Se desacelera 44% velocidad de contagios en la Zona Metropolitana

KARLA MORA / LA RAZÓN DE MÉXICO

Después de que a mediados de junio los contagios de Covid-19 crecieron en el país, en agosto la tasa de velocidad de crecimiento de la enfermedad en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) va a la baja y, actualmente, cada infectado contagia a 0.95 personas, en promedio.

Esto significa que hay una reducción de 44.1 por ciento en el ritmo con el que ocurren los contagios, según muestran las gráficas del modelo epidemiológico creado por la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), así como las estimaciones de la Tasa de Reproducción Efectiva Rt de Covid-19 para los Estados y Zonas Metropolitanas de México, elaborado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El 6 de julio del 2021, el Gobierno federal aceptó que el país vivía su tercera ola de contagios. En ese momento, el Valle de México era la zona metropolitana con la tasa de reproducción efectiva más alta en todo el país, según las gráficas del Conacyt.

.Gráfico: La Razón de México

En la primera semana de julio, la ZMVM alcanzó una tasa efectiva de 1.7, es decir que de cada caso positivo podían contagiarse 1.7 personas más. A mediados de julio, la tasa bajó a 1.5 (de cada caso positivo había un contagio de 1.5 personas); el 25 de julio, la tasa llegó a 1.1 y a inicios de agosto bajó a 0.9.

En consonancia, la Zona Metropolitana del Valle de México también muestra reducciones en la tasa de hospitalizaciones diarias.

El modelo epidemiológico desarrollado por la ADIP señala que durante la tercera ola de contagios se llegó a una tasa de cambio diaria de 100 hospitalizaciones en camas generales, número que se alcanzó a mediados de julio. Actualmente, la tasa de cambio es de –36, promedio que se obtiene de restar el número de altas hospitalarias al número de ingresos en un lapso de 10 días.

Mientras tanto, para camas de intubación, el Valle de México pasó de 30 ingresos diarios a cero ingresos. En ambos casos, los promedios se obtienen de los ingresos registrados en lapsos de 10 días.

Al respecto, Francisco Oliva, epidemiólogo de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), explicó que la transmisibilidad del virus tiene que ver con dos cosas: con la percepción de protección de la gente y el hecho de que la población ya está vacunada.

El especialista comentó que cuando la gente se siente vacunada y cuando nota que la transmisibilidad comunitaria está muy por debajo de lo que reflejaron las olas anteriores, ocurre que se relajan las medidas sanitarias de sana distancia y de protección de uso personal (caretas y cubrebocas), además de que salen a la calle con mayor frecuencia, también producto de la apertura económica en la zona del Valle de México. Lo anterior provocó el surgimiento de la tercera ola de contagios.

Detalló que hay varios tipos de curvas para medir las consecuencias de la pandemia: la de incidencia acumulada, es decir los casos nuevos registrados diariamente en la población en riesgo; la tasa de hospitalización y la tasa de mortalidad. Con base en esos números, mencionó, se puede decir que en la ZMVM sí hay una mejora.

Expuso que, a las políticas aplicadas, él añadiría que las autoridades de Salud hagan pruebas de carácter inmunológico a nivel poblacional, con el fin de obtener información sobre el nivel de inmunidad con el que ya cuenta la población, el cual se obtiene por la transmisión comunitaria del virus y el avance de las vacunas.

“Estamos en una situación en la que hubo un alza en los contagios; pero no así en la mortalidad. Esperemos que con lo que ha pasado hasta ahora, a finales de año hablemos de una inmunidad de rebaño. El indicador que yo esperaría es que se hicieran pruebas serológicas, las de antígeno, pero eso dependerá de los tomadores de decisiones”, señaló, en entrevista con La Razón.

Consideró de especial relevancia que, en esta etapa de la pandemia, se informe a la población que de aquí en adelante el virus está con nosotros.

“No sé si es que ya se puede manejar mejor; lo que sí es que se deberá convivir y saber que es un patógeno que ya estuvo en contacto con el ser humano y eso implica diferentes cosas a futuro. A largo plazo no se sabe qué pasará, y a corto plazo nada más hay que aprender a vivir bajo la responsabilidad de la protección personal, dado que aún no se han conocido muchas cosas de este virus en cuanto a su biología”, manifestó.

Por lo tanto, Francisco Oliva lanzó un llamado a la población para que mantenga las medidas sanitarias, especialmente el uso de cubrebocas, dado que el virus se transmite por vía aérea.

Además, instó a no bajar la guardia, particularmente las personas ya vacunadas, debido a que el biológico no frena la transmisibilidad, sino que reduce la gravedad de los casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.