Columnas de opinión: 06 de julio de 2022

LA CRÓNICA DE HOY

PEPE GRILLO

Se están pasando de vivos

Siguiendo los dictados de su jefe político, el partido Morena, los aspirantes a la candidatura presidencial y diversos servidores públicos se asoman al precipicio de las violaciones a la ley electoral. Se pueden desbarrancar.

Todos saben, comenzando por ellos mismos, que han realizado actos anticipadísimos de campaña, tanto para el 2023 como las del 2024 y por más que hagan como que la virgen les habla, lo cierto es que están jugando chueco.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE los detectó y ya los puso ante medidas cautelares por el proselitismo adelantado.

El Instituto Electoral cumple con su deber, pues ahí sigue, a pesar de que la 4T lo quiere desaparecer y cambiarlo por un organismo que se dedique a apapachar a las corcholatas.

El principal responsable de los actos anticipados por parte de Morena es, según el INE, Mario Delgado, pero él no se manda solo, sigue indicaciones del jefe máximo del movimiento cuyo nombre también aparece en la larga lista de 30 personas del servicio público que se están pasando de vivos.

Mario Delgado, presidente nacional de Morena
Mario Delgado, presidente nacional de Morena Cuartoscuro
Alejandra se apunta
Cobijada por el programa del Salario Rosa, que beneficia ya a más de medio millón de mujeres mexiquenses, Alejandra del Moral reconoció que está lista para participar en el proceso de selección del PRI para encontrar candidato para la elección del año que entra.

Ya no hay manera de andarse por las ramas. Falta menos de un año y los aspirantes de los otros partidos no solo levantan la mano, sino que incluso organizan mítines, Alejandra, que es secretaria de Desarrollo Social, no podía dejar de reconocer su interés.

Está en el cargo idóneo, en el momento preciso. El tiempo de las definiciones toca a la puerta. No significa, claro está, que el arroz ya se coció y que arranquen las campañas. Quiere decir que llegó el momento de decir sí quiero y dar las razones. Otros más levantarán la mano.

El horario de Dios

El doctor Jorge Alcocer tiene el perfil idóneo para haber sido secretario de Salud del gobierno de Pancho Madero.

Hace poco más de un siglo sus aseveraciones sobre el horario de Dios, la medicina tradicional y hasta la homeopatía hubieran encontrado campo fértil para germinar.

Pero en el 2022 son material espléndido para hacer memes, como se vio a lo largo del día de ayer en las redes sociales.

Con tal de respaldar las ocurrencias de su jefe, el galeno se fue con todo en contra del Horario de Verano con una enjundia que se echó de menos en la lucha contra el Covid, por poner un ejemplo.

El Horario de Verano ya se transformó en uno de los villanos favoritos de la 4T y de pronto un montón de funcionarios lo encontraron letal.

La pregunta obligada es: ¿Qué habrían dicho esos mismos funcionarios, incluido el doctor Alcocer, si el presidente ensalzara al horario? Pues que Dios puede equivocarse, pero el presidente nunca.

Revisar sin chocar

¿Es posible revisar la estrategia de seguridad sin chocar contra el gobierno?

La Junta de Coordinación Política del Senado, en un alarde de optimismo, piensa que sí.

No hay antecedentes favorables. Quienes han emitido opiniones contrarias a los dictados del gobierno terminan expuestos en el tribunal de las mañaneras, acusados de todo, incluso de estar apergollados a la oligarquía, como les pasó a unos curas.

Pero revisar la estrategia es imperativo ante los hechos y es, se sabe, una aspiración compartida por la población mayoritaria.

Ricardo Monreal dijo que él y sus pares harán el trabajo de manera profesional sin descalificar ni caer en el oportunismo político.

Ya se verá si llegan a buen puerto.

LA CRÓNICA DE HOY

EL CRISTALAZO

RAFAEL CARDONA

La libertad y los méritos

Dijo Alexis de Tocqueville en su célebre “La democracia en América”:

“…Mientras más observo la independencia de la prensa en sus principales efectos, más llego a convencerme de que, en la época actual, la independencia de la prensa es el elemento capital, y por decirlo así, constitutivo de la libertad.

“Un pueblo que quiere permanecer libre tiene, pues, el derecho de exigir que a toda costa se le respete…

“…Pero la libertad ilimitada de asociación en materia política no puede ser enteramente confundida con la libertad de escribir. La una es a la vez menos necesaria y más peligrosa que la otra. Una nación puede ponerles límite sin dejar de ser dueña de sí misma; debe a veces hacerlo para continuar siéndolo…

“…En Norteamérica, la libertad de asociarse con fines políticos es ilimitada…”

Al parecer y a lo largo de la historia, hay dos elementos de imposible disociación: la libertad; como un todo; un anhelo y una condición absoluta y universal, y sus componentes específicos; las libertades parceladas, relativas a otros derechos como la religión, la elección sexual, la información, el pensamiento y otras cuya enumeración es tan larga como innecesaria.

Pero en el nombre de esas libertades se pueden conculcar otros derechos, aunque quienes los vulneran, aduzcan un beneficio mayor al respeto de estos.

Ese debería ser el límite entre la seguridad del estado y el derecho a la información pública.

Y aquí, en este campo es donde se debe analizar el caso de Julián Assange cuya orientación política seduce a las izquierdas mundiales. No por haber mejorado el contenido informativo en el planeta, sino por haber vulnerado la seguridad informática del poder americano.

Y ante esta corriente justificativa, el gobierno de Estados Unidos sufre un acorralamiento entre los principios de su seguridad y la moda imperante de lo políticamente correcto.

Por eso ahora hasta el presidente de México utiliza el caso para presionar al debilucho Joe Biden en víspera de una reunión bilateral: amaga con una campaña internacional –llamativa por fantasiosa y delirante–, para desmontar el símbolo de la libertad en América, si se agrede con una sentencia a un moderno “luchador social” por el derecho a la libre circulación informativa, mientras –por otra parte–, las obras públicas de México se reservan por años bajo el pretexto de la “Seguridad nacional”.

