Maru Campos, gobernadora de Chihuahua: Activa defensora de los municipios

EXCÉLSIOR

Maru Campos no es una improvisada en el terreno de la disputa del voto y los jaloneos electorales. Además de haberse compenetrado desde niña con el lenguaje del derecho y la vida administrativa, la hoy gobernadora se preparó deliberada y académicamente para dedicarse a la política. A los 11 años tuvo acercamiento con uno de los impulsores de la resistencia civil: Luis H. Álvarez;a los 20, ingresó al PAN.

María Eugenia Campos Galván tenía 11 años cuando acompañó a su madre al Parque Lerdo de la ciudad de Chihuahua para formar parte de uno de los capítulos de la transición democrática de México: la huelga de hambre del alcalde Luis H. Álvarez para denunciar el autoritarismo de un sistema político que se negaba a la competencia democrática y asfixiaba económicamente a los municipios de oposición.

La hija de Maru Galván Antillón, directora del Departamento de Gobernación del ayuntamiento, se familiarizó desde aquel verano de 1986 con las protestas de un PAN que aseguraba ser víctima del fraude electoral y que hilvanó ahí la primera alianza entre ese partido y la izquierda que lideraba Heberto Castillo, quien convenció al huelguista de levantar el ayuno.

Fueron 41 días de una histórica huelga que escaló a nivel internacional y que marcó políticamente a familias que, como la de Maru Campos, inauguraron así la llamada resistencia civil.

En ese clima de confrontación con el poder centralista creció la primera presidenta municipal de la ciudad, donde, al develar el busto en homenaje a Luis H. Álvarez en ese icónico Parque Lerdo —una iniciativa que ella promovió—, lo recordó como el constructor del municipio moderno, dijo, capaz de responder con autonomía y determinación a las necesidades de quienes lo habitan.

La huella que el alcalde rebelde dejó en los panistas había ido más allá de las palabras nueve días atrás, a las puertas de Palacio Nacional, donde el 19 de octubre de 2019, al grito de “¡Sin municipios, no hay nación!”, Maru Campos integró el contingente de autoridades locales de la oposición que pedían una audiencia con el presidente López Obrador para exponerle su inconformidad por los recortes presupuestales a diversos fondos municipales.

La imagen de la alcaldesa norteña quejándose de que habían aventado gas lacrimógeno, mientras tosía, resumió esa coyuntura de la que fue protagonista clave, asumiendo en 2020 la presidencia de la Conferencia Nacional de Municipios de México.

Pero la pelea con la Federación por los recursos palideció ante la batalla que pronto tendría que librar para convertirse en la primera gobernadora de Chihuahua, enfrentándose con su mismísimo antecesor y compañero de partido, Javier Corral, quien solicitó encarcelarla por haber sido cómplice del anterior mandatario, el priista César Duarte, señalado por corrupción y lavado de dinero.

 

 

 

POLÍTICAS PÚBLICAS Y ALTERNANCIA

No era, sin embargo, una improvisada en el terreno de la disputa del voto y los jaloneos electorales.

Además de haberse compenetrado desde niña del lenguaje del derecho y la vida administrativa, con su madre abogada, maestra universitaria, funcionaria en el estado y diputada federal en el primer trienio de la alternancia en México (2000-2003), Maru Campos se preparó deliberada y académicamente para dedicarse a la política.

Estudió la primaria y secundaria en La Salle y en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey se graduó de licenciada en Derecho e hizo una maestría en Administración y Políticas Públicas. Posteriormente, cursó otra en Estudios Latinoamericanos y Gobierno en la Universidad de Georgetown, en Washington.

Su ingreso a la militancia formal del PAN ocurrió antes, cuando tenía 20 años, en el arranque de 1996, según el registro de ese partido. Fue asesora de la bancada en el Congreso de Chihuahua y secretaria estatal de Acción Juvenil.

Combinó sus tareas partidistas con la docencia en el Tec de Monterrey en la ciudad de Chihuahua y se puso a litigar.

Con el primer gobierno federal del PAN, la joven abogada se incorporó a la Secretaría de Gobernación en 2001, a la Dirección General de Desarrollo Político en el sexenio de Vicente Fox.

