Universidades aplicarán en septiembre el método híbrido

JOSÉ ANTONIO ROMÁN Y ARTURO SÁNCHEZ / LA JORNADA

En su regreso a clases presenciales, programado para la segunda quincena de septiembre, las principales universidades e instituciones de educación superior del país aplicarán un método de enseñanza híbrido, que combine la educación en aulas y el trabajo a distancia, además de asistencia parcial y escalonada a los planteles, la suspensión de todas las actividades no esenciales y control del número máximo de personas en áreas comunes.

La UNAM y el IPN, que inician el próximo ciclo académico el 21 y 28 de septiembre, si las condiciones sanitarias lo permiten, emitieron ya sus lineamientos generales de regreso a las actividades presenciales en el esquema de nueva normalidad, en los que también se destaca la colocación de filtros sanitarios de acceso, uso obligatorio de cubrebocas, pasillos de un solo sentido de flujo, dotación de gel desinfectante, e incluso la toma de temperatura corporal.Guía para la reapertura de actividades académicas

Estos criterios, basados en las recomendaciones de las autoridades de salud y de educación, han sido adoptados por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies). Además, este viernes las principales instituciones de educación superior ubicados en la Ciudad de México –entre ellas las universidades Autónoma Metropolitana (UAM), la Iberoamericana y el Tec de Monterrey– presentarán la Guía práctica para la reapertura de actividades académicas, que contiene medidas similares.

Lo anterior, luego de que desde hace tres meses, de manera obligada por la pandemia, se tuvo que recurrir a las clases no presenciales.

Para el caso de la UNAM, la Comisión Especial de Seguridad del Consejo Universitario señaló que se deberá mantener la sana distancia, usar cubrebocas y acatar la reducción del aforo a escuelas, laboratorios, oficinas y demás espacios, según lo determinen las autoridades de cada facultad y 216 dependencias de la casa de estudios.

Estos lineamientos complementan las medidas anunciadas por el rector Enrique Graue, en las que también ha señalado que cuando se reactiven las labores presenciales, la UNAM potenciará el modelo híbrido, pues se deberá disminuir el aforo de la comunidad a las instalaciones.

Decisiones similares tomó el IPN, que ya determinó que la mitad de los alumnos asistirá durante una semana a clases presenciales al plantel, mientras la otra mitad lo hará a distancia, turnándose los roles a la semana siguiente, a fin de reducir el aforo de asistentes al plantel, y de esa forma disminuir la probabilidad de contagios.

https://www.jornada.com.mx/2020/06/19/politica/009n2pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.