Columnas de opinión: 27 de agosto de 2021

LA CRÓNICA DE HOY

PEPE GRILLO

Notario vestido y alborotado

Todo estaba listo para la elección este viernes de la nueva presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Las aspirantes, las urnas, las boletas y hasta un señor notario que se quedó como novio de pueblo, vestido y alborotado, porque sus servicios ya no fueron requeridos.

Y es que después de una rápida maniobra de Ricardo Monreal, presidente de la Jucopo, las cuatro aspirantes resolvieron al unísono declinar y poner un tapete rojo para que Olga Sánchez Cordero, ex titular de Gobernación, ocupe esa posición en su regreso a la Cámara alta como candidata de unidad.

La versión es que el senador Monreal reactivó los desayunos en Palacio Nacional y ahí, entre café y chilaquiles, se acordó el movimiento.

Olga, que es figura de la 4T, tiene poca experiencia legislativa y necesitará un buen coach. ¿Quién se apunta?

¿Quién entra al relevo?

¿Y a todo esto quién ocupará la oficina principal de la Casa de Gobierno de Tabasco ahora que Adán Augusto López viaja al Palacio de Cobián, en Bucareli?

La ley estatal dice que el secretario de Gobierno, José Antonio de la Vega, será gobernador interino por un plazo de hasta 60 días, mientras el Congreso local, que ayer cerca de media noche le dio licencia a Adán Augusto, nombre al sucesor.

Enseguida en la CDMX y en Villahermosa comenzaron a barajarse nombres. Se habló de Octavio Romero, director de Pemex y de Javier May que es secretario del Bienestar, posiciones que muestran la confianza que les tiene el presidente.

Del Legislativo están entre los mencionados el senador Ovidio Salazar y, ojo, el diputado Oscar Cantón Zetina, que ocupó en la campaña 2018 el mismo cargo que ocupó en su momento Adán Augusto López, coordinador de Morena en la Tercera Circunscripción Federal, que incluye los estados del Sureste del país.

El corrido de la Tropa del Infierno

Parece un relato de corrido, pero es la cruel realidad que se vive en ciertas comunidades del país.

Se cuenta que un convoy de 30 camionetas con hombres armados, cerca de 150 sicarios, intentó tomar la alcaldía de Hidalgo en Coahuila, cerca de Nuevo León, pero más cerca de la frontera de Estados Unidos, a la altura de Laredo.

Se trata de integrantes de la llamada Tropa del Infierno, un remanente de los Zetas, agrupados en el Cartel del Noreste, que operan en los municipios fronterizos de Nuevo León y Tamaulipas y que ahora quieren extenderse a Coahuila.

Se dice por allá que la policía estatal recibió un pitazo de sus colegas texanos de movimiento inusual. Pudieron preparar la defensa de la comunidad y pedir apoyo a las fuerzas armadas.

Tres agresores perdieron la vida y tres policías estatales resultaron heridos. El convoy optó por retirarse, pero todo mundo da por hecho que volverán.

Senadora de avanzada

En su fugaz paso por el Senado en el 2018, Olga Sánchez fue una legisladora de avanzada, progresista, en un entorno más bien cauto y conservador como es el de Morena.

Presentó una iniciativa para regular la mariguana lúdica que después de eso se empantanó, otra para fortalecer al Tribunal Federal de Justicia Administrativa y la Ley Orgánica de la FGR.

Llega al Senado con capacidad para negociar porque desde Gobernación nunca quiso atropellar a ninguna fuerza política. Por eso ayer los gobernadores panistas, agrupados en el GOAN, fueron los primeros en darle la bienvenida a la Cámara alta.

Los problemas reales los tendrá al interior de la bancada de Morena, donde ya hay grupos formados en las ventanillas de quienes buscan la candidatura presidencial en el 2024.

LA CRÓNICA DE HOY

EL CRISTALAZO

RAFAEL CARDONA

El gabinete de los floreros; el nuevo caballo

Colocada desde un principio en una posición ajena a sus conocimientos y experiencia; extraña en los campos de la negociación política; Olga Sánchez Cordero –como tantos arúspices lo habían vaticinado–, dejó la secretaría de Gobernación con la efímera gloria de haber sido la primera mujer en ocupar el segundo puesto del país, pero con la pena de no haber dejado siquiera una mínima huella de su paso por las oficinas donde antaño se preparaban los presidentes de la República y soplaba el viento cuya pericia movía las hojas de los árboles.

Hoy la secretaría es un armatoste desvencijado. Ya no controla nada. Su interlocución ha sido absorbida o abandonada. En el primer caso por el presidente mismo, quien no gobierna a través de esa secretaría sino de sus propios micrófonos mañaneros en un escenario teatral sobre cuyas tablas los miembros del gabinete se mueven como marionetas de un guiñol de floreros.

Alguna vez la ministra en retorno, ahora secretaria en retiro y pronto senadora en retiro, se prometió a si misma concluir el encargo para darle valor sexenal a su condición femenina en tan importante puesto. La Cuarta Transformación se cansó de decirlo: la primera mujer en Bucareli.

Hoy les dejan el campo libre a sus críticos, la primera mujer no pudo terminar el sexenio. Injusta observación. cuya insidia —sin embargo—, circuló ayer en corrillos y murmuraciones de las pérfidas redes sociales bendecidas sin tino por el presidente cuyo dedo se afirma cuando apunta hacia su amigo, compadre del alma, querido amigo y paisano —de López a López—, Adán Augusto, quien a su nombre de galán de telenovela, agrega el valor de la sombra de su actual jefe, al extremo de ser señalado por algunos orgullosos tabasqueños como el verdadero “caballo negro” en la carrera por la adelantada sucesión presidencial.

Total, si tantos presidentes salieron del palacete de Cobián, no sería extraño ver a uno más, así se opongan a sus aspiraciones, si las tuviera, los méritos invisibles de Claudia Sheimbaum desde el Zócalo.

Pero, como se quiera ver esta salida del grupo gobernante, ya produjo un bien a la patria: permitió la ausencia de una advenediza de la política, la señora Jesusa Rodríguez, cuya mayor aportación a la historia legislativa nacional fue parlotear acerca de los puercos, la conquista, las carnitas y las marranas.

Sólo para eso le dio su verborrea de bataclán. Ahora se irá de regreso a su teatro, donde indudablemente hace las cosas mejor. Mucho mejor. Al menos ahí causar risa es mérito en la escena.

La inclusión en un gabinete presidencial se debe a varios factores. El talento especializado, la actividad política en el partido dominante; la capacidad de gestión, la habilidad de negociación, la representatividad, la fuente propia de poder, la fidelidad o la conveniencia transitoria.

La salida de un gabinete se debe nada más a la incompatibilidad entre la persona y el cargo. El desempeño y la expectativa. Esa condición se puede producir por falta de confianza del jefe o por falta de respeto del subordinado.

No confundir falta de respeto con injuria o descortesía, pero cuando un hombre o una mujer en el mando, se equivoca y se equivoca y quiere obligar a su subordinado a errar con él, en lugar de escuchar sus consejos, la incompatibilidad resulta tan fea como un mal matrimonio. O una mala sociedad.

Y vienen las renuncias o los ceses.

Porfirio Muñoz Ledo ha atribuido la salida de OSC a una constante circunstancia de desacuerdo con las políticas presidenciales, especialmente en el campo judicial. Suena lógico.

