Giro en electricidad provocó el atraso de proyectos vitales: IP

KAROL GARCÍA / EL ECONOMISTA

México requiere al menos 50 grandes obras de transmisión de electricidad para tener un sistema confiable, barato y competitivo, dijo Cintia Angulo, vicepresidenta de Power China México, pero los intentos de cambios legales que no se han concretado por parte del gobierno, sumados a la expectativa de una reforma constitucional en la materia, sumados a la compleja coyuntura económica, han pospuesto proyectos que urgen al país en toda la cadena de valor.

Durante su participación en el Expansión Summit 2021, la empresaria aseguró que las oportunidades de negocio para cualquier empresa en materia eléctrica se han reducido exponencialmente, porque se perdieron visiones de largo plazo y la necesidad de competitividad.

“Nosotros, como empresa de ingeniería, procura y construcción, no invertimos directamente, pero los proyectos en los que hubiéramos participado logrando financiación serían de cerca de 2,000 millones de dólares que ya no se ejercieron, particularmente en energía renovable”, aseguró.

Además, recordó que incluso la propia Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha cancelado y pospuesto sus propios proyectos, como las centrales de ciclo combinado en San Luis Potosí y Salamanca, y que las seis que tenía programadas para este año han ido ampliando sus calendarios hasta el 2022, con lo que las empresas han perdido oportunidades y empleos.

Por su parte, Abraham Zamora, vicepresidente ejecutivo de Sustentabilidad, Asuntos Corporativos y Públicos de Infraestructura Energética Nova (IEnova) aseguró que las empresas energéticas tienen resistirán estos embates puesto que tienen visiones a plazos mucho más largos que las coyunturas económicas y políticas, sino que ven que un país tiene necesidades de infraestructura y ahí buscan la adaptación al entorno.

“No se trata de ver en dónde no se puede invertir sino de buscar en dónde sí se puede, México necesita ser competitivo y necesita energía, de preferencia limpia, que le permita avanzar”, aseguró, “si la prioridad del gobierno es fortalecer a las empresas públicas, buscamos qué proyectos pueden tener y si quieren tener socios o echamos a andar nuevas tecnologías, no podemos parar”.

Así, el empresario aseguró que IEnova ha materializado una inversión de 45,000 millones de pesos en lo que va de la presente administración y tiene una cartera de 41,000 millones de pesos adicionales en construcción, que incluyen tecnologías de alto impacto, como la primera planta de almacenamiento de energía en el país que se ubicará en Baja California, aunque se destinará al uso del sistema de California.

Juan Manuel Delgado, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi) consideró igualmente que la expectativa de incrementar la producción petrolera por parte de los privados que ganaron contratos fue mal planteada, porque 80% de lo que se adjudicó son áreas exploratorias que tomarán tiempo en desarrollarse.

Aun así, los privados aportan 65,000 barriles diarios a la producción nacional y empresas como ENI y Hokchi, que obtuvieron campos a punto del desarrollo, participan activamente adaptándose al entorno jurídico mexicano, como lo hacen en todo el mundo.

Luz María Gutiérrez, directora general de G500, explicó que el crecimiento del sector gasolinero con las nuevas normas de comercio y fiscales sencillamente los hacen crecer a otro ritmo en mercados donde ya se han consolidado, en el caso de esta firma mexicana, para la cual el combate al huachicol fiscal y los castigos a quienes incurran en este delito son fundamentales para que el sector se mantenga activo.

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Cambios-legales-han-provocado-el-atraso-de-proyectos-fundamentales-en-electricidad-20210906-0096.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.