Mina, pira de complacencias

EXCÉLSIOR

El accidente en Sabinas, Coahuila, refleja una poza profunda inundada de corruptelas y complacencias de la clase política que está metida en la zona carbonífera y que ha tomado su cauce hacia las concesiones otorgadas por la Secretaría de Economía, los contratos que por asignación directa ha dado CFE y la negligencia de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que hoy reconoce que hubo violaciones y fallas a las muchas normas que se tienen que cumplir; luego de que el pasado 3 de agosto había asegurado que “esa mina inició operaciones en enero de este año y que a la fecha no se tiene antecedente de denuncias por algún tipo de anomalía”.

Armando Alatorre, presidente del Colegio de Ingenieros de Minas, Metalurgistas y Geólogos de México, observó que desde el punto de vista técnico es evidente que hubo alguna falla en la parte de prever lo que podría pasar, lo que no permitió evitarlo ni reaccionar de manera rápida. 

Comentó que la autoridad laboral cuenta con una norma específica en cuanto a la seguridad y que, por lo tanto, también debe existir un encargado que supervise el cumplimiento de la norma. Pero que, hasta el momento, se ignora si hubo o no tal supervisión.

Destacó que estos pozos son resultado de explotaciones de minas realizadas con anterioridad, por lo que existe la probabilidad de un accidente cuando no se hace la revisión de las condiciones en que quedó.

De acuerdo con la revisión de la lista de socios de la Cámara Minera de México, la Compañía Minera El Pinabete no está afiliada a esta representación y en términos generales existe una gran confusión respecto al verdadero concesionario; dado que hay diversos nombres respecto de la forma como se hace la explotación y usufructo de la poza minera. De la misma forma que el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana asegura que los trabajadores de los pozos no están sindicalizados.

Entre expertos de la industria, especialmente de la zona carbonífera de Coahuila, y litigantes en materia de minería hay coincidencia en que las concesiones otorgadas por la Secretaría de Economía gozan de total opacidad, sin haber comprobado el conocimiento técnico ni la capacidad financiera y tecnológica del concesionario.

Medios locales insisten que la propiedad es de Régulo Zapata Jaime, aunque él lo ha negado públicamente. “Aunque lo niegue, en la zona todos sabemos que él está metido en el negocio y lo están exalcaldes de Sabinas y funcionarios”, indicaron las fuentes.

De la misma forma, se destaca que el único gran comprador del carbón que se extrae de los pozos es la CFE, empresa pública que ha entregado, por asignación directa, muy diversos contratos, sin verificar la condición de las instalaciones y la capacidad y calidad de la producción que adquiere; además, fijando discrecionalmente el precio del mineral, mismo que está fuera de los rangos internacionales. Se calcula entre mil y mil 100 pesos por tonelada. “Lo peor es que ha dado contratos a gente y empresas que no tienen minas”. Los contratos de la CFE se refieren a la adquisición de 2.4 millones de toneladas.

 

POCO VALOR

En cuanto a la calidad, los expertos comentaron que ese carbón tiene muy poco poder calórico, dado que se trata de carbón metalúrgico, por lo que la CFE ha tenido que mezclarlo con combustóleo para la operación de las plantas termoeléctricas José López Portillo y Carbón II, mismas que operan a menos del 20%, con los daños a las instalaciones y al medio ambiente que ello implica.

Ese carbón no sirve para las termoeléctricas, lo mismo pasa con Nava, cuyas instalaciones fueron diseñadas para operar con el carbón que producía la mina de Micare, que pertenece a Altos Hornos de México y que fue cerrada, por lo que la CFE tiene que importar el carbón, independientemente de que en México se produce muy poco”, explicaron.

Por otro lado, una vez que un pozo difiere totalmente de una mina industrial y se trata de una instalación artesanal ubicada alrededor de las vetas que ya fueron explotadas, no cuenta con tecnología, ni digitalización, no equipamiento y los trabajadores, que no son numerosos, carecen de las condiciones mínimas de seguridad e higiene; no cuentan con protección social, son salarialmente explotados.

En tal sentido, y una vez que el gobierno de la entidad, que encabeza Miguel Ángel Riquelme Solís, y la STPS, que conduce Luisa María Alcalde Luján, declararon que “a la fecha no se tiene antecedente de denuncias por algún tipo de anomalía” quedo claro que no hay inspección de las condiciones laborales en los pozos carboníferos, sobre todo porque los “supervisores” no cuentan con el equipo necesario y, acaso, con dos camionetas viejas para recorrer toda la zona.

 

 

 

MARCHAN POR UN MILAGRO

 

SABINAS, Coah.— Un grupo de vecinos y familiares de dos de los diez mineros atrapados en la mina El Pinabete realizaron un caminata pacífica hasta el campamento secundario de familiares. Con cantos, rezos y veladoras avanzaron desde el libramiento sur de la Autopista 57.