Pero Biden será incapaz en la reunión de ir contra el mexicano cuya verbosa defensa de la imaginaria igualdad entre dictadura y democracias, le saboteó la junta cumbre de las Américas hace unas semanas.

El actual gobierno de los Estados Unidos es incapaz de reaccionar como un imperio al cual se le debería exigir, por parte de sus ciudadanos, la responsabilidad de aplicar la Ley sin miramientos. Pero ya no lo saben hacer. Hace mucho tiempo el gran imperio es una casa de burócratas blandengues.

Así pues la bravata de López Obrador en contra de una estatua, cuyo significado habrá desaparecido de la faz de esa nación, sólo por extraditar y juzgar a un pirata informático, impedirá también la previsora sabiduría de Rubén Darío quien dijo en su oda a Roosevelt:

“…Juntáis al culto de Hércules (la fuerza) el culto de Mammón (las finanzas); y alumbrando el camino de la fácil conquista, la Libertad levanta su antorcha en Nueva York…”

Pues las conquistas (de la otra América, la mestiza), no fueron fáciles. Ya han terminado y el culto de Hércules, también. El semidios ha perdido la fuerza.

Y Mammón –el dios de la avaricia— ha perdido su caja de caudales. Ahora financia programas para el subdesarrollo centroamericano, porque si no lo regañan los enanos.

Estatua de la Libertad y AMLO
Estatua de la Libertad y AMLO
ALITO

Cada vez el camino es más chiquito y más delgado el hilito…

LA RAZÓN DE MÉXICO

ROZONES

Alito toma un vuelo

Luego de que fuera cateada una casa de su propiedad en Campeche, por una investigación por presunto enriquecimiento ilícito que lleva a cabo la Fiscalía de Campeche, y tras una serie de audios que han cimbrado su dirigencia, a los que ayer se sumó uno más, en el que ahora advierte que habrá de “apretar” a empresarios con una reforma, el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno, tomó ayer un vuelo al extranjero. El hecho de inmediato generó diversas especulaciones tanto que desde espacios priistas debió informarse que el viaje de Moreno era para que éste fuera a denunciar ante organismos internacionales lo que ve como una persecución en su contra. Por cierto, que entre las especulaciones que se dieron está la de que el vuelo del priista pudiera no ser redondo. Como sea, ya se verá.

ADIÓS, HORARIO DE VERANO
Expresiones aparte —como la de volver al “reloj de Dios” que ayer se sacó de la manga el secretario de Salud, Jorge Alcocer—, todo parece indicar que el Horario de Verano tiene sus días contados. Y es que la oposición no va a tener cara para rechazar la iniciativa presidencial. En el Legislativo hay nueve propuestas similares presentadas por el PRI; siete por el PRD y dos por el PAN. ¿Cómo podrán los diputados y senadores de estos partidos negarse a aprobar algo que las fuerzas políticas a las que pertenecen han pedido? Ayer, la diputada perredista Olga Luz Espinosa indicó que, aunque sea una “cortina de humo”, si la iniciativa cumple con los requisitos de ley, será respaldada por su partido. Ella es autora de una de las iniciativas que buscan terminar con el Horario de Verano. Así las cosas, sólo falta saber la fecha en que la propuesta será aprobada y por cuántos votos, nos aseguran.

JARA, CON SHEINBAUM
El que ayer anduvo por las oficinas donde despacha Claudia Sheinbaum fue el gobernador electo de Oaxaca, Salomón Jara. Y tan fue relevante la reunión tanto para el propio Salomón como para la Jefa de Gobierno, que ambos difundieron sendas imágenes tras el encuentro. “Estamos en la Ciudad de México trabajando y tuvimos la oportunidad de saludar y platicar con mi amiga Claudia Sheinbaum”, quien nos recibió con mucho afecto como siempre. ¡Saludos desde acá!, publicó el oaxaqueño en las benditas redes. La mandataria capitalina, por su parte destacó que: “Nos unen los ideales de servir al pueblo y de trabajar siempre para el bienestar de los habitantes de nuestras entidades”. Jara Cruz, nos recuerdan, tomará las riendas del gobierno de Oaxaca el primero de diciembre y aunque parece que es un tiempo considerable, ya se encuentra alistando todo para tener un arranque fuerte, nos comentan.

SOBREMESA EN PALACIO
¿De qué hablarían ayer el Presidente Andrés Manuel López Obrador y el empresario Carlos Slim durante su encuentro de ayer en Palacio Nacional? El empresario atendió una invitación para comer con el primer mandatario, pero dicen los que saben que la sobremesa se extendió por unas tres horas. Los observadores nos recomiendan no perder de vista el dato de que esta reunión se da a unos días de que el Jefe del Ejecutivo se reúna con su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden. No estaría muy errado quien pensara que López Obrador le pidió su punto de vista al presidente de Grupo Carso para hablar de los temas económicos con quien lleva las riendas del país que es nuestro principal socio comercial. Pendientes.

JORNADA DE ORACIÓN TOMA FUERZA
Con la novedad de que el Presidente cambió de opinión y dejó de ver con reserva y cuestionamiento la posición de la Iglesia católica sobre la estrategia federal de seguridad y justicia del gobierno. Y es que el mandatario advirtió un “cambio de tono” de la Conferencia del Episcopado Mexicano, en el anuncio de una Jornada de Oración en favor de la Paz que esta última realizó. Una iniciativa en la que la jerarquía católica tiene, entre otras cosas, previsto honrar a los sacerdotes a quienes el crimen y la violencia les ha quitado la vida. Nos hacen ver que la iniciativa no sólo dejó de tener la desaprobación presidencial, sino que tuvo adhesiones relevantes como la de la Arquidiócesis Primada de México, que encabeza Carlos Aguiar Retes.

