Oleada de migrantes rebasa a albergues y desfonda a ONG

JORGE BUTRÓN / LA RAZÓN DE MÉXICO

La emergencia que se vive ante la oleada de migrantes haitianos que llegan a nuestro país podría agravarse, porque la alta concentración de indocumentados en al menos siete entidades del país, está detonando una saturación de albergues, de los cuales, algunos se vieron obligados a cerrar sus puertas porque no cuentan con capacidad ni recursos para atender a tantas personas que solicitan algo para comer y un lugar donde pasar la noche.

El refugio Casa del Migrante de Ciudad Juárez, Chihuahua —donde se calcula que hay entre 500 y mil personas— señaló a La Razón que no cuenta con capacidad para recibir a tantos viajeros.

“No tenemos capacidad de atender a más personas, no estamos recibiendo porque ya estamos llenos. El cierre de puertas fue a partir de la llegada de esta ola de migrantes y no hay capacidad para atender a todos”, dijo una encargada del lugar.

En albergues de Coahuila la situación es similar. Alberto Xicoténcatl, vocero de Casa del Migrante en Saltillo, advirtió que la llegada masiva de haitianos les ha complicado la situación, pues desde inicio de año ya padecían de la falta de espacios por la llegada de centroamericanos que huyen de la falta de empleo en sus países y la pandemia de Covid-19.

“Ya tenemos en espera afuera del albergue a 50 personas y en cuanto sale uno, le damos el lugar a otro, pero es demasiada la gente que llega. Nos dicen las autoridades que en las calles hay grupos de entre 15 y 20 personas que van arribando y que de inmediato buscan un lugar para quedarse, pero no hay, están llenos”, explicó.

Agregó que en su albergue hay capacidad para 300 personas, pero por la pandemia sólo reciben a 120, además de que requieren de recursos para atender a quienes se encuentran en el lugar, pues además de alimento hay que proporcionar artículos de salud e higiene personal, como gel antibacterial, cepillos, pasta dental, desodorantes, entre otros.

De acuerdo con organizaciones civiles en el país, hay al menos 86 refugios o albergues en la ruta migratoria en 23 estados, siendo los de más demanda los localizados en Baja California, Chiapas, Oaxaca, Puebla y Tabasco.

Isabel Turcios, directora de la Red Franciscana para Migrantes (RFM) en Coahuila, alertó que “hubo ya contención en Coahuila porque los migrantes los sorprendieron al entrar en Acuña, pero las autoridades lograron cerrar otros municipios para evitar que sigan su recorrido. En Piedras Negras ya no pueden llegar y el problema está allá. Empezaron a deportar, pero de nada sirve si en un mes están de regreso en Chiapas”.

Ahora, la crisis migrante se agudiza en México por las deportaciones de haitianos que Estados Unidos comenzó desde el lunes, pues los indocumentados están retornando a nuestro país para evitar su repatriación, lo cual agrava la situación en los albergues. Ante ello, algunos caribeños recurren a hoteles y moteles de paso.

En una revisión que realizó este diario, al menos cuatro hoteles ya se encuentran a su máxima capacidad.

Turcios agregó que el único albergue en Ciudad Acuña que se encargaba de recibir a las personas cerró sus puertas porque no se dio abasto; por ello, las autoridades municipales abrieron tres casas para brindar asistencia, aunque aclaró que sólo funge como dormitorio porque los migrantes deben buscar y sustentar su alimento.

En Tijuana, Baja California, Esmeralda Shiu, vocera de la Coalición ProDefensa del Migrante, aseguró a este diario que las autoridades federales trasladaron el problema de la migración y su atención a los albergues, sin embargo, cada año cuentan con menos dinero para atenderlos, lo que desembocó en una crisis sinigual.

“El Gobierno federal limitó todo el acceso a recursos a albergues y organizaciones civiles, pero con dinero propio se ha ido atendiendo el problema, aparte de que la falta de infraestructura también genera problemas por la ausencia de espacios. Quien se debe preparar es el Gobierno, ya que nosotros somos solo un apoyo; echa la responsabilidad a las organizaciones y eso ya generó crisis humanitaria”, destacó.

  • El dato: En la edición del martes, La Razón publicó, con bas en datos de Transparencia, que México ha gastado 10 veces más en expulsar migrantes que en atender las solicitudes de refugio.

https://www.razon.com.mx/mexico/oleada-migrantes-rebasa-albergues-desfonda-ong-452815

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.