‘Un rebrote de covid hundiría la economía’: OCDE

EXCÉLSIOR

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) advirtió que un rebrote del coronavirus SARS-CoV-2, que ocasiona la enfermedad covid-19, hundirá la economía mexicana a una tasa de -8.6% para este año.

En videoconferencia, Álvaro Pereira, director de Estudios Económicos por País de la OCDE, comentó que la recuperación económica de México será lenta, pues aunque se abran actividades productivas el daño será profundo, principalmente en el turismo y el comercio.

La recuperación será lenta, un tipo W o U, porque habrá sectores que quedarán afectados por algún tiempo, sumado a baja en los ingresos de la gente el consumo bajará y también la inversión”, expuso al presentar las Perspectivas Económicas de América Latina del organismo internacional.

Alberto González Pandiella, economista de la OCDE para México, dijo que la particularidad es el sector de turismo, porque le tomará tiempo reiniciar y en el comercio duda de cuándo se recuperará, además dependerá de lo que ocurra en Estados Unidos, principal socio comercial.

Si en la Unión Americana hay una rápida y vigorosa recuperación será elemento positivo para México, pero si hay dificultades se sufrirá mucho”, sostuvo.

Alberto González recordó que la mexicana es una economía abierta con gran exposición al comercio, a las cadenas mundiales y las caídas en el precio del petróleo están golpeando las perspectivas de este año.

Si hay un rebrote de la epidemia la caída para 2020 sería de -8.5% y esperamos que la recuperación sea gradual y parcial; en un escenario de un solo brote de la enfermedad la contracción económica sería de -7.5% para este año”, explicó.

Naciones como Argentina tendrían un desplome de -10.1%, Brasil de -9.1% y Chile de -7.1% en un escenario de un segundo brote de covid-19, mientras que para el conjunto de América Latina la contracción economía sería de -8.8 por ciento, reportó la OCDE.

 

 

TODAVÍA HAY TIEMPO

Ambos expertos coincidieron que aún hay tiempo para que el gobierno mexicano aplique medidas que ayuden a paliar los efectos de la crisis por covid-19.

No hay un número mágico para incrementar el nivel de deuda, es lo que se necesite para luchar contra la pandemia, dando mayor prioridad al sector sanitario, luego favorecer las condiciones para que haya liquidez en las empresas y apoyar a las personas más vulnerables, por ello dependerá de cómo evolucione la crisis”, comentó Pereira.

Mientras que González comentó que “no nos parece tarde para actuar; el primer y segundo trimestre serán malos, pero hay margen para el gobierno. Estamos en un maratón y aún queda carrera por delante y espacio para actuar”.

Dijo que uno de los vientos a favor que tiene México para hacer frente a los embates del covid-19 es la entrada en vigor del nuevo Tratado comercial de Norteamérica (T-MEC), pues hará que disminuya la incertidumbre internacional, mientras que los gobiernos locales podrán reforzar sus regulaciones para aprovechar el efecto positivo del acuerdo.

Finalmente, la OCDE destacó el marco de política macroeconómico de México como una de sus fortalezas.

 

POCO MARGEN DE ACCIÓN

El margen de maniobra que tiene el gobierno para endeudarse es limitado, lo que tiene poca capacidad para reaccionar frente a la crisis por covid-19, reconoció el titular de la Unidad de Crédito Público de la Secretaría de Hacienda, José de Luna.

Al participar en el panel Preparando el terreno para una rápida recuperación, organizado por la OCDE, el funcionario comentó que naciones avanzadas tienen tasas de interés de 0.0% o negativas, mientras que en México la tasa es de 5.5 por ciento. “Por lo que el costo es 22 veces más caro que naciones como Canadá, por ejemplo, eso limita la capacidad para reaccionar frente a la crisis”.

Abundó que por ello el gobierno ha tenido que sortear los embates de la crisis desde otros frentes, como acelerar el gasto, apoyar con créditos y ejecutar proyectos de infraestructura.

 

 

Para ello, se dividió en tres etapas las acciones para enfrentar la pandemia; la primera fue la contención de contagios. “En México se comenzó a resentir con siete semanas de retraso después de China y Europa, eso nos dio la oportunidad para reasignar el gasto en el sector salud, adecuar hospitales, comprar ventiladores, equipo médico y aplicar medidas de distanciamiento social”.

El funcionario comentó que la segunda etapa fue la mitigación del impacto, ante la falta de ingresos de las empresas que cerraron y de las personas que se quedaron sin salario.

Aquí nos hemos enfocado en medidas para aminorar la falta de liquidez y evitar que se convierta en crisis de solvencia y que ello no se volviera en una crisis financiera”.

Recordó que se tienen siete millones de créditos que se puedan reestructurar y se pusieron en marcha dos millones de nuevos financiamientos para el sector informal por 50 mil millones de pesos.

Mientras que el Banco de México ha reducido 150 puntos base en la tasa de interés y apoyará para inyectar 750 mil millones de pesos al sistema financiero.

De Luna comentó que la cuarta etapa es la reactivación de la economía, donde se está acelerando el gasto programado en proyectos de infraestructura y entrará en vigor el nuevo T-MEC.

 

 

https://www.dineroenimagen.com/economia/un-rebrote-de-covid-hundiria-la-economia-ocde/123780

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.