Banxico aprieta en tasas para contener inflación más alta en 20 años

ALINA ARCHUNDIA / LA RAZÓN DE MÉXICO

Por quinta vez consecutiva, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió incrementar en 50 puntos base el objetivo de la tasa de interés referencial para ubicarla en 5.50 por ciento a partir de este viernes y con lo cual el banco central procura que la inflación converja a su meta de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual.

La acción de aumentar el costo del dinero se estableció con el voto del todavía gobernador del banco central, Alejandro Díaz de León Carrillo, y de los subgobernadores Galia Borja Gómez, Irene Espinosa Cantellano y Jonathan Heath; Gerardo Esquivel, también votó a favor de aumentar la tasa de referencia; pero sólo en 25 puntos base.

Charles Seville, director sénior de soberanos para las Américas de Fitch Ratings, señaló que el movimiento realizado por el órgano monetario refleja las preocupaciones del Banxico sobre la aceleración de la inflación, principalmente de la subyacente, es decir, la que excluye los precios más volátiles como los energéticos o los alimentos, así como del endurecimiento de la política monetaria estadounidense señalado por la Reserva federal de Estados Unidos (Fed).

En ello coincidió Santiago Fernández, analista de Intercam Banco, quien apuntó que la decisión estuvo impulsada por la magnitud y diversidad de los choques que afectan la inflación, que a noviembre de este año sobrepasó el 7.3 por ciento, el nivel más alto en los últimos 20 años; así como los riesgos de que éstos contaminen la formación de precios y los retos que implica el ajuste de condiciones monetarias y financieras a nivel global.

PIB México
Banxico también desinfla expectativa de crecimiento a 5.4%
Ante esto, aseguró, el balance de riesgos del Banco de México para la inflación sigue sesgada al alza por lo que el organismo reconoció que siguió deteriorándose desde la última reunión, que apenas se llevó a cabo el 11 de noviembre.

Este ajuste al alza se da en la última reunión de política monetaria, presidida por Alejandro Díaz de León al frente del Banxico, luego de que su mandato terminará el próximo 31 de diciembre y será sustituido por Victoria Rodríguez Ceja, quien será la primera mujer al frente del banco central.

Durante la reunión, se estableció que las expectativas de inflación general y subyacente para 2021, 2022 y para los próximos 12 meses volvieron a incrementarse, así como las de mediano plazo, mientras que las de largo plazo se han mantenido estables en niveles superiores a la meta.

En este sentido, el Grupo Financiero Monex vislumbró que alcanzar el objetivo del Banxico, se observará en el cuarto trimestre del 2022.

La Junta de Gobierno evaluó la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación y a los factores que la determinan.

“Con esta acción, la postura de política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3.0 por ciento dentro del horizonte de pronóstico”, estableció el banco central.

Al respecto, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, señaló que, con dichos incrementos, la inversión tiende a disminuir porque sube el costo del dinero y lo que buscan los inversionistas es que sus proyectos no se encarezcan.

Sin embargo, aclaró que ello no implica estar en contra del alza de tasas de interés, toda vez que uno de los mandatos del Banxico es mantener controlados los niveles de inflación y la estabilidad de la moneda nacional.

José Ignacio Martínez Cortés, coordinador de Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM, señaló que la medida del Banxico incrementará los créditos e hipotecas, además de mermar el margen de utilidad y por ende las empresas deberán buscar alternativas para cubrir el aumento en los costos de financiamiento.

Asimismo, señaló que esta alza se reflejará en los intereses que se cobran en las tarjetas de crédito. El mayor impacto es en las compras a tasa variable.

Por su parte, Ve por Más (BX+) estimó que será hasta finales del 2022 que la inflación vuelva al rango objetivo, pero existen riesgos que pudieran hacer que tarde más en ceder, como cuellos de botella en la producción, por el alza mundial en contagios y la aparición de Ómicron; episodios de depreciación del peso por una rápida normalización monetaria en Estados Unidos y altos precios agropecuarios.

https://www.razon.com.mx/negocios/banxico-sorprende-mercado-sube-tasa-interes-5-50-463792

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.