SEP carece de las herramientas para evaluar los rezagos académicos provocados por la pandemia: IMCO

MARITZA PÉREZ / EL ECONOMISTA

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), advirtió que, de cara al próximo regreso a clases presenciales en México, las escuelas y maestros no cuentan con las herramientas necesarias para lograr que los alumnos recuperen los aprendizajes perdidos por la pandemia, ello debido a que no existe un plan estratégico por parte de la SEP para estudiar el retraso académico de los estudiantes.

Luego de analizar el plan de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para evaluar el rezago de los alumnos en este regreso a clases y contrastarlo con la experiencia de otros países, el IMCO señaló dijo que si México quiere formar alumnos competitivos, necesita una estrategia de largo plazo basada en datos, además de seguimiento constante para compensar el retraso académico provocado por la pandemia, ya que los docentes tendrán la responsabilidad de elegir cómo evaluar a sus alumnos, lo que impedirá tener diagnósticos comparables para diseñar políticas públicas basadas en evidencia.

La organización explicó que México optó por una evaluación formativa en la que cada maestro prepara materiales y los aplica en su salón para mejorar su propio proceso de enseñanza-aprendizaje y “con ello, la SEP transfirió a los docentes y a las escuelas la responsabilidad de diagnosticar a los alumnos”.

Lo anterior, generará desventajas, como lo son la falta de recursos para acompañar a los docentes en el proceso de diagnóstico y remediación, entre ellas capacitación, mediciones de habilidades socioemocionales y guías más detalladas para aprovechar los resultados.

Además de que no serán sistematizados ni comparables los hallazgos, por lo que no podrán ser utilizados como evidencia para la toma de decisiones a nivel nacional, aunado a que no habrá seguimiento sobre la evaluación, ya que solo se contempla al principio del ciclo escolar, por lo que no será posible monitorear el impacto de las acciones de remediación y crear ciclos de mejora al ajustarlas si fuera necesario.

Asimismo, se destacó que México abrirá las escuelas después de 53 semanas de suspensión de clases presenciales, uno de los periodos más largos en comparación con otros países, lo cual, provocó un rezago educativo que equivale a, por lo menos, 1.8 años de escolaridad según el Banco Mundial.

“La mayoría de los países analizados han apostado por evaluaciones estandarizadas y comparables. Aunque el plan de la SEP puede ser un arranque para un primer diagnóstico, México debería de definir una nueva fecha para la evaluación del Plan Nacional de Evaluación de Aprendizajes (Planea), de la cual no hay certeza sobre su aplicación”, subrayo.

Finalmente, la organización enfatizó que el nuevo ciclo escolar abre una oportunidad para medir y entender el retraso académico que sufrieron los estudiantes, pues un diagnóstico preciso es la brújula que tanto los docentes como los tomadores de decisiones necesitan para lograr que los alumnos recuperen los aprendizajes perdidos por la pandemia, y que son esenciales para continuar con su desarrollo y, en un futuro, convertirse en trabajadores competitivos.

Cnte reitera negativa para regreso presencial

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación CNTE, reiteró su negativa para regresas a clases presenciales en la Ciudad de México, Guerrero, Chiapas y Oaxaca; mientras que en Michoacán no habrá clases en ninguna modalidad, debido a que cerca de 28 maestros mantienen un paro de labores por la falta de pagos.

Luego de dar a conocer los resultados arrojados en la “Encuesta Nacional a madres, padres de familia y tutores sobre el regreso a clases presenciales que se anuncia para el periodo escolar 2021-2022”, y en la cual el 90.5% de los consultados dijo la variante Delta del Covid-19, representa un riesgo asistir de manera presencial a las escuelas, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) insistió en que no existen las condiciones para el regreso a las aulas.

Asimismo, se dijo que, al consultar a 60 mil 026 padres y madres de familia, el 81.7 por ciento de los 60 mil 026 padres de familia, no está de acuerdo en que se inicie el ciclo escolar 2021-2022 con clases presenciales.

Además, el 51.4% opinó que en las escuelas no hay los materiales e insumos necesarios para un regreso presencial seguro, por lo tanto, prevalece el riesgo permanente de letalidad.

“No vamos a regresar de manera presencial por el momento; sin embargo, estamos dando paso a retomar (las clases en línea), el mismo proceso, la estrategia que se ha venido trabajando durante más de año y medio”, indicó Eloy López, de la Sección 22 de Oaxaca, de la CNTE.

En su participación, Pedro Hernández, secretario general de la Sección 9 de la CNTE, aseguró que iniciarían el ciclo escolar, pero de forma no presencial. “No es que no vuelvan, vamos a iniciar el ciclo escolar, no lo vamos a hacer de forma presencial”.

https://www.eleconomista.com.mx/politica/SEP-carece-de-las-herramientas-para-evaluar-los-rezagos-academicos-provocados-por-la-pandemia-IMCO-20210825-0144.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.