40% de los contratos terrestres privados, en emergencia de causa mayor por Covid-19: CNH

KAROL GARCÍA / EL ECONOMISTA

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) reveló que el 40% de los contratos terrestres vigentes adjudicados en las rondas de licitación, un total de 18 campos, ha solicitado prórrogas o suspensiones a sus actividades por caso fortuito de fuerza mayor a causa de la contingencia sanitaria del Covid-19.

Entre las rondas 1.3, 2.2 y 2.3, hay un total de 45 contratos de licencia vigentes en el país adjudicados en procesos de licitación.

La emergencia sanitaria que impide el desplazamiento de trabajadores, además de la falta de insumos en todo el mundo ha provocado que estas empresas en México se amparen en la cláusula contractual que les permite probar que hay una causa no atribuible al contratista que les impide continuar con sus trabajos.

Según el órgano de gobierno de la CNH, han postergado actividades en entidades como Tamaulipas y Veracruz, donde además existen otros obstáculos para la actividad petrolera como la inseguridad, que las ha llevado a recortar únicamente a las horas en que hay luz de día sus horarios de actividades en la Cuenca de Burgos.

Según la CNH, hasta el momento ha recibido en total son 18 casos de fuerza mayor, de los cuales seis fueron solicitados por la filial de la regiomontana Jaguar, Pantera Exploración y Producción, de la ronda 2.2.

Además, hay otras cinco solicitud de contratos operados directamente por Jaguar Exploración y Producción, obtenidos en la ronda 2.3.

La canadiense Renaissaance Oil interpuso a su vez tres solicitudes en los bloques de la Ronda 1.3, y con dos caso solicitados, están los siguientes operadores: Perseus, en los campos Tajón y Fortuna Nacional, y Carso Oil and Gas, constituida como Operadora Bloque 12 y Bloque 13, de la ronda 2.3.

El comisionado Sergio Pimentel planteó este jueves en la 25 sesión extraordinaria del órgano de gobierno que para el regulador es importante que los proyectos avancen, puesto que la CNH es la representante del Estado en los contratos y el principal interesado en que se lleven a cabo las actividades.

Por tanto, más allá de revisar caso por caso las solicitudes de reconocimiento de caso fortuito, propuso al regulador el diseño de un instrumento regulatorio que cubra los supuestos para que los contratos continúen.

“Sería como lanzar un paracaídas, un instrumento que les permita tener un margen más allá de los lineamientos que les dé un respiro”, dijo Pimentel.

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/40-de-los-contratos-terrestres-privados-en-emergencia-de-causa-mayor-por-Covid-19-CNH-20200618-0103.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.