CRUZADA CONTRA FEMINICIDIOS
Nos cuentan que la cruzada del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, contra los feminicidios, va en serio. Tan es así, que este miércoles el ministro sostendrá un encuentro con integrantes de la Comisión Permanente del Congreso para hablar precisamente de cómo incrementar las medidas preventivas contra este flagelo y contra la violencia de género. La contribución de la SCJN en la producción y difusión de la serie Caníbal: indignación total, que tuvo una audiencia de 27.6 millones de espectadores, forma parte de este esfuerzo de Zaldívar por poner en la agenda nacional el grave problema de las agresiones de todo tipo contra las mujeres. De la reunión que hoy tendrá lugar en la sede del Senado, seguramente saldrá con la causa abrazada por varios legisladores y legisladoras, por su relevancia.

LA RAZÓN DE MÉXICO

QUEBRADERO

JAVIER SOLÓRZANO

La agenda del embajador

Al embajador de EU en México, Ken Salazar, le están tocando momentos singulares y quizá únicos en la relación bilateral, entre otras razones, porque suponemos que no es fácil entenderse con el Presidente mexicano.

Ken Salazar se ha salido de esquemas de otros embajadores. Tiene la ventaja de estar cerca de Joe Biden, todo indica que hay comunicación directa, la cual no necesariamente pasa por el Departamento de Estado.

Sin embargo, a ciertos sectores de EU no les está gustando su gestión, porque presumen tiene una cercanía con López Obrador.

El último lío fue la desafortunada declaración del Presidente sobre la Estatua de la Libertad que de seguro no le gustó a nadie, los festejos y balaceras del 4 de julio ayudaron para que por ahora se diluyera su provocadora expresión; presumimos que no habrá acuse de recibo ni del gobierno ni de la embajada, pero se sigue llenando el vaso.

Ken Salazar nos decía hace unos meses que cuando habla con López Obrador no deja de decirle lo que piensa y que son públicas las diferencias. Con la Reforma Eléctrica se manifestaron las diferencias, el embajador dijo una y otra vez que no estaba de acuerdo con el texto original.

La nota de ayer en primera plana en el NYT mueve más las aguas, artículo que, por cierto, se iba a publicar desde hace algunas semanas. Se le señala al embajador el tener una gran cercanía, con todo lo que esto quiere decir, con el Presidente. Es probable que así sea como parte de la necesaria comunicación, pero pensar que está sometido no tiene sentido, porque antes que nada su obligación es defender los intereses de su país; como sea, habrá que no irse con las fintas.

Lo que sí deberá explicar el multicitado embajador es el hecho de que haya metido en su agenda las elecciones del 2006 y el tema de las ONG, el cual ayer fue respondido con claridad por María Amparo Casar, temas que no se pasa por alto que sean de primera importancia para López Obrador; a querer o no terminó por jugar en favor del tabasqueño.

A menudo no queda claro si ante EU, López Obrador quiere manifestar posiciones políticas o lanzar declaraciones provocadoras, hecho que suele suceder en el tabasqueño como una constante.

Los indicadores previos al debate sobre la Reforma Eléctrica tuvieron en el Parlamento Abierto espacios realmente importantes para que la reforma tuviera cambios que permitieran llegar a consensos; sin embargo, no se hizo un solo cambio ante lo cual el embajador manifestó sus abiertas diferencias, el resto de la historia es conocida.

La comunicación directa presumimos que pasa también por la Cancillería y es quizá esta instancia la que logre destrabar asuntos que en Palacio Nacional no caminan, hay suficientes evidencias de que al Presidente no le pasa necesariamente por enfrente la diplomacia.

La reunión del 12 de julio va adquiriendo importancia. La migración es fundamental y por los acuerdos alcanzados en la Cumbre de las Américas, a la que no asistió el Presidente, junto con los graves problemas de los migrantes como sucedió en San Antonio, el tema estará en el centro junto con el narcotráfico y la economía.

Coloquemos también en el radar la reunión de noviembre del T-MEC en México, porque pudiera ser que para EU y Canadá sea el punto de partida para crear una economía trilateral fuerte, bajo la nueva geopolítica que está naciendo en el mundo pensando transformar en lo económico el sureste de México y CA.

Con todas las contradicciones evidentes somos de la idea de que es mejor ver a Ken Salazar entrar y salir de Palacio Nacional que no verlo, pero no perdamos de vista lo que está pasando en medio de lo inédito que esto está resultando.

RESQUICIOS.

Dice el Presidente de Morena que es “ridículo” que el INE no permita reuniones masivas que podrían ser actos anticipados de campaña. Quizá lo sea, pero la ley fue hecha y aprobada, entre otros partidos, por las exigencias de quienes llaman “ridícula” la decisión del instituto; lío en puerta.

LA JORNADA

ASTILLERO

JULIO HERNÁNDEZ

Con la jerarquía de la Iglesia católica, apostólica y romana se ha topado el Presidente de México. El asesinato de dos sacerdotes jesuitas en la Sierra Tarahumara, y las respuestas de Palacio Nacional ante los primeros reclamos eclesiásticos han precipitado una confrontación entre los poderes civil y religioso como no se había producido en ningún otro momento desde que a finales de 2006 fue detonada en México la llamada guerra contra el narcotráfico.

Todo un manual de activismo preliminar, admonitorio, fue publicado por la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México y la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, para convertir el mes en curso en una Jornada de Oración por la Paz que iniciará este domingo con misas dedicadas a hacer memoria de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas que han sido asesinados en el país (los detalles, en https://bit.ly/3Au2lw8).

La convocatoria a la movilización de la feligresía católica se mantiene en general aún dentro de los templos, sin salir abierta y masivamente a las calles a manifestaciones públicas, aunque desde ahora se propone ir un poco más allá del espacio tradicional de culto, con misas y oraciones comunitarias en lugares significativos que representen a todas las personas que han desaparecido o sufrido una muerte violenta, sean homicidios dolosos, feminicidios, activistas sociales o cualquier otra persona en situación de exclusión o vulnerabilidad.

