Detectar asintomáticos, el gran reto contra la epidemia

ÁNGELES CRUZ MARTÍNEZ / LA JORNADA

Alrededor de 45 por ciento de quienes adquieren el nuevo coronavirus no presentan síntomas de enfermedad, pero pueden transmitir la infección a otras personas que se encuentren cerca (a menos de dos metros), reveló un trabajo realizado con 16 personas en diferentes países o espacios turísticos, como los cruceros, efectuado por el Instituto de Investigación Traslacional Scripps en California, Estados Unidos.

La cantidad de personas que podrían estar infectadas, sin ningún malestar, duplica las estimaciones de 20 por ciento de estudios previos. La investigación destaca la importancia de identificar a quienes se mantienen asintomáticos, pues podrían transmitir el virus durante más de 14 días.

Al respecto, Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, coincidió en la importancia de detectar a las personas infectadas que no presentan síntomas. El problema es que se requiere de una prueba serológica confiable, con la cual todavía no se cuenta.

Comentó que las personas menores de 50 años tienen más probabilidades de ser asintomáticos, ya que a partir de esa edad influyen las comorbilidades (hipertensión arterial, diabetes, obesidad) y factores genéticos.

Además, algunos estudios han encontrado indicios de la importancia de una enzima conocida como ACE2 (convertidora de angiotensina 2), la cual tiene una mayor presencia después de los 50 años de edad. En el tracto respiratorio funciona como receptora del Covid-19.

Debido a que todavía hay mucho por conocer del nuevo coronavirus, se requieren otras investigaciones que confirmen estos y otros datos. De cualquier forma, éste sería sólo uno de los factores que determinan por qué algunas personas resisten mejor la infección, en este caso, sin síntomas de enfermedad.

Entre los factores que influyen en una mayor o menor afectación están los que son propios de la cepa, como el tamaño o la cantidad de virus presentes en las gotas de saliva, y la predilección por irse donde hay receptores. También están los aspectos genéticos, aunque todavía no se han identificado las variaciones que ayudan o perjudican en la expresión de enfermedad o en la posibilidad de que el organismo responda de manera natural frente al virus.

Una explicación podría ser que por razones que hasta ahora se desconocen, algunos individuos cuenten con anticuerpos capaces de neutralizar al coronavirus, explicó Reyes Terán, e insistió en que son fundamentales factores como la pobreza y la presencia de enfermedades crónicas descontroladas.

Recordó que en México este es un problema grave, pues hay 34 millones de personas con hipertensión arterial, de las cuales 17 millones lo saben y toman algún medicamentos, pero sólo la mitad, alrededor de 8.5 millones, tiene el padecimiento bajo control. En tanto, entre 10 y 12 millones tienen un diagnóstico de diabetes, y si acaso la mitad logra un buen control de sus niveles de glucosa.

El trabajo del Instituto de Investigación Traslacional Scripps se publicó en la revista Anales de Medicina Interna. Es una recopilación de datos en lugares como el crucero Diamond Princess, que en febrero regresó a Japón con 3 mil 711 pasajeros, de los cuales 712 dieron positivo a Covid-19. De éstos, 46 por ciento no presentaban síntomas de la infección.

En una revisión clínica posterior de las personas asintomáticas, a quienes se les realizó una tomografía para conocer su estado, algunos presentaron anormalidades en los pulmones, lo cual es un dato que tendría que ser motivo de nuevas investigaciones. Revela además que la ausencia de síntomas no representa la falta de daño, resaltaron los investigadores.

https://www.jornada.com.mx/2020/06/09/politica/002n1pol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.