Columnas de opinión: 28 de mayo de 2020

LA CRÓNICA DE HOY

PEPE GRILLO

El semáforo y el federalismo

Lo ocurrido con el semáforo para la reanudación de actividades ilustra lo que ha venido ocurriendo en el país a lo largo de la emergencia sanitaria: cada autoridad toma su propio camino.

Así ocurrió al inicio del problema y luego con el tema de Susana Distancia y los cubrebocas, y así ocurre ahora, cuando estamos buscando la puerta de salida.

Lo del semáforo pareció ser por unas horas la primera decisión federal que se acataría en los otros dos niveles de gobierno.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, con enjundia inusitada, la planteó así. No habría concesiones, advirtió.

Unas horas después todo cambió. Hoy día no hay nada claro, excepto que cada gobierno estatal, incluso los emanados de Morena, tomará su propia decisión para la reanudación de actividades. Es un federalismo vivo.

Comparecencia política

Por demás áspera la comparecencia digital de López-Gatell ante legisladores.

La figura más visible de la 4T en la lucha contra el coronavirus aguantó fuego a discreción proveniente de todas las fracciones partidistas, incluida la de Morena y él también repartió candela.

Se trató de un ejercicio político sobre un tema sanitario.

No podía ser de otra manera. Hay señales claras de que el manejo informativo del gobierno tiene un ojo en la epidemia y otro en los sondeos de opinión.

El propio subsecretario se metió a la grilla al adelantar, con una dosis de mala leche, que los estados de Jalisco y Nuevo León serán los últimos en salir de la zona de riesgo, cuando en realidad han tenido un manejo de la crisis mucho más eficaz que la mayoría de las entidades.

Más allá de los jaloneos entre políticos, lo que la ciudadanía quiere y merece es información sólida, transparente, de lo que está ocurriendo y que ha enlutado a miles de familias mexicanas.

Quiere detalle

Con respecto al tema de la elección de nuevos integrantes del consejo general del INE y el proceso de selección, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación quiere detalles.
Le pidió al INE detallar la puntuación individual que obtuvo cada uno de los aspirantes que continúan en el procedimiento.

Además, se les tendrán que dar a conocer a las y los actores el puntaje y las razones que justificaron los resultados de la evaluación de su expediente.

La idea es saber por qué cortaron a los que sacaron de la jugada y por qué dejaron adentro a quienes siguen compitiendo.

Ya veremos si toda esta información no retrasa un proceso que ya por de por sí está fuera de calendario.

Lucro inadmisible

El tema de los pertrechos para médicos y enfermeras resultó ser una prueba no superada en el manejo de la epidemia.

No sólo en centros de salud ubicados en lugares alejados, de acceso difícil, sino en los edificados en avenidas centrales de la Ciudad de México.

Trabajadores de la salud del hospital regional Adolfo López Mateos del ISSSTE realizaron una manifestación para protestar por la falta de equipo de protección para evitar contagios de Covid-19.

Unas horas después se aceptó la renuncia de Leslie Aguilar, subdirectora administrativa del hospital.

La renuncia no es suficiente. Hace falta una investigación que esclarezca la denuncia de que se lucraba con ese equipo. Sería inadmisible. La dirección general del ISSSTE no lo puede dejar pasar.

LA CRÓNICA DE HOY

EL CRISTALAZO

RAFAEL CARDONA

Lavarse las manos y la cara…

Con apremiante celeridad, como conveniente complemento a sus medidas, el gobierno recurre a lo único para cual sirven los organismos internacionales: aparentar, recomendar, extender certificados de buena conducta, respaldar a sus aportantes, proporcionar argumentos para ganar una discusión y… ayudar a cualquier régimen contribuyente a lavarse la cara.
Sólo quien no haya estado en los pasillos de Ginebra, Suiza o East River en Nueva York, ignora cómo todo en las Naciones Unidas se logra a través de respaldos recíprocos, promesas de financiamiento, cabildeo y un quid por quo permanente. Así funcionan todos sus satélites.

Hoy, la supercoordinación del combate a las epidemias, en manos del ubicuo y siempre activo secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, ha promovido las buenas calificaciones de la Organización Mundial de la Salud a la estrategia sanitaria mexicana, aun en contra de las predicciones y augurios de la Organización Panamericana de la Salud, la cual nos augura —a pesar de las declaraciones—, un aumento en la cantidad de muertes.

A la primera el gobierno le ha planteado una “consulta” respondida en términos muy diplomáticos en cuyo edulcorado texto ginebrino le dice sí, sí, muy bien, los felicitamos por su estrategia, pero deben hacer pruebas y más pruebas en la etapa posterior, cuya fecha de inicio está prevista para el siguiente mes.

El asunto de las pruebas, a las cuales el gobierno no ha podido dar una respuesta suficiente (no lo hizo ni siquiera con la simple recurrencia a tapabocas y guantes), es uno de los más evidentes huecos en la estrategia “lopez-gatelliana”, lo cual no impidió el diplomático respaldo de la OMS, tan necesitada de fondos por el abandono de los Estados Unidos.

Para evitar o devaluar cualquier crítica al conductor del carro de combate, pero especialmente contra quien lo ha nombrado su vocero, el gobierno también propició una invitación para incluirlo en un grupo de expertos de la OMS, en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

Ese fue el primer avance en la “Operación lavabo”, cuyo propósito es simple: lavar la cara y anular toda crítica exhibiendo los méritos del doctor Hugo y las palmadas en la espalda de las Naciones Unidas. Para lograrlo, Martha Delgado, la subsecretaría multilateral, trabaja horas extra.

Por eso la Secretaría de Relaciones Exteriores divulgó jubilosa el reconocimiento (a medias) de nuestros esfuerzos por contener lo hasta ahora incontenible.

Ese mismo día, cuando el Señor Presidente se trenzaba en una interminable discusión sobre la mortalidad, la letalidad y la contabilidad, culpando a los medios del amarillismo mortuorio, se llegó a la mayor cifra negra: 501 muertos, cuyos cerrados ojos no pudieron leer las felicitaciones de la ONU.

“En respuesta a la consulta de México, la OMS felicita al Gobierno de México…”, dice.

Pero también dentro de casa se afanan los funcionarios por llevarle agua y jabón a su jefe. Zoé Robledo decora con un mural de luz el Centro Médico y ya se apuran los troqueles para la medalla “Miguel Hidalgo” a los servidores de la salud, a quienes se había señalado como mercaderes de la salud.