Quien sabe si haya sido eso, pero hace muchos meses yo hubiera aceptado cualquier apuesta sobre su abdicación, renuncia o cese, cuando dijo solemnemente, así se haya retractado después con mayor solemnidad y menor efectividad:

“(EXP).- La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, denunció que ha hecho frente a una serie de obstáculos como la exclusión, bloqueos y misoginia a lo largo de su carrera, inclusive dentro del gabinete de seguridad del gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Muchos de estos retos fueron demostrar la capacidad de una mujer tanto o más, pero el reto fue doble, no solamente para llegar, sino para demostrar y por supuesto que dentro del gabinete, inclusive hoy en día, hay temas de misoginia muy considerables”, señaló la funcionaria este martes.

“Al participar en un evento virtual organizado por el Museo de la Mujer, en el marco del 67 aniversario del voto femenino, Sánchez Cordero detalló (octubre 2020) que ha sido víctima de este tipo de prácticas en el gabinete de seguridad, el cual se reúne diariamente por las mañanas con López Obrador.

“En estos gabinetes de seguridad exclusivamente de varones en donde en ocasiones mi opinión, y no lo digo por el presidente, al contrario, el presidente siempre me ha dado mi lugar, pero entre los miembros, una participación mía podría inclusive no ser tomada en consideración en ese momento, aunque yo tuviera la razón”, denunció”.

Dicho de otra manera: no me toman en serio.

“Ahí está el quiebre y precisamente la diferencia política y es toda una construcción ancestral”, explicó.

El reto y la lucha es deconstruir lo que ancestralmente se construyó; es brutal el tema”.

Y en esas condiciones el patriarcado se expresa con su paradoja. Ella se va y entra Adán Augusto. Privilegios del mando.

O simplemente el agotamiento de un experimiento en el infinito campo de la oferta publicitaria, de la propaganda renovadora.

Y ahora, a luchar en otra arena… llena de leones.

LA RAZÓN DE MÉXICO

ROZONES

Por la remoción en la UNAM

Rápida y contundente, nos comentan, fue la respuesta del rector de la UNAM a la grave denuncia que hizo la Comisión Interna de Equidad de Género del Instituto de Investigaciones Estéticas por las expresiones del director de esta institución, Iván Ruiz García. Y es que el doctor e investigador de tiempo completo en el área de arte contemporáneo, quien ha enfocado sus estudios a la violencia, declaró a la propia radio universitaria que “el feminicidio, por más horroroso que pueda ser es un acto de amor”. Enrique Graue envió una carta a Javier Garciadiego, presidente de la Junta de Gobierno de la UNAM, para que se pueda procesar de manera inmediata la remoción del funcionario universitario. El delito de feminicidio, nos recuerdan, se encuentra al alza en el país y a su contención nada suman las expresiones que, desde espacios de autoridad, en este caso educativa, tienden a normalizar la violencia contra las mujeres.

• SUMA CABEZA DE VACA A ACOSTA NARANJO

Nos comentan que con miras a cerrar fuerte el último tramo de su gobierno, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, ha comenzado a realizar una serie de movimientos en posiciones clave, como es la oficina de la representación de la entidad en la Ciudad de México, en la que designó como titular a Guadalupe Acosta Naranjo, exdiputado federal nayarita, quien ha sido presidente y secretario general nacional del PRD, cabeza de la corriente de Los Galileos y que está curtido en distintos terrenos de negociación política, como lo mostró siendo secretario técnico de la llamada Alianza Federalista, cuyo grupo de gobernadores conformado por mandatarios emanados del PRI, PAN, MC y el independiente Jaime Rodríguez, se hizo sentir desde su confirmación en septiembre de 2019 para buscar contrapesos en el federalismo.

• MORENA Y SUS DOS PISTAS

En la Cámara de Diputados se mantiene abierta una negociación en dos pistas con Morena como actor principal. Esto, luego de que el lunes pasado el coordinador de la bancada guinda, Ignacio Mier, planteara conformar una “megabancada” con sus aliados en las urnas —PVEM y PT—, con miras a presidir la Jucopo en San Lázaro. En la primera pista, nos confirman, ya están cerradas las pláticas con los verdes y avanzadas con los petistas. Sin embargo, este jueves el líder de Morena salió a declarar que el tema de la famosa “megabancada” sólo era “una propuesta”, lo que abre una segunda pista: las de las posibles aproximaciones con los partidos de oposición para encaminar reformas promovidas por la 4T. En ese escenario, el bloque opositor enfrentará el dilema de mantenerse unido y monolítico, sobre todo, porque de por medio estarán espacios relevantes para el gobierno de la Cámara.

• ¿AVIÓN PRESIDENCIAL CON ESCALA EN QATAR?

Este jueves, durante un encuentro con gobernadoras, diputadas y alcaldesas electas en el Centro Cultural Los Pinos, la que se llevó los aplausos fue la diputada del PRI, Dulce María Sauri, luego de proponer que el Gobierno federal utilice el avión presidencial TP01, que sigue generando gastos, como de mantenimiento, para enviarlo a Qatar para traer a nuestro país a mujeres y niñas de Afganistán que pueden estar en riesgo por la llegada del gobierno talibán, como lamentablemente se confirmó tras los atentados en el aeropuerto de Kabul, en los que no hubo distingos de género, de derechos humanos, ni de vidas. El avión aparentemente estaría listo. ¿Será empleado para una misión como la que, con una aeronave de la Fuerza Aérea, se ejecutó para rescatar de Bolivia a Evo Morales? Ya se verá.

• TEMA, SIN MÁS, POSTERGADO

Nos cuentan que de nada sirvieron las 50 mil firmas de apoyo, ni el llamado que hicieron activistas. Tampoco el posicionamiento de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México. Al final, el dictamen de las infancias trans, que duerme el sueño de los justos en el Congreso capitalino, fue ignorado por los legisladores sin que se explicaran siquiera los motivos de esa decisión. Ayer, los diputados locales en la Jucopo dijeron no a incluir la reforma en la última sesión extraordinaria que tendrán y, aunque se espera que la propuesta sea retomada en la segunda legislatura, la primera ya le quedó mal, nos dicen, a decenas de familias que querían ver la luz para el reconocimiento a la identidad de sus hijos.

• DEFENSA CON MATICES

Así que panistas encabezados por su presidente nacional, Marko Cortés, ofrecieron ayer una conferencia de prensa para refrendar la defensa que el albiazul ha hecho de Ricardo Anaya, ante lo que se ha señalado como un embate desde Palacio Nacional. Nos hacen ver que si bien el diputado federal electo Santiago Creel y el coordinador del PAN en el Senado, Julen Rementería, plantearon de nuevo ese respaldo, el líder del blanquiazul no evadió dar una larga lista de destacados militantes que pudieran abanderar a su partido en 2024: Mauricio Vila, gobernador de Yucatán; Maru Campos, electa de Chihuahua; Diego Sinhue Rodríguez, de Guanajuato; Francisco Domínguez, de Querétaro, y Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas. Nos señalan que con eso uno de los mensajes claros es que la defensa y el cierre de filas es con el Anaya panista, no con el Anaya aspirante presidencial. Porque entre una opción y la otra, los argumentos y la vehemencia con que éstos se exponen varía.

LA JORNADA

QUEBRADERO

JAVIER SOLÓRZANO ZINSER

Anaya, más allá de los tribunales

Las acusaciones en contra de Ricardo Anaya no son del todo claras y en algunos renglones hay contradicciones e imprecisiones, lo que no quiere decir que no sea responsable de los presuntos delitos que se le imputan.