Entre 2006 y 2009 fue diputada federal. Y al concluir esa legislatura en San Lázaro fue nombrada delegada federal de Liconsa en Chihuahua, donde según cuenta “abrí la cloaca de una falta de candados y descubrimos que la leche en polvo no era la que se les compraba a los productores, sino de importación de Estados Unidos, y el expediente llegó al escritorio del presidente Calderón, y del entonces secretario de la Función Pública, Salvador Vega”.

En 2013 entró de lleno al trabajo territorial del estado como diputada local, donde diseñó su paso a la alcaldía en 2016, cargo en el que fue reelecta en 2018 con una ventaja de 25 puntos.

Y aunque perdió el plebiscito con el que buscaba el visto bueno ciudadano para un proyecto de iluminación de la ciudad, su paso por la presidencia municipal la curtió para enfrentar en su campaña el fuego amigo del gobernador Corral y la competencia del candidato de Morena, Juan Carlos Loera, que había sido delegado federal de programas sociales.

 

 

 

 

LA FAMILIA SUSTITUTA

Con más de dos dígitos de ventaja en la votación, Maru Campos asumió el gobierno estatal el 8 septiembre de 2021. Tres días después, el 11 de septiembre, cumplió 46 años.

Había superado un complejo proceso judicial que la llevó a comparecer al Ministerio Público, quitándole horas al obligado proselitismo electoral.

De la mano de su madre Maru Galván, la candidata afrontó esas horas de incertidumbre y el amago de ser llevada a la cárcel. Una década atrás habían sufrido el duelo de la muerte de su hermano Guillermo Campos Galván, fallecido en un accidente automovilístico.

Determinada a dedicarse ciento por ciento a la política y a su encargo, la gobernadora sostiene que la familia está compuesta por quienes te rodean cotidianamente: su madre, su hermano Manuel, sus cuatro sobrinos, los niños y los adultos mayores que amadrina y sus colaboradores. “Soy muy feliz con esta familia sustituta”, cuenta. Y asegura que los entretenimientos del deporte, la pintura y la lectura de otros años quedaron atrás. “Apenas me queda tiempo de dormir y comer en una mesa”.

Conocedora por experiencia personal de los desafíos que afrontan las jefas de familia, Maru Campos comparte reiterada y públicamente la gratitud y el reconocimiento que le tiene a su madre, a quien designó presidenta del DIF estatal, señalando que era la mejor persona para esa labor.

Me enseñó a andar en bici. Ella siempre paciente agarrándome, de esquina a esquina, para no caerme en la banqueta. Una y otra vez hasta que aprendí. Gracias a mi mamá por enseñarme a nunca rendirme”, compartió un 10 de mayo.

Es un reconocimiento personal que tiene un correlato público en el gobierno estatal al restablecer para Chihuahua dos programas eliminados a nivel federal: estancias infantiles y escuelas de tiempo completo.

 

PRIORIDADES

Y es que habiendo establecido que salud, desarrollo económico y seguridad serían las prioridades de su administración, la gobernadora asegura haber definido que el eje transversal de la misma serían las mujeres. “Esto significa que toda acción de nuestro gobierno deberá realizarse tomando en cuenta las necesidades de todas las chihuahuenses”.

Relata que lo primero fue atender las finanzas públicas, “por el gran desorden financiero que nos heredaron. Hemos puesto orden en la casa, poniendo control en el gasto y renegociando las tasas de interés de los créditos a largo plazo. De manera que hoy podemos decir que hemos salido adelante, con un presupuesto balanceado, por primera vez en 11 años, y sin pedir un nuevo préstamo de corto plazo”.

Ello, sin dejar de invertir en salud.

Llevamos los servicios de salud que se necesitaban a miles de familias chihuahuenses, desde Ciudad Juárez hasta la Sierra Tarahumara, gracias a las Clínicas Móviles que recorren nuestro amplio territorio. Y estamos invirtiendo en remodelación y rehabilitación de nuestros principales hospitales, y el abasto de medicinas está cubierto por lo menos en 70%”, señala.

