Queda mucho por avanzar para lograr una conectividad igualitaria: Graciela Márquez Colín

RODRIGO RIQUELME / EL ECONOMISTA

La más reciente edición de Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH), realizada por el Inegi y el IFT, revela que las distintas brechas en materia digital que hay en México persistían hasta el 2021, de acuerdo con Graciela Márquez Colín, presidenta del instituto nacional de estadística.

Los resultados de la ENDUTIH muestran que las brechas entre los géneros, el entorno rural y urbano y las distintas regiones del país se mantienen pese a que 88.6 millones de personas o 75.6% de la población de 6 años o más hace uso de internet y a que más de 90 millones de personas tiene un teléfono celular.

“Si bien es cierto que en los últimos años se ha reducido esta disparidad, también lo es que queda mucho por avanzar para lograr una conectividad igualitaria”, dijo Márquez Colín durante la presentación de los resultados de la encuesta.

Sur-Sureste rezagado

Entre las brechas mencionadas por la presidenta del Inegi destaca la que hay entre los estados del sur-sureste del país y los del centro y norte. Mientras que en estados como la Ciudad de MéxicoBaja California Sur y Sonora, el porcentaje de usuarios de internet está entre 85 y 88% de la población mayor a 6 años, en Chiapas más de la mitad de la población no es usuaria de internet.

Lo mismo ocurre en el caso de estados como Oaxaca y Guerrero, donde el porcentaje de la población de seis años o más que es usuaria de internet es de 56.9 y 64.1%, respectivamente, más de 10 puntos porcentuales de diferencia con el promedio nacional de 75.6 por ciento.

Esta diferencia entre los estados del sur y del norte del país se agrava si se considera el porcentaje de hogares que tienen conexión a internet. De nueva cuenta, en estados como la Ciudad de México, Sonora y Baja California, el porcentaje de hogares con acceso a internet está entre 79 y 86% del total, mientras que en Chiapas, Oaxaca y Veracruz, este porcentaje es de 30.8, 39 y 51.1%, respectivamente.

Este fenómeno se repite también en el caso del uso de telefonía celular, ya que mientras que la Ciudad de México, Baja California, Sinaloa y otros 15 estados del país, el porcentaje de la población con acceso a telefonía celular es mayor al promedio nacional de 78.3%; en Chiapas, Oaxaca y Guerrero, apenas 55.6, 63.8 y 67.3% de la población tiene uno de estos dispositivos, respectivamente.

“Conviene recordar que la conectividad y el acceso a las tecnologías de la información es un motor de desarrollo y bienestar. Sin embargo, un acceso desigual a estas tecnologías repercute necesariamente en el desarrollo con equidad”, enfatizó Márquez Colín.

La brecha digital de género persiste

Aunque el porcentaje entre las mujeres y los hombres que son usuarios de internet en México se ha reducido en años recientes, aún se mantiene una brecha de 2.1 puntos porcentuales. Una mayor cantidad de hombres (76.5%) tienen acceso a internet en México frente a 74.8% de las mujeres, una constante en la medición por lo menos en las cinco encuestas más recientes.

De acuerdo con Gabriela Gutiérrez, directora general adjunta de Estadística y de Análisis de Indicadores del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la brecha de género en el acceso a internet en México se trata de un fenómeno multidimensional que requiere de soluciones multifactoriales, por lo que la regulación y las autoridades deben tomar en cuenta todos estos factores.

“Los hombres tienen en promedio un mayor nivel de escolaridad que las mujeres, lo cual afecta el uso que pueden dar a las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC). También tiene que ver con el ingreso y con la zona geográfica en la que se encuentran”, dijo Gutiérrez.

Campo y ciudad

Aunque la brecha entre la población con acceso a internet en las ciudades y el campo se mantiene, ésta mostró una reducción de 2.1 puntos porcentuales respecto de los resultados de 2020. En 2021, 81.6% de la población de seis años o más con acceso a internet se concentró en las ciudades mientras que sólo 56.5% radica en el entorno rural.

No obstante, esta sigue siendo una de las principales desigualdades respecto del acceso a internet en México, pues la diferencia entre las personas con este servicio que viven en la ciudad y las que viven en el campo es de más de 25 puntos porcentuales, lo que de acuerdo con el comisionado presidente por suplencia del IFT, Javier Juárez Mojica, puede resolverse digitalizando los procesos productivos del entorno rural.

“En la medida que la conectividad se pueda utilizar para labores productivas, eso va a ayudar a reducir esa brecha en la parte rural”, dijo el comisionado Juárez Mojica.

“La exclusión digital se suma a otros retos estructurales que limitan el desarrollo y el acceso a oportunidades. La ENDUTIH 2021 ofrece información estadística valiosa para entender y atender estas necesidades y cerrar estas brechas”, remató Graciela Márquez en su participación durante la presentación de la encuesta.

https://www.eleconomista.com.mx/tecnologia/Queda-mucho-por-avanzar-para-lograr-una-conectividad-igualitaria-Graciela-Marquez-Colin-20220704-0052.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.