La transformación de la ciudad avanza y nadie la va a parar

MIGUEL ÁNGEL VELÁZQUEZ / LA JORNADA

En franca rebelión contra lo que muchos podrían considerar un destino ineludible en el que las secuelas de un sismo, la pandemia y hasta el desastre en la línea 12 del Metro amenazaron con adulterar sin remedio la vida de la Ciudad de México en los tres últimos años, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, decidió no parar la transformación que prometió y que requiere la capital del país.

Ahora se pone tensa, aprieta el puño izquierdo y lo lanza al frente: “jamás vamos a regresar a los moches. Eso sí, por ningún motivo. En el Congreso de la Ciudad de México no se discutirán las cosas a partir de cuánto se lleva un diputado, o cuántas empresas de un diputado entran a la alcaldía. Eso se acabó en la ciudad y me voy a encargar de que eso no regrese cuando menos durante los tres años que yo esté aquí, porque la corrupción no puede regresar al Congreso de la ciudad.

La jefa de Gobierno ahora entra a analizar qué pasó en las elecciones pasadas, en las que su partido Morena perdió fuerza. “¿Qué pasó? Ahí sí nos impactó la pandemia. Cuando tú tienes a la gran mayoría de la población en su casa, sin la escuela, sin espacios colectivos de discusión, escuchando todo el día en medios de comunicación, o mensajes en las redes, diciendo mentiras… Creo que esa parte nos faltó, por decirlo así, tener una ofensiva para dar mucha más información. Nos concentramos mucho en el tema de la pandemia. Entonces entró mucha información negativa, particularmente hacia el gobierno de nuestro Presidente. Los espacios colectivos se cerraron.

“También hay que decir que quizá no se dimensionó el acuerdo que se estaba dando entre el PRI y el PAN, y hubo exceso de confianza. Ahí a lo mejor el partido, obviamente debería haber trabajado un poco más en eso. Yo lo vería en términos de autocrítica como la falta de unidad dentro de Morena, y de no haber dimensionado lo que significaba que los otros dos partidos estuvieran juntos.

Pero esto para mí no es irreversible, ni mucho menos. Esta ciudad es progresista. De eso a mí no me queda ni la menor duda. Esta ciudad no es conservadora. Hay zonas de la ciudad conservadoras, pero la gran mayoría de los habitantes de esta ciudad son muy libertarios, liberales.

–¿Nos diría que dentro de tres años la ciudad volverá a tener mayoría calificada en el Congreso, que volverá a pintarse de morado?

“Yo creo que existe mayoría de izquierda. El tema es qué hay dos proyectos. El Prian ya existe, aunque desde mi perspectiva no esta unificado. Ahí hay gente que no está muy contenta con cómo se dieron las cosas.

“El otro proyecto de nación es el que encabeza el Presidente López Obrador y del que nosotros somos parte con la autonomía que representamos dentro de la ciudad y de las características de la propia ciudad. La gran mayoría de mujeres y hombres jóvenes de esta ciudad –confirma–, no son conservadores. Esta ciudad tiene un historia de lucha muy grande. Sería como cerrar los ojos a la historia de la ciudad. Tenemos que trabajar mucho en ofrecer más información, concientización de lo que significan los dos proyectos, y también visualizar y y escuchar mucho más qué es lo que está planteando la población, y avanzar nosotros en el proyecto de transformación que avanza y que nadie la va a parar”.

Cambios para bien

Claudia Sheinbaum informará a la ciudadanía desde el Congreso local, y seguramente hará un alto para explicar el significado profundo de lo que ha sido gobernar al galope de lo inesperado. “Sí, obviamente se han tenido que enfrentar muchas dificultades, pero también esta es una ciudad que ya no se maneja con corrupción y asociada a intereses privados por encima de los públicos. Eso ha cambiado, y para bien. Para eso nos eligió la gente, y por eso estamos haciendo el proyecto de transformación de la ciudad al que nos comprometimos y aun con todas las dificultades, seguimos adelante.

“Nadie nos imaginamos que íbamos a enfrentar una pandemia, pero por fortuna ya tenemos una cantidad muy importante de personas vacunadas; hemos vivido sismos, inundaciones, un accidente en el Metro que nos llevó a que transformáramos los puntos principales de la línea 1 a la 6, igual el centro de control, y después la tragedia que vivimos en la línea 12.

