Resolución de la ONU sobre armas, “inédita” porque sorteó veto: Juan Ramón de la Fuente

MILENIO

A instancias de México, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó este miércoles una resolución inédita que obliga a todos los estados parte de la ONU a lanzar una “embestida preventiva” y endurecer controles para asfixiar las finanzas de traficantes de armas.

 

La meta: evitar que armamento ilegal llegue a manos de grupos del crimen organizado… como narcotraficantes, por ejemplo.

 

Es un tema espinoso en el que México debió sortear la animadversión de los grandes productores de armas —Rusia, Estados Unidos, Francia, China y el Reino Unido— y que a decir del embajador mexicano en la ONU, Juan Ramón de la Fuente, abre la vía a mayores controles sobre traficantes que están lucrando mediante el envío de armas a países como el nuestro.

Por vez primera, la red completa detrás de la que se ocultan estos señores de la guerra quedaría al descubierto.

“Vamos a tener mayor capacidad de saber de dónde vienen esas armas y quién las está mandando, más allá del cruce por el cual entran a nuestro país”, advierte el embajador.

México presidió en noviembre el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Juan Ramón de la Fuente y el gobierno mexicano impulsaron la igualdad de las vacunas. (EFE)

En entrevista con MILENIO minutos después de la aprobación de la resolución, De la Fuente explica que el gobierno mexicano logró consolidar el apoyo de 70 países para evitar que las grandes potencias vetaran la idea. Fue una coalición internacional en la que participaron países europeos, africanos, asiáticos y algunos de Latinoamérica.

Al final, con tantos países a bordo de la resolución “hubiera sido muy costoso un veto”, sostiene el ex rector de la UNAM. La votación fue mayoritariamente a favor, solo con la abstención de Rusia, China e India. Washington optó por no pelear y se unió al proyecto.

La resolución del CSNU se suma a la ofensiva diplomática que ha lanzado Relaciones Exteriores contra el tráfico de armas, tanto en cortes estadunidenses como en foros multilaterales.


P: ¿Qué significa para México la resolución aprobada?

R: Toca un tema muy sensible como es el tráfico y el desvío de armas que es un común denominador de prácticamente todos los conflictos que hay en cualquier parte del mundo. Para nuestro país resulta particularmente importante y por eso es un tema que la Cancillería ha vendido sistemáticamente tratando de acotar y de generar más dientes legales para tener una mayor capacidad detener este tráfico y desvío de armas que llegan a actores no estatales, es decir a grupos criminales.

P: A raíz de esta resolución, ¿va a cooperar el sistema financiero internacional para seguir los flujos financieros de los traficantes de armas?

R: Al ser del Consejo de Seguridad se vuelve vinculante. Es obligatoria para todos los países de la ONU, entonces la información en cuanto a presuntos delincuentes o rutas, incluidas las rutas de transacciones financieras, tiene por obligación que compartirse y esto va a permitir empezar a hacer un rastreo de muchas de las armas.

Ha sido difícil porque a lo mejor las armas tienen origen en países muy remotos aunque acaben entrando en alguno de los cruces fronterizos en México. Vamos a tener mayor capacidad de saber de dónde vienen esas armas y quién las está mandando, más allá del cruce por el cual entran a nuestro país, así como tener más información sobre a quiénes van dirigidas.

P: En México tenemos el caso de las armas que entran por Guatemala y las que entran por Estados Unidos. ¿Qué pasaría con este nuevo marco? ¿Nos tendrían que entregar el listado de los fabricantes cuyas armas hayan entrado de manera ilícita?

R: Exactamente, porque a lo mejor la producción no fue ni en Estados Unidos ni en Guatemala, que es lo que pasa muchas veces. Se deben rastrear esas armas; la ruta se vuelve muy importante, conocer qué eslabones forman parte de la red.

Juan Ramón de la Fuente ha querido poner sobre la mesa del Consejo de Seguridad el tema del tráfico de armas. (Araceli López)

Todo esto podrá entrar dentro de una jurisdicción internacional. Lo que está haciendo el Consejo de Seguridad es establecer una resolución que genera responsabilidades, obligaciones que quien no las cumpla se hará acreedor a sanciones y esto se suma a todo el esfuerzo que viene haciendo México. Hay obligatoriedad de proporcionar información sobre empresas privadas que pudieran estar participando en esta red.

