Exhorta la Unicef a acelerar la vuelta de los menores a los institutos de educación

EUROPA PRESS, AFP Y AP / LA JORNADA

El inicio de las clases del próximo curso escolar de modo presencial se verá retrasado para unos 140 millones de niños debido a la pandemia de Covid-19, según un análisis del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Se calcula que, hasta la fecha, casi 8 millones de estudiantes llevan esperando más de un año para poder participar en el primer día de escuela presencial, debido a que viven en lugares donde las escuelas han permanecido cerradas durante la pandemia.

El primer día de escuela es un momento histórico para un niño, ya que es el comienzo de una trayectoria de aprendizaje y crecimiento personal que le cambia la vida. La mayoría de nosotros recordamos una infinidad de detalles irrelevantes sobre ese día, como la ropa que llevábamos, el nombre de nuestro maestro o la persona con la que nos sentamos. Sin embargo, para millones de niños, ese día tan importante se ha pospuesto indefinidamente, afirmó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Según agrega Fore, a medida que se reanudan las clases en muchas partes del mundo, millones de niños de primer curso llevan más de un año esperando para conocer el interior de una clase. Es posible que varios millones más no alcancen a verlo en todo el primer trimestre. En el caso de los más vulnerables, las probabilidades de que no lleguen a poner un pie en una clase en toda su vida son muy elevadas.

Durante el primer curso se asientan las bases del aprendizaje futuro a través de la introducción a la lectura, la escritura y las matemáticas. Asimismo, en este periodo la educación presencial facilita que los niños se vuelvan más independientes, se adapten a nuevas rutinas y establezcan relaciones significativas con los maestros y los estudiantes, señaló la Unicef.

La educación presencial también permite a los maestros detectar y abordar retrasos en el aprendizaje, problemas de salud mental y casos de abusos que podrían tener efectos negativos sobre los niños.

Debido a la recesión económica causada por la pandemia, es probable que en 2020 hayan muerto 267 mil bebés más en los países de ingresos bajos y medios, según un estudio publicado por la revista médica BMJ Open. La cifra representa 7 por ciento más de lo previsto por el Banco Mundial.

Hasta ayer, más de 5 mil millones de dosis de vacunas fueron administradas en el mundo según la agencia Afp.

La efectividad contra el contagio de Covid-19 de los inmunológicos fabricados por Pfizer y Moderna cayó de 91 a 66 por ciento luego de que la variante delta del virus se convirtiera en dominante, según un estudio de trabajadores de la salud en Estados Unidos.

Cuba suministrará grandes cantidades de su inmunizante Abdala a Vietnam y transferirá la tecnología de producción al país para fin de año, informó el Ministerio de Salud vietnamita.

El asesor del gobierno estadunidense, Anthony Fauci, prevé un aumento en la aplicación de inmunizantes luego de la aprobación de la inyección de Pfizer y afirmó que es probable que Estados Unidos controle la pandemia para la primavera boreal de 2022.

Poner a los pacientes de coronavirus graves boca abajo mejora su pronóstico, evita la intubación y reduce su mortalidad, según una investigación publicada en la revista científica The Lancet.

Grecia anunció nuevas restricciones para los no vacunados, que tendrán que costearse cada semana una prueba de Covid-19.

Israel alcanzó niveles récord de contagios y rebajó a 30 años la edad mínima para recibir una tercera dosis. El saldo mundial por la pandemia es de 213 millones 107 mil 464 contagios y 4 millones 450 mil 605 muertes, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

https://www.jornada.com.mx/2021/08/25/politica/005n3pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.