Gráfico
Gráfico

Detalló que la ola sudamericana está superando a los migrantes del triángulo norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) y el panorama para los siguientes meses “no es nada alentador”, pues se espera que siga llegando una mayor cantidad de personas de esa parte del continente.

“Hay una mayor movilidad por muchos factores, pero de ellos, los de Venezuela son 60 por ciento. Además, su plan es ya quedarse en México por lo mientras, ya que desean llegar al vecino del norte, donde hay más oportunidades”, destacó.

Comentó que también se vive una crisis humanitaria, en caso de que a la gente que se quede en el país no se les den oportunidades de trabajo y desarrollo, pues el convenio que México hizo es para atenderlos y no abandonarlos.

En opinión de Ana Saiz Valenzuela, directora de Sin Fronteras, la situación no sólo es grave en Venezuela, sino también en varios países de Centro y Sudamérica, pues hay un cúmulo de problemas de falta de desarrollo que impactan directamente en el país.

“Lo que hemos detectado es que los migrantes traen una tarjeta u oficio de salida (de México) de siete días, y eso no es una solución para las personas; entonces, no tiene lógica que México los esté recibiendo si no hay una atención, no es realista. ¿A dónde se van a ir si no los aceptan en México?”, destacó la experta.

Aseveró que los migrantes no pueden ser devueltos a sus países de origen, ya que requieren de protección urgente de las autoridades; además, al llegar a territorio mexicano no tienen, de entrada, apoyos para quedarse, como alimentación, servicios sanitarios o empleos.

“Siendo realistas, lo que necesita hacer el Instituto Nacional de Migración es darles visas humanitarias a todos los que requieran. Tener 200 mil personas en el país no es un problema y las autoridades buscan resolver el problema a la brevedad con permisos de estancia de siete días; eso no resuelve nada”, destacó.

La cantidad de personas que llegan al país no es un problema, dijo la especialista, pues lo que desborda el sistema son los permisos breves que obligan a la gente a regresar en varias ocasiones a México.

“Mi tirada era EU, pero pienso quedarme aquí”

Los venezolanos que continúan entrando a México piensan quedarse en México, al menos por un tiempo, ya que ahora ven complicado llegar a Estados Unidos e imposible retornar a su país.

Unas 200 personas acudieron la mañana de ayer a las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) en la Ciudad de México, con el objetivo de tramitar su condición de refugiado y mantenerse en el país, tras las restricciones que EU impuso la semana pasada.

Sólo la representación de la Comar en la capital recibe, desde la semana pasada, un promedio diario de 150 a 200 solicitudes de refugio. La institución estimó que el número de migrantes venezolanos que buscan asilo podría llegar a 10 mil al término del año, lo que significaría un récord.

Por su parte, el Instituto Nacional de Migración (INM) desconoce cuántas visas va a dar, pero dijo que se entregarán a todos los que apliquen.

Con mochilas, cobijas, abrigos y gorros para soportar el frío matutino, los extranjeros fueron apuntándose en una lista que una funcionaria sacó para llevar un orden.

Harrison Jesús Rivas llegó ayer de Oaxaca, tras un viaje de dos meses, debido a que fue dado de baja de la Guardia Nacional venezolana por ser crítico: “acabo de llegar a la Ciudad de México y mi tirada era ir a EU, pero con lo nuevo, quiero quedarme mejor acá. Yo era guardia nacional y ya no puedo regresar, por eso mejor decido hacer mi trámite para quedarme”, .

Mencionó que viene solo desde Venezuela y narró que ha sido muy difícil, pues salió a Colombia, pasó por la selva de Darién, por Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras y Guatemala, hasta llegar aquí.

“Sólo en la selva duré 15 días caminando. Quien tiene dinero es quien llega más rápido, pero ha sido muy complicado porque no es como lo pintan en las redes; es sumamente fuerte, sobre todo porque los agentes de Migración sólo te están cazando”, añadió.

Mencionó que un factor por el que la gente sale es por las intensas lluvias del mes pasado en su país, que dejó muchas localidades destruidas sin que las autoridades los ayuden.

Daniel “N”, de 20 años, llegó ayer con un grupo de 80 personas desde Tamaulipas, luego de que la delegación del INM los trajo en un autobús.

“Nos dijeron que allá en Matamoros estaba muy feo y nos podían hacer daño los delincuentes. Los agentes nos dijeron que acá es más fácil tramitar el asilo para quedarnos, porque allá no pueden”, aseveró.

El plan A de este migrante de Venezuela es quedarse por el momento en México, mientras cumple todos los requisitos para ir a EU, pues por el momento no cuenta con recursos para continuar el viaje; además, espera terminar su trámite de refugio para ser elegible en el vecino del norte.

Luisa Leota viaja con cuatro menores, suegros y cuñada (ocho en total), quienes decidieron salir de Venezuela por la falta de oportunidades y empleo, pues aseguró que es muy bajo el salario para lo que cuestan los productos básicos.

“Decidimos irnos principalmente por nuestros niños; no queremos que crezcan sin nada allá. No hay trabajo, el salario es muy bajo, no hay educación, ni salud. Pensamos en quedarnos ya en México, porque ya no se puede en EU”, destacó.

La familia llegó ayer desde Oaxaca y desea hacer su trámite para permanecer y buscar una nueva oportunidad aquí. Por ahora, su mayor preocupación era no tener un albergue dónde pasar la noche, por lo que esperaban que en la Comar les ofrezcan un sitio, pues de lo contrario, no descartaron quedarse en la calle.

Jefrey “N”, suegro de Luisa, mencionó que no piensan regresar a su país, porque dejaron todo para empezar de nuevo: “Allá en Venezuela, si no apoyas al gobierno, te quitan todos los servicios y no te dan empleo; no hay comida y la poca que hay es muy cara”.