Destaca que, en materia de seguridad, mantiene estrecha coordinación con los diferentes niveles de gobierno. “Estamos trazando una estrategia sólida para atender el tema. Tomamos una decisión sin precedentes: mover la sede de nuestra Secretaría de Seguridad Pública a Ciudad Juárez y construir ahí mismo la Torre Centinela, que funcionará como centro de operaciones para la Plataforma Centinela Chihuahua, con la que llevaremos tecnología de última generación para dar vigilancia e inteligencia a todo el estado, y mejorar nuestros tiempos de respuesta”.

De gira esta semana por Londres y Francia gestionando inversiones para la industria aeroespacial y en el ramo inmobiliario, Maru Campos considera indispensable acrecentar estos flujos para la reactivación económica y la generación de empleos, así como el impulso a las Mipymes.

 

 

 

 

GOBIERNO CERCANO

Orgullosa de su resiliencia y sin negar que cotidianamente contiende con expresiones machistas, precisa que los desafíos de los gobernantes no distinguen género y que, “como mujeres, nuestro mayor reto es el de creérnosla que somos capaces, como cualquier compañero hombre, de superar los retos que enfrentemos y tomar decisiones en cualquier área”.

En una entidad donde las madres buscan a sus desaparecidos y la violencia criminal sigue cobrando víctimas, la panista retoma el lema del fundador de su partido, Manuel Gómez Morin, de que los gobiernos deben evitar el dolor evitable, y promete que el suyo construirá “un legado intangible: el de la cercanía y el trabajo en conjunto, pequeñas grandes acciones que le cambian la vida a las personas”.

Asegura que es la fórmula que aplicó como alcaldesa, “acompañada de la sociedad civil organizada, el sector productivo y la gente de Chihuahua”.

Sostiene que las mujeres en puestos de responsabilidad están obligadas a demostrar que “no hay razones para tener salarios más bajos y que somos capaces de participar en cualquier espacio público o privado que queramos”.

Confía en que la creciente participación femenina no tendrá vuelta atrás. “Uno de los más grandes legados que quisiera dejarles a todas las chihuahuenses es la certeza de que sí podemos alcanzar nuestros sueños. Una servidora eligió el camino de la política y me siento muy satisfecha con esta decisión, y espero ser un referente, no sólo para quienes aspiren a seguir este mismo camino, sino para cualquier mujer que tenga un sueño.

Pero, sobre todo, espero dejar un gobierno en el que verdaderamente se prestó atención a las necesidades de las mujeres, que se puso a trabajar para que a todas nos vaya mejor, porque de lo que se trata es de garantizar que todas puedan vivir bien y vivir en paz, tanto en las calles de su ciudad, como en la tranquilidad de su propio hogar”.

 

 

 

 

ALTERNANCIA DE GÉNERO EN 2024

Crítica de la oposición que representa porque a sus partidos, diagnostica, les ha faltado saber recordarles a los mexicanos cuáles son sus causas y abrir surcos de ilusión y esperanza, la panista cree que, como en otros momentos de la historia nacional, la reconquista de México puede empezar en Chihuahua.

Y en alusión a esa condición estatal, a la de su partido y la suya, plantea optimista: “Siempre hemos puesto la adversidad a nuestro favor”.

Se dice cierta de que la gente quiere unidad, solidaridad y logros concretos, retos en los que asegura estar concentrada, bajo la premisa de que ningún gobierno puede solo.

Pero tampoco oculta la mano dura cuando se refiere a los casos de presunta corrupción que se investigan en la entidad. “No toleraremos la corrupción de ningún exgobernador, no hay perdón ni olvido”, repite.

Y aunque cuestiona las limitaciones partidistas, Maru Campos es uno de los principales activos del PAN, por lo que su dirigencia la ha colocado entre las principales opciones hacia el relevo presidencial.

Es una oferta que la gobernadora no desaira y que, por lo pronto, retoma advirtiendo que “hay tiro para el año 2024” y que la responsabilidad de los panistas es articular los esfuerzos de la oposición.

Y desde los rumbos del Parque Lerdo, donde hace 36 años se asomaba la transición democrática, hoy Maru Campos augura una futura alternancia de género cuando ­—ante interrogantes que le reclaman respuestas rápidas y cortas— le preguntan qué opina de la jefa de Gobierno de la CDMX y la de Chihuahua responde: “Elección de mujeres en el 24”.

