Cierre de aulas ahondó brecha educativa en niños indígenas y con discapacidad

EXCÉLSIOR

El cierre de las aulas a causa de la pandemia de covid-19 profundizó aún más las brechas educativas entre las niñas y los niños con discapacidad, hablantes de lenguas indígenas y que viven en zonas de alta marginación.

Mientras más de la mitad de los estudiantes de 10 a 15 años de edad no comprendieron un texto de cuarto de primaria, siete de cada diez niños y niñas con alguna discapacidad no lo pudieron hacer. Para la resolución de una resta con acarreo sucedió exactamente lo mismo.

Así lo relevan los resultados de la cuarta entrega del estudio de campo Equidad y Regreso, en el que participaron beneficiarios del Programa Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, que su vez representan a la mayoría de los alumnos que asisten a las primarias y secundarias públicas del país.

Según la investigación realizada por la organización Mexicanos Primero, las brechas educativas se acrecentaron  debido a una estrategia educativa poco incluyente durante la emergencia sanitaria.

“La estrategia nacional para continuar con la educación a distancia, que fue Aprende en Casa, no fue incluyente con los niños, niñas y adolescentes con condición de discapacidad ni con los que hablan o entienden una lengua indígena, y tampoco con los que están en zonas de alta marginación. En sus tres etapas, Aprende en Casa sólo incluyó 2.4.% de los programas de TV en lenguas indígenas; en sus dos primeras versiones fue en 18 lenguas, y en la última versión en 31 lenguas; siendo que en nuestro país se hablan 68 lenguas indígenas. Únicamente se realizaron 804 programas de radio en lenguas indígenas y se transmitieron en 18 entidades federativas, se inició con 15 lenguas y se concluyó con 22. Se publicaron únicamente 120 materiales multilingües en la web y sólo 775 programas contaron con intérpretes de lengua de señas mexicanas de los 10 mil 257 que se transmitieron en total”, detalló Katia Carranza, investigadora de la organización.

Según el reporte, muchos factores cuentan para la generación de estas nuevas brechas, entre ellos el espacio físico en casa para tomar las clases a distancia y el nivel escolar de los padres. Por ejemplo, las niñas que no tuvieron un espacio físico favorable en casa para tomar las clases a distancia, es decir, las tuvieron que tomarlas en una zona común del hogar, como la sala, el comedor o la cocina, obtuvieron peores resultados que las que sí lo tuvieron, ya que cuatro de cada 10 no pudieron comprender un texto de cuarto de primaria.

En tanto, los niños cuyos padres tienen la primaria completa como máximo nivel de estudios obtuvieron peores resultados que aquellos cuyos padres tienen estudios mayores a la primaria: siete de cada 10 no pudieron comprender un texto de cuarto de primaria.

 

https://www.excelsior.com.mx/nacional/cierre-de-aulas-ahondo-brecha-educativa-estudio-de-campo-equidad-y-regreso/1479532

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.