Han pasado muchas cosas. Igual el atentado contra nuestros secretario de Seguridad Ciudadana, pero esta ciudad siempre nos maravilla por su población, por la gente que siempre responde, actúa, es solidaria y siempre sale adelante. En la jefa de Gobierno se advierte un espíritu contrario a la idea del conformismo o la derrota. Quizá por la crisis económica que provocó la pandemia, y la reducción de algunos ingresos el año pasado, se tuvieron que posponer algunas obras o por lo menos hacerlas en más tiempo del que teníamos programado, pero las obras esenciales están ahí, y también los programas que planeamos en términos de educación, de salud. Inclusive con toda la pandemia me planteé hacer dos hospitales generales al menos, y echar a andar el Hospital General La Pastora. Esos proyectos están ahí, y no deja pasar una obra que habrá de marcar su administración: el Cablebús.

Planteamos hacer cuatro cablebuses, tenemos dos operando ya, y estamos analizando los recursos dado que tuvimos el problema del Metro, particularmente el de los transformadores para saber si se pueden hacer los otros dos.

Los grandes pendientes

Ahora habla de los pendientes, el agua, por ejemplo: Quizá este es uno de los grandes pendientes. Señala. El tema nos ha pegado muy fuerte. Llevamos casi dos años y medio de una sequía muy fuerte en la cuenca del Cutzamala, se dejó de recibir el ocho por ciento de agua que recibe la ciudad, o que consume la urbe normalmente. Nunca esperamos una reducción tan importante, y hemos tenido que replantear algunos proyectos para que podamos cumplir con el tema del abastecimiento. Este es uno de los grandes pendientes.

En el caso de la lucha por la seguridad, la jefa de Gobierno asegura que se ha avanzado bastante. “Eso dicen los indicadores, sobre todo aquellos que no tienen cifras negras: el homicidio doloso, el robo de vehículo con y sin violencia… en todos hemos tenido una muy, muy importante reducción y los que estamos haciendo ahora es fortaleciendo mucho al policía para que tenga mucho mayor comunicación con la ciudadanía. Se están haciendo comisiones de seguridad ciudadana, y comisiones de salud, también, porque hay que dar un paso más allá del cubrebocas y la sana distancia, hay que hacer una vida saludable, en esto de la salud, y en la seguridad más comunicación, y un mejor funcionamiento de las instituciones de justicia. A eso nos vamos a dedicar los siguientes años.

–La calles de la ciudad nos cuentan nuestra historia, no son solamente nombres con las que fueron identificadas.

“Ahora se busca el rescate de la memoria histórica de una forma distinta. Te planteo tres elementos centrales: En lugar del Árbol de la Noche Triste, la plaza de La Noche Victoriosa, en vez del Puente de Alvarado, la calzada México-Tenochtitlan. Se nos enseñó que la conquista de México y la caída de Tenochtitlan había sido algo prácticamente romántico, pero realmente hubo una invasión, masacres, la caída de la población indígena de distintas culturas por diversas razones, entre otras, y también el exterminio, las pandemias. El tema aquí es qué historia queremos contar, y cómo la queremos contar, como que una mujer indígena esté en el centro de Paseo de la Reforma.

Un comité va a decidir exactamente qué monumento va a haber ahí, pero la decisión de que sea una mujer indígena ya está tomada, eso me parece fundamental.

Queda un tema: la agrupación de alcaldes de oposición. Recibí a los 16 alcaldes y alcaldesas electos. Cuando alguno de la agrupación de opositores me plantearon que los recibiera a todos, les dije que eso no iba a suceder, y que no estaba de acuerdo porque la Constitución establece qué hay un Cabildo, y ahí es donde se debaten los problemas de las alcaldías y de la ciudad, acordar sólo con ellos no tiene cabida.

A la mitad del trabajo que le impuso la elección de hace tres años, Claudia Sheinbaum no claudica. Que pasado el tiempo se note que aquí hubo una jefa de gobierno, con idea y con visión.

https://jornada.com.mx/2021/09/17/capital/035e1cap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.