Nueva línea de los 43 incluye todos los crematorios del área

GUSTAVO CASTILLO GARCÍA / LA JORNADA

A unos días de que se cumplan siete años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, las nuevas líneas de investigación de la Fiscalía Especial para el Caso Iguala incluyen todas las instalaciones donde se realizan cremaciones en la región.

No sólo abarca los municipios de Iguala, Cocula, Tepecoacuilco, Carrizalillo, Taxco, Huitzuco, sino que se prepara la judicialización de una indagatoria contra peritos que manipularon evidencia y sigue abierta la hipótesis en torno a que los restos localizados en el río San Juan en 2014 fueron sembrados.

Lo anterior fue dado a conocer durante un recorrido realizado por el fiscal para el caso Iguala, Omar Gómez Trejo, y el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, en la zona conocida como barranca La Carnicería, donde peritos de diversas especialidades forenses exploraron 8 mil metros cuadrados en los que se localizaron 170 restos óseos, de los cuales algunos sirvieron para identificar en meses pasados a los estudiantes Jhosivani Guerrero de la Cruz y Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

“Hay muchas líneas investigación, muchos testigos y victimarios participando; lo mismo personas privadas de la libertad, en libertad o a las que un juez excarceló.

Vale la pena utilizar los instrumentos que nos da la ley para garantizar el acceso a la verdad; siempre está la disyuntiva de si verdad o justicia, pero lo que estamos haciendo en este caso es garantizar la verdad sin vulnerar en ningún momento las acciones de la justicia en el país, destacó Encinas.

Los funcionarios refirieron que durante la pasada administración federal las indagatorias de este caso estuvieron plagadas de irregularidades y manipulación de evidencias. Al dar a conocer los trabajos que durante más de año y medio se realizaron en La Carnicería, expusieron que se indagan todas las instalaciones que realizan cremaciones:

“Estamos hablado de uno o varios espacios donde pudieron haberse realizado las quemas controladas, que se llaman incineradoras.

Lo que estamos haciendo es profundizar la investigación en ese lado para ver qué resultados tenemos. Han pasado casi siete años de que posiblemente fueron utilizados esos espacios (crematorios). ¿Qué hallazgos podemos esperar? Posiblemente ninguno, de todos modos es una línea que mantenemos abierta, destacó Encinas.

Gómez Trejo señaló que debido a las irregularidades cometidas en 2014 en la investigación, no se ha descartado que la bolsa con restos óseos hallada en el San Juan, a partir de la cual se construyó la verdad histórica, haya sido sembrada.

Ello, a raíz de que hubo distintas diligencias y momentos; unos legales y otros ilegales; no hubo presencia de peritos, quienes debían estar en una diligencia ministerial. Una irregularidad tras otra irregularidad, y eso quedó en evidencia desde que estaba el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, explicó.

En ese contexto, el fiscal reconoció que cuenta con alrededor de una veintena de testigos colaboradores en el caso, y que a raíz de la información que proporcionó uno de ellos se inició la investigación en la La Carnicería en noviembre de 2019, donde se localizaron 170 restos óseos.

Gómez Trejo admitió que entre los testigos colaboradores hay varios victimarios, aunque se negó a confirmar la identidad de algunos integrantes de Guerreros Unidos.

En esa situación se ubica Abigael González Valencia, cuñado de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del cártel Jalisco Nueva Generación, además de que se obtuvo el testimonio de algunos integrantes de grupos delictivos que o están encarcelados o gozan de libertad.

https://www.jornada.com.mx/2021/09/22/politica/005n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.