Más niños irán a la policía comunitaria si autoridades incumplen peticiones

LA JORNADA

Unas 500 personas, entre miembros de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores(CRAC-PF); el Consejo de Gobierno Indígena Nahua de Ayahualtempa, municipio de José Joaquín de Herrera, así como niños, pobladores y autoridades comunales marcharon en demanda de seguridad y apoyo para impulsar proyectos productivos.

Los participantes recorrieron ayer al mediodía las principales calles de este pueblo nahua, ubicado en la Montaña Baja de Guerrero, y durante el mitin emplazaron a los tres órdenes de gobierno para que cumplan en dos semanas su pliego de seis peticiones.

Apenas este domingo, funcionarios del gobierno estatal y municipal se reunieron con las autoridades de la comunidad y se comprometieron a atender sus demandas, que se han planeado desde hace dos años.

Durante la manifestación, un joven indígena nahua de 16 años, vestido con su uniforme verde olivo y cargando su escopeta, recordó: Me integré a la policía comunitaria hace tres años, desde entonces participo y por ahora no he tenido miedo.

Momentos después, uno de los comandantes le ordenó que entregara el arma a uno de sus compañeros, un niño de unos 13 años, y que se dedicara a tomar video de la protesta con su celular.

Antes del inicio de la marcha, el adolescente leyó un mensaje dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador. Le pidió que atendiera las demandas de su pueblo que está siendo aplastado por la delincuencia organizada. Si no quieres que tomemos las armas, dinos quién nos va a defender a todos los niños de México, principalmente a los huérfanos.

Durante la protesta se escucharon consignas como queremos estudiar, no mendigar, mientras unos 100 niños de primaria, secundaria y bachillerato, acompañados por sus madres, caminaban por las calles de Ayahualtempa, y advirtieron que si en dos semanas no se empiezan a cumplir los seis puntos del pliego petitorio, de inmediato incorporarán a 60 niños de 12 a 16 años a las filas de la policía comunitaria, para defender al pueblo del grupo delictivo Los Ardillos.

Por su parte, Antonino Toribio Gaspar, comandante regional de la CRAC-PF, reconoció que poco más de 60 menores nahuas de ocho a 16 años de edad reciben adiestramiento y capacitación para formar parte de la policía comunitaria.

Dijo que desde hace más de tres años, Los Ardillos acosan de manera constante al poblado y obligan a los habitantes a trabajar con ellos, pues intentan controlar el trasiego de la droga por sus comunidades.

Gaspar, también miembro del Consejo del Gobierno Nahua, señaló: Otra vez damos un voto de confianza, porque creemos que ahora nos van a cumplir.

El domingo se hicieron acuerdos con minutas firmadas donde se comprometen a empezar a trabajar en dos semanas. Ellos no quieren que se armen los niños, y lo vamos a respetar siempre y cuando cumplan lo acordado.

Explicó: “lo que queremos es que se instale la Guardia Nacional en el crucero de Tlachimaltepec; que manden maestros a la telesecundaria y para bachillerato, pues desde hace tres años no hay clases en estos niveles; un centro de salud con médicos y medicinas; un Banco del Bienestar y apoyos para 13 viudas, cuyos esposos fueron asesinados en los últimos tres años presuntamente por Los Ardillos”.

https://jornada.com.mx/2022/06/14/politica/003n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.