El motivo de la agitación religiosa ha sido claro en el comunicado de las jerarquías. Se produce en este momento en que la indignación de nuestro pueblo, ante la barbarie de la violencia, nos están (sic) abriendo una puerta para la paz.

No faltan razones para esa indignación, pero tampoco para preguntarse por qué el aparato rector de la religión mayoritaria del país hasta ahora ha decidido subir el tono de la protesta, cuando durante décadas recientes (para no llevar el análisis hasta siglos pasados, ante otras barbaries) se ha mantenido silencioso, inmóvil y, en muchos casos, cómplice de los poderes políticos y económicos que crearon o continuaron las condiciones de esa barbarización nacional y que, en lo específico, esos poderes, por las vías policiacas y militares, ejecutaron matanzas e injusticias enormes en combates contra el crimen desbordado.

Por lo pronto, parte de la discusión pública se ha centrado en la propuesta de algunos obispos de incluir a miembros del crimen organizado en alguna suerte de negociaciones. Al respecto, el presidente López Obrador expresó: lo que ellos plantean (los obispos) de que se debe de tratar aún a estas personas (los criminales) como seres humanos y convocarlos a deponer su actitud; esto es muy importante, porque es el perdón. ¿El gobierno dialogaría con esos grupos criminales? No, eso ya es otro asunto, yo no estoy diciendo de la negociación y nosotros no tenemos ninguna negociación (https://bit.ly/3afhlDt).

Sin embargo, en varios medios se publicó una interpretación que atribuía a AMLO pedir que se incluyera a los narcos en los planes de paz. En las mismas notas reformadas se dejó constancia de que el Presidente decía estar de acuerdo con lo propuesto por dos obispos respecto a sus acciones específicas como iglesia, no que el gobierno estuviera convocando a los criminales a negociar.

El nuevo subsecretario de Gobernación, César Yáñez, encargado, entre otros asuntos, de los religiosos, hubo de salir a precisar: Pues esos (los de los obispos) son llamados muy respetuosos, pero no creo que los debamos de compartir como gobierno. Pero respetamos la decisión de ellos, porque además, no es la iglesia, son sólo ellos.

¿Hasta dónde llegará este activismo convocado por la élite de la Iglesia católica, con ánimo de movilizar a sus bases para cambiar la política obradorista de abrazos, no balazos, entre otros temas? ¡Hasta mañana!

EL ECONOMISTA

CAFÉ POLÍTICO

JOSÉ FONSECA

La retórica atasca el diálogo con la Iglesia

Desde Bucareli se tienden puentes para desintoxicar el ambiente de la relación del Gobierno de la República con la Iglesia Católica, emponzoñada por las rijosas respuestas presidenciales al reclamo por el asesinato de dos jesuitas.

Las Jornadas de Oración encauzan el descontento por la política de seguridad, pero el diálogo, si no imposible, será difícil si la retórica presidencial, fiel a su costumbre, va a medrar políticamente con las jornadas al calificarlas de “viraje” de la Iglesia.

Quizá en Palacio deban decidir cómo quiere resolver el Presidente Andrés Manuel López Obrador este innecesario desencuentro con la Iglesia Católica. El riesgo es que, mientras deciden, la retórica electorera genere insalvables diferencias.

¿Cambio de divisas en el sector energético?
Hace más de una década, por aquello de la globalización, las inversiones propiciadas en México para el sector energético fueron indistintamente en dólares o en euros, de norteamericanos y canadienses y de europeos.

El T-MEC y la pandemia modificaron puntos de vista y propiciaron ajustes en los objetivos de las naciones firmantes del acuerdo, ajustes no siempre explícitos que la semana próxima podrían concretarse en Washington.

La visita del Presidente López Obrador a la Casa Blanca y una agenda flexible auguran acuerdos en materia de inversión que fortalecerán la integración propuesta por México, dinamicen la inversión energética, pero sólo en dólares.

Con semántica, Morena reta a ley electoral
Sabe Mario Delgado que su tarea es aplicar los planes meticulosamente elaborados para que el proceso de la sucesión presidencial, a pesar de las pasiones más que evidentes, no se descarrile.

Desde el principio fue un desafío como darle vuelta a las leyes electorales que ellos mismos, los morenistas, llenaron de candados contra precampañas y actos anticipados de candidato y partidos.

Lo ha resuelto el oficialismo al controlar el significado de las palabras. Los mítines de precandidatos son “foros”. Los precandidatos son “defensores de la 4T”. Las giras de proselitismo son “sesiones informativas”. Así de fácil, así de difícil.

NOTAS EN REMOLINO
Quizá el dirigente nacional del PRI Alejandro Cárdenas Moreno es culpable de los delitos de que le acusa la gobernadora de Campeche Laya Sansores, pero asombra que a nadie preocupe que el oficialismo haya violado la ley y las garantías constitucionales. Recuerda uno aquello de “vinieron por el judío y no dije nada porque no soy judío”… Más que probada la eficiencia de la directora del SAT Raquel Buenrostro lo que permite que la recaudación no sea problema para este Gobierno… Comida de trabajo la que tuvo ayer 5 de julio, don Carlos Slim con el Presidente López Obrador…Afirman que, si la maestra Delfina Gómez se va como candidata al Estado de México, podría un radical reemplazarla en la SEP. Chismes, suponemos… Curioso, el escándalo por el refugio de animales incautado por el gobierno de CDMX parece tener el objetivo de alguien que quiere quedarse con el predio. Cuidado, detalles que luego cuestan mucho… ¿Era necesaria una iniciativa para derogar el horario de verano? ¿No bastaba un decreto presidencial que derogara el que firmó Zedillo para establecerlo en 1996?… Pertinente esta gema milenaria de Confucio: “hasta un sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo un necio se queda sentado” …

REFORMA

TEMPLO MAYOR

CUENTAN QUE en Palacio Nacional siempre tienen preparada una jarra de Kool-Aid por si llega el embajador Ken Salazar, ya que en cada visita se la bebe completa. Así de a gusto se siente en esos encuentros.