El tema sería de tribunales si no fuera porque el Presidente y el excandidato a la Presidencia andan en pelea de callejón, la cual ha llevado a López Obrador a dedicarle un tiempo inusual en la mañanera.

El tabasqueño ha insistido, como en pocas ocasiones, en el asunto quizá intuyendo lo que se puede venir en caso de que Anaya crezca en medio de una oposición que sigue sin tener ni pies ni cabeza de cara al 2024.

Este lance le ha servido al Presidente para de nuevo colocar en el imaginario colectivo todo lo que tiene que ver con el pasado —en algún sentido ha puesto en la mesa de nuevo a la mafia del poder, la cual creíamos ya no existía, porque algunos de sus integrantes son parte de su comité asesor—.

Como fuere, lo que está pasando le ha permitido al mandatario colocar con más fuerza lo vivido en anteriores administraciones, lo que le ha servido para desarrollar su gobernabilidad.

No es la primera vez que Anaya está metido en problemas con la justicia. Hace algunos años tuvo fuego amigo cuando al interior del PAN lo acusaron de lavado de dinero e irregularidades administrativas, lo cual nunca quedó claro si se debía a que un grupo de panistas no lo quería de candidato a la Presidencia porque quería a Margarita Zavala o porque verdaderamente estaba metido en problemas.

En plena campaña presidencial enfrentó de nuevo problemas. Nunca quedó claro si los tenía o de lo que se trataba era de quitarle impulso en plena campaña electoral. El gobierno de Peña Nieto se encargó de endilgarle todo tipo de acusaciones y, al final, la presunta intención de fortalecer al candidato del PRI José Antonio Meade no resultó.

Sin embargo, si alguien resultó al final beneficiado fue López Obrador, porque Anaya y el tabasqueño estaban parejos en los primeros meses de campaña. No deja de estar en el terreno la especulación que quizá los ataques a Anaya hayan tenido más que ver con esto último que con el fallido candidato priista. Una y otra vez se ha hablado de un “pacto” entre Peña Nieto y López Obrador, del cual no tenemos evidencia de que se haya podido producir.

El último lance en el que está metido Anaya parece ser el más delicado. Una de las razones está en que el Presidente ha tomado el asunto hasta cierto punto de manera personal. Desde el lunes Anaya, y por lo menos hasta ayer, ha sido tema y referencia en la mañanera, lo que ha llevado a un toma y daca con el Presidente quien por momentos pareciera verse molesto con lo que plantea el exiliado, todo indica, en EU.

Las actitudes del Presidente en este asunto, más allá de que no dejan pasar un solo tema, presumimos que se deben a que está viendo algo que si no logra atajar podría en algún sentido provocar consecuencias en su proyecto. Es probable que vea a Anaya como el personaje en el que pudieran coincidir diferentes grupos políticos y económicos que son sistemáticamente opositores y críticos de su gobierno.

De otra manera cuesta trabajo entender por qué el Presidente se está empeñando tanto en este asunto. Puede estar corriendo el gran riesgo de que, al final, Anaya termine por ser una víctima y logre con ello la empatía de muchos ciudadanos.

Somos una sociedad que pareciera identificarse con las víctimas. A esto hay que sumar el eventual desgaste que va teniendo el gobierno por más que los niveles de popularidad del Presidente se mantengan.

Una variable más, en el caso Lozoya la FGR se la ha pasado de bandazo en bandazo y si a alguien no le viene bien es a López Obrador.

RESQUICIOS

Un movimiento con dos vertientes. Olga Sánchez Cordero al Senado para dirigir el tránsito, serenar ánimos morenistas y buscar interlocución. Adán Augusto López, amigo del Presidente, a Gobernación para cumplirle al paisano y amigo.

REFORMA

TEMPLO MAYOR

LA SALIDA de Olga Sánchez Cordero de Gobernación estaba más cantada que “Las Mañanitas”. Lo que sí sorprendió a algunos fue que en su lugar se nombrara a Adán Augusto López. Y es que al tabasqueño no se le conoce el oficio político que esa posición requiere.

LA CLAVE, entonces, está en la palabra “tabasqueño”. El presidente Andrés Manuel López Obrador decidió privilegiar el paisanaje a la capacidad y echó mano de uno de sus más leales, el ex priista al que hizo gobernador de Tabasco postulado por Morena.

DE QUE se trata de un hombre de todas las confianzas del mandatario, ni duda cabe. El asunto es que con este nombramiento, López Obrador manda una nueva señal de cerrazón: en lugar de buscar nuevos equilibrios políticos y regionales, se arropa entre los suyos para seguir adelante con la Cuarta Tabasqueñización, perdón, Transformación del país.

POR CIERTO que está por verse cómo impacta en la carrera presidencial la llegada de Adán Augusto López a Bucareli. Hay quienes dicen que viene a apuntalar la candidatura de Claudia Sheinbaum. Sin embargo, dentro del propio gobierno capitalino no están tan seguros. Con eso de que no hay tabasqueño que no quiera ser Presidente, dicen que el ahora ex gobernador puede llegar a sentirse con derecho, sobre todo ahora que el Presidente lo puso en el tablero con el resto de sus corcholatas.

HOY QUE las y los veracruzanos padecen por la falta de recursos para enfrentar la destrucción que dejó “Grace”, hay quienes se acuerdan de que el gobernador Cuitláhuac García gastó 100 millones de pesos en darle gusto al Presidente. Y es que destinó 30 millones para una escuela de beisbol (el proyecto deportivo presidencial) y luego le metió 72 millones a la remodelación del estadio “Beto Ávila” (deporte favorito del Presidente). El colmo es que ese gasto fue para beneficio únicamente de la empresa que maneja al equipo Águila de Veracruz, pues el morenista prácticamente se los regaló por 10 años. ¡Ponchado!

LO HIZO en 2005 Vicente Fox contra el propio AMLO. También Felipe Calderón usó a la PGR para perseguir a figuras políticas contrarias al PAN. En el sexenio de Enrique Peña Nieto, la Procuraduría más que para investigar delitos, sirvió para garantizar la impunidad de los aliados y, de paso, descarrilar la candidatura de Ricardo Anaya en 2018. Y ahora, con la 4T, el panista vuelve a ser cliente de los fiscales al servicio del poder. Queda claro que, sin importar el color de sus partidos, no ha habido un solo Presidente que se aguante las ganas de usar y abusar del Ministerio Público para perseguir al adversario político en turno.

LÓPEZ OBRADOR asegura que él no interviene en la Fiscalía General de la República, pero la historia de su sexenio tiene otros datos.

EL UNIVERSAL

MARCELA Gymez Zalce

Olga Sánchez Cordero; la forma es fondo

Las instituciones de la democracia no deberían tomarse como un elemento garantizado; siempre es necesario robustecerlas y defenderlas. Esto exige aprehender su dinámica específica y reconocer la tensión que se deriva de los efectos de sus distintas lógicas. La tensión puede estabilizarse temporalmente mediante negociaciones pragmáticas entre fuerzas políticas y no con el agandalle tan común del manual de la democracia mexicana. En los últimos años el epicentro de la política ha estado en el palacio donde de manera vertical y unilateral salen órdenes e instrucciones. El statu quo queda naturalizado y transformado en el modo en que realmente “deben ser las cosas”. La capitulación ante la hegemonía presidencial cuyas relaciones de poder no se cuestionan y ante la cual se limitan a realizar pequeños ajustes, entra a una nueva fase.