 

 

 

Se invierte en salud y obras carreteras

 

Por Carlos Coria Rivas

CHIHUAHUA, Chih.— La gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, ha impulsado, a un año de iniciado su gobierno, distintas obras, de diferente rubro, en beneficio de la población chihuahuense, que van desde inversiones en salud, creación de nuevas empresas e infraestructura carretera.

Por ejemplo, Campos Galván y el vicepresidente senior de Operaciones Globales de Jabil, Gerald J.J. Creadon, encabezaron la ceremonia de colocación de la primera piedra de la que será la tercera planta del Corporativo en la ciudad de Chihuahua.

Se trata de una inversión total de 336 millones de dólares (mdd), de los cuales 106 serán en infraestructura y 230 para la adquisición de maquinaria; además, la compañía prevé la creación de 8 mil nuevos empleos en el lapso de los próximos cinco años.

Este nuevo edificio será un espacio de 250 mil pies cuadrados y se proyecta que esté en funciones en abril del próximo año, para ofrecer condiciones de manufactura en sectores clave como el de la energía, el automotriz y el médico.

En este mismo rubro, la gobernadora apoyó la construcción de la planta de fabricación de latas de Heineken México, la cual tendrá una inversión cercana a los mil 800 mdp.

Esta planta contará con un sistema circular de electricidad renovable, maximizará la reutilización de agua y reducirá la huella de carbono, además beneficiará a la región de manera sustentable en el marco de la economía circular que promueve la cervecera.

En materia de salud, en el municipio de Camargo, la gobernadora del estado, recorrió las instalaciones del Hospital General de dicha ciudad para inaugurar y conocer los trabajos de remodelación y ampliación, obras que se dejaron inconclusas desde hace 12 años.

Entre las áreas que se verán beneficiadas, se encuentran el quirófano, CEYE y cuidados intermedios; laboratorio, archivo muerto en azotea, remodelación del área de urgencias, el acceso principal y baños públicos.

Se contará con una inversión de más de 76 millones de pesos, de los cuales más de 45 serán destinados a las obras y los 31 millones de pesos restantes, se otorgarán para el equipamiento del hospital.

En materia de infraestructura carretera, la gobernadora María Eugenia Campos dijo que, “como parte del compromiso de mantener la estabilidad económica y priorizar la seguridad del estado de Chihuahua, como lo marca el Plan Estatal de Desarrollo”, firmó con su homólogo del estado de Sonora el convenio para dar inicio al proyecto carretero Guaymas-Chihuahua encaminado a cerrar las brechas de interconexión terrestre entre ambos estados.

La firma del convenio dará paso a la gestión del proyecto carretero de una distancia de más de 400 kilómetros en ambos estados, mismo que tendrá una inversión conjunta de 13 mil millones de pesos, derivará en una gran derrama económica en materia de exportación de productos, turismo, puntos de salida para la producción agropecuaria, manufacturera e industrial y beneficio social para los dos estados.

En obras carreteras, el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (SCOP), invertirá durante lo que resta del año 365 millones de pesos para la rehabilitación de carreteras estatales, con la intención de continuar incrementando su calidad y brindar mayor seguridad y confianza a conductores locales y foráneos.

Las vías de comunicación en las que ya se encuentran realizando trabajos son: kilómetro 188-Jiménez, Jiménez-Camargo, Camargo-Delicias, Chihuahua-Cuauhtémoc, Chihuahua-Sacramento; Ojo Laguna-Ricardo Flores Magón, Ricardo Flores Magón-Galeana y Sueco-Ahumada.

También se invertirán poco más de 78 millones de pesos en el mantenimiento de 69.4 kilómetros en tramos aislados, de la carretera Sueco-Ahumada.

 

 

 

 

 

Con trayectoria propia se abrió paso

Margarita Zavala cuenta que, para Maru Campos, la llegada a la gubernatura de Chihuahua no fue fácil; le exigieron requisitos y experiencia que no se les pide a los hombres

Margarita Zavala, diputada federal del PAN, destaca que, en la biografía de Maru Campos, “su llegada a la gubernatura no le fue fácil, no la querían dejar competir y le exigieron unos requisitos y una experiencia que no se les exige a los hombres”.