A LO LARGO de la relación bilateral, México ha sufrido la falta de diplomacia y de tacto por parte de embajadores de Estados Unidos intrusivos e irrespetuosos. En contraste, en épocas más recientes el vínculo también se ha fortalecido con arquitectos y arquitectas que, desde la embajada, construyen puentes no sólo con el gobierno sino con el sector privado, la academia, la sociedad civil y las fuerzas de oposición.

EN EL TIEMPO que le queda a Ken Salazar en México, ojalá considere que el país es mucho más grande que los patios de Palacio Nacional y que, contrario a lo que le han dicho, no es la nación de un solo hombre.

¡AH, CARAY! ¿A poco Alejandro Murat anda buscando chamba en el área de seguridad pública dentro del gobierno federal? La pregunta viene al caso porque el oaxaqueño, casuaaalmente, anda promoviendo últimamente sus supuestos logros en esa materia.

NO SÓLO el gobernador, sino también sus jilgueros, repiten por todos lados que el priista va a dejar Oaxaca como uno de los estados con menos violencia y delincuencia. Además, a la menor provocación, a Murat le da por hablar del tema. Incluso presentó hace unos días una ponencia en el Colegio de la Defensa Nacional.

CLARO: a lo mejor es mera casualidad. O a lo mejor anda tratando de posicionarse para dar el tan anunciado chapulinazo al gobierno de Morena, no como embajador, sino en una posición más operativa.

NO SE lo digan a nadie, pero todo indica que en los próximos días habrá cambios en la Secretaría de Educación Pública… y no porque empiecen las vacaciones escolares. Más bien porque Delfina Gómez se graduará como corcholata mexiquense.

ES DECIR, ya se está elaborando la convocatoria para seleccionar a quien coordinará (es un decir) los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación en el Estado de México. Esto en español quiere decir que esa persona se convertirá en la candidata o candidato a la gubernatura.

VARIOS son los apuntados: el senador Higinio Martínez; el jefe de Aduanas, Horacio Duarte; el alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis; la presidenta municipal de Tecámac, Mariela Gutiérrez Escalante, y desde luego Delfina Gómez, quien supuestamente ya trae una estrellita en la frente puesta desde Palacio Nacional. A ver si es cierto.

EL UNIVERSAL

BAJO RESERVA

Ken, aguanta, el pueblo se levanta. ¿Aguantará Ken?

Tras el misil que el embajador recibió a manera de crítica en la portada de The New York Times, en el que el rotativo neoyorquino cita a funcionarios del gobierno del presidente Joe Biden que aseguran, de manera anónima, que existe una “preocupante alineación” de Ken Salazar con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Nos hacen ver que la defensa del diplomático no se hizo esperar. El Presidente no escatimó en elogios para el diplomático estadounidense. Dijo que “Ken” es su “amigo”, un “hombre bueno, sensato”; “un político muy responsable de Colorado, que viene de abajo, de origen mexicano”; “muy buena persona” y “simpático”. Y agregó, “los conservadores reaccionarios quisieran tener un halcón de embajador (…) Entonces nuestro apoyo a Ken”. Esta es la segunda vez que el Presidente ha defendido al embajador Salazar, quien antes fue criticado por, supuestamente, tener posturas poco críticas en torno a la reforma eléctrica de AMLO. En aquella ocasión, el mandatario mexicano se solidarizó con él y le dijo “Ken, aguanta, el pueblo se levanta”. ¿Aguantará Ken el fuego que le mandan desde su país?

En el PAN, dicen el pecado, pero no el pecador

Exgobernadores del PAN exhortaron al jefe nacional de su partido, Marko Cortés, a realizar una purga y “limpiar la casa”. “No más directivos, candidatos o funcionarios de gobierno corruptos”, expuso el exgobernador de Nuevo León, Fernando Canales Clariond. Lo malo es que, en la conferencia de prensa en la sede nacional blanquiazul, tanto el exmandatario neoleonés, como su compañero jalisciense, Francisco Ramírez Acuña, optaron por retirarse ante las preguntas sobre a quién iban dirigidos los señalamientos. Es decir, los panistas dijeron el pecado, pero no el pecador; pidieron una purga, pero no dijeron quién debe beber el aceite de ricino.

Pelea por la verdad de Ayotzinapa

A quien no han convencido las declaraciones del Presidente en torno a que ya se sabe qué pasó la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014, es al abogado de los 43 estudiantes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa, Vidulfo Rosales, quien prácticamente acusa a este gobierno de querer sacarse una nueva narrativa del caso Iguala debajo de la manga. Por supuesto, al abogado se la han volteado algunos defensores de la autollamada Cuarta Transformación, quienes ahora lo acusan de querer desestimar, por adelantado, la nueva versión, pues acusan que una resolución del caso iría en contra de sus intereses, porque, aseguran, se ha beneficiado por 8 años de la desaparición de los normalistas.

No se adelantarán las vacaciones

Pese al alza en los contagios de Covid-19 en varias entidades del país, nos aseguran que la Secretaría de Educación Pública, a cargo de la maestra Delfina Gómez, no tiene planes de adelantar el cierre del ciclo escolar, al que aún le quedan tres semanas de clases. En escuelas públicas y privadas se han presentado nuevos casos positivos, lo que preocupa a maestros y padres de familia, pero esto no es considerado por la autoridad educativa como un signo de alarma que obligue a modificar el calendario oficial. Y, aunque se sabe que, a estas alturas del año escolar, las calificaciones de los estudiantes ya están definidas, los alumnos tendrán que seguir al pie de la letra las instrucciones de la SEP de asistir a las aulas hasta el último día del curso, es decir, el 28 de julio.

