Se esfumó el sueño capitalino

ANA ESPINOSA ROSETE / LA CRÓNICA DE HOY

A Nathanael le quedan mil 500 pesos, por la mañana recibió un mensaje de un amigo haitiano que está viviendo en Guadalajara y destinará el último recurso que tiene para irse con el.

“Me escribió mi amigo, encontró un trabajo para mi en Guadalajara y me voy a ir. Quiero gastar el dinero que me queda en los boletos de camión porque aquí no tengo nada”, contó el hombre.

Ahora se enfrentan a otro problema, las líneas comerciales de autobuses no les permiten abordar si no cuentan con el carnet de la COMAR; por lo que debe buscar otro medio para llegar a radica su amigo.

Nathanael llamó a las oficinas de Ominibus, rechazaron su reservación al escucharlo; la mujer que contestó fue tajante “no pueden viajar con nosotros”.

El embarazo de Francoise hace que la movilidad sea complicada, pues de no estar en ese estado podrían viajar en camiones de carga.

“Nosotros estamos acostumbrados a viajar en camiones de carga, nos sentamos y esperamos a que llegue y ya. Pero mi esposa está embarazada y no puedo llevarla así, me preocupa que algo le pase a la bebé”, dijo.

El hombre fue en busca de terminales callejeras, le dijeron que en la colonia Guerrero , detrás de las oficinas de Comunicación Social de la Procuraduría encontraría unos camiones que por 300 pesos -viaje por persona- podría irse a Guadalajara.

No tuvo éxito, el racismo de los conductores no le permitió comprar un boleto.

El último intento rindió frutos. Nathanael y Francoise viajan a las 11 de la noche en un camión viejo pero que les ofreció, sin cuestionamiento, llevarlos.

https://www.cronica.com.mx/metropoli/esfumo-sueno-capitalino.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.