“En la patrulla, nueve policías nos golpearon a mí y a mis sobrinos por defender a ciudadanos”, narra diputada del PT agresión

ELOÍSA DOMÍNGUEZ / LA CRÓNICA DE HOY

“Pinche diputada protectora de delincuentes. Aquí, la policía es la que tiene los güevos”, así es el relato de Margarita García, diputada del PT, que forma parte de la coalición Juntos Hacemos Historia –con Morena y el PVEM– y que fue víctima del exceso del uso de la fuerza policiaca este martes en calles de la Ciudad de México por defender a dos jóvenes tripulantes de un vehículo negro que circulaba a la altura de Eje 3, a unos metros de la estación Velódromo del Metro, durante una “revisión” injustificada.

La diputada petista por el distrito 3 de Oaxaca arribó a la cita con su odontólogo poco antes de las 14:30 horas, pero el especialista estaba fuera. En esos minutos de espera en las inmediaciones de Eje 3 y muy cerca de la estación Velódromo del Metro, donde tenía la cita, frente a la legisladora y sus sobrinos se desarrollaba una escena policiaca que le indignó: “Unos policías detuvieron un auto negro en el que iban dos jóvenes. Los bajaron a golpes. Al ver esto me indigné y me acerqué para cuestionar la actuación policial.

“Inmediatamente fui agredida por los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México. Me identifiqué como diputada federal. Me acompañaban mis sobrinos, menores de edad y mi madre, de más de 80 años de edad. Al encarar a los elementos en defensa de los jóvenes, los policías reaccionaron con la detención de mis sobrinos, que son menores de edad, y de mí. Nos hicieron abordar con violencia una patrulla, y ya dentro nos golpearon mujeres y hombres uniformados. ¡Increíble! Las más violentas eran las policías, las mujeres. Y la que iba al volante, con groserías, muchos insultos contra mí, palabras como hija de tu puta madre, eres diputada, pero aquí los de los güevos son los de la policía”.

En este relato que Margarita García hace a Crónica, que ha sido entrevistada en diversos momentos durante la LXIV y LXV Legislaturas, dijo que fue testigo del excesivo uso de la fuerza contra los jóvenes que viajaban en un auto negro, no precisa más datos del vehículo, pero asegura que a esos ciudadanos los uniformados “les sembraron estupefacientes”, y a ella y a su familia les robaron pertenencias. A ella la despojaron del teléfono celular, aretes, reloj y una joya de oro de 14 kilates, con un costo de aproximadamente de 25 mil pesos.

La diputada, su mamá, de más de 80 años de edad –que fue agredida con un empujón por parte de los policías– y sus sobrinos fueron trasladados a una coordinación territorial del Ministerio Público en la alcaldía Cuauhtémoc. Sin saber el motivo y a quienes nunca les leyeron la cartilla del motivo de su detención, asegura la legisladora, con licenciatura en Derecho e integrante de diversas comisiones en la Cámara de Diputados, además de haber sido asesora en materia de seguridad pública en Oaxaca.

Sheinbaum, Batres y el PT intervienen, y el médico legista la revictimiza

Margarita García, de 55 años de edad, relató a este diario que el pasado lunes regresó a la Ciudad de México para acudir este martes a la cita con su dentista, y trajo a sus sobrinos de acompañantes junto con su hijo, que maneja el auto familiar y a la mamá de la tercera edad para una revisión médica.

“Tras estos hechos tuvimos comunicación con diversas autoridades del gobierno de la Ciudad de México, de parte de la propia jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, del secretario de Gobierno, Martí Batres, de mi partido, de Reginaldo Sandoval (excoordinador de la bancada del PT en San Lázaro), y una vez llegar al llamado búnker, el médico legista, de nombre Jesús, vestido con short y chanclas actúa de manera prepotente y grosera”, ventila la diputada.

A las 10:00 horas de la mañana, Margarita García y su familia habían tomado el primer alimento del día, a las 23:00 horas “el hueco en el estómago es profundo”.

“Tras desayunar nos dirigimos a las citas médicas sin saber todo esto”.

“Los legisladores tenemos que hacer que este tipo de servidores públicos no estén en las calles. Reforzar con la legislación que se cumplan los controles de confianza de los policías para que actúen bajo la ley y no violen derechos humanos.

Señala que la actuación de los policías involucrados en el caso de la revisión de los jóvenes que fueron inspeccionados en Eje 3, cerca de la estación Velódromo del Metro, debe tener una sanción no sólo administrativa, sino legal, porque hubo abuso de autoridad y violación a los derechos humanos de esos jóvenes.

Y también, indicó, hubo robo de objetos de valor, en el caso particular de la propia legisladora, quien recuperó algo de lo robado que fue un botín deos elementos de la SSC.

“Hurgaron en mi bolsa, sacaron dinero y a todos, a mis sobrinos y a mí, nos quitaron celulares, que si los recuperamos fue por la intervención de las autoridades del gobierno capitalino, pero estos policías deben ir a la cárcel”.

Margarita García dice que una de sus iniciativas en el segundo periodo Ordinario de sesiones en la Cámara de Diputados será la de impulsar la protección del ciudadano ante estas prácticas de abuso de la fuerza pública.la legisladora concluye la plática con voz entrecortada, al punto del llanto sonoro, pero se oye su agitada respiración y se repone para pasar con “el prepotente médico legista” del llamado Búnker, en la colonia Doctores.

Antes de despedirse asegura que no va a dejar solos a los jóvenes que fueron víctimas de los policías de la SSC y dará todo su apoyo para que los dejen ir, pues su error “fue encontrarse con esta policía”.

https://www.cronica.com.mx/nacional/patrulla-nueves-policias-golpearon-mi-mis-sobrinos-defender-ciudadanos-narra-diputada-pt-agresion.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.