“Hace más de 10 años debió renovarse la L1 del Metro”

MILENIO

El Gobierno de la Ciudad de México informó que la Línea 1 del Metro (color rosa) se cerrará a partir del 9 de julio por los trabajos de modernización, lo cual costará 37 mil millones de pesos con un financiamiento a 19 años.

Detalló que se renovarán trenes y los sistemas de control, de telecomunicaciones (telefonía, radio, video) y de alimentación de energía. La línea transporta 500 mil pasajeros diarios y antes de la pandemia llegó a registrar picos de 750 mil a 900 mil.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, reconoció que el cierre generará inconvenientes para los usuarios, pero argumentó que la modernización no se puede postergar más, ya que debió iniciarse hace más de una década.

“Es una obra necesaria, podríamos no hacerla y dejar las cosas como están, pero la Línea 1 del Metro tiene 53 años… desde hace más de 10 años que debería haberse iniciado un proceso de renovación y es hasta ahora que tomamos la decisión de hacerlo.

“Habrá afectaciones para los usuarios, pero estamos haciendo todo para disminuirlas porque el objetivo es disminuir los riesgos y entregar una Línea 1 del Metro que sea totalmente moderna, como una de las mejores líneas de cualquier país desarrollado”, dijo.

La mandataria capitalina anunció que se reforzarán las redes del Metro, del RTP y del Metrobús para atender la demanda de los usuarios ante los cierres de la Línea Rosa.

“A partir del 9 de julio se va a cerrar la mitad de la Línea 1 del Metro. Este cierre es indispensable porque tiene que haber una modernización integral y ya no puede esperar más, es algo que se preparó durante dos años y medio, se hizo una licitación internacional, de hecho los nuevos trenes ya están en fabricación en China”, expresó.

Autoridades capitalinas explicaron que 9 y 10 de julio se suspenderá el servicio de Isabel la Católica a Observatorio para realizar adecuaciones de seguridad para el personal que se encargará de la modernización, y se mantendrá en operación el tramo de Pantitlán a Pino Suárez.

Posteriormente, explicaron en conferencia, a partir del lunes 11 de julio se cerrará de Pantitlán a Salto del Agua, tramo en el que se habilitará el servicio de apoyo de la red de transporte.

Guillermo Calderón, director del Metro, detalló que la modernización se realizará en dos fases: la primera, de julio a febrero de 2023, con el cierre de Pantitlán a Salto del Agua.

La segunda, de las estaciones Balderas a Observatorio, que se prevé dure seis meses, a fin de que las obras de remodelación de la línea con 53 años de historia concluyan en agosto de 2023.

 

https://www.milenio.com/politica/10-anos-debio-renovarse-l1-metro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.