Hoy se les dice héroes de la humanidad, se les endulza el oído y se les confieren diplomas, chequecitos y corcholatas, lo cual se agradece, pero mejor sería para ellos (y así lo han dicho), equipo profesional suficiente, de buena calidad; respiradores, camas adicionales e insumos tan necesarios como escasos. Y buenos salarios.

Por cierto, al instalarse en la Cámara de Diputados, el consejo de la presea Miguel Hidalgo, se le define como la más alta en cuanto a reconocimiento de los méritos civiles, pero hasta hace poco tiempo, se decía lo mismo de la medalla Enrique Neri, el equivalente a la Belisario Domínguez del Senado de la República.

“… (CdD). Este domingo se instaló el Consejo de Premiación de las Condecoraciones Miguel Hidalgo, que es la más alta presea otorgada a las o los mexicanos con méritos eminentes o distinguidos, conducta o trayectoria vital ejemplar, por relevantes servicios prestados a la Patria o a la humanidad, o actos heroicos”.

Pero también existe esto en la misma Cámara:

“…La Medalla al Mérito Cívico Eduardo Neri y Legisladores de 1913, es un galardón entregado anualmente por la Cámara de Diputados “a aquel ciudadano o ciudadana que se haya distinguido relevantemente, sirviendo a la colectividad nacional, a la República y a la humanidad, destacando por sus hechos cívicos, políticos o legislativos”.

A ese paso serán tantas las preseas como para repartirlas a la enredada del Congreso.

LA RAZÓN DE MÉXICO

ROZONES

CDMX, ajustes sin tocar obras prioritarias

Y donde están en clara sintonía con las sugerencias de Palacio Nacional, en el sentido de acabar con cualquier gasto suntuoso, es en el gobierno de la Ciudad de México. Resulta que sin mayor demora, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció un recorte del 50 por ciento al gasto corriente de la administración capitalina, para hacer frente a la crisis económica que está provocando la pandemia por el Covid-19. Nos informan que los ajustes serán en los capítulos 2000, materiales y suministros, y 3000, que engloba a los servicios generales. En la decisión hay una salvedad importante: 36 proyectos prioritarios para la ciudad, entre los que se destacan la conclusión del Hospital de Topilejo y la modernización integral del sistema de transporte público; este último rubro incluye la finalización de todas las obras del Metro, la ampliación del Metrobús, las cuatro líneas del Cablebús y la línea de Trolebús Elevado sobre el Eje 8. La apuesta por la construcción de infraestructura es bastante relevante, nos comentan.

• EL DOCTOR, ¿EN LA CARRERA?
Choque frontal ayer en el Senado. Imposible pensar, nos comentan, que no hubo quien más que curado se sentirá lastimado por el doctor. Esgrima que después de cinco horas, detonó, en uno de los bandos que suelen estar en la disputa de las redes, encendidas celebraciones por las “respuestas-nocaut” de López-Gatell a senadores como el experimentado Dante Delgado. Del otro, acusaciones de violencia de género y misoginia de legisladoras como Alejandra Reynoso. Debate en el que la diplomacia no pudo disimular el ansia confrontativa, y los ya cotidianos cuestionamientos a algunos medios y al despreciado modelo neoliberal. López-Gatell, nos dicen, toma nuevos bríos en la competencia contra la oposición y hace levantar la ceja a quienes, desde la misma casa, enlistan a un posible adversario en el futuro político.

Y hablando de recortes, donde éstos han generado una gran preocupación y en algunos casos indignación es en prestigiadas instituciones académicas, como el Centro de Investigación y Docencia Económicas, donde cayó como balde de agua fría el anuncio hecho por su director, Sergio López Ayllón, en el sentido de que tendrá que recortar el gasto operativo en 75 por ciento. El ajuste, se ha informado, es para generar una bolsa de 622 mil millones de pesos con los que el Gobierno federal soportará sus programas esenciales ante la pandemia. La medida tiene en shock a estudiantes y profesores, a quienes les pidieron comprensión, paciencia y solidaridad. Por lo pronto, la operación del CIDE estará al mínimo y su comunidad, una de las más entusiastas del cambio político en 2018, intentando salvar su ciclo escolar por vías remotas.

• LUPA DEL TRIBUNAL A SELECCIÓN DE CONSEJEROS
Y nos cuentan que a más de dos meses de haberse suspendido por la pandemia la elección de los nuevos consejeros del INE, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó por unanimidad y con carácter de urgente al Comité Técnico de Evaluación detallar la calificación individual que obtuvo cada uno de los 60 aspirantes que continúan en el procedimiento de designación, quienes fueron evaluados por su currículum, documentos soporte, exposición de motivos y un ensayo. Esto, luego de que prosperaron una docena de impugnaciones, una de ellas del coordinador de asesores de la Secretaría de Gobernación, Jorge Alcocer Villanueva. La decisión, nos aseguran, pone encima del proceso que estaba dormido un reflector inmenso que seguramente ya despertó a varios de los que estaban descansando a su lado. Habrá que irse preparando, porque con la vuelta de la nueva normalidad, éste sería uno de los primeros asuntos a tratarse, eso sí, con sana distancia.

• EDILES ACELERADOS Y “BRONCOS”
Así que sin esperar a que se informe sobre el semáforo nacional, por el que ha pugnado la Secretaría de Gobernación, Miguel Treviño y César Garza, alcaldes en San Pedro Garza y Apodaca, respectivamente, decidieron ceñirse a lo que se va definiendo en Nuevo León y El Bronco les apoya, así que el lunes reanudan actividades en empresas. Los ediles regios aseguran además que la plataforma del Gobierno federal, donde se registran empresas, ha estado caída, por lo que no esperarán el aval para reactivar su economía. Aunque a estos dos alcaldes el gobernador Jaime Rodríguez Calderón antes les había pedido paciencia, ahora los respalda con un mensaje público: “Tomamos decisiones de la mano de los nuevoleoneses. Son su salud y el bienestar de sus familias lo que define el semáforo”. Uf.

• MORENA AUMENTA MARCAJE A ALFARO
Nos hacen ver que además del debate que está alimentando Morena en Jalisco, luego de la aprobación que hizo el Congreso estatal para que se pueda contratar deuda por seis mil 200 millones de pesos para atender la pandemia del Covid-19, los guindas se pondrán duros en el proceso de supervisión del gasto del gobierno de Enrique Alfaro desde el Congreso estatal. Por lo pronto, se aprobó que el secretario de Hacienda, Juan Partida, comparezca el primer lunes de cada mes para que informe sobre el gasto generado por la contingencia de salud y el estado de la deuda pública. A esto se suma el nombramiento que hizo el CEN morenista de la aguerrida Yeidckol Polevnsky como nueva encargada del partido en esa entidad, quien si bien, se dijo, va por cuestiones de organización partidista, en realidad se avizora que realizará una labor de marcaje personal al gobernador que más diferencias ha tenido con el Gobierno federal.