El presidente ha movido sus fichas en el tablero enviando la señal con la llegada de Adán Augusto López a Gobernación de que en la ruta de la sucesión adelantada y con el epicentro político ahora en ambas Cámaras legislativas, cerrará filas con los que considera sus amigos —una práctica harto empleada por los innombrables neoliberales— e irá replanteando sus compromisos políticos.
Este escenario no es nuevo y sus resultados no son siempre los esperados.

La polarización, el escarnio mañanero y el maltrato del ala radical cuatroté al interior de Morena tendrá un impacto en los deseos y planes presidenciales. El episodio del fiasco legislativo de la revocación de mandato sólo aceleró los cambios vistos.

Es sabido que López Obrador en reunión reciente espetó bastante malhumorado — condición que parece ser recurrente— que de no salir ese asunto en los tiempos exigidos lo consideraría “un fracaso” y al buen entendedor pocas palabras. La secretaria Sánchez Cordero encargada de sacar adelante el segundo intento legislativo topóse con un muro opositor que estuvo cerca de ser derribado gracias a la genuflexión del gobernador Enrique Alfaro, urgido extrañamente del cariño presidencial.

La carambola tensó la cuerda política entre el mandatario estatal y Dante Delgado, quien ha venido sosteniendo una posición sólida frente a una inédita beligerancia presidencial entendible claro, por dos estrepitosos fracasos. Uno seguridad donde con tanto abrazo a los cárteles se construye una narrativa internacional de un narcogobierno moreno y otro con la indomable pandemia que sigue golpeando la línea de flotación económica, social y sanitaria.

No mucho para presumir este 1 de septiembre y el arranque formal del cuarto año tendrá irremediablemente un impacto en los ánimos; el dogma de la transformación, la sucesión adelantada y en la lógica del estás conmigo o en mi contra no habrá matices. Ese soñado “orden social” sucumbirá por suprimir la divergencia, por esa saña revanchista y la traición a lo prometido en campaña: gobernar para todos con tolerancia y respeto a pesar de las diferencias.

Hoy dentro de la burbuja cuatroté dominada por un grupúsculo enarbolando un marxismo vulgar empeñado en reducir una identidad política a una identidad de clase, se invita a pavimentar más caminos, otras rutas y provocando ruptura con predecibles consecuencias políticas.

POR LA MIRILLA

1. La Suprema Corte de los Estados Unidos ordenó a Joe Biden cumplir con el fallo de un juez con sede en Texas para reactivar la política migratoria de Trump conocida como “Remain in Mexico”, volviéndose otro nudo en la cuerda bilateral justo en la coyuntura del desastre de la evacuación estadunidense de Afganistán y con las alertas encendidas en la seguridad nacional y hemisférica.

2. El “corte de listón” del Gas Bienestar debió ser hoy según instrucciones del presidente, pero al parecer Rocío Nahle tenía otra agenda.

EL UNIVERSAL

OBSERVATORIO NACIONAL CIUDADANO

Leonardo G. González Tafolla

Construcción de la seguridad humana en Aguililla

Actualmente, el municipio michoacano de Aguililla está destrozado en todos los ámbitos de su Seguridad Humana, entendida ésta como el derecho de los ciudadanos a vivir con dignidad, libertad, sin miedo y con bienestar. Cambiar dicha situación requiere que se reconstruyan estas garantías con base en la concurrencia de políticas públicas, organismos de la sociedad civil y la participación ciudadana.

Lo primero es que el Estado cumpla con su responsabilidad de garantizar seguridad personal y comunitaria de manera confiable y sostenible. Hay señales de que algunas dependencias al menos consideran esta tarea, a partir de la valiosa intervención del Nuncio Apostólico y las voces de líderes sociales, religiosos, académicos y periodistas nacionales e internacionales. Sin embargo, nosotros como sociedad civil no podemos esperar.
Como Observatorio regional de Apatzingán, nuestra propuesta para reconstruir de manera eficaz la seguridad humana de Aguililla, su cabecera municipal y sus comunidades, es aplicar modelos, programas y experiencias valiosas que actualmente se utilizan en Apatzingán.

Para restituir niveles básicos de gobernabilidad y una seguridad pública confiable, lo primero es activar a la comunidad para que asuma un rol responsable en la construcción de su seguridad humana. Hay dos tipos de organización social que funcionan bien: el Observatorio Ciudadano de Seguridad Humana y la Mesa Ciudadana de Seguridad y Justicia.

Ambos pueden y deben ser integrados y operados por ciudadanos de Aguililla. Un tercer apoyo es el Consejo Michoacano para la Construcción de la Paz y la Reconciliación.

El Observatorio asumiría la función de promover la co-construcción de la Agenda de Seguridad Humana de Aguililla (desarrollado por las Dras. Jenny Pearce y Alexandra Abello previamente en Medellín y Tegucigalpa) y medir sistemáticamente los indicadores de seguridad y su impacto. La Mesa sería la interlocutora permanente de la comunidad con las autoridades de los tres niveles y la impulsora de colaboración entre la comunidad, las organizaciones de la sociedad civil y el Estado. Confiamos que este programa en proceso de desarrollo en Apatzingán, Zamora, Xalapa y Guadalajara por la Universidad de Aberdeen y el Colegio de Michoacán rinda frutos.

Esta Agenda, elaborada con la participación de académicos y ciudadanos, cuya metodología se aplica actualmente en Apatzingán, deberá identificar el sentir actual y las aspiraciones deseadas por los aguilillences en seguridad, en los ámbitos personal, comunitario, alimentario, económico, político, de las mujeres, ambiental y en salud.

A partir de la Agenda y tomándola como guía, se propone iniciar un programa de Reconstrucción del Tejido Social con la metodología y asistencia del Centro de Investigación y Acción Social CIAS por la Paz, programa que ha probado ser muy eficaz. Se implementará mediante el establecimiento de un equipo local que impulse el desarrollo de los componentes necesarios para una paz sostenible: Reconciliación familiar, Educación para el Buen Convivir, Participación comunitaria, Gobierno comunitario, Espiritualidad eco-comunitaria y Economía vinculante para el Buen Convivir.

Este proceso se sumará a los programas del Consejo Michoacano con centros de escucha y tratamiento de adiciones y proyectos de economía social y solidaria y de educación para la paz. Así como los gubernamentales de prevención del delito, asistencia social, cultura para la paz y desarrollo económico desde lo local en las áreas de vocación municipal: agricultura, minería, forestal y comercio.

Apatzingán ha recibido mucho en estos años para impulsar el proceso de reconstrucción de nuestra seguridad humana. Ahora, seguramente se podrán emprender estas iniciativas para el municipio de Aguililla que está en desgracia aguda.

MILENIO

TRASCENDIÓ

Que apenas habían pasado ocho minutos del Encuentro de Gobernadoras, Diputadas Federales y Locales, Presidentas Municipales y Alcaldesas Electas 2021 cuando Nadine Gasman, titular de Inmujeres, informó que Olga Sánchez Cordero debió retirarse de súbito por instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador. Quien parecía estar enterado con antelación del relevo en Gobernación fue Ricardo Monreal, quien la víspera afirmó que su liderazgo al frente de la bancada “está más firme que nunca”, aclaración pertinente cuando en menos de tres meses han llegado Gabriel Hernández, César Cravioto y ahora la ministra en retiro, personajes cercanos a Palacio Nacional y el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Que cuando pareciera que el magistrado José Luis Vargas no dará más de que hablar se le ocurrió pedir vacaciones, casualmente los días en que tendría que apoyar a alguno de sus compañeros para que ocupe la silla de la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, de la que fue destituido, con el fin evidente de no verse obligado a respaldar con su voto a alguien del “G5”, colectivo que se encargó de arruinarlo.

