Aeropuerto de Santa Lucía, a semanas de concluirse, pero sin claridad en contratos

EL ECONOMISTA

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), al 27 de diciembre, tiene un avance general del 84% y que se han creado 139,910 empleos. Con esos datos difundidos en su sitio web cierra el 2021.

En enero, los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) recibirán la estratégica torre de control para iniciar pruebas de sistemas.

Del costo de la obra se ha dicho que no superará los 75,000 millones de pesos y que se ha ejercido más de 75%, aunque no hay evidencia pública de ello ni de los contratos con los diversos proveedores como: Cementos Fortaleza, Cemex, DEACERO, Siemens, Novaceramic, Industrial Maderera Pliego, Producto Pro-barro, Maderas Gavilán o Grupo HS.

Con presupuesto público garantizado, el agrupamiento de ingenieros militares ha cumplido su misión y no tienen obstáculos para que el 21 de marzo del 2022, con una gran fiesta, el presidente Andrés Manuel López Obrador inaugure la terminal que busca, idealmente, atender en su primer año a unos 19 millones de pasajeros.

La celebración será histórica. Es previsible que haya un gran desfile aéreo, descensos de paracaidistas y varios aterrizajes de aviones civiles y militares para demostrar la operatividad de la nueva infraestructura. Entre los invitados estarán secretarios de Estado, embajadores, empresarios y demás.

Sin embargo, solamente dos aerolíneas comerciales tendrán operaciones desde el día uno de operaciones: Volaris y VivaAerobús, por lo que el modelo de negocio de ultra bajo costo también hará historia.

La primera informó el 27 de octubre que iniciaría las rutas AIFA-Cancún y AIFA-Tijuana. La segunda hizo lo propio el 24 de noviembre, Monterrey-AIFA, Guadalajara-AIFA, toda vez que se esperó a que la Sedena, a través de la empresa de participación estatal mayoritaria Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, les diera a conocer los costos de operación.

En el caso de la tarifa de uso de aeropuerto (TUA), que es el cobro que hacen las terminales aéreas por el uso de sus instalaciones y que se incluye en el costo total de un boleto, las cantidades que han divulgado las aerolíneas son diferentes: En su momento Volaris la estimó en 120 pesos y VivaAerobús en 285 pesos para sus vuelos domésticos (en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el cobro durante diciembre fue de 510 pesos).

La TUA del AIFA no está publicada en su sitio web, como en el caso del AICM. Tampoco se conocen las tarifas de aterrizaje, de plataforma de embarque/desembarque, de estacionamiento y de pasillo telescópico, necesarios para que una aerolínea tome su decisión para operar.

Volaris y VivaAerobús

Considerando que la decisión de las dos aerolíneas se conoció entre cuatro y cinco meses antes de la inauguración del AIFA, que es el tiempo mínimo requerido para una adecuada planeación y comercialización de las rutas, no se prevé que otras empresas puedan sumar operaciones en el corto plazo.

Directivos de Aeroméxico aún evalúan, en términos de negocio, la pertinencia de operar en esa terminal. Aeromar está en el mismo caso, aunque sus pilotos aseguran que la decisión está tomada y sí estarán ahí.

De aerolíneas internacionales, por el momento no hay datos, puesto que no se cuenta aún con las certificaciones correspondientes. Pese a que las nacionales tampoco están, eso no será problema porque es algo que compete a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) y estarán resueltas en las siguientes semanas.

En entrevista televisiva en CNN, el director de Volaris, Enrique Beltranena, reiteró que luego de analizar técnicamente por semanas y con base en su modelo de negocio, optó por iniciar operaciones en Santa Lucía, porque considera que hay un mercado potencial de casi cinco millones de personas.

“Es una decisión de negocios. El AICM está saturado y hay que buscar alternativas de crecimiento… La industria aérea no funciona sola, hay muchos servicios. Si no hay aerolínea no hay servicios de rampa, mantenimiento, restaurantes… Hay que dar el primer paso y lo tenía que dar quien es la compañía más grande de México: Volaris”, dijo.

Además, se preguntó: ¿Por qué las personas de Hidalgo no tienen derecho a transportación aérea en su región, como sí sucede en otras ciudades del país?

Por su parte, el director de VivaAerobús, Juan Carlos Zuazua, dijo a El Economista que antes de pensar en nuevas rutas en el AIFA se debe ver el comportamiento de las que van a iniciar en marzo próximo. Su ventaja es que una empresa hermana ofrecerá transporte terrestre a la terminal desde la Ciudad de México.

Ninguno de los dos directivos tiene duda sobre temas de operación (terrestre y aérea) ni de instalaciones para iniciar sus vuelos porque han estado cerca de los ingenieros militares y de funcionarios de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Aeropuerto-de-Santa-Lucia-a-semanas-de-concluirse-pero-sin-claridad-en-contratos-20211230-0111.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.