LA RAZÓN DE MÉXICO

QUEBRADERO

JAVIER SOLÓRZANO

En el día tras día (46) (Acapulco se anda ahogando)

Acapulco es la representación más acabada de todas las virtudes y defectos del turismo mexicano.

Es un referente para el país y es lugar donde para muchos fue y es la primera vez, en más de un sentido.

Es un lugar querido, entrañable y contradictorio. Como la gran mayoría de los centros turísticos del país tiene infinidad de caras, por más que muchas se escondan o no estén a la vista de los paseantes.

Es un espacio que vive fundamentalmente de la visita de los capitalinos. Tiene sus muy buenas temporadas, Semana Santa, el verano y el fin de año, pero los acapulqueños saben bien que cada fin de semana les puede llegar la odiosa y bienvenida marabunta.

El coronavirus ha colocado a Acapulco en medio de todas sus contradicciones. El puerto que ven los turistas está muy lejos del corazón de la ciudad. Una cosa son sus playas, sus grandes y pequeños hoteles y condominios, y otra muy distinta el Acapulco profundo, el de la violencia, de condiciones económicas brutalmente adversas, de desigualdad social y de la falta de servicios de toda índole, empezando por los de salud.

El puerto está pagando con el coronavirus todas sus limitaciones y problemas. Los afectados son sus habitantes, sus comercios y su vida cotidiana. Acapulco no está teniendo manera de responder a la pandemia, todo está siendo adversidad por la falta de servicios y atención en materia de salud.

Lo que está viviendo Acapulco no es muy distinto de lo que muchos centros turísticos del país viven y padecen. Los turistas tendemos a ver una sola cara, pero sabemos que detrás de la gran atención, de las buenas formas, del descanso, la fiesta y las maravillosas vistas está, en la gran mayoría de los casos, la pobreza, el hacinamiento y las condiciones desfavorables de vida.

Hemos sido incapaces de crear modelos con equilibrios en donde aquellos que atienden y dan su mejor cara y esfuerzo vivan con dignidad.

La crisis que se le viene a los acapulqueños es brutal. No hay a dónde ir en caso de contagio y el número de camas no alcanza a tal nivel que mucha gente ha optado por dejar el puerto, incluso aquellos que lo tomaron como un refugio por la pandemia.

Acapulco está contra las cuerdas y no tiene elementos para enfrentar lo que ya llegó y lo que se les va a dejar venir. El problema para Guerrero no va a ser sólo el puerto, el cual es su bastión económico, la cuestión está en todo el estado, está en medio de una crisis de la cual no se va a poder salir si no es a través de un gran apoyo de la Federación, que no vaya a ser condicionado, y lamentablemente en el camino con una gran cantidad de bajas.

Estos días hemos conversado con restauranteros y hoteleros que nos han planteado los dramáticos y pesados escenarios por los que están pasando. No solamente se trata de lo que viven miles de familias, también se va tratar de las enormes dificultades que se van a presentar para poder regresar, porque para entrar de lleno en ello van a tener que hacer grandes inversiones, a la vez que desarrollar campañas para generar lo que hoy a todos nos anda faltando, confianza y seguridad.

Presumimos que el Gobierno federal se da cuenta de ello. La ocurrencia de terminar con los “puentes”, todo indica, pasará a mejor vida ya que se ha tomado la decisión de dejarlos como están, no tenían de otra. Estaban ahogando a todos los centros turísticos.

El puerto va a revivir sin la menor duda. La clave está en que requiere del concurso de todos, pero, sobre todo, atender con urgencia la vida de cientos de miles de acapulqueños atrapados por el coronavirus.

RESQUICIOS.

Que conste: la aplicación de pruebas Covid-19 a toda la población sería “un desperdicio de tiempo, de esfuerzos y recursos… no nos interesa porque es inútil, costoso e inviable…”: voz del cada vez más afamado y desatado vocero, que ya anda con cubrebocas.

LA JORNADA

DINERO

ENRIQUE GALVÁN OCHOA

Más de 100 mil estadunidenses han muerto por el coronavirus, cifra que es mayor a la de los caídos en las guerras de Corea y Vietnam combinadas. Ayer alcanzó 101 mil, con lo que ocupa el primer lugar en el mundo, mientras las empresas han despedido a casi 39 millones de personas, y a quienes tienen un trabajo, los patrones les están recortando los salarios, haciendo que cualquier perspectiva de recuperación rápida sea mucho más improbable. Es un primer lugar que no desearía ocupar el pueblo estadunidense, en particular el presidente Trump, cuya relección se ve cada día más nebulosa. Enfentan a un enemigo distinto al que han combatido en sus guerras: un virus. Todos somos víctimas, todos somos victimarios, dijo alguien filosóficamente. Sin embargo, les urge echar a andar la economía y sin muchas precauciones vuelve la actividad al país. Los centros comerciales, donde los estadunidenses emplean mucho tiempo de sus vidas, abrirán a partir del próximo lunes.

El mini-insurgente

Organización Soriana, la segunda cadena de supermercados de México, dio a conocer que retiró del consejo de administracion a Pedro Luis Martín Bringas, uno de los miembros de la familia Martín Bringas, que fundó y controla la compañía. El ahora ex consejero de Organización Soriana recientemente anunció que encabeza un frente político opositor al presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya meta es que deje la Presidencia antes de diciembre. La decisión de Soriana fue tomada durante una sesión extraordinaria del consejo de administración, de acuerdo con un comunicado de la compañía. El 7 de mayo, Pedro Luis anunció que lidera el Frente Nacional Anti-AMLO (Frena o Frenaaa), en un video en el que expresó que el objetivo de la organización es procurar que López Obrador deje la Presidencia antes del primero de diciembre.He aceptado ser el líder del Frente Nacional para la remoción del presidente Andrés Manuel López Obrador; lo acepté después de analizar profundamente cuáles son los objetivos y formas para lograr este objetivo, dijo el empresario en el video. Yo creo que este grupo, integrado por la iniciativa publica, no privada, es un grupo que consta de gente de todos los partidos, clases sociales y niveles. El hecho de que la empresa se haya desvinculado de su ahora ex consejero no significa que éste haya renunciado a su activismo político y su meta. No es contra la ley que un ciudadano, o grupo de ciudadanos, se proponga cambiar a un gobierno constituido por mandato popular y de acuerdo con la Constitución. Lo que sería conveniente es que el acaudalado comerciante exponga las formas que piensa emplear, las menciona en su comunicado, porque no hay elecciones ni proceso revocatorio este año.