Que la Concamin se convirtió en tiro al blanco de la Canacintra, organización empresarial que promueve junto con Coparmex y Concanaco la idea de ser factor de peso a la hora de que se vote la revocación de mandato, en busca de crear un bloque contra el Presidente, porque ven a Francisco Cervantes, titular de la primera, con una “relación muy cercana a la 4T”, que él defiende por ser eso parte de su encomienda con los industriales.

Que a los problemas de imagen que afronta el alcalde de Mérida, Renán Barrera, a raíz del asesinato del joven José Eduardo Ravelo a presuntas manos de policías municipales, a quienes el munícipe defiende a toda costa, se suma otro que ha puesto en jaque a toda su administración con el embargo de Santander por un adeudo de 588 millones de pesos, que por ahora contuvo el ayuntamiento con un acuerdo de pagos en abonos.

MILENIO

EN PRIVADO

Corcholata para el Presidente

JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA

Me falta desconfinar el cuerpo, no la mente, que siempre ha volado libre.

Florestán

El pasado fin de semana, el Presidente se fue a La Chingada, su finca en Palenque, y al único que recibió durante horas fue a su amigo querido, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López. Pero en ese momento se entendió como un encuentro a ese nivel amistoso, como si uno no acabara de entender que todo lo que hace López Obrador tiene una intención política, lo que quiere decir que aún conserva su capacidad de sorprender y que no todo en él es previsible, como aseguran.

De regreso a Palacio, el lunes en la mañanera dijo que se quedaría el miércoles en Veracruz para evaluar los daños del huracán Grace.

Pero ya lo tenía todo resuelto, no lo de Grace, lo de Adán Augusto.

Así que ayer por la mañana, de su oficina llamaron a Sánchez Cordero, quien se encontraba en un evento del Instituto de Mujeres que abandonó sin intervenir y marchó directo a Palacio donde, en su despacho, el Presidente le informó de su nuevo destino: el Senado, que presidirá. Antes, había recibido a Ricardo Monreal para decirle que retomaba su escaño, la Mesa Directiva y que operara. Él seguiría como presidente de su Junta de Coordinación Política y como coordinador de la bancada de Morena.

Desde antes habían llamado a la Quinta Grijalva, en Villahermosa, para que Adán Augusto se presentara en Palacio, adonde llegó para ser confirmado en lo ya hablado: ser el nuevo secretario de Gobernación.

En este ajuste, el Presidente se hizo de otra corcholata, grande, para la sucesión: su querido amigo, paisano y ahora titular de Gobernación.

Y en la oficina de su consejero jurídico vieron, calibrando, este movimiento, para quienes afirmaban que Julio Scherer venía, decían, desplazado, a la baja.

RETALES

1. BECA. Pues a Jesusa Rodríguez se le acabó la beca Sánchez Cordero de la que goza desde el 1 de diciembre de 2018, cuando el Presidente designó a Olga titular de Gobernación y ella, como suplente, ascendió. El regreso de la ministra en retiro le cancela cargo y privilegios a la que fue la principal linchadora en los tribunales del Zócalo, cuando López Obrador era opositor. Ya le dará otra cosa;

2. RARO. La SRE subió ayer un tuit en el que aparecen, muy cordiales, Marcelo Ebrard y Omar Fayad y dice que trataron los temas internacionales más apremiantes (sic) de esa entidad federativa, Hidalgo. Y pregunto: ¿Cuáles serán los temas internacionales más apremiantes de ese estado priista? Digo, para que me ilustren; y

3. CONGRESO. En el de la Ciudad de México se prohibió que los nueve alcaldes de oposición, que se ha negado a recibir Claudia Sheinbaum, puedan hacer pintas con sus colores partidistas, lo que me parece muy bien. Pero callan cuando la jefa de Gobierno, tras el desastre electoral del 6 de junio, va a cambiar el verde en CdMx por el guinda morenista hasta en los chalecos.

EXCÉLSIOR

FRENTES POLÍTICOS

1. De la mano. Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, acompañado de su esposa, Rosalinda Bueso, ofreció un desayuno a un grupo de empresarios para agradecer su colaboración, pues durante la pandemia, algunas de las empresas más importantes de México se sumaron a los esfuerzos del gobierno. La iniciativa privada apoyó para proveer ventiladores, equipo de protección médica y camas de hospital, además de otras acciones. Entre los invitados al evento destacó la presencia del doctor Manuel Mondragón y Kalb, personaje muy cercano a Ebrard, quien reconoció la trayectoria del canciller y destacó los buenos resultados que en esta etapa lo han acompañado. Bien hecho.

2. Contramarea. Bien librado saldrá el senador Ricardo Monreal en su labor por definir la presidencia de la Mesa Directiva del Senado. Después de que las cuatro candidatas se bajaron de la contienda, se dedica a lo que mejor sabe: construir acuerdos para que todas las fuerzas políticas respalden a Olga Sánchez Cordero para dirigir al órgano de gobierno de la Cámara alta, después de que dejó la Secretaría de Gobernación y se reincorpore a las tareas legislativas. Evitar divisionismo en su grupo y concertar para que la próxima Legislatura avance sin obstáculos, no es una labor sencilla, pero el tesón y la experiencia del zacatecano lo sacarán adelante. Capacidad negociadora le sobra.

3. Ni uno ni otro. Alejandro Moreno dejó la gubernatura de Campeche para dirigir al PRI y no logró consolidar el desarrollo de la entidad ni tampoco fortalecer las bases sociales de su instituto político. Ante lo que muchos militantes consideran un tropiezo de alcances incalculables, hoy y mañana se reunirán más de 100 liderazgos para generar una nueva visión política en el tricolor. En la Ciudad de México analizarán la crisis de unidad frente a la actual dirigencia y la necesidad de abrir espacios de participación. Lanzarán una plataforma crítica y propositiva con la idea de reagruparse y estudiar los retos que enfrenta México. Primero deben encontrar la unidad y contabilizar los estragos. Luego, todo lo demás.

4. Patadas de ahogado. Las gobernadoras electas de Morena en Baja California, Guerrero, Colima, Tlaxcala y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, manifestaron su solidaridad con Layda Sansores, de quien dijeron está recibiendo un ataque por parte de las autoridades electorales, el PRIAN y Movimiento Ciudadano, al no reconocer que fue electa como gobernadora de Campeche, el pasado 6 de junio. Afirmaron que los campechanos votaron por una mujer de ideales y dijeron “no a la violencia de género”. Rechazaron la intención de ganar en la mesa lo que no ganaron en las urnas, según acusaron. La verdad nos hará libres. Y democráticos. Habrá mandataria en Campeche. No lo duden.

5. Está viendo y no ve. Es increíble lo que a estas alturas algunos académicos pueden expresar en aras de la libertad. Iván Ruiz, hasta hace unas horas director del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, cometió el agravio de afirmar que “el feminicidio es una acto de amor”, entre otros disparates. No sólo se ganó el abucheo generalizado, en una sociedad que pugna por abatir la violencia de género, sino que el mismo Enrique Graue, rector de la UNAM, solicitó a la Junta de Gobierno de la universidad, su remoción. En una entrevista en Radio UNAM, el exdirector declaró que este delito “es un acto de pasiones del alma”. Lo peor es que no se dé cuenta de lo lamentable de sus declaraciones. Reprobado.

