Pemex reconoce retos anticorrupción y por huachicoleo

HÉCTOR MOLINA / EL ECONOMISTA

Aunque Petróleos Mexicanos (Pemex) mantiene diversos sistemas de control y monitoreo de casos de corrupción al interior de la empresa, éstos pueden no ser efectivos, reconoció la misma petrolera.

En su reporte para el primer trimestre del 2020, enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, Pemex colocó a la corrupción como uno de los riesgos a enfrentar en sus operaciones.

“Pemex cuenta con varios sistemas para identificar, monitorear y mitigar estos riesgos, pero sus sistemas pudieran no ser efectivos y la entidad no puede asegurar que estas políticas y procesos de cumplimiento prevengan actos intencionales”, indicó.

La empresa también hizo énfasis en el peligro que puede conllevar para su reputación y sus finanzas el que se investiguen casos de corrupción, en México u otros países, en los que estén vinculados trabajadores.

“Cualquier investigación sobre posibles violaciones a las leyes aplicables contra la corrupción, el cohecho y el lavado de dinero por parte de autoridades gubernamentales en México u otras jurisdicciones, podría afectar la capacidad de la entidad para elaborar sus estados financieros consolidados de manera oportuna.

“Esto podría afectar negativamente la reputación de Pemex y su capacidad para conseguir financiamientos en los mercados financieros, obtener contratos, asignaciones, permisos y otras autorizaciones gubernamentales necesarias para participar en el sector energético, lo que podría tener efectos adversos sobre los resultados de operación y situación financiera de Pemex”, informó la empresa.

Aumento de la inseguridad
Otro factor que Pemex comunicó a los inversionistas, como parte de los riesgos que la empresa enfrenta, es el aumento de la incidencia delictiva que se ha registrado derivado de la actuación de las bandas del crimen organizado.

“Adicionalmente, el desarrollo del mercado ilícito de combustibles en México ha dado lugar al aumento en el robo y comercio ilícito de los combustibles que produce Pemex”, puntualizó.

La petrolera refirió que el gobierno federal ha reforzado a través de las “fuerzas militares y policiacas” el combate del crimen y el comercio y robo de combustibles en el país, además de que la misma empresa ha establecido medidas estratégicas contra el robo de combustibles.

“A pesar de estos esfuerzos, este tipo de actividades delictivas continúan en México, algunas de ellas contra las instalaciones y productos de Pemex. Estas actividades, su posible incremento y la violencia asociada a ellas podrían, en un caso extremo, tener un impacto negativo en la situación financiera y los resultados de operación de Pemex”, se precisó.

https://www.eleconomista.com.mx/politica/Pemex-reconoce-retos-anticorrupcion-y-por-huachicoleo-20200625-0159.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.