Aeroméxico, préstamo

Grupo Aeroméxico planea emitir este jueves hasta 400 millones de pesos en títulos de deuda a un plazo de 364 días, de acuerdo con un aviso de la oferta enviado a la Bolsa Mexicana de Valores. Ya antes la aerolínea recibió apoyo financiero del Club Premier, vía venta anticipada de boletos. No hay de otra. Ya dijo López Obrador que no habrá otro Fobaproa.

Ombudsman Social

Asunto: las deudas de los Estados

Ante el enorme endeudamiento que están pidiendo y teniendo algunos estados de la Republica (Tamaulipas, Jalisco, Guanajuato, etcétera), donde son autorizados por los maiceados Congresos estatales, me asalta una duda: ¿la Secretaría de Hacienda federal da el aval para esa contratación? Si es así, ¿no se hace corresponsable del mal uso de ese dinero y como aval, si no paga ese gobierno estatal, se cargará al federal?

José de Jesús García Mora/CDMX (verificado por teléfono).

R: Generalmente dan como garantía las participaciones de dinero que reciben de la Federación. La Secretaría de Hacienda puede, y debe, atarles las manos.

LA JORNADA

ASTILLERO

JULIO HERNÁNDEZ

Con los conflictos grupales de Morena como telón de fondo, y los cálculos electorales que cada vez están más presentes, el jefe aritmético del Senado, Ricardo Monreal, cuestionó casi con ánimo opositor al subsecretario estrella de Salud, Hugo López-Gatell, durante una comparecencia virtual que duró casi seis horas.

El zacatecano, que libra una batalla política imparable con integrantes del primer círculo afectivo y operativo del obradorismo desde que en 2018 no le permitieron ser candidato a jefe de Gobierno de la Ciudad de México, planteó claramente al médico que fue parte del Consejo Estudiantil Universitario (CEU) de la UNAM que, con la evolución crítica del tema por el Covid-19 “se ha generado, tenemos que decirlo, una confusión y un desconcierto social derivado de una crisis de desinformación’’. Y, luego de hacer una serie de preguntas empedradas al epidemiólogo, dejó hacia el final: ¿Qué hay, factores de mal pronóstico, tratamientos incorrectos acordes con la población mexicana? ¿Cómo poderse explicar?

Gatell, como es llamado el personaje tan famoso, con prescindencia de la primera parte de su primer apellido que es compuesto, salió airoso de los retos senatoriales en cuanto mantuvo apego al libreto de resiliencia que ha practicado durante ya largas y memorables semanas. Con la plasticidad estadística, técnica y médica que ha sostenido con actitud casi siempre imperturbable, bateó a panistas, emecistas y uno que otro morenista, como el ex gobernador de Zacatecas.

En particular, no le fue bien al senador Dante Delgado Rannauro, codueño del partido Movimiento Ciudadano (el otro accionista principal es el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro), pues el médico le dijo al político que no todo mundo tiene un sueldo fijo con cargo al erario o a una empresa particular para mantener de forma prolongada el confinamiento casero.

En tanto, en la Secretaría de Gobernación, que se mantiene con incesante fragancia floral política, Olga Sánchez Cordero arrojaba al olvido sus palabras de un día antes (no podemos tener consideraciones de semáforos locales porque entonces sería una descoordinación total en nuestro país, de cada quien tiene su propio semáforo, cada quien abre cuando quiere, cada quien cierra cuando quiere: no) y se acomodaba a las exigencias y cuasi amenazas de algunos gobernadores: El semáforo va a ser regional porque no va a ser para toda la República, porque no es lo mismo lo que está aconteciendo en el norte que lo que está aconteciendo en el centro, en el sureste, oriente o en el poniente de México. Es una situación distinta. Pues, sí…

A los zigzagueos, desinformaciones y contraindicaciones (un día apareció el comandante en jefe sanitario, Gatell, con cubrebocas para mostrar la necesidad de usarlo y luego simplemente dejó en la discrecionalidad la recurrencia a tal aditamento) se sumó la vigorosa pretensión del Presidente de la República de reanudar sus giras de trabajo. Lo haría en modalidades de gran cuidado, según se planea, aunque nada puede ser más seguro que mantenerse en casa, en este caso, en Palacio Nacional. En particular, desea dar de manera presencial banderazos de inicio de los trabajos del primer tramo del Tren Maya.

Ver al personaje más importante del escaparate político del país en actos públicos, así sean con menos de 50 personas, y en un activismo modulado pero innegable, podría tener efectos de disuasión o relajamiento en cuanto a las restricciones que el cuerpo sanitario mantiene vigentes. Ya antes López-Gatell ha tenido que hacer malabares para justificar la predisposición a lo masivo del viajero tabasqueño y hoy tendrá que explicar si se da permiso o no al anuncio mañanero que ha hecho su jefe máximo de reiniciar este martes la acumulación de kilometraje presidencial, político, asistencial y prelectoral.

Y, mientras el Banco de México estima que este año podría caer la economía nacional hasta 8 por ciento y podrían perderse entre 800 mil y un millón 400 mil empleos, ¡hasta mañana!

EL ECONOMISTA

MÁS ALLÁ DE CANTARELL

PEDRO ZÁRATE

Las cuentas que cuenta la CFE de Bartlett

Si solamente escucháramos al director general de la CFE, sería inevitable concluir que el Sistema Eléctrico Nacional está al borde del colapso y que, por los “abusos de los privados”, la contabilidad de CFE Transmisión no es más que un enjambre de costos, pérdidas y subsidios. Suena francamente alarmante.

Con cada día que pasa, el discurso insidioso de las autoridades –que apareció oportunamente apenas al momento de justificar sus acuerdos y planes de “confiabilidad”– es menos creíble. Ya con varias semanas de demanda eléctrica disminuida detrás de nosotros, no hay duda de que los operadores de las redes eléctricas han enfrentado nuevas dificultades. Pero ningún sistema eléctrico de ningún país –ni los avanzados, ni los atrasados, ni los muy limpios ni los muy fósiles– ha colapsado por culpa de los renovables. Hasta la red de México ha salido adelante. Es reconfortante. Aquí hay evidencia directa de que los técnicos pudieron salir avante sin el empujón del acuerdo instruido, o impuesto, por la Secretaría de Energía, que ha sido suspendido en múltiples ocasiones por el poder judicial mexicano.

