Proponen que presupuesto del Insabi aumente 11.6% el siguiente año

BELÉN SALDÍVAR / EL ECONOMISTA

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) contaría con un mayor presupuesto el siguiente año, de acuerdo con la propuesta entregada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en el Paquete Económico 2022.

De aprobarse el Proyecto de Presupuestos de Egresos de la Federación 2022, el Insabi tendría un gasto de 103,366 millones de pesos, 11.6% mayor a los 92,605 millones de pesos que se aprobaron para este año.

El Insabi absorbería 53% de los 192,368 millones de pesos de presupuesto que propone la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) al Ramo 12 Salud el próximo año.

Con este presupuesto, México Evalúa calculó que el gasto per cápita del Insabi pasará de 1,347.5 pesos por usuario a 1,559.7 pesos en el 2022, es decir, 16% más.

Dentro del presupuesto del Insabi, el programa que tuvo un mayor incremento en su gasto propuesto fue el de Actividades de Apoyo Administrativo, con un aumento de 1,259%, seguido por el de Atención a la Salud, con 25.6%, mientras que la Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral aumentó apenas 0.5 por ciento.

El Insabi, el cual se creó en el 2020 en sustitución del Seguro Popular, tiene como objetivo proveer y garantizar la prestación gratuita de los servicios de salud, medicamentos y demás insumos a las personas sin seguridad social.

Se reduce la población afiliada
Si bien el objetivo es llevar los servicios de salud a más población, de acuerdo con los datos del Coneval del 2018 –cuando aún era Seguro Popular– al 2020 se registró una drástica disminución en la población afiliada, al pasar de 42.1 a 26.9 millones de personas. De acuerdo con el Coneval, esta disminución se puede deber al desconocimiento por parte de la población de los servicios del Insabi, o bien, por problemas de accesibilidad a éste, así como el cambio de instituto.

Al interior del PPEF 2022 también se observa que, del presupuesto designado al Insabi, 17,300 millones de pesos se irán al Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi) y, de acuerdo con la Iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación (ILIF), el Insabi podrá disponer de los remanentes de este fondo, tal como pasó el año pasado.

Los recursos, de acuerdo con la ILIF, se destinarán a la adquisición de vacunas y los gastos de operación asociados, para los requerimientos derivados de la atención a la enfermedad generada por el Covid-19, así como el fortalecimiento de los programas y acciones en materia de salud.

“Preocupa que los recursos del Fondo se han reducido 44% en dos años, pasando de 113,000 millones de pesos en el 2019 a 64,000 millones de pesos en el segundo trimestre del 2021. Esta disminución tan importante de sus recursos obedece a tres reformas aprobadas en los dos últimos años, que toparon el monto anual que el Fondo puede gastar y/o acumular –estableciéndose en 32,000 millones de pesos– y permitieron al gobierno disponer del excedente de este monto. De hecho, en dos años, por ley, se ordenó retirar del Fondo hasta 73,000 millones de pesos, etiquetándolos para el Insabi y/o la compra de vacunas de Covid-19, desconociéndose –hasta la fecha– cuánto de ese monto ya se ha erogado”, señalaron diversas organizaciones, como Fundar, Colectivo Cero Desabasto, Impunidad Cero, entre otras.

El Fonsabi financia intervenciones de padecimientos de alto costo.

https://www.eleconomista.com.mx/economia/Proponen-que-presupuesto-del-Insabi-aumente-11.6-el-siguiente-ano-20210928-0138.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.