EL UNIVERSAL

HISTORIAS DE REPORTERO

CARLOS LORET DE MOLA

Las 10 mentiras de la “inauguración” de Dos Bocas (II)

Ayer comentamos las primeras 5 mentiras del gobierno a propósito de la “inauguración” de la refinería de Dos Bocas: inventó un término para no aceptar que era una obra inconclusa, mintió sobre la fecha en que estará realmente operando, manipuló el discurso sobre el precio de la gasolina en México, hizo mal las cuentas en la capacidad de refinación del país y se contradijo en las cifras sobre la producción de petróleo.

No sólo eso:

6. El director general de Pemex presumió que la compra de la refinería de Deer Park en Estados Unidos fue una gran decisión porque tan solo en medio año se recuperó más de la mitad de la inversión. Mentira. El costo total no sólo fue lo pagado a Shell (500 millones de dólares), sino también la deuda que se contrajo (1,000 millones de dólares). O sea, el precio real pagado por el gobierno de México fue de 1,500 millones de dólares. ¿Cuánto se recuperó en medio año? 200 millones de dólares. 200 no es la mitad de 1,500. Ni aquí, ni en China, ni en Pemex ni en Palacio Nacional.

7. Dicen que Dos Bocas es una gran inversión. Dicen que va a producir exactamente lo mismo que Deer Park: 340 mil barriles. Pero Deer Park costó 1,500 millones de dólares y Dos Bocas va en 12 mil millones… ¡ocho veces más! (más lo que se acumule)

8. El director general de Pemex presumió que el mercado nacional de combustibles ya estaba consumiendo 1 millón 176 mil barriles diarios de gasolinas, diésel y turbosina. Y que eso era extraordinario, porque el año pasado sólo se vendieron 844 mil barriles. Lo que no dijo es que en 2018, cuando entraron al gobierno, ya se vendían 1 millón 180 mil barriles diarios. La caída en las ventas de los últimos años no sólo fue por la pandemia: fue también por la fallida estrategia de comercialización y combate al robo de combustibles.

9. En su discurso de la “inauguración”, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo que la obra costó 10,200 millones de dólares. Pero no aclaró si ese era el costo total cuando la refinería pueda ya operar comercialmente, o si era lo que llevan gastado hasta la “inauguración de la primera etapa constructiva”. El presidente ya dijo que costará 12 mil millones. Hay especialistas que hablan de que tendrá un costo final de entre 14 y 18 mil millones de dólares. No se puede monitorear porque no hay acceso a la información de los contratos y sus modificaciones. Lo cierto es que, cualquiera que sea la cifra final, sin duda será muy superior a los 8 mil millones de dólares que prometió López Obrador que iba a costar.

10. Los tiempos de entrega no se cumplieron. Al inicio de su sexenio, el presidente dijo que el sábado pasado estaría refinando. Eso no sucedió. Ni va a suceder pronto.

Y como decíamos ayer: pero nada de esto es culpa de un gobierno necio e inepto. Todo es culpa de los neoliberales.

MILENIO

TRASCENDIÓ

Que la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados fue citada hoy a las cinco de la tarde para dar una respuesta definitiva a la sentencia del Tribunal Electoral que ordena ceder un lugar de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión a Movimiento Ciudadano, y aunque la mayoría de Morena, encabezada por Ignacio Mier, insiste en que atender la resolución supone violar el texto constitucional y admitir una injerencia de los magistrados en el Legislativo, hasta anoche se buscaba una salida política para evitar el desacato y las sanciones que incluso pueden dejar a los infractores fuera de la próxima contienda electoral.

Que la Fiscalía de Ciudad de México deberá definir este miércoles hora y fecha en la que citará a Florencia Serranía, ex directora del Sistema de Transporte Colectivo, por el desplome de la Línea 12 del Metro, ocurrido hace más de un año y dos meses. El juez de la causa también ordenó al Ministerio Público girar citatorios a los ex directores Joel Ortega y Jorge Gaviño, así como al actual secretario de Obras, Jesús Antonio Esteva. En otro tema capitalino, hoy la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, acudirá al Tribunal de Justicia Administrativa a presentar un recurso de apelación contra la sentencia emitida por el mismo órgano que busca destituirla e inhabilitarla de su cargo por el cierre del Deportivo Guelatao.

Que la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila, tuvo una conversación remota en días pasados con José Alberto Mujica, ex presidente uruguayo y símbolo de las izquierdas latinoamericanas, quien felicitó a la morenista por su objetivo de buscar una verdadera transformación en ese territorio fronterizo. “La lucha por la gente es infinita y va más allá de nuestras vidas”, expuso el sudamericano, quien reconoció el valor de ellas en la visión social y el quehacer gubernamental en una charla que versó además sobre políticas públicas cercanas a la gente, austeras y centradas en la felicidad de los pueblos.

EXCÉLSIOR

FRENTES POLÍTICOS

1. Reprobado. Alejandro Alito Moreno, dirigente nacional del PRI, viajó a Europa y su salida del país alertó a sus opositores, quienes insinuaron que podría estar huyendo, debido a la actual investigación en su contra. Él asegura que sólo salió para acusar a la 4T a nivel internacional. Y es que el fiscal de Campeche, Renato Sales, informó que la inspección realizada a uno de los domicilios de Moreno fue en cumplimiento de una orden judicial que lo señala por presunto enriquecimiento ilícito. Amigo del escándalo, Alito acumula temas. Lo que más ha causado revuelo son los audios difundidos por la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, que lo vinculan con delitos como corrupción y lavado de dinero. ¿Y así lleva las riendas del partido?

 

2. El que la hace, la paga. Jaime Bonilla, exgobernador de Baja California, está en serios problemas. Fue citado a declarar por una presunta afectación a la hacienda pública en el caso de la fallida construcción de una planta fotovoltaica en el estado. Sus buenas intenciones terminaron en el modelo de obras fachada que únicamente sirven para desaparecer recursos. La investigación se sustenta en un presunto caso de corrupción en la firma del contrato con Next Energy para la construcción de la planta en Mexicali. No era cosa menor. La gobernadora Marina del Pilar Ávila aseguró que este proyecto ponía en riesgo las finanzas estatales. El citatorio, solicitado por el Ministerio Público a un juez de control, involucra a varios de sus funcionarios. ¡Chuza!

