La gran resignación alcanzó a millennials y centennials, pero no hay que confiarse

EL ECONOMISTA

Desde que millennials y centennials forman parte de la fuerza laboral, los desafíos para la retención de talento han crecido para las empresas. Las nuevas generaciones se caracterizan por no querer hacer carrera en una sola compañía porque perciben el mundo del trabajo de manera distinta. Pero la pandemia está cambiando ese paradigma, por primera vez se observa un incremento de trabajadores jóvenes dispuestos a permanecer más de cinco años en una organización.

De acuerdo con la encuesta Millennial y Gen Z 2022 de Deloitte, este año se observa una mayor intención de los jóvenes por quedarse en una empresa por más tiempo de lo tradicionalmente observado, lo que responde en buena medida a los movimientos en el mercado laboral que se registraron a causa de la pandemia.

Alrededor del 38% de los millennials (27-41 años) piensa permanecer en su empresa actual por más de cinco años, esto representa un crecimiento de cuatro puntos en comparación con la medición de 2021. A medida que creció la lealtad entre este grupo de trabajadores, disminuyó de 36 a 24% la proporción de jóvenes de esta generación que piensa dejar la organización en los próximos dos años.

De manera más moderada, pero también con un mayor interés en “frenar” la velocidad de rotación laboral, la proporción de centennials (25 años o menos) dispuestos a quedarse por más de cinco años en una empresa pasó de 21 a 23% en el último año y la de colaboradores que dejaría su organización actual descendió 13 puntos para ubicarse en 40 por ciento.

Sin embargo, a pesar de que la “gran resignación” pudo haber alcanzado a las nuevas generaciones y esto explique el por qué se observa mayor lealtad hacia las empresas, Deloitte advierte que la proporción de jóvenes dispuestos a buscar nuevas oportunidades laborales en el corto plazo sigue siendo alta. “Lo que indica niveles de insatisfacción laboral”, subraya la firma.

En ese sentido, la consultoría destaca que las empresas deben aprovechar este momento de calma para implementar los cambios observados en el mundo del trabajo en vías de mejorar la retención y atracción de talento.

“En estos tiempos inciertos, están revaluando sus prioridades y esperando más de los líderes empresariales. Para atraer y retener talento, los líderes empresariales deben actuar con urgencia para dar forma a modelos de trabajo que satisfagan las expectativas de su gente”, señala Deloitte.

De acuerdo con los resultados de la encuesta, los principales motivos que han llevado tanto a millennials como a centennials a renunciar en menos de dos años a sus trabajos son los salarios, las afectaciones en la salud mental y el agotamiento. Pero para aceptar una nueva oferta laboral están priorizando elementos como el balance vida-trabajo y las oportunidades de aprendizaje y desarrollo.

Flexibilidad laboral y salud mental

Deloitte estima que en los próximos años, en su conjunto, estas dos generaciones representarán el 75% de la fuerza laboral global y a medida que los más jóvenes se incorporen al mundo del trabajo, irán moldeando este con nuevas formas de trabajar y prioridades.

De acuerdo con una encuesta de Indeed, los trabajadores más jóvenes están priorizando el trabajo remoto, la salud mental y hasta la semana laboral de cuatro días, esto se debe al valor que le dan a al balance entre la vida profesional y personal.

“Es posible notar que al optimizar la calidad de vida del trabajador, la empresa logra aumentar la eficiencia en el trabajo y los resultados de los empleados a través de la satisfacción personal y la reducción del estrés”, señaló Madalina Secareanu, gerente senior de Comunicación Corporativa de Indeed para Latinoamérica.

El sondeo realizado por la plataforma de búsqueda de empleo identifica que la mitad de los trabajadores de las nuevas generaciones renunciaría a un empleo si este le genera afectaciones a su salud mental o física.

En esa misma línea, el estudio de Deloitte evidencia que los niveles de estrés y agotamiento son similares entre ambas generaciones, pero los centennials son más propensos a sentirse estresados. En términos generales, la estabilidad financiera es uno de los factores que más impacta en la salud mental de los trabajadores jóvenes.

“Los niveles de estrés y agotamiento son altos, lo que indica un problema de retención para los empleadores. Si bien muchas organizaciones se enfocan más en la salud mental en el lugar de trabajo desde el comienzo de la pandemia, hay revisiones mixtas sobre el impacto”, destaca la firma.

https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/La-gran-resignacion-alcanzo-a-millennials-y-centennials-pero-no-hay-que-confiarse-20220614-0109.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.