P: ¿Qué tan difícil fue lograr que se aprobara una resolución así, rodeado de los principales productores de armas como Estados Unidos, Rusia, Francia y China?

R: Algunos países amigos nos dijeron, ‘pues buena suerte porque no los van a dejar ni meterlo a la agenda’. Pero poco a poco fuimos abriendo los espacios, buscando aliados. El 16 de noviembre vino el canciller Ebrard a presidir la sesión del Consejo de Seguridad, abrimos el debate y participaron más de 50 países.

Tomamos nota de lo que cada país dijo y nos dimos cuenta que la inmensa mayoría estaban a favor. Los fuimos poniendo como parte de nuestros aliados y empezamos a negociar directamente dentro del Consejo de manera simultánea con las grandes potencias, todas ellas productoras de armas, y con los otros miembros del Consejo que quizá no sean productores de armas, pero pudieran tener algunas dudas al respecto y fuimos paulatinamente avanzando.

Cuando nos dimos cuenta que podíamos ganar, fue cuando lanzamos formalmente la propuesta hace tres días: estimamos que teníamos una mayoría en el Consejo de 10 o 12 votos, pero no estábamos seguros si alguna de las grandes potencias nos podía vetar.

P: El siempre presente riesgo del veto.

R: Ese era el riesgo. La mayoría la teníamos, pero el riesgo era el veto. Para tratar de contrarrestarlo, lo que hicimos fue abrir nuestra propuesta a otros Estados no miembros del Consejo que quisieran co-patrocinarla y en 48 horas se sumaron 70 países. De manera que el veto resultaba muy caro, ya no era nada más vetar a México, era vetar a México ya otros 70 países que estaban apoyando a México, incluidas algunas de las grandes potencias.

La Unión Europea jaló muy bien, Japón jaló muy bien, Australia jaló muy bien, algunos países de América Latina, no muchos, pero varios de ellos jalaron muy bien, algunos países africanos que sufren también el tema jalaron muy bien y al final fuimos un total de 70 países de manera que entonces el veto ya resultaba una jugada un poco más complicada. Finalmente nunca llegó.

Juan Ramón de la Fuente expresó el temor del veto sobre la resolución del tráfico de armas, debido a los intereses de cada país. (Araceli López)

P: ¿Y cómo incide un proyecto internacional como este en la vida de personas comunes y corrientes en Apatzingán o Reynosa que a diario viven con la violencia derivada de las armas?

R: No anticipo un cambio radical en el corto plazo, (pero) lo que esto está propiciando es que haya todo un andamiaje jurídico que no existía y que nos va a dar la posibilidad como país, como gobierno, como Estado, de poder tener una mayor capacidad para detener este tráfico ilícito, para identificar quién está mandando las armas, por dónde llegan, a quién están llegando y poder entonces proceder en términos jurídicos con nuestra legislación nacional.

Vamos a iniciar ahora una embestida preventiva que no habíamos podido hacer antes y creo que esto, con el tiempo, la gente común y corriente, los que viven en la frontera norte o en la frontera sur y los que han sido víctimas de atentados con armas ilegales en México o que han perdido familiares por estas armas, van a tener un mejor margen de protección.

P: ¿Qué efecto puede tener para los señores de la guerra, para los traficantes que pueden estar ocultos en Europa o en Estados Unidos y que terminan lucrando con la venta de estas armas?

R: Para empezar, que les cueste más trabajo adquirirlas, que no sea tan fácil como es ahora porque ahora es facilísimo. No hay manera de detenerlos. En primer lugar, adquirirlas es muy fácil en muchos países, en este mismo país, en Estados Unidos, por eso hay tanta controversia, aquí es más fácil comprar un arma de fuego que un antibiótico.

México, a través de la Cancillería, puso hace poco una demanda muy importante en Massachusetts contra una empresa privada porque estas operaciones las hacen las empresas privadas y la duda que queda siempre es si en algunos países están o no avaladas por los gobiernos. Esas dudas se van a disipar ahora con esa resolución.

https://www.milenio.com/internacional/fuente-resolucion-onu-armas-inedita-sorteo-veto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.