El discurso de víctima de la CFE en transmisión y distribución es aún menos creíble. De acuerdo con los resultados de la cuenta pública del 2019, este negocio no es la pesadilla que su director general cuenta. Por el contrario, obtuvo importantes ingresos, de 75,000 millones de pesos, y utilidades significativas, de 18,000 millones de pesos. Es un margen de utilidad de 24%, que para un monopolio regulado se podría considerar hasta “leonino”. En distribución, también un monopolio regulado, el margen de la CFE es de 11 por ciento. Las ganancias de esta subsidiaria ascienden a casi 14,000 millones de pesos. En ninguno de los casos, por cierto, se registra subsidio alguno que la CFE otorgue.

Para CFE, ni Transmisión ni Distribución son un problema. Son un pretexto. Aquí hay un dato muy inconveniente para el discurso oficial de la CFE: en contraste con las ganancias de Transmisión y Distribución, cinco de sus seis subsidiarias de Generación pierden dinero. La única de las seis que no perdió dinero ni en el 2018 ni en el 2019 es CFE Generación V, que es una subsidiaria que en realidad no genera electricidad, sino que está encargada de comprársela a los productores independientes de energía. Los resultados (pérdidas) de las subsidiarias de generación se compensan por completo con apenas una fracción de las ganancias de Transmisión.

Si las cuentas de la CFE de Bartlett no dan para lo que sea que estime necesario, ¿por qué recargarse sobre las tarifas de transmisión y distribución, su monopolio con ya elevados márgenes, y no reconocer que el problema es la poca competitividad de más del 80% ciento de sus subsidiarias de generación?

Por cierto, ni las ganancias en el negocio de redes de CFE en transmisión y distribución juntas contrarrestan los abultados gastos de la subsidiaria CFE Corporativo en servicios personales, de 67,500 millones de pesos. Del 2018 al 2019 son gastos que han seguido creciendo. ¿Por qué no, en vez de ser un CEO que desboca sus energías en exigirle a las autoridades mayores tarifas monopólicas, propone recortes a los gastos intangibles? Quizás, en medio de esta discusión surrealista, esto suene como una pregunta arriesgada y controversial: ¿por qué no, en vez de la retórica del reclamo, apuesta por un legado que transforme al portafolio de plantas de la CFE de impresentable a competitivo?

EL UNIVERSAL

FRENTES POLÍTICOS

AMLO y el cubrebocas

Tanto que ha evitado ponérselo por meses, pero todo indica que el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá que usar un tapabocas o no podrá subirse a un avión. Nos recuerdan que desde que llegó la pandemia del Covid-19 a México, el presidente señaló que no usaría cubrebocas en sus eventos masivos o privados porque el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, no se lo recomendaba. Sin embargo, el próximo lunes, si finalmente decide viajar de la Ciudad de México a Cancún, para encabezar un día después el banderazo de inicio de obras del Tren Maya, el mandatario tendrá que usar un cubrebocas. Nos detallan que el mandatario solo usaría esta protección contra el Covid-19 de ida, porque de regreso, de Sayula, Veracruz, a la Ciudad de México, lo hará por tierra. Así que las cámaras estarán esperando para captar el momento en el que el Presidente se ponga, por fin, un cubrebocas.

El voto de la ministra contra la 4T

En estos días en los que la pandemia hace necesario tener la boca tapada, ayer la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Margarita Ríos Farjat, cerró la boca a varios. A pesar de haber sido una de las integrantes del pleno propuestas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, doña Margarita votó ayer en contra del Ejecutivo. La ministra Ríos Farjat votó a favor de que los funcionarios de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) ganen más que el Presidente, López Obrador. La votación se dio en la Primera Sala y resolvió por mayoría de tres votos conceder la suspensión a la Cofece. Así que uno de los tres votos que permitió que funcionarios de un órgano autónomo ganen más que el Presidente, fue precisamente de una ministra propuesta por el mandatario. Una muestra de independencia, y un verdadero tapabocas para los críticos.

La CNDH y las carambolas

Nos dicen que desde la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que preside Rosario Piedra Ibarra, se distribuye y promueve información con la intención de desacreditar a autoridades y exdirigentes de la UNAM que suelen discrepar con las versiones de la autollamada Cuarta transformación. Algunos de estos personajes señalan que, en estos días en que el país atraviesa por lo más álgido de la pandemia, pareciera poco oportuno tratar de acallar voces que surgen de la academia y de la ciencia, sean éstas discordantes o no, de las cifras o posiciones oficiales. El tema, nos comentan, sería aún más grave si la instrucción de desacreditar a estas voces proviene directamente desde alguna oficina del Senado, donde despacha quien —nos aseguran— realmente manda hoy en la comunicación de la CNDH, y que gusta jugar de carambola.

Indigna a políticos la venta del Morelia

La venta de la franquicia del equipo de futbol Monarcas, Morelia, a Mazatlán en 400 millones de pesos, caló duro a algunos políticos michoacanos, que mostraron su molestia por esta transacción que dejará a la capital de su estado sin futbol de Primera División. El excandidato a la gubernatura, y actual líder nacional del PAN, Marko Cortés, le mandó un mensaje al gobernador de Sinaloa, el priista, Quirino Ordaz, y le dijo que la afición no se compra, se gana. “Gobernador de Sinaloa, ‘la afición no se compra, se gana’. La oferta económica para llevarse al club @FuerzaMonarca es desleal y genera un círculo vicioso para que los intereses privados exijan mejores condiciones; afectando además el ingreso de cientos de familias michoacanas”, dijo Cortés en Twitter. El expresidente de México Felipe Calderón, aficionado de Monarcas, también protestó: “Está muy mal que un equipo con tanta tradición y con una afición leal y entregada como es el Monarcas, Morelia, desaparezca así como así. ¡Protesto!” Como diría otro político, y “buen amigo” de ambos: “Eso sí calienta”.

EL UNIVERSAL

EL CABALLITO

Vienen ajustes a la Secretaría de Seguridad

Al interior de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) ya se perfila el anuncio con los próximos cambios en la estrategia de seguridad. Nos comentan que será la siguiente semana cuando el jefe de la policía capitalina, Omar García Harfuch, de los pormenores de la nueva estrategia. Nos dicen que en el anuncio también se presentarán informes sobre los ocho sectores que han sido reforzados con más elementos. Don Omar espera ofrecer buenos resultados en el tema del combate a la delincuencia.

