Ocupación de camas en CDMX no alcanzó a bajar de 65%

HÉCTOR MOLINA / EL ECONOMISTA

Aunque la ocupación de camas generales, así como de Terapia Intensiva, en casos de contagio por Covid-19 en la Ciudad de México ha registrado una baja en lo que va de junio, todavía la disminución no sería suficiente para que la capital avance a la siguiente fase de reactivación con el color naranja en el semáforo epidemiológico.

En el día primero del mes se contabilizaron 4,468 hospitalizados totales; para el pasado martes 23, la cifra se ubicó en 4,008, es decir, una disminución de 460 pacientes, equivalente a una baja de 10.2 por ciento.

No obstante, de 23 días de junio, en sólo uno, el pasado lunes 22, la cifra de hospitalizados se ubicó por debajo de los 4,000 pacientes, con un total de 3,945.

Sin embargo, el 23 de junio —cuando se registró el sismo con epicentro en Oaxaca de 7.5 grados— el número de hospitalizados en general de la capital volvió a subir a 4,008.

La Secretaría de Salud federal reportó que había una ocupación de camas generales en la capital del país de 65% con corte al 22 de junio.

En el caso de las personas intubadas, la disminución entre el 1 y 23 de junio fue de 13.8%, al pasar de 1,086 a 936.

En este rubro, fue a partir del 18 de junio cuando la cifra de intubados bajó de los 1,000, que había promediado hasta ese momento, a 969 pacientes.

De acuerdo también con datos del gobierno federal, había hasta el 22 de junio una ocupación de camas con ventilador de 54 por ciento.

Se había previsto que esta semana que termina se pasara del semáforo rojo al naranja en la CDMX; no obstante, la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, anunció que la megalópolis se mantendría aún en el semáforo naranja al no haber la disminución necesaria de los casos de contagios y personas hospitalizadas.

De acuerdo con las reglas fijadas por el gobierno federal para el cambio de color en el semáforo epidemiológico y adoptado por la CDMX, se toman en cuenta cuatro factores: el indicador de porcentaje de ocupación hospitalaria, que en el caso de la Ciudad de México debe bajar de 65%; porcentaje de positividad del Covid-19; la tendencia de casos hospitalizados, equivalente al número de personas hospitalizadas por cada 100,000 habitantes; y la tendencia de la enfermedad Covid-19.

De estos indicadores, uno primordial para que una entidad cambie de color es la ocupación hospitalaria, en el cual se basa hasta 50% de la decisión, según informó Ricardo Cortés Alcalá, titular de la Dirección General de Promoción de la Salud, en la conferencia de prensa sobre la situación de la pandemia el pasado viernes 19 de junio.

Ese mismo día, la jefa de Gobierno indicó que acuerdo con dichos indicadores, la Ciudad de México mantenía un porcentaje de ocupación hospitalaria de 65%, y un porcentaje de positividad de la enfermedad de 47%, por lo que no podría avanzar al siguiente color del semáforo.

Con corte al 23 de junio, en la Ciudad de México había 43,596 contagios de Covid-19 confirmados; las tres alcaldías con más contagios son Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Tlalpan con 7,675, 5,631 y 3,184 casos, respectivamente.

En cuanto a defunciones, en la capital se registraban hasta la misma fecha de corte 4,669; las alcaldías de Iztapalapa (974 muertes), Gustavo A. Madero (890) y Álvaro Obregón (379) registraban el mayor número.

https://www.eleconomista.com.mx/politica/Ocupacion-de-camas-en-CDMX-no-alcanzo-a-bajar-de-65-20200625-0009.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.