Y, sin embargo, la excandidata a la Presidencia de la República considera que la mandataria estatal logró, con trayectoria, abrirse paso, destacando como legisladora y alcaldesa reelecta. “Eso le permitió tener la oportunidad de levantar la mano claramente y decir ‘quiero ser gobernadora’”.

Recuerda la panista y exprimera dama que también para ser candidata al gobierno de Chihuahua afrontó muchas dificultades.

Considera Margarita Zavala que la historia de la mandataria estatal tiene como punto de referencia el trabajo de su mamá y la militancia partidista que desde joven realizó en Acción Nacional.

Justamente creo que eso le da una característica muy significativa: Maru Campos vio sembrar y ayudó a cosechar. Pero también le ha tocado sembrar desde el gobierno municipal, y ahora desde el gobierno del estado de Chihuahua. Ella, además, tiene, y lo sabe, que honrar la historia no sólo de la propia organización política a la que pertenece, sino también la historia de Chihuahua, de México y su historia personal”.

Maru Campos desde joven miró al país desde la perspectiva democrática y desde esa perspectiva se espera de ella un gran gobierno. Sé que lo será”.

Para Margarita Zavala, Chihuahua es una entidad muy significativa, por la cercanía que desde su temprana juventud tuvo con las banderas del panista Luis H. Álvarez y con las movilizaciones que a nivel nacional generó su protesta en 1987 contra las reglas electorales que el gobierno federal cambió a nivel local para frenar el avance del PAN.

Maru Campos es hija de una gran panista, además doctora, que se llama Maru Galván, y ella también fue diputada federal. Así es que, cuando ella era una niña iba al parque Lerdo, a visitar a don Luis en su huelga de hambre, así que desde niña vio la lucha por la democracia y a una mamá comprometida”.

 

En puerta, 50 mil empleos en Cd. Juárez

Ciudad Juárez, frontera con El Paso, Texas, es prioritaria no solamente para promover la economía de Chihuahua, sino de todo el país, al producir esta región el mayor Producto Interno Bruto por importaciones de la industria maquiladora.

La gobernadora Maru Campos anunció esta semana la creación de un nuevo parque industrial en Ciudad Juárez, cuya inversión inicial será de 120 millones de dólares y la inversión adicional oscilará entre 500 y 800 millones más.

En una acción sin precedente para esta frontera, se logró un acuerdo comercial que generará la creación de 50 mil nuevos espacios laborales en los próximos cinco años con la construcción de este parque industrial.

El presidente de la empresa Real Estate Management and Service Group (RSMG), Pablo Culebro, acompañando a la gobernadora Campos Galván, hizo el anuncio durante la Feria Aeroespacial de Farnborough 2022, en Londres, Inglaterra.

–Carlos Coria Rivas

 

 

Con el gobierno, ni  confrontación ni indolencia

 

Consciente de que gobierna una de las entidades donde están los municipios de mayor violencia en el país, la gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos, cuida su relación con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a quien acompañó al AMLOFest de 2021.

Fuimos a México con el objeto de honrar la invitación”, afirmó ante las críticas recibidas por sus compañeros de partido, una vez que se difundieron las fotos en las que departía con el dirigente de Morena, Mario Delgado, y sus colegas mandatarias, todas de esa filiación.

Y es que Maru Campos es la única gobernadora de oposición y la primera panista, después de que Martha Erika Alonso Hidalgo muriera en un accidente aéreo, con apenas 10 días de haber rendido protesta.

En febrero de este año, en una mañanera en Ciudad Juárez, cuando López Obrador aseguró tenerle confianza al alcalde morenista Armando Cabada, ella soltó un: “Y a mí también”.

Disfrutando el momento, aludiendo al vendaje que ella portaba por un esguince, el mandatario bromeó: “A ver, ven, ahora que está malita de la derecha me da más gusto, porque está muy bien de la izquierda”.

Y sí, con un buen manejo de la zurda, políticamente hablando, la mandataria también aprovechó la ocasión para declarar que “entre usted y yo no puede caber confrontación, violencia, indolencia ni ruido que no nos permita escucharnos y que no nos deje atender el dolor de la ciudadanía”.

https://www.excelsior.com.mx/nacional/maru-campos-gobernadora-de-chihuahua-activa-defensora-de-los-municipios/1528358

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.