Reparten gas… ¡con escoltas!

REFORMA

Pemex inició ayer la venta de su “Gas Bienestar”, pero lo hizo con el apoyo de los policías de la Ciudad de México. En la Zona Metropolitana, las mafias impiden la competencia y controlan con violencia y amenazas la venta de cilindros.

La empresa estatal anunció que para enero de 2022 la empresa Gas Bienestar podría llegar a 1.2 millones de viviendas en la Ciudad de México, lo que representa el 43 por ciento de los inmuebles habitados de la capital.

Con el apoyo de la Guardia Nacional, los camiones de Gas Bienestar venderán cilindros de 20 y 30 kilos, en 400 y 600 pesos, respectivamente, es decir, unos 47 y 71 pesos por debajo del precio máximo fijado para la semana entre el 29 de agosto y el 4 de septiembre.

El propósito de la nueva empresa es competir con los distribuidores y comisionistas privados, ofertando combustible a más bajo precio y peso completo.

Octavio Romero, director de Pemex, explicó que la meta se alcanzará de forma paulatina en las alcaldías Iztapalapa, Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Milpa Alta, Xochimilco y Tláhuac.

“Iniciamos con una capacidad entre 5 y 10 mil cilindros diarios. En septiembre vamos a pasar de 10 a 20 mil cilindros, en octubre de 20 a 30 mil, noviembre de 30 a 40 mil y diciembre de 40 a 50 mil cilindros, con lo que tendríamos el objetivo en enero del 2022 llegar a 1.2 millones de viviendas en todas las alcaldías de la Ciudad de México”, informó.

Por el momento, la nueva compañía estatal cuenta con 69 camionetas de reparto con capacidad de hasta 70 cilindros cada una, así como cuatro terminales de llenado en Tula y Tepeji.

Según Pemex, la intención es habilitar próximamente seis más para el llenado de cilindros que se venderán en la Ciudad de México.

Las estaciones de venta estarán en Venta de Carpio, San Juan Ixhuatepec, ex refinería 18 de Marzo, Añil, Iztapalapa y en Barranca del Muerto.

Romero detalló que para garantizar que cada cilindro contenga la cantidad de gas exacta vendido, el consumidor podrá verificar el sello térmico colocado en la válvula. Refirió que, en una primera etapa, se entregarán cilindros nuevos y se recogerán los usados para someterlos a un proceso de rehabilitación.

El funcionario federal presumió que aún cuando la instrucción presidencial era iniciar operaciones en un plazo de 3 meses, el lanzamiento pudo concretarse en solo 55 días.

 

https://www.reforma.com/reparten-gas-con-escoltas/ar2250158?v=3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.