México, anclado en débil competitividad de talento

OCTAVIO AMADOR / EL ECONOMISTA

En medio de la pandemia de Covid-19 y la sacudida que causó en los mercados laborales del mundo, México retrocedió en competitividad del talento en el 2021.

Lo anterior de acuerdo con el Ranking de Competitividad de Talento (WTR, por sus siglas en inglés) que elabora la IMD Business School de Suiza, en el que nuestro país retrocedió del sitio 56 al 59 entre 64 economías analizadas, en la edición 2021.

Desde que se elabora el estudio, México siempre ha ocupado sitios del fondo de la tabla, siendo su mejor registro justamente el lugar 56 del año pasado (que también ocupó en el 2017), y el peor, el peldaño 61 del 2018.

El Ranking Mundial de Talentos de IMD evalúa hasta qué punto una economía desarrolla su dotación de talento nacional y el grado en el que aprovecha el talento importado para poder satisfacer la demanda del mercado.

La clasificación evalúa primero los esfuerzos de una economía para impulsar su talento nacional (es decir, el factor de Inversión y Desarrollo –I+D–); en segundo lugar, su capacidad para retener el talento local mientras aprovecha el talento internacional (factor de Atractivo); y tercero, la clasificación rastrea las habilidades y competencias disponibles (factor de Preparación).

El país más competitivo en términos de talento en el mundo es Suiza, que se mantuvo en la cima del comparativo con una calificación de 100 puntos (en una escala de 0 a 100), igualando su posición del 2020.

En esta ocasión, el top 10 del ranking fue copado completamente por economías europeas, pues a Suiza le siguieron Suecia, Luxemburgo, Noruega, Dinamarca, Austria, Islandia, Finlandia, Países Bajos y Alemania.

El IMD explicó que el liderazgo suizo se mantiene, ya que “a nivel de indicadores, el desempeño del país está fuertemente respaldado por el gasto público en educación, la implementación de aprendizajes, la priorización de la capacitación de los empleados y la efectividad general del sistema de salud”.

Y agregó que el país es atractivo para el personal extranjero calificado, al tiempo que experimenta efectos débiles de fuga de cerebros.

Mal parado
Para México, las debilidades más marcadas están en el factor de I+D, subranking en el que México es casi último al ocupar el sitio 64. En esta área resaltan aspectos como la baja inversión en educación con 3.1% del PIB (lugar 57), muy por debajo del rango de 5-7% de países como Suiza, Islandia o Suecia u otros latinoamericanos como Perú (3.8%) o Colombia (4.5 por ciento).

Nuestro país también figura entre los últimos (58) en la razón de alumnos por profesor de primaria (24.42) o alumnos por profesor de secundaria (sitio 62), con 27.22 alumnos. Aquí los países líderes del ranking se ubican en un rango de ocho a 15 alumnos.

En los factores de Atractivo y de Preparación, es en los que México tiene sus mejores registros, al ocupar los sitios 44 y 52, respectivamente.

En el de Atractivo resaltan las buenas notas en los rubros de costo de vida (sitio 22), remuneración de las posiciones directivas (21) con 200,980 dólares anuales y la recaudación de impuestos a los ingresos personales (23), con 3.42% como proporción del PIB. El aspecto peor calificado aquí fue el de remuneración de servicios profesionales (56) con 7,429 dólares anuales.

En el factor de Preparación, México destaca por la experiencia internacional de sus ejecutivos (sitio 17) y la abundancia de graduados en ciencias (sitio 26), con 25.83% de los graduados.

En total, el IMD calificó 31 aspectos, ocho del factor I+D, 11 del factor de Atractivo y 12 de Preparación.

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Mexico-anclado-en-debil-competitividad-de-talento-20211221-0002.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.