El rayón al presidente de la Jucopo

La diputada de Morena, Valentina Batres, le dio un buen raspón en sus redes sociales al presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso de la Ciudad de México, el panista Mauricio Tabe, al mencionar que ya no tiene pretexto para definir las reglas sobre el funcionamiento de las sesiones virtuales con la finalidad de sacar el montón de iniciativas pendientes que tienen. Lo que nos dicen es que a Morena le interesa sacar el tema de violencia de género, en el que se plantean mayores penalidades, debido a que los agresiones contra las mujeres se han cuadriplicado durante la pandemia.

PAN roba diputada a PT

El Partido Acción Nacional (PAN) en el Estado de México asestó un duro golpe al bloque de diputados morenistas y del Partido del Trabajo (PT) en el Congreso local, al sumar a las filas del blanquiazul a la legisladora Crista Amanda Spohn Gotzel. El dirigente estatal del partido, Jorge Inzunza Armas, aseguró que con este ajuste, Morena y PT pierden la mayoría calificada en el poder legislativo, pues necesitaba 50 de los 75 diputados y ahora sólo tiene 49, con lo que la fracción estará obligada a negociar con las demás fuerzas políticas y tomarlas en cuenta en decisiones importantes.

MILENIO

TRASCENDIÓ

Que como se preveía, la comparecencia del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, terminó en descalificaciones y sombrerazos virtuales y la bancada del PAN en el Senado de hecho anunció que lo denunciará por “violencia política y de género”. Resulta que el funcionario calificó las críticas opositoras de “fabricadas” y “perseguir intereses políticos”, mientras que a la legisladora Alejandra Reynoso no solo le reprochó desconocer el tema sanitario, sino que le diagnosticó “déficit de atención”.

Que después de la exitosa convocatoria que logró la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Rojas, para un foro sobre covid-19 en América Latina, el líder de Morena, Mario Delgado, no se quiso quedar atrás y citó mañana a un seminario a distancia sobre la respuesta de los gobiernos ante la pandemia, con la participación de los ex mandatarios José Luis Rodríguez Zapatero, de España, y Ernesto Samper, de Colombia.

Que la aparición con muletas del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, no se debe a que se haya chingado la rodilla, como se gusta aventurar ahora, sino que, en sus palabras, resurgió una lesión de cuando era extremo volador del futbol y acabó en el quirófano, episodio que le hizo ver que lo suyo, lo suyo, no era el pambol. Eso sí, lamenta que deban atenderlo en medio de la emergencia.

Que MILENIO da la bienvenida a Jorge Zepeda Patterson, quien se une, con su columna semanal, al equipo de opinión más plural en el país. El periodista y esta casa editorial mantienen una relación de amistad de más de dos décadas, desde que Grupo MILENIO se asoció con el periódico Público de Guadalajara (hoy MILENIO Jalisco), fundado por Jorge y varios prestigiados periodistas.

MILENIO

EN PRIVADO

La gira de AMLO, ¿pero qué necesidad…?

JOAQUÍN LÓPEZ-DÓRIGA

Les urge normalizar como sinónimo
de eficacia y liderazgo. Pero el pinche
virus neoliberal no coopera.
Florestán

Hace un mes, el Presidente anunció que la política de sana distancia y confinación se mantendría hasta el 30 de mayo, pasado mañana, cuando todavía no alcanzamos el pico de la pandemia y el número de muertos aumentó ayer a 8 mil 597 y los casos a 78 mil 23.

No obstante, estas cifras y la confirmación de que el pico se alcanzará en junio, López Obrador anunció ayer su intención de reanudar sus giras el martes, lo que para mí es una imprudencia, un riesgo innecesario y un mal ejemplo para quienes aún tendrán que permanecer aislados.

El recorrido iniciará el martes en Cancún y terminará el domingo en Veracruz; que va para dar el banderazo de arranque de obras en cuatro etapas del tren maya, como si no pudieran iniciar sin él, y terminará en el Coatzacoalcos. Que de ida viajará en avión y de regreso en coche. Y que las reuniones de seguridad y las mañaneras serán el miércoles en Mérida, el jueves en Campeche, el viernes en Villahermosa y el sábado en Coatzacoalcos.

Un viaje presidencial implica el movimiento, aunque él no le perciba, de cientos de personas entre el personal de su ayudantía, de apoyo, de giras, de logística, de su oficina de prensa, de producción de televisión, de reporteros y camarógrafos, de las policías estatales y municipales y del personal militar que con toda razón protege sus reuniones, recorridos y hoteles, más la gente que acuda a verlo, charros neoliberales los calificó ayer, lo que potencializa el peligro de contagios, de lo que él no está exento, al contrario, por ser, como yo, del grupo más vulnerable por le edad y la salud.

Pero él ya se quiere ir de gira el martes cuando, insisto, el semáforo seguirá en rojo, lo que obliga al confinamiento.

No sé cuál es la necesidad salirse de Palacio e irse de viaje, pero sí cuál es la imprudencia y el riesgo, impropio de un jefe de gobierno.

Ojalá López-Gatell le diga el lunes que no y el Presidente le haga caso.

RETALES

1. CIFRAS. Lo anterior a pesar de que ayer se registró la tercera fecha con mayor número de defunciones, 463, la anterior fue de 501, y la más alta en contagios, tres mil 463, superando la del martes, de tres mil 455, cifras que seguirán aumentando;

2. RESBALÓN. En la conferencia de prensa de salud en Palacio, al doctor Alomía se le fue una gráfica: No, esa no, la otra, dijo. Y quitaron la de letalidad en México comparado con el resto del mundo, donde nuestro país aparece en el séptimo lugar general con 11 por ciento de letalidad, y el país con la cifra más alta del continente americano, lo que el Presidente discutía por la mañana; y

3. LUCES. También había asegurado que solo habría un semáforo nacional para las 32 entidades y ayer por la tarde la Secretaría de Gobernación anunció que habrá semáforos regionales mientras que algunos gobernadores aseguraron que solo respetarían los suyos. Les digo, el desmadre.

EXCÉLSIOR

FRENTES POLÍTICOS

1. Juntos lo lograremos. Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, está de acuerdo con un semáforo único manejado por el gobierno federal. Los martes y miércoles de cada semana, la Secretaría de Salud federal se pondrá en contacto con el gobierno de cada entidad para cotejar información; los días jueves, a partir de mañana, se anunciará el color del semáforo de reactivación de cada entidad, para que el lunes próximo se apliquen los protocolos de restricción o reapertura económica, tras el confinamiento por la pandemia del covid-19, informó. Destacó que esta medida no es una imposición. Sin embargo, hay gobernadores que no están de acuerdo. Todos los mandatarios deberían sumarse a esta lucha conjunta. Solos no llegarán a ningún lado.