Me estoy solidarizando por cada una de las familias de los compañeros mineros que están ahorita aquí en el pozo el Pinabete, vamos a alzar nuestra voz y que toda nuestra fe se eleve hasta donde tenga que llegar”, dijo  Aída Almanza, vecina de Cloete, comunidad vecina de Agujita.

Las personas que llevaban veladoras consigo las depositaron en un árbol en la zona del campamento y realizaron una oración por los mineros en espera de que sean encontrados con vida.

RESPALDO

Es una caminata con toda la fe, unir toda nuestra solidaridad con las familias que necesitan de todo nuestro apoyo, esa empatía, necesitan esa fortaleza, aquí estamos con ellos, y con toda la fe, la esperanza puesta que este rescate llegue, definitivamente, de una manera muy positiva para ellos”, agregó.

Por Abraham Nava

 

SE COMPLICA RESCATE

 

SABINAS, Coah.—Durante el octavo día de la tragedia en la mina el Pinabete en Sabinas, Coahuila, los esfuerzos de la estrategia de rescate se centraron en la exploración de las condiciones al interior de la mina; la extracción de obstáculos en los accesos a las galerías, cambio en los arreglos de bombas, incremento en el número y volumen extraído de agua a partir de bombas y barrenos, para alcanzar niveles seguros que permitan el acceso a los rescatistas.

Así lo detalló el gobierno de Coahuila en su informe diario sobre las acciones realizadas en la zona de los tres pozos de carbón interconectados.

El descenso en los pozos 2, 3 y 4 de la mina El Pinabete, hasta las seis horas del jueves en  el pozo dos registraba un tirante de agua de 2.9 metros de profundidad; el pozo tres 5.9 metros; y en el pozo cuatro 7.7 metros.

Con 365 caballos de fuerza, los que permiten que siga la reducción constante en los niveles de agua de los pozos. Fue ingresada una bomba de agua de 150 caballos de fuerza con capacidad de 100 litros por segundo en el pozo 4.

La bomba de la Conagua fue sumergida con apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La finalidad es seguir disminuyendo el nivel del agua. La Coordinación Nacional de Protección Civil aseguró que realizan los trabajos con las medidas de seguridad necesaria para evitar algún riesgo.

Por la mañana, Laura Velázquez, titular de Protección Civil que las labores no se han detenido desde que llegaron a la mina.

“No nos vamos a ir de aquí hasta que rescatemos a nuestros 10 mineros, jamás se han suspendido las labores”, dijo  Velázquez Alzúa. Agregó que ayer a las 17:56 horas se realizó la inmersión de un equipo de buceo.

Detalló que actualmente se trabaja en la segunda de tres etapas de la estrategia de rescate. Antes fue la extracción de agua, después la actual etapa de la exploración de las condiciones de la mina a cargo del equipo de buzos y la última que consiste en reforzar la estructura de la mina para permitir el acceso de los rescatistas.

Por Abraham Nava

 

 

SUSTITUYEN PILOTES

 

SABINAS, Coah.— Durante las labores de preparación del rescate de los 10 mineros en la mina del Pinabete, en la comunidad Agujita, en Sabinas, Coahuila, el miércoles y jueves se han dedicado al retiro de pilotes que obstaculizan la entrada de los rescatistas al pozo número cuatro que tenía un tirante de agua de 7.7 metros.

Los pilotes son parte indispensable en las minas, pues van asegurando el camino que recorren los mineros para sacar las rocas de la tierra. Excélsior consultó a un trabajador de un pozo de carbón.

Explicó que tienen medidas de 6 y 8 pies y se unen tres de ellos para formar el marco completo de soporte al interior del pozo de carbón.

Los carboneros te dicen necesito madera y le hablan al palero, el palero va y te pone la madera, lo dejan a un ras, te dice el encargado, que es a 80 centímetros, un metro de distancia que debe estar cada marco, son vitales, tienen que ponerlos todos los días”, relató José Andrés Ramírez Zamora, huesero de un pozo de carbón en Sabinas.

Los pilotes que ahora están sacando como estorbos en el pozo número 4 deberán ser sustituidos por nuevos pilotes que den de nuevo soporte al pozo para evitar nuevos derrumbes por el reblandecimiento de la tierra.

Estos pilotes regularmente son subidos por el castillo donde se coloca la canastilla en la que también descienden los mineros, la herramienta y todo lo necesario para sus labores. Un castillo y una canastilla similar es la que se está usando en los pozos del campamento de rescate en el Pinabete.

https://www.excelsior.com.mx/nacional/mina-pira-de-complacencias/1532697

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.