Grupo de Caro Quintero disputa zonas del Edomex a alianza Unión Tepito-CJNG

MILENIO

Los Peluches, un brazo del Cártel de Caborca fundado por Rafael Caro Quintero – actualmente preso en el penal de máxima seguridad “El Altiplano– mantiene una intensa disputa en el noreste del Estado de México con la Nueva Alianza, organización criminal integrada por la Unión Tepito y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Este grupo delictivo, también identificado como La Empresa, se dedica a la trata de personas, secuestros, extorsiones de rutas de transporte público, robos, narcomenudeo, homicidios y despojos, principalmente, de acuerdo con informes ministeriales obtenidos por MILENIO.

Tiene presencia en Cuautitlán, Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla de Baz, Zumpango, Nicolás Romero, Atizapán de Zaragoza, Tepotzotlán, Naucalpan, Huehuetoca, Huixquilucan y Jilotzingo. A excepción de los dos últimos, son los mismos municipios en los que opera la Nueva Alianza.

La organización es encabezada por Carlos Ortega Álvarez El Peluchín, y el segundo al mando es Daniel Fernando Zavala Hernández El Montana, quien coordina diversas acciones desde el penal de Barrientos.

Sus principales operadores son José Manuel Zavala El Oso, Pedro Zavala El Pet y Juan Sánchez.

 

Además, Julián Álvarez El licenciado es el jefe de sicarios, mientras que María Guillermina Pedroza Tía Guille y Juan Hernández Álvarez El Piña – ambos detenidos y procesados – encabezan las extorsiones. Ana Guadalupe Ortega – también encarcelada – se encarga de la invasión de predios.

El grupo delictivo tiene vínculos con autoridades de la Secretaría de Seguridad y de la Fiscalía, ambas del Estado de México, así como de la Fiscalía General de la República (FGR), según los informes.

“Ya te dije que ahorita ya no hay bronca con la ministerial ni con la de inteligencia de los estatales, ya nada más ahorita es arreglarnos bien con los municipales, pero, de todos modos, con ellos no hay tanto pedo, si me entiendes”, dijo El Piña a su esposa, en una conversación de WhatsApp obtenida por MILENIO.

Los Peluches y Nueva Alianza se disputan diversas plazas del noreste de la entidad, para cometer extorsiones y vender drogas, principalmente.

Este grupo delictivo, también identificado como La Empresa.| Ariel Ojeda

La rivalidad entre los dos grupos se intensificó después de que integrantes de Los Peluches fueron acusados de asesinar a Alonso Ibarrarán Rendón, hermano de Carlos Ibarrarán Rendón, El Bam Bam, líder de la Nueva Alianza.

Las autoridades mexiquenses estiman que habrá un aumento en los delitos de alto impacto en esa zona de la entidad, debido a los constantes enfrentamientos entre “Los Peluches” y la “Nueva Alianza”.

Utilizan a menores de edad

La organización criminal Los Peluches utiliza a menores de edad para extorsionar a operadores del transporte público, con el fin de que las penalidades sean más bajas y puedan regresar rápidamente a la organización criminal, en caso de que sean detenidos por las autoridades.

Tal es el caso de Rubí Yamileth N, quien fue puesta a disposición del Ministerio Público en tres ocasiones cuando era menor de edad, pero regresaba a sus actividades delictivas una vez que era liberada.

Actualmente está encarcelada, después de que fue capturada días después de cumplir 18 años.

“Trabajo pa´ Los Peluches desde hace dos años. Nos dedicamos a extorsionar y al transporte público. Somos puros morritos de 15 a 17 años. Nos mandan a…a mí me mandan a la Cantú y, pues cobro la renta”, narró en entrevista informal.

—¿A cuántos han matado “Los Peluches”?— se le cuestionó.

“Han matado como a, pues a todos los que han querido entrar, a varios morros. Este, quemaron un camión de Julio Álvarez” contestó.

—¿Y qué le hicieron al chofer?— 

“Igual lo mataron”, dijo.

Los Peluches despliegan a sus extorsionadores a lo largo de las rutas de transporte público que van desde Cuatro Caminos hasta los municipios de Nicolás Romero, Huehuetoca, Cuautitlán Izcalli, Tepotzotlán y Jilotzingo, principalmente.

La organización criminal Los Peluches utiliza a menores de edad para extorsionar a operadores del transporte público. | Ariel Ojeda

El cobro es de 60 pesos a cada chofer de camión o combi, por lo que cada extorsionador debe entregar al día entre cuatro mil 500 y seis mil pesos.

En otra conversación de WhatsApp obtenida por MILENIO, Juan Hernández El Piña le da indicaciones a otro integrante del grupo delictivo, respecto al cobro de extorsiones.

“Si estás todo pinche chaquetas (sic), wey. Es para que hubieras puesto a un wey bien vergas en la Cantú wey, que cobrara, y a que a nosotros nos diera seis mil, ponle seis mil, y nos agarrábamos unos mil diarios nosotros wey, y ya nos íbamos a michas, pinche baboso”, señaló.

Este sujeto – actualmente en prisión – también amenazaba a elementos municipales, según otros audios a los que MILENIO tuvo acceso, aunque no se especifica a cuál corporación pertenece el uniformado.

“Pinche policía asalariado de mierda. ¿Y qué wey? ¿Te da valor una plaquita y en bulto? Ojalá y dé primero contigo, hijo de tu puta madre (sic), pa´ que veas cómo te hago niña wey, y cómo te voy a hincar y enfrente de ti te voy a matar a tu familia, hijo de tu puta madre, a ver si un chingo de huevos, pinche perro. Dices que yo soy bien puto, que tú le echas huevos de frente ¿Por qué? ¿Por tu plaquita? A mí chingue a su madre tu plaquita wey, eh.”, expuso.

https://www.milenio.com/policia/grupo-caro-quintero-disputa-zonas-edomex-union-tepito-cjng

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.