2. Chistositos. La Ley Barbosa hace reír a los legisladores que la avalaron en Puebla. Con la nueva norma, el gobernador Luis Miguel Barbosa regulará nombres y colores de escuelas, tendrá injerencia en los cobros de instituciones privadas, ordenará a universidades públicas, como la BUAP, a cooperar con las revisiones de la Auditoría Superior del Estado, y prohibirá a escuelas particulares retener documentos por falta de pago u obligar a comprar uniformes o materiales escolares con un proveedor determinado. A pesar de que en todos los ámbitos ha sido rechazada, diputados locales tomaron a burla las críticas a la ley y hasta bromearon con “nacionalizar” la UPAEP, la Universidad Iberoamericana y la UDLAP. Legisladores de Morena, PT, PES, PVEM y Nueva Alianza creen que le hacen un bien a la nación, pero les llaman Los Barbosos. Les queda bien.

3. Flechazo fallido. El senador Dante Delgado intentó poner en jaque al doctor Hugo López-Gatell, pero este le respondió que “no es conveniente retrasar el retorno a la vida pública, pero no quiere decir que se hará de manera abrupta, irresponsable, generalizada”, y señaló que de presentarse un rebrote de contagios se volvería al confinamiento en comunidades, estados o el país, si así se requiriera. En comparecencia vía electrónica ante legisladores, Delgado cuestionó los números de la pandemia de coronavirus. “Sin ánimo de arrogancia alguna”, puede afirmar, dijo, que la estrategia gubernamental para enfrentar la pandemia ha dado resultados y no se arrepiente de las medidas que se han tomado ante la emergencia sanitaria”. Delgado se llevó una paliza y de forma tan elegante.

4. Prudencia. Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, no da ni un paso atrás. En la capital del país los números de hospitalización por covid-19 se habían estabilizado; sin embargo, aseguró que de ninguna manera hay condiciones para que se regrese a la normalidad. “Seguimos en alto riesgo de contagio, es importante que sigamos con todas las medidas de sana distancia”, recalcó en su informe diario sobre la pandemia. Informó, además, que el semáforo se aplicará de forma homogénea en la Zona Metropolitana del Valle de México, por lo que “no tenemos planteado un semáforo regional”. A diferencia de otros funcionarios, la jefa de Gobierno sabe que a veces lo mejor es esperar y no apresurarse para salir rápido de esta emergencia sanitaria. La prudencia es su sello, no lo olviden.

5. Por las buenas. Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aseguró que no quiere pleito con los gobernadores y recalcó la postura del gobierno federal de no imponer ningún plan para desplegar la nueva normalidad en el país generada por la epidemia del covid-19. “No peleándonos, buscando los acuerdos y también no obligando a nadie, nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, destacó a unas horas de que la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero demandó a los gobernadores seguir el regreso escalonado a las actividades de manera uniforme como lo recomendó el Consejo Nacional de Salubridad y no con un semáforo propio, como lo propusieron los mandatarios locales según el avance del virus en sus entidades. Parar las actividades y la vida social fue sencillo. La verdadera prueba es la reactivación. ¡Échenle ganas!

EL FINANCIERO

ESTRICTAMENTE PERSOANL

RAYMUNDO RIVA PALACIO

La tacañería del Presidente

A cinco días de iniciar la reapertura económica y social en el país, México se encuentra peor sanitaria, política y económicamente, que el 13 de mayo, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó el plan de retorno a “la nueva normalidad”. Todas las variables se han movido desde entonces, salvo una: su tacañería.

López Obrador, no el subsecretario de Salud, Hugo Lopez-Gatell, es el principal responsable de que no se hagan pruebas. No quiere gastar en ellas, por lo cual, contra las recomendaciones internacionales, las exigencias nacionales y las experiencias de otros países, México se adentra al regreso a la normalidad sin herramientas ni instrumentos de navegación. Literalmente, a ciegas.

México es el único país que camina en esa ruta sin que el número de contagios y muertes haya tocado techo y empiecen a decrecer. Cuando presentó López Obrador el plan, hace 14 días, había mil 997 casos por día, y el lunes pasado hubo tres mil 455. Se habían registrado tres mil 465 decesos, y el lunes sumaron siete mil 733. Se suponía, porque así lo habían dicho el Presidente y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, que el pico de la pandemia de covid-19 sería entre el 1 y el 8 de mayo. Desde entonces, ha habido más de 47 mil nuevos contagios. La metáfora del momento es el zar del coronavirus con cubrebocas, cuando se había negado a usarlo y había insistido no sólo que era innecesario sino que, en ocasiones, contraproducente.

Políticamente hay un caos ante la inexistencia de un plan coordinado y armonizado con los gobernadores, para que una vez enterrada la jornada de la Sana Distancia, el próximo domingo, el país empiece a prender sus motores sociales y económicos. Las contradicciones también abundan por parte del gobierno federal. El lunes, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se negó a aceptar su propuesta de semáforos regionales, pero no dijo nada cuando la semana pasada la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, anunció un semáforo, distinto al federal, para esta capital.

Lo único que han acordado los poderes son en el desacuerdo, pero el Presidente reiteró ayer que cada uno hará lo que considera conveniente en sus estados. Volvemos al principio. Y entonces, ¿para qué tanta reunión y discrepancias? Sánchez Cordero lo resolvió comiéndose sus palabras de la víspera. El semáforo epidemiológico está a cargo del gobierno federal, dijo, pero opera de manera regional.

Económicamente, las estimaciones de crecimiento para este año se han ido corrigiendo a la baja, con una caída promedio de 9.7%. El Banco de México alertó ayer sobre el peor escenario que podría tener el crecimiento para este año, cuya contracción sería la peor desde hace 88 años. La pérdida de empleos también sería peor a lo previsto, y podría ascender a un millón 400 mil, 800 mil puestos de trabajo más de los estimados. El gobierno espera que con la reapertura de la industria de la construcción se impulse el empleo, pero el Seguro Social prohibió que reinicie actividades el lunes, como quiere el Presidente.

Hay una urgencia real para se restablezcan las actividades productivas, lo cual puede hacerse, como lo han hechos otros países, incluido Suecia, que nunca las cerró, mediante pruebas masivas de coronavirus. Los suecos quieren aplicarlas en el 50% de su población, con lo cual les dará confianza en la ruta hacia la normalidad plena. En Wuhan, la ciudad china donde inició oficialmente la pandemia en diciembre, se plantearon hace dos semanas para evitar un rebrote, aplicar pruebas a sus 11 millones de habitantes, de los cuales ya las hicieron a 6.5 millones.

