Bajan feminicidios 25% en CDMX con alerta de violencia

LA RAZÓN ONLINE / LA RAZÓN DE MÉXICO

En la Ciudad de México, siete mil 110 agresores de mujeres han sido vinculados a proceso desde diciembre del 2019 -un mes después de que se emitió la Declaratoria de Alerta por Violencia contra las Mujeres- hasta octubre del año en curso, destacaron las autoridades capitalinas.

La titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX), Ernestina Godoy, resaltó que, de enero a octubre de este año, los feminicidios disminuyeron 22 por ciento respecto al mismo periodo del 2020 y 25 por ciento respecto al 2019, antes de la declaración de emergencia.

“Vamos por buen camino en el combate al feminicidio; se observa una disminución en la incidencia y un aumento en la detención y vinculación a proceso de agresores. Menos casos de muertes de mujeres por feminicidio y mayor acceso a la justicia para las víctimas de este atroz delito”, resaltó la fiscal, al dar a conocer que, en lo que va de este 2021, se ha detenido y vinculado a proceso a 77 personas por el delito de feminicidio, lo que representa un aumento del 175 por ciento en este tipo de detenciones, en comparación con el 2019, cuando hubo 28 personas vinculadas a proceso.

Gráfico

En cuanto a otros delitos en contra de las mujeres, el Gobierno capitalino detalló que, en los últimos dos años, ha habido un aumento del 52 por ciento en las detenciones de agresores sexuales -entre quienes se contempla a los imputados por violencia digital, acoso y violación-, con 838 detenidos en este año.

A lo largo de este año también se detuvo a 957 agresores relacionados con el delito de violencia familiar y lesiones dolosas contra mujeres, lo que representa un aumento del 23 por ciento en las detenciones.

Acompañada por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, en las instalaciones del Museo de la Ciudad de México, Godoy Ramos destacó la aplicación de cambios normativos para obtener los anteriores resultados, entre los que resaltó la creación del Registro Público de Agresores, la Ley Olimpia —con la que se comenzó a tipificar la violencia digital—, así como la creación del banco de ADN para dar con los perfiles de agresores y víctimas —el cual tendrá la capacidad de procesar hasta seis mil perfiles genéticos por mes y se prevé entre en funciones para el primer trimestre del próximo año— y la obligación de certificar a los ministerios públicos.

Gráfico

DICTAN 99 SENTENCIAS CONDENATORIAS

En su mensaje, el magistrado presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México (PJCDMX), Rafael Guerra Álvarez, dio a conocer que, del 2019 a septiembre pasado, se han dictado 99 sentencias condenatorias por el delito de feminicidio, algunas de las cuales llegan hasta 70 años de prisión.

Asimismo, adelantó que el órgano de justicia contará con un protocolo para juzgar con perspectiva de género.

“En cuanto a las medidas de protección (en este mes), se otorgaron 803 más que el mes anterior”, detalló, y resaltó que también se han emitido mil 742 medidas de prohibición de acercarse a la víctima; mil 580 de prohibición para asistir al domicilio de la víctima, y otras mil 876 que prohíben intimidar, “por cualquier medio”, a la víctima.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Martí Batres Guadarrama, recordó que hace dos años se decretó la alerta de género de manera voluntaria, sin que esto fuera una imposición.

  • El dato: Entre los cambios normativos que permitieron alcanzar mejores resultados está la creación de un Registro Público de Agresores y de un banco de ADN de uso forense.

“La violencia nos ha robado a las mujeres nuestra libertad”

“El riesgo latente que vivimos las mujeres de ser víctimas de violencia nos ha robado nuestra tranquilidad y nuestra libertad, y no nada más a las mujeres, sino también a los hombres porque se quedan con la angustia de ver salir a sus mujeres y saber que corren todo tipo de peligros”, consideró Becky Espinosa de los Monteros, víctima del feminicidio de su hija Karen

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, recordó por lo que pasó hasta lograr la primera condena vitalicia por feminicidio en México. Luego de un largo juicio de tres años, Fernando González García fue sentenciado a la pena máxima por los feminicidios de Karen Esquivel Espinosa, de 19 años, y Adriana Hernández, de 52, cometidos en septiembre de 2016 en Lomas Verdes.

“Por ser la pena máxima por feminicidio con agravante para cada una de estas mujeres, se refiere a más de 70 años de condena, multiplicado por dos son 140. Automáticamente se convierte en una sentencia vitalicia”, comentó Becky quien opinó que este dictamen debe servir de ejemplo para que lo piensen antes de agredir a una mujer.

Relató que vivió en carne propia la violencia de género llevada al extremo, pues llevó a su hija al trabajo y no la volvió a ver, porque el responsable fue un empleado de su trabajo.

El riesgo está en todos lados, por andar en la banqueta, afuera de la casa, al dar la vuelta, en la frontera, donde hay mucha gente desgraciadamente enferma que no tiene valores

Becky Espinosa de los Monteros, Víctima del feminicidio de su hija Karen

“Entonces, el riesgo está en todos lados, por andar en la banqueta, afuera de la casa, al dar la vuelta, en la frontera, donde hay mucha gente desgraciadamente enferma que no tiene valores”, refirió.

Apenas el lunes, la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, informó que en octubre de este 2021 se registró una disminución del 14.8 por ciento en los delitos que el Gobierno federal cataloga como feminicidios.

“Ojalá que no dieran esas cifras, ojalá no ocurrieran. Es increíble que ahora nos manejemos de esa manera, debería ser algo que no debería existir”, señaló al reconocer que a pesar de que se han abierto espacios para las mujeres lo que no ha cambiado es la inseguridad que viven.

“Cuando murió mi hija, yo lo que le aconsejaba a las jóvenes es que se cuidaran mucho, que tuvieran ojos por todos lados; que se fijaran en dónde entraban a trabajar, porque hay mucha gente que les envía propuestas de trabajo por Internet para modelos y resulta que es trata de personas”, relató.

La mujer recordó que su hija trabajaba en un gimnasio para damas, por eso la dejó entrar a trabajar ahí y al final el sujeto que la agredió era empleado de la propia empresa. “Con qué tranquilidad puedes dejar, como padre, como madre, a tus hijos emprender su vida en su despertar; estaba chiquita, tenía 19 años”, narró.

La serie de trámites e instancias por las que tuvo que pasar hicieron que por momentos acabara cansada, pero no desistió, pues tuvo que ir a las fiscalías de desaparecidos, luego de secuestros, de homicidios y de feminicidios, en cada paso la carpeta iba de mano en mano y en algunos casos era como empezar el proceso como en un inicio.

“Esa es otra pesadilla. Yo me eché tres años en juicios, viendo al agresor de mi hija; te imaginarás todo lo que pasaba por mi mente cuando lo tuve enfrente y no lo puedes ni voltear a ver feo porque se te viene encima derechos humanos”, recordó la mujer.

Ahora Becky apoya una campaña de Amnistía Internacional en la que promueve la difusión de una canción llamada “Hasta ser escuchadas”, compuesta e interpretada por Lu Ruenes, Regina de Ovando, Sofía Peña y Ed Vinton.

“Cada vez que se escuche esta canción en las plataformas hay una donación para ayudar a los familiares de víctimas de feminicidios, pues en muchos casos no cuentan con los recursos para seguir adelante con los procesos judiciales que enfrentan”, indicó.

https://www.razon.com.mx/ciudad/feminicidio-disminuyo-25-cdmx-afirma-claudia-sheinbaum-460941

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.