Volver, una motivación para estudiar; prefieren clase presencial

EXCÉLSIOR

Con tan sólo 10 años, Darío Olmos encontró una gran motivación para levantarse a las tres de la mañana e inscribirse al quinto año y ser apenas uno de entre 10 niños con la oportunidad de tomar clases presenciales, luego de 528 días de no asistir a la escuela debido a la pandemia. Para su sorpresa, él fue el único.

 

Al menos 150 millones de menores han dejado de ir a la escuela presencial desde hace más de 500 días y 37 millones son mexicanos, de acuerdo con Naciones Unidas.

 

“Fui el primero. No sabíamos quién más se había inscrito en mi salón. Estuvo de suspenso, hasta que mi mamá me enseñó la carta de admisión y vi que solo yo iba a ir al salón de clases, pero no me sentí triste. Yo ya quería ir”, asegura Darío Olmos, en entrevista con Excélsior.

Ese primer día de escuela, Darío ni siquiera necesitó despertador para levantarse. A las 6:25 de la mañana estaba de pie y listo para ponerse su nuevo uniforme, porque el que usaba cuando inició la suspensión de clases presenciales, el 20 de marzo de 2020, dejó de quedarle, debido a su rápido crecimiento.

Los protocolos a la entrada de su colegio Nueva Escocia son: toma de la temperatura, aplicación del gel antibacterial y limpieza de los tenis con el tapete sanitizador.

“La responsabilidad de los padres es traerlos aquí sanos y estamos muy sorprendidos de cómo los niños vienen muy contentos desde los chiquitos de preescolar hasta los de sexto de primaria”, comenta Chantal Malpica, directora del Colegio Nuevo Escocia.

Padres de familia, como Néstor Bonilla, quienes llevan a sus hijos a clases presenciales, en su caso a un niño en kínder y a dos niñas en primaria, todos los días les preguntan si se han sentido cómodos en estos primeros días en el salón de clases o si prefieren regresar a casa a modalidad virtual.

“Me dicen ‘no papá, por favor, no queremos tener clases virtuales’. Lo bueno de estos primeros días de prueba es que la atención ha sido mucho más personalizada por parte de los maestros a los alumnos presenciales. A mis hijos les ha gustado mucho. Están muy contentos de haber regresado. Lo cierto es que les tocó una época complicada, pero también tienen derecho a vivir, no los podemos dejar encerrados”, reflexiona Néstor Bonilla.

Lo que más ha sorprendido a los profesores del colegio Nueva Escocia es cómo han llegado contentos todos los niños a la escuela, a pesar de que algunos son de preescolar de nuevo ingreso. Ni siquiera lloraron o se resistieron a quedarse.

Esas imágenes de los alumnos llorando en su primer día de clases se quedaron en el pasado, cuando no había pandemia.

Lo que Darío más disfruta de su regreso a clases es poder convivir con otros compañeros, poder salir al patio a jugar y no tener que quedarse en su casa sentado y “aburrido” casi todo el día.

A Darío también lo entusiasmó que en clases presenciales está comprendiendo, al fin, temas, que en la modalidad virtual, se había quedado con dudas.

Y los escasos días de prueba en los que ha asistido al colegio se ha sentido muy seguro y sin miedo a contagiarse de covid-19, pues las medidas para proteger al alumnado han sido muy claras, de acuerdo con Darío.

“Siento que, a veces, los papás exageran un poco, porque las medidas sanitarias en la escuela son muy claras, buenas y fáciles de entender. Me gusta mucho esa mecánica en la que nos están constantemente cuidando para evitar los contagios”, concluye.

Ya que los salones de clases se sanitizan varias veces al día y la escuela cuenta con una certificación de sanitización, avalada por La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). Todas las áreas están ventiladas.

En cada receso de media hora, los niños deben ponerse gel antibacterial. Además, tienen permitido quitarse el cubrebocas en el patio al momento de comer y respetando la sana distancia.

 

 

https://www.excelsior.com.mx/nacional/volver-una-motivacion-para-estudiar-prefieren-clase-presencial/1468679

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.