EL FINANCIERO

ESTRICTAMENTE PERSONAL

RAYMUNDO RIVA PALACIO

Un incondicional a Gobernación

Olga Sánchez Cordero duró la mitad del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador. Parece mucho tiempo para sobrevivir en un gobierno disfuncional donde su propia cabeza maneja la anarquía transversal y responsabiliza a sólo unos cuántos de muchos temas. Pero no dependía de ella. De hecho, nunca su juego y destino político estuvo en sus manos, sino en las de López Obrador. Al menos tres veces presentó su renuncia al cargo, acotada en las principales funciones del despacho, la jefatura del gabinete y la política interna, y todas esas ocasiones el Presidente se las rechazó –una, en enero del año pasado, luego de haber tenido un episodio muy delicado de salud en Palacio Nacional–. Pero ayer no tenía en la cabeza que la iban a renunciar.

Sánchez Cordero descubrió la víspera que su paso por Gobernación tenía fecha de caducidad para hoy, y que el Presidente, que tenía unas cuatro semanas de haber tomado la decisión, fue tejiendo su salida sin decirle nada. Le encargó la interlocución con las fracciones parlamentarias en la Comisión Permanente para un periodo de sesiones extraordinario para ver la revocación de mandato, cuyo fracaso mostró sus limitaciones políticas, en parte, resultado de la mala relación que tenía con los gobernadores. Tampoco se enteró que ayer por la mañana, el Presidente y el coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, hablaron sobre su futuro, que empieza hoy, cuando asuma la presidencia de la Mesa Directiva de esa Cámara, el segundo órgano más importante en ésta.

La secretaria fue engañada con la verdad. Desde junio se venía manejando que Sánchez Cordero había presentado su cuarta renuncia, a lo que ella salió al paso desmintiendo lo que habían publicado dos columnistas con acceso a información de Palacio Nacional. Todavía no estaba listo López Obrador para el cambio, hasta este miércoles, cuando fue citada por el Presidente a Palacio Nacional, de donde salió, hacia su despacho en Gobernación, desencajada.

Un cambio de gabinete, en gobiernos funcionales, es un golpe de timón porque las cosas no están funcionando. En una presidencia como la de López Obrador, esa lógica no opera. La política interna la ha manejado desde un principio Julio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia, y los asuntos de seguridad y migración con Estados Unidos se los quitaron para hacer responsable al canciller Marcelo Ebrard. La pelea con Ebrard la perdió hace tiempo, y los conflictos que tuvo recientemente con Scherer no lo mermaron a él, quien sigue teniendo una relación estrechísima con el Presidente.

Durante todos estos tres años, Sánchez Cordero fue considerada un florero por la prensa política, pero le era útil al Presidente en ese papel, sobre todo porque cuidaba la relación con Carlos Slim, a quien durante años le escrituró sus empresas. La relación se desgastó por errores de ella que incomodaron a Slim, quien optó por utilizar su derecho de picaporte con el Presidente. Tampoco le funcionó como barrera con los gobernadores, sino que le atrajo más problemas con ellos. Aun así, si la quitaba, ¿quién llegara iba a querer ser secretario de Gobernación? Después de la experiencia con Sánchez Cordero, ¿querría pasar como un simple tapón que podía poner o quitar el Presidente?

Pues el Presidente encontró fácilmente a ese funcionario entre uno de los suyos, muy cercano, que lo ha acompañado políticamente desde sus tiempos como líder del PRD en Tabasco, Adán Augusto López, el gobernador al cual hace unos días el Presidente hizo grandes elogios. Sólo algunos en el círculo íntimo entendieron el mensaje. El equipo cercano de Sánchez Cordero no. Inclusive, su equipo la estuvo esperando en el aeropuerto, porque iba a viajar a Chiapas, para acompañar al Presidente. Su equipo se quedó esperando porque ella fue convocada de nuevo a Palacio, para entregar el cargo.

López llegó al mediodía a Palacio Nacional como gobernador y salió como secretario de Gobernación, con lo que el Presidente, una vez más, recurrió a sus más cercanos y leales. López pertenecía a una de las dos corrientes del PRD en Tabasco cuando López Obrador era el líder. Una de las corrientes la encabezaban Octavio Romero Oropeza, actual director de Pemex, y Alberto Pérez Mendoza, amigo desde la juventud del Presidente, su verdadero brazo derecho, y que murió en 2013. La otra corriente la encabezaba Fernando Mayans, a la que pertenecían López y su hermana Rosalinda, esposa del actual gobernador de Chiapas y que es la administradora general de Auditoría Fiscal del SAT. Mayans tuvo un breve paso por la administración federal y cuando López asumió la gubernatura de Tabasco en enero de 2019, se integró al Seguro Social local.

La llegada de López al gabinete es la segunda de ese nivel que va a uno de quienes han estado al lado de López Obrador desde hace más de tres décadas. El secretario de Bienestar Social, Javier May, que pertenecía a la corriente de Romero Oropeza, es el otro. Aunque con otro equipaje político que May, López no va a cumplir una función autónoma como secretario de Gobernación. No está en el ADN del Presidente. El cambio, sin embargo, no será del todo cosmético. Los actores políticos sabrán que López, a diferencia de Sánchez Cordero, sí tiene el picaporte con el Presidente y la cercanía para tratar asuntos que a ella no le permitían. Por esa relación, su papel no será necesariamente el de florero, pero sí de un amortiguador para su viejo amigo.

Este reacomodo en el gabinete hay que verlo de manera semiótica. López Obrador se sigue rodeando de los suyos e incondicionales rumbo a la sucesión presidencial, que todos estos cambios es lo que revelan. El Presidente se sigue encerrando en una burbuja en medio del segundo tercio del sexenio que es fundamental para que pueda armar la maquinaria para poder mantener el poder de Palacio Nacional e imponer a su candidata, que al final es lo que quiere.

EL FINANCIERO

COORDENADAS

ENRIQUE QUINTANA

¿Quiere AMLO a Anaya de candidato presidencial?

Si alguien debiera saber cómo una persecución política puede construir un candidato presidencial es Andrés Manuel López Obrador.

Va un poco de historia para los que no recuerdan.

Era el año 2000 y el primer Jefe de Gobierno electo del entonces Distrito Federal, Cuauhtémoc Cárdenas, había pedido licencia para contender por la candidatura a la Presidencia de la República.

La última etapa del mandato la tomó quien había sido su secretaria de Gobierno, Rosario Robles.

A unas semanas de dejar el cargo, el 9 de noviembre de ese año, Robles expropió el predio denominado “El Encino”, con objeto de construir una avenida que diera acceso al hoy muy conocido hospital ABC de Santa Fe.

Ya durante el gobierno de López Obrador en el DF, Francisco Escobedo Garduño, dueño del predio expropiado, promovió el 11 de marzo de 2001, un amparo para que se suspendiera la obra y obtuvo una suspensión definitiva.

El gobierno no acató la resolución y continuó los trabajos.

López Obrador se estaba perfilando ya como el aspirante más fuerte a la candidatura del PRD a la Presidencia en 2006.

Ante ello, el gobierno de Vicente Fox buscó impedirlo a toda costa.

Así que, en el año 2004, la PGR inició un procedimiento para procesarlo penalmente por desacato a una orden judicial relacionada con “El Encino”.

