Desde La Lagunilla, oposición arranca carrera por el 2024 en CdMx

MILENIO

Tantas habían sido las muestras de respaldo que ya había recibido de sus compañeros alcaldes de la alianza opositora y de los líderes de los partidos que en 2021 la arroparon como candidata a la alcaldía Cuauhtémoc, que cuando le tocó hablar, Sandra Cuevas ya estaba conmovida.

Comenzó a hablar y se le quebró la voz. Hizo una pausa para tomar aire y le brotaron las lágrimas. Y la pausa se hizo más grande.

De entre el público congregado en las sillas que se dispusieron en la explanada del deportivo Guelatao, en el pleno corazón del barrio de La Lagunilla, se escucharon gritos de apoyo.

“¡Ánimo, jefa!”, exclamó un grupo de empleados que acudió a hacer montón; “¡no-es-tás-sola-no-es-tás-so-la!”, se oyó desde el otro extremo, en donde estaban reunidos los comerciantes de Tepito.

Luego, tomó fuerza. Comenzó a hablar de cómo por la mañana le pidió a Dios darle fuerza para encabezar este mitin ─al que convocó como “conferencia de prensa”─ y poder dar un mensaje contundente.

Y sí lo fue. Su discurso ya no sólo fue para confrontar a la jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, sino que se lanzó contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, líder de la 4T, a la que los alcaldes emanados de la alianza PAN-PRD-PRI acusan de obstaculizar su trabajo, pero sobre todo de perseguirlos políticamente.

“Yo soy aferrada como usted, soy necia como usted, yo lucho como usted, pero yo… yo hago a los pobres, ricos y usted hace más pobres a los pobres”, acusó en un discurso que parecía más un arranque de campaña electoral ─en tiempos en que ya todo parece campaña─, que una simple conferencia para externar su posicionamiento por el tema del deportivo Guelatao, frente al que ella y su grupo político estaban parados.

El deportivo es el nuevo motivo de conflicto entre el gobierno de la ciudad y la alcaldía: a Cuevas se le acusó administrativamente de abusar de sus funciones por cerrar el inmueble.

Ella alega que fue en respuesta a una petición de trabajadores y de dictámenes que revelan un daño estructural que pone en riesgo la vida de quienes lo usan. Pero el gobierno de la ciudad asegura que no hay tal riesgo y que cerrarlo fue indebido. El caso está en el Tribunal de Justicia Administrativa, cuyos magistrados, uno de ellos, hermano de Dolores Padierna, la rival de Cuevas en la elección de 2021, han ordenado la destitución de la alcaldesa.

Cuevas recordó días pasados en los que veía con cierta admiración a López Obrador, sobre todo, esa noche del 1 de julio de 2018 en que el Zócalo se llenó de simpatizantes del tabasqueño para celebrar el tan ansiado triunfo en las urnas.

“Mi trabajo, en ese momento, me llevo ahí. Me dedicaba a vender espectáculos masivos y toca organizar este evento y estaba en primera fila, y siempre que me encontraba al Presidente, me abrazaba. Y yo decía ‘esta persona, este político, sí va a cambiar a este país’. Se sentía, sin que yo estuviera metida ni pidiendo nada”, dijo y recordó que ella no viene de familia política ni tiene carrera política, pues siempre ha sido comerciante.

Pero el tono del discurso cambió abruptamente. Criticó que las políticas públicas del Presidente ahora sólo busquen “venganza”.

“No aprovecharon esta oportunidad y ahora persiguen y fabrican delitos. A los pobres los utilizaron y los siguen utilizando y los siguen haciendo más pobres”, reprochó. “Echaron a perder este país”, acusó.

Su discurso estuvo precedido de mensajes de respaldo de los alcaldes de Álvaro Obregón, Lía Limón, con quien al final se fundió en un largo abrazo; de Miguel Hidalgo, Mauricio Tabe, y de Benito Juárez, Santiago Taboada, quienes exigieron dejarlos trabajar y no perseguirlos políticamente.

Taboada dijo, antes de terminar: “aquí en la ciudad, nos vamos a ir hasta el final, tope donde tope, no tenemos miedo de denuncias y de la UIF…. ¡aquí los esperamos!”; Andrés Atayde, el líder del PAN capitalino, adelantó que pronto presentarán “un proyecto alternativo para la ciudad”, mientras que Cuevas se comprometió a no detenerse hasta tener “una ciudad distinta con un líder distinto”. La carrera del 2024 arrancó en la ciudad.

Cuevas, abrazada, arropada, bajó del escenario entre porras, rodeada de su grupo de elementos de seguridad, uniformados todos de negro con la leyenda “Muralla” en la espalda, y se fue, triunfante, entre las calles de Tepito arriba de su Audi con placas de Morelos.

https://www.milenio.com/politica/lagunilla-oposicion-arranca-carrera-2024-cdmx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.