Se diluyen esperanzas en la reapertura de comercios

LAURA GÓMEZ FLORES Y SANDRA HERNÁNDEZ GARCÍA / LA JORNADA

Con escasa clientela y en algunos casos sin cumplir las medidas de protección a la salud, ayer reiniciaron labores algunos locales comerciales de barrio como papelerías, mientras estéticas, peluquerías y lugares para el diseño de uñas aprovecharon el proceso de transición al semáforo naranja por el Covid-19 para abrir sus puertas, en la mayoría de los casos sin éxito.

Las expectativas para el primer día de apertura se vinieron abajo, porque no tuvimos clientes o fueron contados, pues la economía está muy mal, y de continuar así, a lo mejor cerramos definitivamente, coincidieron entrevistados.

El cobro de las rentas y la suspensión de labores de entre dos y tres meses, argumentaron Luis y Josefina, nos ha pegado muchísimo, porque estuvimos viviendo de prestado y esperábamos que este jueves nos fuera bien, porque tenemos nuestra clientela, y nada.

Durante un recorrido por colonias de Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza se observó la reapertura de varios locales de antojitos y comida, pero con muy poca gente.

Luis, encargado de un negocio de fritangas, comentó que las ventas están flojísimas y ni lo que invertimos vamos a sacar. Hace dos meses cerramos, por el mentado Covid, y ahora que abrimos, las cosas no pintan nada bien.

En la colonia Moctezuma, el dueño de una estética, que no portaba cubrebocas, aseveró que ya no aguantaba más el cierre, y que la alcaldía Venustiano Carranza les permitió la apertura. Dentro de su local, ubicado a sólo unas calles del aeropuerto internacional, únicamente se encontraba una mujer que labora en el lugar, quien también estaba en espera de la llegada de un cliente.

El encargado de dos papelerías afirmó que ya no soportaba más la suspensión, debido a que tiene que pagar la renta del local. Empezamos poco a poco, abrí desde la mañana y apenas he tenido dos clientes. Prefiero eso a no tener nada de ingresos, indicó.

En contraste, en la colonia Estrella, en la alcaldía Gustavo A. Madero, los dueños de una papelería colocaron plásticos para evitar el contacto directo con los clientes, mientras en una barbería sobre ruedas y un local para arreglo de uñas y estética se ofrecía gel antibacterial y los trabajadores portaron cubrebocas. Sin embargo, en algunos locales de comida en los alrededores del mercado de Beethoven, los clientes olvidaron el gel antibacterial y cubrebocas, y aprovecharon para comer sus alimentos en el lugar.

En dicho espacio comercial, sin embargo, los locatarios exigen a la gente el uso de tapabocas para ingresar a los puestos que están abiertos. Gran parte permanecen cerrados y no hay para cuándo abran, comentaron.

La situación está redifícil y habrá algunos negocios que ya no abran y otros que cierren, y empiece la renta de espacios, como en la calle de Fortuna, en la colonia Industrial, donde había una tienda de mascotas, relataron vecinos.

Ahora, argumentaron encargados de una estética y una barbería, no basta con que nos dejen abrir, sino tener clientes, porque nosotros estuvimos trabajando toda la cuarentena y ni siquiera logramos vivir al día, aunque evitamos que nos cerraran el negocio.

https://www.jornada.com.mx/2020/06/19/capital/035n1cap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.