Sin embargo, en calidad de Jefe de Gobierno del DF, López Obrador contaba con fuero, por lo que era necesario retirárselo, así que el gobierno federal inició un proceso de desafuero.

En abril del 2005, la Cámara de Diputados votó por retirarle el fuero por 360 votos a favor y 127 en contra.

El proceso para inhabilitarlo como candidato fracasó y el propio gobierno federal tuvo que desistirse de ello.

López Obrador ya era una figura política destacada, pero el desafuero operado por el gobierno de Fox lo convirtió en el indudable candidato de la izquierda.

Ahora veamos qué dijo AMLO recientemente respecto a Anaya:

“Fíjense lo que dice, que no quiero que él se fortalezca con miras a la elección de 2024. Falta para ello muchísimo, ¡qué voy a estar pensando en eso! En términos políticos hasta conviene un candidato así.”

En septiembre de 2020, hace 11 meses, Anaya decidió regresar a la vida pública tras su derrota en 2018, y a través de redes sociales lanzó videos cuestionando las políticas del gobierno de AMLO y expresó su interés de volver a contender por la Presidencia en 2024.

Anaya logró mantener su presencia pública estos meses, pero fue relativamente discreta… hasta el fin de semana pasado cuando señaló la intención del Fiscalía General de la República (FGR) de procesarlo.

El dicho de Anaya se verificó al trascender su citatorio para el día de ayer, en el marco de la denuncia de Lozoya respecto a sobornos realizados para asegurar la aprobación de la reforma energética. La audiencia fue pospuesta por el juez hasta el 4 de octubre, en virtud de que Anaya no había tenido acceso al expediente.

Por la información que ha trascendido, hay escaso sustento en las acusaciones y la imagen pública que se va a construir es la de una persecución política en contra de Anaya.

A la larga, el mayor beneficiario de esta acusación será el propio Anaya.

Me resisto a creer que, de manera deliberada, el presidente López Obrador esté promoviendo a Anaya como candidato, de la misma manera que Fox no pretendía promover la candidatura de AMLO… y finalmente lo hizo.

No sé cuál vaya a ser el desenlace jurídico de este proceso, ni tampoco sus consecuencias.

Pero de lo que sí hay evidencia es que hay un uso político de las instituciones de procuración de justicia.

Si, hasta hace un mes, una probable candidatura presidencial de Anaya se veía remota, hoy ya no sé. Y si la persecución se intensifica, esa probabilidad crecerá.

¿Será que realmente AMLO lo quiera de candidato en 2024 y le esté preparando el terreno? Usted dirá.

EL ECONOMISTA

RICOS Y PODEROSOS

MARCO A. MARES

Inversiones extranjeras, foco amarillo

México está registrando menos inversiones extranjeras directas y más salidas de inversiones foráneas de portafolios.

Las cifras dejan ver niveles que no se habían visto en mucho tiempo y aparecen como un foco amarillo para la economía nacional.

Los números permiten ver que, tanto la disminución como las salidas, están ocurriendo desde antes de que la pandemia del Covid-19 golpeara al mundo entero, aunque, obviamente, aumentaron en la medida en que se hizo realidad el confinamiento.

Otro elemento que ha contado y sigue contando, sin duda alguna es el proceso de normalización monetaria en Estados Unidos.

Y para muchos analistas, un componente clave tanto en la llegada como en la salida de inversiones foráneas, directas y de portafolio, tiene que ver con políticas públicas erráticas del gobierno mexicano, en algunos casos y pendientes en otras.

Los números por sí solos son preocupantes. En el primer semestre del año en curso, la Inversión Extranjera Directa (IED), es decir, la que viene a instalarse a México registró una caída de 23.2% al sumar 18,434 millones de dólares, frente a los 24 mil 9 millones de dólares que llegaron al país el año pasado.

En el caso de la inversión de cartera, aquella que se invierte en el sector financiero y, obviamente, es más volátil, registró una salida de 12,573 millones de dólares en los primeros seis meses del año en curso.

Esta salida de capitales supera a la corrida histórica de 8 mil 46 millones de dólares registrada –como consecuencia de la crisis del error de diciembre de 1994- en 1995.

Llama la atención que ésta salida de inversiones de portafolio lleva cinco trimestres consecutivos.

No se había visto algo similar en más de tres décadas.

Se trata de datos oficiales. Tanto en los que corresponden a las Inversiones Extranjeras Directas como en las Inversiones de Portafolios.

La fuente es el Banco de México.

Sin duda el contexto internacional explica una buena parte de lo que está ocurriendo para ambos tipos de inversiones.

Por un lado la pandemia. Y por el otro lado el inminente retiro de estímulos a la economía estadounidense por parte de la Reserva Federal.

Sin embargo, en lo que coinciden la mayoría de los analistas económicos en México es en que en el país hace falta un ingrediente básico: la certidumbre a las inversiones.

Además sostienen que es necesario que se registre un mayor impulso del crecimiento económico, basado en los motores internos.

Hasta ahora es más que evidente que lo que se está observando es “un rebote” más que una reactivación económica.

Tanto las Inversiones Extranjeras Directas como las Inversiones de Portafolios, requieren políticas públicas que generen certidumbre.

El IMCO en un análisis que realizó sobre la balanza de pagos, concluyó que se requiere de la existencia de elementos fundamentales tanto para atraer IED como para aprovecharla.

Entre ellos menciona la estabilidad macroeconómica, política y social, marcos regulatorios claros, respeto al estado de derecho, instituciones eficientes y transparentes, infraestructura y servicios básicos de calidad, disponibilidad de trabajo calificado y un mercado laboral eficiente, entre otros.

El think tank advierte que es necesario que se implementen políticas públicas orientadas al desarrollo económico, como potencializador en la atracción y retención de IED de calidad, la cual aporte y sea consistente con los objetivos de desarrollo del país.

¡Ojalá!

Atisbos

Cofece.- La presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) Jana Palacios aclaró ayer que no deja de manera anticipada la presidencia de ese organismo que concluye el próximo 9 de septiembre.

Adelanta su salida como comisionada integrante del pleno unos meses (concluye en febrero 22) para empatar su salida de la Cofece el día que termina su encargo como presidenta.

Por otra parte, ayer se conoció que José Manuel Haro Zepeda es el nuevo titular de la Autoridad Investigadora de la Comisión Antimonopolios.

LA JORNADA

DINERO

ENRIQUE GALVÁN OCHOA

Comienza el primero de septiembre un nuevo periodo de sesiones del Congreso. Tiene una multitud de iniciativas pendientes en su agenda, de orden político y económico. ¿Cuál debería ser atendida con prioridad sobre las demás? Es el tema de nuestro sondeo de esta semana. Las respuestas aparecen en la gráfica.

Metodología

El sondeo fue distribuido por redes sociales. Participaron 857 personas; en Twitter 88, en El Foro México 465 y en Facebook 304.

Twitter

Si de verdad deseamos rescatar nuestra soberanía energética éste sería el tema principal. El del INE o del TEPJF está más cerca de una tragicomedia política que de nuestras prioridades.

@Juan Mercado /Orizaba

Importante enviar el mensaje de que INE y TEPJF no son intocables. Basta de fechorías e impunidad para estos institutos corruptos con sueldos millonarios amparados en leyes creadas por Salinas de Gortari y demás ex presidentes.

@copenhague2008 /CDMX

Sacar adelante la reglamentación de la mariguana es un tema prioritario para la seguridad, economía y salud del país.

