Libros de texto, con sesgos ideológicos e infantilizados

EL UNIVERSAL

Un retroceso en la conceptualización educativa y una infantilización de los contenidos pedagógicos; pero también una fragmentación de la enseñanza, un proceso de contenidos más directivos, digeridos e impuestos, e incluso un trasfondo de ideologización es lo que encuentran Alma Maldonado y Carolina Crowley Rabatté, en los contenidos de Lengua materna. Español, tercer grado”, y Lengua Materna. Español cuarto grado, los dos Libros de Texto Gratuitos que fueron los únicos dos entre 18 títulos que Marx Arriaga, al frente de la Dirección General de Materiales Educativos de la SEP, se empeñó en “rediseñar” y no logró.

A finales de marzo, recién llegado a la SEP, Arriaga emitió una convocatoria para que maestros participaran sin pago en el rediseño de 18 de los Libros de Texto Gratuitos, luego emitió una segunda convocatoria para ilustradores, también sin pago, y ellos sí comenzaron una campaña contra el trabajo gratis solicitado por la SEP. En dos meses de trabajo “al vapor”, lograron terminar los dos títulos de Lengua Materna de tercero y cuarto años. A finales de julio, Marx Arriaga en una conferencia virtual con maestros titulada “Los libros de texto gratuito en la historia y su rediseño”, dijo desconocer si esos dos libros serían distribuidos.

Sin embargo, un mes después, el día del reinicio de clases, Marx Arriaga presentaba orgulloso esos dos títulos primero con maestros normalistas de Zacatecas, y un día después, con maestros de Durango.

Desde la pasada semana, la versión digital de esos materiales aparece en la página de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), aunque en realidad los libros en físico no han llegado a las manos de todos los niños. Varias escuelas, maestros y niños consultados por este diario dijeron que no los tienen; para estas fechas del ciclo escolar siempre los tendrían.

En esos libros, la incorporación de textos informativos sobre discriminación o la historia de personajes como Simón Bolívar e incluso relatos como uno de autor Anónimo que tiene como protagonista a un Gallo de botas amarillas y a un ricachón ambicioso, pero en particular las preguntas donde el alumno debe responder “¿quién actúa mal?, ¿quién actúa bien?, ¿por qué?”, simbolizan para Carolina Crowley Rabatté una acción de indeologización que polariza.

18 LIBROS se comprometió a rediseñar la Secretaría de Educación Pública pero sólo entregó dos
“El cuento de las botas amarillas, que bueno que es un cuento anónimo, el problema está en las preguntas; de qué te sirve preguntar ¿quién fue el bueno? y ¿quién fue el malo?, eso se llama ideología, y eso polariza, y eso es un tema político, actual, que preocupa a nuestra sociedad, eso es algo que no debería estar en los libros de texto. Yo no lo hubiera incluido”, señala licenciada en Pedagogía, maestra en Educación y doctora en Ciencias Sociales y Educación.

La también integrante de MUxED, la red de Mujeres Unidas por la Educación, dice que, además, se trata de libros con 80 páginas más que las versiones anteriores que tenían alrededor de 150 páginas y ahora tienen 235 y 240 páginas, que no es poca cosa pues significa que los maestros tendrán 80 páginas más para trabajar con los alumnos en solo tres trimestres.

Marx Arriaga afirma que la lectura debe ser una acción emancipadora, no un puro acto de placer

“Estos libros y su elaboración no responden a un plan y programa de estudio elaborado por la Nueva Escuela Mexicana, están hechos con un plan elaborado para la reforma educativa de Enrique Peña Nieto, lo que ellos hacen es que elaboran los principios que busca la 4T: honestidad y discriminación y otros que tratan de introducirlos de manera forzada en algunos ejercicios”, apunta Carolina Crowley.

cult_libro_cuarto_grado_226_129834280.jpg
Ilustración de Tania Alcántara, de Querétaro.
Alma Maldonado, pedagoga, doctora en Educación Superior e investigadora del Departamento de Investigaciones Educativas del Cinvestav, asegura que estos libros son versiones infantilizadas y deficientes comparadas con las anteriores.

“Los libros son bastantes deficientes, no son mejores que los libros que ya existían. No son mejores en contenidos, no son mejores en diseño y además, obviamente, todo se hizo al revés”, sostiene la investigadora.

Y abunda que, peor aún, estos libros presentan una reducción de contenidos: quitaron temas de ciencia y gramática para meter canciones y rondas que los han infantilizado.

“Son los mismos libros, los mismos tipos de ejercicios, no hay ninguna diferencia de conceptualización educativa, solamente son peores libros y deficientes”, dice Maldonado.

Necesario modificar libros de texto para una educación humanista: AMLO

Para la investigadora, otro punto que resulta inexplicable es por qué sacan unos contenidos y dejan otros:

“El caso concreto que me interesó fue el de la divulgación científica y en época de pandemia, cuando tú tienes que reforzar mucho más el entendimiento en niños de esa edad, sobre qué es la divulgación científica, sacan ese contenido, lo mismo que gramática, y meten los anuncios a la comunidad que es un tema que ya estaba en los libros de segundo, y meten todo el tema de canciones infantiles que francamente para niños de tercero me parece infantilizarlos, y no porque no sea tan necesario cantar canciones, pero dedicar toda una unidad pues no tiene ninguna justificación”.

cult_libro_041_129834659.jpg
Pieza de Elías Azael Guevara, de la Ciudad de México.

¿Y el plan de estudios?

Alma Maldonado cuestiona no sólo que hayan hecho todo al revés, pues primero debieron cambiar el plan de estudios y después el libro, además exige que la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, responda por qué se imprimieron y distribuyeron cuando ella dijo que no iban a ser utilizados.

Marx Arriaga responde: “Libros de texto gratuitos se están trabajando con seriedad, profundidad, ahínco y buena fe”

Ese es un tema que también preocupa a Carolina Crowley, quien dice que han forzado a tal grado las secuencias didácticas que le dan a los profesores y a los niños todas las secuencias dirigidas, “a propuesta pedagógica es mucho más directiva y prescriptiva, le dan al maestro la evaluación diagnóstica y la estandarizan a nivel nacional”.

cult_libro_000_129837800.jpg
Portada de LenguaMaterna, de tecer grado.
Pero además de los contenidos deficientes —porque no hay secuencia en las secuencias, no en todos los ejercicios hay objetivos por lograr, lo que las especialistas califican de un retroceso pedagógico—, se observa que los libros tienen un diseño recargado y con ilustraciones desiguales en cuanto a calidad; las especialistas señalan que el problema es que se hizo sin contratar a ilustradores profesionales.

“Es un ejercicio al vapor. No hay un rediseño, no hay un rescate de lo que sí funcionaba, no evaluaron qué ejercicios funcionaban, tristemente no es un rediseño, es un diseño de libros de texto”, afirma Carolina Crowley, y cuestiona finalmente, que no hubo un programa piloto y ahora hay que esperar a saber qué logran los maestros.

 

https://www.eluniversal.com.mx/cultura/libros-de-texto-con-sesgos-ideologicos-e-infantilizados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.