 

3. Entidad perdida. El gobernador David Monreal no ha podido controlar el fenómeno que más lesiona a los zacatecanos: la inseguridad. Escala la violencia en la entidad. En dos días se registraron 15 víctimas de homicidio. El primer semestre del año se contabilizaron, oficialmente, 643 homicidios dolosos. Es tan apremiante la situación que, por conseguir la tranquilidad, Sigifredo Noriega, obispo de Zacatecas, entidad azotada por una guerra entre narcotraficantes, propuso un “pacto social” integrado, incluso, por “malhechores”. Saben de lo que hablan los habitantes de ese territorio, el propio Noriega fue detenido por un grupo armado hace unos días en un retén cuando viajaba a Jalisco. El gobierno de Zacatecas está más rebasado que nunca. ¿Podrán hallar la paz?

 

4. Estar en todo. Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, y Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana, intervinieron para salvar a varias especies de felinos en estado de abandono en el santuario Jaguar Negro-Tigre Blanco, ubicado en la región del Ajusco. Es la respuesta a la Asociación de Zoológicos, Criadores y Acuarios de México, AC, respecto a la denuncia que interpuso ante la FGR contra Eduardo Mauricio Moisés Serio, propietario del santuario, por “el extremo abandono y maltrato de cientos de grandes felinos”. La crueldad animal no cabe en México. Que sirva la coyuntura para que la sanción a Eduardo Serio sea ejemplar. No podemos permitir que el maltrato se normalice.

 

5. Tensión a la baja. Tras la muerte de los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, a manos del crimen organizado, la relación entre el gobierno de López Obrador y la Iglesia católica de México se desfasó. Ésta última y varios de sus representantes sugirieron públicamente que la estrategia de seguridad del gobierno de la 4T debía ser repensada. Ante esta situación, el nombramiento de César Yáñez como subsecretario de Gobernación significó, junto con la intervención de Adán Augusto López, secretario de la Segob, un exitoso intento por mejorar las relaciones. Los funcionarios se acercaron a dialogar con los jerarcas católicos y el escenario se distendió. Hay ahora lazos de unidad contra un mal común: la delincuencia.

EL FINANCIERO

ESTRICTAMENTE PERSONAL

RAYMUNDO RIVA PALACIO

No me ayudes, compadre

Ken Salazar está metido en problemas en Washington. Ya se socializó dentro y fuera del gobierno de Estados Unidos que quizá fue demasiado lejos en su relación cálida y consecuente con el presidente Andrés Manuel López Obrador, y que probablemente ya no defiende los intereses de su país, sino los del hombre en Palacio Nacional, a quien considera su amigo. López Obrador no es amigo de Salazar, aunque así lo dice, pero lo utiliza, manipula y lo tiene en su bolsa. El embajador, de quien se esperaba todo, menos que fuera ingenuo, juega en la cancha del Presidente.

En este espacio se ventilaron hace un mes las molestias sobre Salazar que tenían en Estados Unidos, en el sector empresarial –que pidió incluso en diciembre su destitución– y dentro de su propio gobierno. Por razones estratégicas –la ayuda mexicana para frenar la migración–, la Casa Blanca y el Departamento de Estado frenaron la metralla contra el embajador. Sin embargo, todo indica que la molestia se ha incrementado por falta de resultados.

Un despacho en The New York Times, publicado ayer a cuatro columnas en su primera plana, dijo que aunque mantener la cooperación migratoria con México implicaba evitar conflictos con “un líder mexicano volátil”, al interior del gobierno hay una preocupación creciente de que, en el proceso de acercamiento, “el embajador haya arriesgado los intereses estadounidenses”.

Ése era el reclamo de las empresas energéticas en diciembre pasado al secretario de Estado, Antony Blinken, y la frustración de funcionarios en la Oficina de la Representante Comercial de la Casa Blanca, por lo que consideraban violaciones al Acuerdo Comercial de América del Norte. Frenarlos no tuvo los resultados esperados. La Cumbre de las Américas, donde Salazar le dio esperanzas al presidente Joe Biden de que López Obrador asistiría, fue otro punto negativo para el embajador. Su silencio ante los crímenes de periodistas, en contradicción con la postura de Blinken, uno adicional.

“Al interior del gobierno estadounidense”, reportó The New York Times, “algunos cuestionan si el enfoque blando de la actual gestión de verdad funciona o más bien envalentona a López Obrador, mientras desafía la influencia estadounidense y socava las salvaguardas de la democracia”. Visto desde México, se puede decir que envalentonó y empoderó a López Obrador. De manera reiterada ignoró los extrañamientos sobre declaraciones acerca de intervencionismo del Departamento de Estado, golpismo por parte de diplomáticos en la Embajada en México, o calificar de “genocida” el bloqueo comercial a Cuba. A López Obrador, utilizando sus metáforas, las quejas de Washington le hicieron lo que el viento a Juárez y Salazar no transmitió, claramente, lo que pedía su gobierno.

Las fobias de López Obrador se convirtieron en dudas de Salazar, como las sospechas de fraude que planteó sobre la elección presidencial de 2006 durante una reunión con el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova; el director de Relaciones Internacionales, Manuel Carrillo, y el consejero político de la embajada, Brian Naranjo, o que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad tuviera una agenda política escondida. Las posiciones del diplomático son contrarias a la política de su gobierno, lo cual quedó exhibido en la información del diario neoyorquino. Por ejemplo, en contradicción clara con lo que piensa el embajador, Juan González, consejero de Seguridad Nacional para América Latina, dijo que seguirán el financiamiento a Mexicanos Contra la Corrupción, y que la línea del gobierno sobre las elecciones de 2006, que dieron como válidas, no se ha modificado. Salazar dijo que no sabía que existía esa línea.