Se espera que los migrantes sigan llegando a territorio nacional en los siguientes días, debido a que hay cientos en camino, que se sumarían a los miles que ya hay varados en las fronteras sur y norte del país y en la Ciudad de México.

Y alistan nueva caravana “masiva” desde Chiapas

Al menos cinco mil migrantes de Venezuela, que se encuentran varados en Tapachula, Chiapas, alistan una nueva y “masiva” caravana para los siguientes días, con el objetivo de llegar a la frontera con Estados Unidos y solicitar asilo.

De acuerdo con medios locales, los migrantes buscarán llegar “de cualquier” manera al vecino del norte, a pesar de las nuevas restricciones, ya que aseguran no pueden dar “marcha atrás” y regresar a su país, en donde no hay condiciones para subsistir.

A la caravana podrían sumarse los originarios del Triángulo Norte de Centroamérica y otras nacionalidades que se encuentran en el municipio. Aunque no hay fecha específica para su salida, se maneja que sea esta misma semana.

Según los reportes locales, diariamente entran alrededor de 200 migrantes de Venezuela, más los de otras nacionalidades, lo que ha generado saturación en las oficinas migratorias; no obstante, muchos intentan llegar al municipio vecino de San Pedro Tapanatepec para buscar apoyo, pero son regresados por las autoridades locales.

Se estima que en esa localidad ya hay al menos 12 mil personas de diversos países que pernoctan y viven temporalmente en carpas improvisadas. Sin embargo, muchos duermen en las calles y plazas.

En tanto, en Ciudad Juárez, Chihuahua, migrantes de Venezuela comenzaron a entregarse a la patrulla fronteriza de EU para tratar de ser beneficiados con refugio o asilo. Los extranjeros cruzaron el Río Bravo para ser detenidos y transportados a las oficinas de migración de esa nación, sin embargo, son regresados en unas horas a territorio mexicano.

Migración y seguridad, en llamada AMLO-Biden

Los gobiernos de México y Estados Unidos discutieron ayer acciones para reducir la migración ilegal en la frontera común y para ampliar las vías legales como alternativa al flujo irregular de personas.

El Presidente Andrés Manuel López sostuvo una conversación telefónica con su homólogo de EU, Joe Biden, con quien abordó también otros temas de interés binacional, así como la próxima visita que realizará en noviembre el mandatario estadounidense para participar, junto con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en la Cumbre de Líderes de América del Norte que se celebrará en México.

“Tuvimos una cordial conversación con el presidente Joe Biden sobre migración, seguridad y cooperación para el desarrollo. Me confirmó que visitará México para participar en la Cumbre de América del Norte”, escribió López Obrador en Twitter. La publicación se acompañó por una fotografía junto con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

La Casa Blanca explicó, a través de un comunicado, que la conversación entre los presidentes sirvió para “discutir los esfuerzos conjuntos de gestión de la migración, incluidas las acciones para reducir la cantidad de personas que cruzan ilegalmente la frontera entre EU y México, y para ampliar las vías legales como una alternativa a la migración irregular”.

El documento emitido por Washington destacó que otro de los temas que se abordaron tiene que ver con la cooperación bilateral en materia de seguridad.

“Los dos líderes también revisaron los esfuerzos conjuntos para combatir el tráfico de fentanilo y las nuevas herramientas bajo la Ley Bipartidista de Comunidades más Seguras para enjuiciar a los traficantes de armas, y reafirmaron su compromiso con la cooperación económica de América del Norte”, se lee en el comunicado.

La conversación entre los mandatarios se dio mientras López Obrador realizaba una visita de trabajo en Tamaulipas.

Durante la presentación del plan de apoyo a ese estado, el Presidente destacó que habrá una importante inversión para modernizar las aduanas de la entidad.

“Tamaulipas es el estado que va a recibir más apoyo en aduanas. Sólo en lo que resta del año y el próximo se van a rehabilitar todas las aduanas; lo está haciendo la Sedena y las oficinas centrales de aduanas van a estar en Nuevo Laredo, para que estén ahí las oficinas y se tenga un centro de seguridad y vigilancia; esto va a ayudar al comercio y desarrollo fronterizo”, expuso.

En ese sentido, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, explicó que la dependencia busca incrementar las ayudas humanitarias a migrantes.

“También, intensificar las actividades de ayuda humanitaria para evitar que los migrantes sean víctimas de la delincuencia organizada y fortalecer el esfuerzo interinstitucional a través de las mesas de coordinación estatal para la construcción de la paz dirigida por el gobernador”, detalló Sandoval.

En combate a grupos del crimen organizado, se utilizará la inteligencia militar en apoyo de las autoridades civiles.

Por su parte, el secretario de Marina, Rafael Ojeda, refrendó que la dependencia también aplicará la inteligencia militar para garantizar la seguridad de la región.

“Vamos a recolectar información de inteligencia a través de inteligencia humana y técnica operacional, así como coordinar con el despliegue de nuestros mandos el intercambio de información de seguridad”, reveló Ojeda Durán.

Por la mañana, el Presidente López Obrador adelantó que había interés de Biden de conversar con él.

“Ayer (lunes) me comentó Marcelo Ebrard que lo buscaron de la Casa Blanca porque quiere hablar por teléfono conmigo hoy (martes) el presidente Biden. Entonces, si fuesen malas las relaciones, pues no se procurarían estos encuentros, estas conversaciones. O sea, es buena la relación, muy buena”, señaló.

https://www.razon.com.mx/mexico/presion-migratoria-pega-15-municipios-502704

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.