La UNAM presenta lineamientos generales para el regreso de actividades universitarias

ANTIMIO CRUZ BUSTAMENTE / LA CRÓNICA DE HOY

Las universidades públicas y privadas en la Ciudad de México serán los laboratorios para probar un nuevo modelo de clases presenciales con seguridad sanitaria tras la emergencia por la pandemia de COVID-19.

Distancia de 1.8 metros entre cada alumno; filtros sanitarios a la entrada de las escuelas y uso de cubrebocas en las aulas son algunos de los cambios incluidos en los lineamientos y guías para el regreso a clases tras la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, que 13 instituciones de educación superior presentarán a lo largo del jueves y viernes.

Ayer, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dio a conocer sus Lineamientos Generales para el regreso a las actividades universitarias; mientras que hoy, un conjunto de 12 instituciones que incluyen al Politécnico Nacional (IPN), Tec de Monterrey y las universidades Meropolitana (UAM), Iberoamericana (UIA) y Anáhuac, entre otras, presentarán la Guía Práctica para la Reapertura de Actividades Académicas tras la emergencia por el COVID-19.

Entre los detalles que quedan por afinar y que serán responsabilidad de las comisiones de seguimiento son el número de alumnos por aula pues algunos profesores han planteado la necesidad de dividir los tradicionales grupos de 60 alumnos en universidades públicas en subgrupos de 10 o 12 estudiantes. También se aprovecharía la infraestructura de los salones-auditorio para dejar espacios vacíos entre un estudiante y otro.

LINEAMIENTOS UNAM. Con 350 mil alumnos matriculados, la UNAM es la institución de educación superior más grande del país y el jueves dio a conocer sus propios lineamientos de protección sanitaria para el regreso a clases, los cuales son “de carácter obligatorio y general para toda la Comunidad Universitaria”.

Indicó que el regreso será ordenado y paulatino; se dará a conocer con 15 días de anticipación y que todos sus protocolos se basarán en cuatro principios éticos: la protección a la salud y la vida; la no discriminación; la responsabilidad compartida, y la economía moral y eficiencia productiva.

“Con el fin de lograr un retorno a las actividades laborales, seguro, responsable y confiable, se ha tomado en cuenta la estructura y particularidades de esta Casa de Estudios y los Lineamientos Técnicos Específicos para la Reapertura de las Actividades Económicas, publicados en el Diario Oficial de la Federación el 29 de mayo de 2020”, informó ayer en un comunicado oficial.

La UNAM recordó a sus alumnos, maestros y trabajadores que al regresas a las actividades presenciales será muy importante tener presente la permanencia del riesgo de infección, la necesidad de mantener una higiene permanente y de procurar realizar, cuando sea posible, trabajo desde casa.

Entre el largo listado de indicaciones se pueden destacar los siguientes: Quedarse en casa si presenta síntomas de enfermedad respiratoria o relacionados con COVID-19; mantener una sana distancia (de al menos 1.8 metros) con las demás personas; usar cubrebocas de forma adecuada (sobre nariz y boca) y otras barreras como caretas o pantallas, en caso de así ser requerido. Las caretas no sustituyen el cubrebocas; lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, o bien limpiarse las manos con gel (con un contenido de alcohol mínimo de 70%); evitar tocar, en la medida de lo posible, cualquier tipo de superficie, barandales, puertas, muros, botones; utilizar los filtros de seguridad sanitaria, guardando para ello una sana distancia y siguiendo las indicaciones específicas que en ellos reciban; evitar la presencia de acompañantes, en especial de menores de edad y personas con alto riesgo frente al COVID-19; evitar, en la medida de lo posible, el uso de joyería y corbatas, y evitar, siempre que sea posible, el uso de elevadores. El uso de estos estará reservado preferentemente para la utilización de personas con discapacidad o de edad mayor.

AFORO CALCULADO. Los lineamientos de la UNAM emitidos ayer explican que cada entidad y dependencia deberá analizar las condiciones de sus espacios de trabajo para determinar su capacidad o aforo. Para ello se puede considerar la instalación de barreras o la distancia mínima de seguridad. Sobre el trabajo en aulas dice:

“Dado que el tamaño y capacidad de los espacios de estudios: aulas, salones de seminario, auditorios, laboratorios, bibliotecas, clínicas, espacios de servicios a la comunidad, etc., es muy variable, cada entidad o dependencia deberá determinar su aforo seguro. Se pueden tomar como pautas generales reducir su aforo a un máximo del cincuenta por ciento de su capacidad o asignar 3 m2 por persona, buscando siempre preservar distancias seguras”, indican los lineamientos.

En el acceso a áreas comunes: baños, vestidores, casilleros, cafeterías, comedores, etc., deberán colocarse marcas en lugares apropiados que indiquen la distancia mínima entre personas. En los espacios comunes o de mayor concentración, se buscará favorecer la ventilación natural.

En el caso de los espacios para trámites de la UNAM que sea indispensable realizar en forma presencial, se deberá tomar en cuenta la cantidad normal de trabajadores y personas realizando trámites. Se instalarán barreras físicas de protección y se proveerá a los trabajadores con equipo de protección personal, que consistirá en cubrebocas, caretas y guantes.

https://www.cronica.com.mx/notas-la_unam_presenta_lineamientos_generales_para_el_regreso_de_actividades_universitarias-1156724-2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.