Alertan mal uso de fondo para enfermedades catastróficas

IVÁN RODRÍGUEZ / EL ECONOMISTA

En los dos últimos años, el Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi) ha tenido una reducción de 44% en términos reales de sus recursos, pasando de 113,000 millones de pesos en el 2019 a 64,000 millones en el segundo trimestre del 2021.

Organizaciones de la sociedad civil indicaron que en el mismo lapso, se han retirado 73,000 millones para financiar al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), la pandemia y otras acciones de salud.

Cero Desabasto, colectivo conformado por 26 organizaciones, calificó de preocupante quitar el remanente generado por los 64,000 millones de pesos que quedan, tal como lo plantea la Ley de Ingresos de la Federación 2022 para destinarlo a la adquisición de vacunas y combate a la epidemia de Covid-19.

“Estar mermando este fondo, claramente está comprometiendo esta seguridad o garantía que ya se tenía y dependeremos de la aprobación de un presupuesto anual, que cada vez tendría que ser mayor, para poder garantizar los crecientes gastos que tendremos en el sistema de salud, en concreto de estas 66 enfermedades que generan un gasto patológico”, mencionó Andrés Castañeda, coordinador de la Causa Salud y Bienestar de Nosotrxs, una de las organizaciones de este colectivo.

La disminución a los recursos del Fonsabi, se debe a tres reformas aprobadas en los dos últimos años, las cuales toparon el monto anual que el fondo puede gastar y/o acumular, estableciéndose en 32,000 millones de pesos.

De acuerdo con el colectivo, lo anterior permitió que el gobierno disponga del excedente de este monto. En dicho lapso mencionado se ha ocupado el recurso etiquetándolo para “el Insabi y/o la compra de vacunas de Covid-19, desconociéndose —hasta la fecha— cuánto de ese monto ya se ha erogado”.

Gastos al alza
Es necesario recordar que el Insabi, desde su creación, amplió su cobertura a 68 millones de personas (16 millones más que el Seguro Popular).

Dicho incremento ocasionará que se eleven de manera considerable los gastos del Fonsabi. De acuerdo con el colectivo, el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria ha calculado que el presupuesto actual de este fondo puede ser insuficiente para financiar las 66 intervenciones con la nueva población objetivo.

“Lo que hacía el Fondo de Gastos Catastróficos, ahora Fonsabi, que lo tenemos en los niveles de 2016, pero ahora con mucho mayor población a la que se le da cobertura, era garantizar que de esas 66 enfermedades incluyendo cáncer de adultos o 22 enfermedades oncológicas infantiles se tendría los recursos para poder solventar los gastos de quienes sufrieran estas patologías”, indicó Andrés Castañeda.

Cero Desabasto también recordó que desde que inició la actual administración, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, las instituciones de salud incluido el Insabi, han enfrentado el desabasto de medicamentos.

“Al menos la mitad de las 66 intervenciones cubiertas por el fondo son tipos de cáncer en niños, niñas y personas adultas, que no están recibiendo sus tratamientos de forma oportuna”, alertó el colectivo.

https://www.eleconomista.com.mx/politica/Alertan-mal-uso-de-fondo-para-enfermedades-catastroficas-20210921-0015.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.