Falta una reforma en las universidades públicas contra los malos manejos: AMLO

EMIR OLIVARES Y ALONSO URRUTIA / LA JORNADA

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que hace falta una reforma al interior de las universidades públicas del país orientada a un manejo del presupuesto con más equidad y eficiencia, que evite gastos superfluos y la corrupción, y con la que se combata la intervención de los caciques que existen en esas instituciones.

Al responder su ponderación sobre el alto número de jóvenes no aceptados en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destacó que durante el régimen neoliberal se dejó de apoyar la educación pública para promover la privada; por ello, resaltó que en su administración se han mantenido los presupuestos para las casas de estudios superiores, además de que se creó el sistema de universidades Benito Juárez.

Durante la mañanera de ayer, se pidió su opinión en torno a los habituales números de estudiantes rechazados en el concurso de ingreso a la UNAM –que desde hace varios años oscila en 90 por ciento— y el argumento es que no obtienen un espacio debido a que no pasan el examen, y el mandatario destacó la necesidad de apoyar la instrucción pública y de ampliar la oferta para el nivel superior.

En el caso de las universidades Benito Juárez, apuntó, su administración ha invertido mil millones de pesos, con lo que ya están en operación 145 planteles –de 200 proyectados– en los que se atiende becados a 68 mil estudiantes en las zonas más pobres y marginadas del país. El decreto para su creación, firmado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en junio de 2019, establece como finalidad atender a los jóvenes que han suspendido sus estudios o no han podido continuarlos debido a las restricciones impuestas en instituciones públicas.

Las 55 que nos faltan van a estar orientadas a la formación de médicos y enfermeras, porque tenemos un déficit de galenos, enfermeras y especialistas por ese mismo abandono (del neoliberalismo a la educación y la salud).

Respecto de los aportes a las universidades públicas tradicionales, enfatizó que durante su sexenio todas han recibido el presupuesto en tiempo y por encima de la inflación, pero es bastante el rezago y nos va a llevar más tiempo.

Reiteró que durante el neoliberalismo se apostó por la educación y la salud privadas, pues esos derechos se consideraban mercancía. En el caso académico, expuso, se propició la creación de instituciones particulares, incluido el nivel superior y se limitaron los presupuestos con lo que no pudo crecer la matrícula ni crearse nuevas escuelas.

Limitaron la entrada en las universidades públicas, con esa mentira de que los jóvenes no pasaban el examen de admisión, cuando no es así, sino que no hay espacio, no hay cupo por falta de presupuesto y mal manejo de éste, como sucedía en el Conacyt (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología).

https://www.jornada.com.mx/2022/08/16/politica/012n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.