La contradicción abierta lo confronta con uno de los funcionarios que lo estaban apoyando en Washington. Como se publicó en este espacio en junio, la batalla sobre cómo lidiar con México había abierto dos flancos. En uno estaban Blinken y González, y en el otro el procurador general, Merrick Garland; la representante comercial de la Casa Blanca, Katherine Tai, el FBI y la DEA. Garland y las agencias pedían una posición dura contra el gobierno de López Obrador por sus acciones en materia de seguridad y cooperación bilateral, mientras Tai quería presentar denuncias por violaciones al acuerdo comercial. Las instrucciones fueron que se contuvieran y que todos los temas mexicanos tenían que pasar por el filtro de Blinken.

El boicot a la Cumbre de las Américas cambió el estado de ánimo. Tai inició las denuncias por violaciones al acuerdo comercial y Blinken censuró duramente al gobierno de López Obrador por la violencia contra la prensa. En paralelo surgieron cartas y críticas de influyentes senadores contra López Obrador, quien respondió con insultos. No sería equivocado considerar que el Presidente rompió la liga de contención en Washington, dejándose llevar por su incontenible furia, su carencia de filtros y la creencia mantenida de que con Salazar, comiendo de su mano, tiene resuelta la relación con Biden.

No extraña que, tras la publicación este martes que expone las críticas contra él en Washington, fuera López Obrador, no el secretario de Estado o la Casa Blanca, quien saliera primero en su defensa. “Nuestro apoyo a Ken”, sentenció. Su apoyo, como siempre, fue superficial y lleno de clichés.

Como no le gustó que exhibieran a Salazar, dijo que los “conservadores reaccionarios” quieren tener un “halcón” de embajador, que estuviera preparando –así funciona su cabeza– un golpe de Estado como Henry Lane Wilson lo promovió contra Francisco I. Madero, ¡hace casi 110 años! Entre los sinsentidos que dijo señaló que, quizá, se enojó el diario porque habló a favor del controvertido Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, acusado por Estados Unidos de publicar información secreta y señalado en una investigación en el Congreso de haber sido usado por los rusos para difundir correos electrónicos de Hillary Clinton, ayudando a Donald Trump a ganarle la Presidencia.

Lo de siempre. Lo que queda, sin embargo, es la herida para Salazar, exhibido donde se toman las decisiones como un embajador que parece estar enfermo del síndrome de Estocolmo con López Obrador, y que a ojos de muchos en Washington se volvió disfuncional.

EL FINANCIERO

COORDENADAS

ENRIQUE QUINTANA

Pues sí, invirtió más Calderón

Ante la presunta inauguración de la Refinería de Dos Bocas y previamente del Aeropuerto Felipe Ángeles, existe la impresión de que finalmente el gobierno está invirtiendo en diversas obras públicas, a diferencia de lo que ocurría en el pasado.

Me temo que, de acuerdo con las propias estadísticas de la Secretaría de Hacienda, esto no es así.

Lo que ha ocurrido es que, a las obras emblemáticas de la 4T, se les han dado reflectores como no tenían muchas obras del pasado. Sin embargo, la realidad es que el deterioro de la inversión pública continúa.

Analicemos el comportamiento de la inversión pública real en los últimos sexenios, según las cifras de Hacienda.

En el sexenio de Zedillo, la inversión pública creció 13.8 por ciento, es decir, a una tasa anual media de 2.2 por ciento.

Ya desde esa fecha, por las dificultades económicas que el país padeció, el crecimiento de la inversión pública fue relativamente bajo.

En el sexenio de Fox, con todo y que atravesamos una leve recesión en los dos primeros años de su mandato, sí se presentó un despegue de la inversión pública, la que creció a una tasa anual media de 5.5 por ciento al año, por encima del crecimiento de la economía.

El pico del crecimiento de la inversión del gobierno y sus empresas ocurrió en el sexenio de Felipe Calderón –insisto, con base en los datos oficiales de Hacienda–, cuando la inversión pública creció a un ritmo de 12 por ciento al año en términos reales.

La razón de este impulso es que se estableció una política de fuerte inversión para hacer frente a la caída de la inversión privada que se produjo en los años de la gran crisis financiera.

En el 2008 el retroceso de la inversión del sector privado fue de 5.8 por ciento, pero en 2009 fue de 9.1 por ciento.

Si consideramos en conjunto los tres sexenios de los que hemos hablado, observamos que la inversión pública que se realizaba al final de la gestión de Calderón era 227 por ciento superior en términos reales a la que se efectuó en el último año del sexenio de Salinas.

En esos 18 años, la infraestructura del país recibió apoyos y aunque siguió con muchas deficiencias, mejoró.

La historia empezó a ser diferente en el sexenio de Enrique Peña.

Durante el sexenio pasado se apostó fuertemente a los proyectos público-privados.

Y, la realidad es que la fórmula no funcionó. El gobierno no invirtió lo suficiente y el sector privado tampoco.

Al término del sexenio de Peña, la inversión pública era 27.6 por ciento inferior a la que se realizaba al finalizar el sexenio de Calderón.

Y ahora regresemos a la actual administración.

Los reflectores que han tenido las llamadas “obras emblemáticas” del actual gobierno hacen parecer como si esta administración estuviera invirtiendo como nunca.

La realidad es que no.

Lo invertido en el tercer año de la actual administración, con todo y las megaobras, fue inferior en 1.1 por ciento a lo que se hizo en el último año del gobierno de Peña y fue menor en 27.4 por ciento a lo invertido en el último año de Calderón.

El problema con un país como el que tenemos es que la infraestructura requiere mucha inversión y no solo megaobras.

¿Cómo están sus calles? ¿Qué tal su servicio de alumbrado? ¿Qué tan moderno es el servicio de recolección de basura en donde vive?

Y así puedo sumarle una enorme cantidad de rubros que, al menos en las dos últimas administraciones, se han descuidado.

Por eso es que las grandes obras de AMLO no son suficientes para revivir una inversión que está de capa caída y que no se ha levantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.