Las pruebas han sido fundamentales en todos los países para generar confianza entre sus habitantes de que el retorno a la normalidad puede ser seguro, aunque no deja de haber temores. En Estados Unidos, donde se están aplicando cientos de miles de pruebas para su reactivación gradual, el 60% de padres de estudiantes dicen que aún cuando se reanuden las clases en el otoño, no enviarán a sus hijos a las escuelas, y el 20% de los maestros dicen que no regresarán a los salones.

La incertidumbre es amplia en los países donde se han tomado todas las previsiones posibles ante una enfermedad para la cual no hay vacuna aún.

México no se comporta diferente al resto del mundo, pero su líder sí, refractario a las críticas porque no se hacen pruebas para tener más información sobre el comportamiento del Covid-19 y una mejor proyección sobre contagios. Una vez más, la tozudez de López Obrador está por encima de todo. Pero junto con ello, su tacañería. La razón por la cual no se aplicaron las pruebas –sólo a menos de una persona por cada mil habitantes– es porque López Obrador, de acuerdo con personas que conocen sus argumentos, es que no quiere gastar dinero en ellas. La instrucción fue ahorrar lo más que se pudiera, a lo que se añade que también se han comprado insumos y equipos al costo más barato en el mercado. No siempre lo que cuesta más es mejor, pero en este caso hay quejas de que equipos e insumos adquiridos en el exterior, resultaron muy deficientes.

Las instrucciones presidenciales están en línea con su racional de no gastar. López Obrador dice que aplica la austeridad, pero ha rebasado esos márgenes. La decisión de no aplicar las pruebas no parte de una recomendación científica, sino de una voluntad política.

No es algo inusual que confunda la gimnasia con la magnesia, pero en casos donde las vidas están en juego, esa actitud tendría que modificarse. Él no lo va a hacer. Esperaríamos que en el Consejo de Salubridad General le pierdan el miedo, lo hagan rectificar y se salven más vidas.

EL FINANCIERO

PABLO HIRIART

USO DE RAZÓN

AMLO sale a buscar votos

De plano López Obrador no aguantó más y se va de gira la próxima semana porque su aceptación y credibilidad van en declive, pues lisa y llanamente su gobierno no da una.

Tiró la toalla ante el coronavirus y el combate a la pandemia es un desorden general en el que se ocultan, por incompetencia o mala fe, los datos reales de muertos y contagiados.

Por la mañana él dice que fue domada la epidemia de Covid-19 –lleva desde el 26 de abril con ese cuento–, y en la tarde su gobierno informa que escalamos hacia el pico de contagios.

La indicación de la Secretaría de Salud es quedarse en casa y sólo salir de ella por motivos urgentes, y López Obrador anuncia que se va de gira al sureste porque quiere ir a dar el banderazo a los trabajos del Tren Maya.

Esa obra y cualquier otra pueden empezar sin que nadie baje una bandera.

Que haga con su salud lo que quiera, pero en un país presidencialista como el nuestro, si el Presidente sale a satisfacer caprichos y viaja en vuelos comerciales, quiere decir que la cosa no es delicada y está bajo control.

López Obrador percibe, y tiene buen olfato, que su partido y él van para abajo por las fallas y mentiras que suelta todos los días en sus conferencias mañaneras (cerca de 27 mil le ha contabilizado el Taller de Comunicación Política).

En lugar de corregir, que sería lo deseable para el país, sale a hacer lo que sabe: campaña en los estados para recuperar imagen y revertir la tendencia en contra, que lo abruma.

Le importan su imagen, su popularidad, los votos, y no la salud de sus gobernados. Esa se puede manejar con propaganda, y sin dar a conocer datos verídicos del número de muertos.

Miriam Castillo, Alejandra Barriguete y Samuel Adam, periodistas de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, hicieron una minuciosa búsqueda de actas de defunciones en la Ciudad de México, y resulta que al 12 de mayo se habían emitido 4,577 actas de fallecimiento por Covid-19.

Y ese 12 de mayo, el informe de Salud indicó que, a ese día, en el país había un total de 3,926 muertos por coronavirus.

¿Cómo es posible que ese 12 de mayo en la CDMX hayan 4, 577 actas de defunción por Covid-19, y en todo el país la Secretaría de Salud sólo cuente 3,926 muertos por el virus?

Están mintiendo, obviamente.

¿Cuántos muertos hay, en realidad?

El martes, en estas páginas, Enrique Quintana citó un estudio del Taller de Datos de Nexos, con información al 20 de mayo, que ilustra acerca de las defunciones en este mes en la Ciudad de México, comparada con mayos anteriores: se dispararon 120 por ciento.

Si esa tendencia es en toda la República, explica Quintana, habría que multiplicar por ocho el número de muertos adicionales.

Al día de hoy estamos hablando de unos 65 mil fallecimientos “extras”.

Nunca supieron qué hacer con el coronavirus, y ahora que la pandemia hace estragos maquillan las cifras.

Insultan a los ex secretarios de Salud, que son eminencias e hicieron un gran papel.

Culpan a los medios de comunicación, porque se aproximan a la verdad que los inculpa.

Calumnian a los médicos, les llaman –parejo– mercantilistas, luego de que les bajaron los sueldos en el sector público y les piden que compren ellos las medicinas y material indispensable, como batas, jabón y guantes.

Exponen al personal de salud a contagios, con equipo insuficiente y barato, y mascarillas reusadas.

La información ha sido un desastre.

Primero dicen que no es grave el coronavirus, que no es necesaria la sana distancia, que estamos preparados, que no sirven los cubrebocas…

Después, cuando lo hospitales se llenan de enfermos y en los anfiteatros se amontonan los cadáveres, el doctor López-Gatell aparece con el cubrebocas (el 25 de mayo) que según él no servía. Muy gracioso no es.

El Presidente anunció que la reapertura del país se daría para Semana Santa.

Luego, antes de terminar abril, dijo que ya habíamos domado al coronavirus.

El profesionalismo del gobierno federal es prácticamente nulo. No puede coordinar a los gobiernos de los estados para unificar criterios en el semáforo de reapertura.

Las autoridades locales son más serias y no se ponen, ni de chiste, en manos de la charlatanería e improvisación de la federación. Cuidan a sus gobernados.

El Presidente no lo hace. Se va de gira a recuperar puntos y con su actitud propicia una reapertura desordenada, antes de que llegue el pico de la pandemia.

Piensa en la siguiente elección, no en la salud de los mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.