@CMMontero_ /CDMX

La democracia es indispensable para lograr la transformación de fondo del país. Con ella todo, sin ella nada. #TenemosMemoria #FueraMáscaras #NoMásCorrupción

@yosoygaby /CDMX

Debe incluir apartado de acciones a favor del medio ambiente y privilegiar investigación, innovación e implementación de energías limpias, con enfoque de bienestar público, cerrando el paso a empresas seudoambientalistas abusivas.

@Eli Rojas /Morelia

Urge un cambio radical en esas instituciones, muchos de esos empleados trabajaron en los sexenios del saqueo, nepotismo, compadrazgo, terror, etc. Se necesitan nuevos profesionales honestos e íntegros y no mañosos como ya están estos.

@Gonzada88 /CDMX

Facebook

Es necesario evitar que los organismos electorales sigan poniendo trabas al desarrollo democrático. Es cínico el contubernio entre el INE y el Tribunal con la derecha tratando de evitar que el actual gobierno cree un apoyo a sus proyectos, ganando elecciones.

Enrique Ledesma /Las Vegas

Urge garantizar la democracia en México y evitar el despilfarro. Así como la revocación de mandato que es la herramienta democrática que le concede el poder al pueblo soberano.

Cristian Victoria /Tepic

Por el futuro inmediato y posterior del país es impostergable limpiar esas cuevas de conspiración que son los órganos electorales.

José Rodríguez /Guanajuato

No es posible que a estas alturas no tengamos confianza ni la certeza de que estas instituciones sean verdaderamente autónomas ya que han demostrado todo lo contrario. Los personajes que las conforman no han entendido que el país vive una transformación y el desempeño de la mayoría de sus integrantes deja mucho que desear.

Genaro Taddei /Hermosillo

La renovación del INE y el TEPJF y también la ley de la industria eléctrica, con esas dos se avanzaría mucho.

Ulises Aguilera /Oaxaca

La renovación de todo el poder judicial y la limpia de arriba hacia abajo, incluyendo al Tribunal Electoral, es muy necesaria para poder avanzar en la reconstrucción del país. Su comportamiento deja mucho que desear y se ha vuelto la piedra que entorpece todo el engranaje restante.

María de los Ángeles Toro Castro /CDMX

El Foro México

Lo primero es sacar a Lorenzo y compañía del INE, así como a todos los magistrados del tribunal. Ya estamos hartos de mantener individuos que se creen dueños de las instituciones y que cobran mucho dinero de nuestros impuestos.

Pablo Juárez /Tijuana

La más importante es lo del INE y el Tribunal facinerosos, la industria eléctrica y su recuperación y la despenalización del uso de la mariguana. La revocación es relativamente fácil de procesar. Basta con un poco de buena voluntad.

Hugo Carbajal Aguilar /Zacatecas

Mientras el país siga en manos de los partidos políticos y los corruptos del INE y del TEPJF no se podrán lograr avances sustanciales.

Rubén Montenegro Gonzalez /Toluca

La Ley de la industria eléctrica y la revocación de mandato también son relevantes. Sería bueno que el Congreso se pusiera a trabajar intensamente.

Raúl Rodríguez Martínez /CDMX

Me interesa el tema de la revocación del mandato presidencial, pero creo que primero es necesario limpiar las instituciones electorales.

María Alba Manrique /Xalapa

LA JORNADA

ASTILLERO

JULIO HERNÁNDEZ LÓPEZ

El 12 de julio pasado, de visita en Villahermosa, Tabasco, el Presidente de México ventiló la posibilidad de incorporar a su gabinete al gobernador del estado.

Un reportero local planteó: desde hace meses se está comentando o chismeando que usted podría incorporar a su gabinete al gobernador López Hernández. ¿Existe esta posibilidad?. El conductor de la conferencia mañanera de prensa respondió: pues sí, sí existe. Pero depende de Adán y, además, de la necesidad que se tiene de contar con un gobernador como Adán, pero sí existe. Argumentó que a él le daba mucha tranquilidad saber que su estado natal estuviera bajo el mando de Adán Augusto López Hernández y, luego de llenar de elogios a su paisano, dejó la puerta abierta: podría tener un buen desempeño en el gobierno federal, en una secretaría de Estado (https://bit.ly/3DjmdRv).

Ayer, en una rápida sucesión de hechos, el presidente Andrés Manuel López Obrador sacó de la Secretaría de Gobernación a la etérea Olga Sánchez Cordero, la enfiló a reinstalarse en el Senado e hizo que la perfilaran para presidir por un año la mesa directiva de esa cámara (las demás aspirantes declinaron, ante el deseo superior).

Entró al relevo López Hernández (bueno, a la hora de teclear esta columna no se había cumplido el protocolo de la autorización del Congreso tabasqueño para que Adán Augusto deje el cargo, con apenas dos años y casi ocho meses de ejercicio) y se desataron las versiones de que el envío de Sánchez Cordero al Senado significa una merma, con pretensiones de extinción, del liderazgo de Ricardo Monreal en esa cámara, cada vez más distanciado el zacatecano de Palacio Nacional.

Tiene significados importantes la llegada de López Hernández al Palacio de Cobián (nombre dado al edificio en la chilanga calle de Bucareli, cuya construcción fue ordenada por Feliciano Cobián Fernández del Valle, un empresario español que hizo fortuna con el algodón de La Laguna y con desarrollos inmobiliarios en Torreón, Coahuila). En primer lugar, confirma la tabasqueñización de la actual élite gobernante o, mejor dicho, la suñerización mediante un eje Tabasco-Chiapas, parecido al que con Enrique Peña Nieto se desarrolló con cuadros provenientes del eje Estado de México-Hidalgo.

López Obrador apuesta por López Hernández en función de la fidelidad, el pasado compartido y las probabilidades futuras de mantener en Palacio Nacional a una pieza supuestamente soldada a su proyecto. No abre Bucareli a otros grupos o corrientes que pudieran darle más amplitud operativa, sino que estrecha ese rango de acción en el segundo tramo del sexenio.

Incorpora así a su paisano y amigo a la reducida baraja real rumbo a la sucesión, con Marcelo Ebrard como opción eficaz, pero no confiable, y con Claudia Sheinbaum como carta confiable, pero no eficaz. Traído de aguas comunes, ¿Adán Augusto es el delfín?

La clave en esta historia fue el notario público tabasqueño Payambé López Falconi, fallecido en diciembre de 2020, único en dar fe pública de actos políticos promovidos por López Obrador en tiempos difíciles, impulsor de la carrera del joven Andrés Manuel.

En ese marco referencial, Morena postuló a Adán Augusto para gobernar Tabasco, mientras una de sus hermanas, Rosalinda, hacía campaña en Chiapas para que su esposo, Rutilio Cruz Escandón Cadenas, fuera, como es, gobernador en relevo del propicio Manuel Velasco. Rosalinda llegó al segundo nivel de mando en el Servicio de Administración Tributaria y el esposo de Silvia López Hernández fue nombrado consejero independiente en Pemex.

Respecto al Senado, la ruta de Monreal parece encaminarse a sobrellevar el cumplimiento de sus responsabilidades institucionales, en espera del momento en que sea inevitable una ruptura explícita o silenciosa, a partir de la cual el ex gobernador de Zacatecas hará más evidente el tejido de relaciones e intereses que podrían sustentar su eventual postulación presidencial, fuera de Morena y el obradorismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.