Sólo 12% de las mujeres en Bolsa ocupan puestos directivos

En consejos de administración, as mujeres solo representan el 11%, es decir hay una mujer por cada 10 integrantes.

La presencia de las mujeres en puestos directivos en el mercado bursátil aún es bajo, sólo 12% de estos puestos son liderados por ellas, lo cual reduce la capacidad de innovación e incrementar la rentabilidad de las empresas, así lo destaca el estudio “Mujeres en las empresas: impulsoras del cambio”.

De las 182 empresas listadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), sólo 12% de quienes ocupan puestos relevantes son mujeres, revela el estudio realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) en colaboración con el Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD) del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa Business School.

Fátima Masse, directora de Sociedad Incluyente del Imco comentó, durante la presentación del estudio que para definir cuáles son las direcciones relevantes se tomó como base la normatividad de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que destacan tres posiciones: la dirección general, de finanzas y áreas jurídicas.

Así, el análisis encontró que conforme aumenta el nivel jerárquico y la capacidad de toma de decisiones estratégicas las mujeres pierden participación. Ejemplo de ello es que el 36% de la plantilla laboral son mujeres, pero cuando se llega a puestos directivos disminuye; en las direcciones jurídicas ocupan el 21%, en finanzas 8% y en dirección general 10%, es decir, solo siete mujeres están en puestos de dirección general,

En tanto 68% de las empresas analizadas no cuentan con mujeres en ninguna de sus tres direcciones.

“No es sólo que no estemos viendo mujeres en la cima o en el máximo órgano de gobernanza de las empresas, sino que también las vamos perdiendo a lo largo del camino”, destacó Masse.

Precisó que esta falta de mujeres en puestos de liderazgo, particularmente en la diferencia en direcciones jurídicas y de finanzas, es el reflejo del sesgo que existe en la educación, debido a que en carreras como derecho suele haber mayor presencia de mujeres, en tanto los programas que tienen que ver con números existe menor participación de ellas.

“Si queremos atacar esta situación tenemos que intervenir en todos los niveles, desde que se comienza a formar a las mujeres”.

En relación a la participación de las mujeres en direcciones por sector, el 40% de ellas se concentran en servicios financiero, 18% en industria y 15% en servicios y bienes de consumo, en tanto, en servicios de telecomunicaciones no hay ni una mujer en estos puestos y en servicios públicos solo 2 por ciento”.

Pocas mujeres en consejos de administración
El estudio también revela que de las 182 empresas solo 11% de los asientos del consejo de administración son ocupados por mujeres, es decir, hay una mujer por cada 10 integrantes del consejo.

Este porcentaje se mantiene en 11% para las empresas que cotizan en el mercado accionario y aumenta a 13% para las empresas del mercado de deuda.

“De seguir así, hasta el año 257 estaríamos hablando de paridad, es decir tener mitad de hombres y mujeres en los conejos de administración. Esto no es aceptable, no podemos esperarnos 35 años para poder lograr esta paridad”, comentó Yvette Mucharraz, directora del CIMAD.

Además, las consejeras independientes tienen la menor participación dentro de los consejos, representan 9% del total, en tanto solo en el mercado de capital son el 8% en el de deuda 10 por ciento.

Aunque se sabe contar con el 30% de mujeres en los consejos de administración aumenta la innovación, genera un mayor impacto en financiero e incrementa 15% la rentabilidad de la empresa, sólo 3% de las empresas analizadas del mercado accionario y 4% del mercado de deuda tienen al menos 30% de las mujeres en sus consejos de administración

Al respecto de los sectores, el financiero tiene mayor participación de mujeres con 43%, en tanto en servicios públicos no se cuentan con mujeres en los consejos.

“Estas organizaciones se pierden la oportunidad de considerar perspectivas distintas, que permitirían a la organización innovar, al interior de la organización en términos de manejo de personal y al exterior en términos de bienes y servicios que ofrece”, destaca Masse.

¿Qué se puede hacer?
Las especialistas destacan la necesidad de robustecer la normatividad con perspectiva de género que tienen que cumplir las emisoras e incluir indicadores como la conformación de la plantilla laboral por nivel jerárquico, así como el reporteo de las políticas de inclusión.

También proponen desarrollar programas de becarias y que tengan la oportunidad de ser consideradas para puestos más elevados. Así como alinear los planes de estudio con las necesidades del mercado laboral para desarrollar habilidades, que permitan hacer frente a la demanda de empleos actual con el objetivo de impulsar la especialización de las jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.