Liquidez en el sistema económico, prioridad en este momento para el Banco de México: Jonathan Heath

YOLANDA MORALES / EL ECONOMISTA

La prioridad que está atendiendo en este momento Banco de México (Banxico), es asegurar que todo el sistema económico y financiero tenga la liquidez suficiente para operar en condiciones propicias.

“Nos estamos asegurando que no vayan a crearse condiciones de una inestabilidad mayor simplemente por falta de liquidez”, advirtió el Subgobernador de Banxico Jonathan Heath.

Entrevistado por El Economista, Heath explicó que la política monetaria no es el instrumento más eficaz para enfrentar una crisis como la actual y quizá es lo que estaban evidenciando los mercados cuando persistía la volatilidad y los números rojos en las plazas bursátiles.

La persistencia de la volatilidad en el mercado mundial y el fortalecimiento del dólar respecto de otras monedas podría explicarse porque los participantes esperaban que hiciera su parte la ayuda fiscal, comentó.

“Ya vimos que ayer (miércoles 25) y antier (martes 24) comenzaron a recuperarse los mercados, y podría estar ligado al paquete de ayuda fiscal que anunció el gobierno de Estados Unidos. Incluso el tipo de cambio empezó a regresar y en buena medida, están respondiendo a las medidas fiscales”, dijo el subgobernador.

“Pero eso no significa que se deba ignorar la relevancia de la política monetaria. De acuerdo con el subgobernador “todo banquero central sabe que la falta de liquidez puede generar inestabilidad financiera de los países, y bajar la tasa es el primer instrumento para tener más liquidez en la economía”. Por ello no es una coincidencia que 37 instituciones monetarias ajustaran la tasa a la baja en marzo.

En México, liquidez no era el problema
El miembro de la Junta de Gobierno esclareció porqué los participantes del mercado local tomaron sólo una parte de las coberturas cambiarias subastadas por Banco de México los días 12 y 18 de marzo.

En cada una de las citadas jornadas, ofrecieron forwards cambiarios por 2,000 millones de dólares, donde los participantes tomaron solo 23% de lo ofrecido, y 76% respectivamente.

“El mercado toma lo que necesita. Si toma menos es que quizá no lo requiere en ese momento”, dijo Heath.

Argumentó que una buena parte de la sobrerreacción que mostró el tipo de cambio, cuando se fue arriba de 25 pesos, se debe más a la fortaleza del dólar que a la debilidad del peso.

El peso se debilitó más que otras divisas y es una sobrerreacción típica de mercado, donde los fondos vendieron sus posiciones en México y se fueron a activos seguros. “Pienso que los que tenían que hacerlo (deshacer posiciones) ya lo hicieron y pagaron el precio de salirse”. Veinticinco pesos por dólar tuvieron que pagar.

El banquero central aclaró que si hubieran utilizado las reservas internacionales para tratar de ampliar la liquidez, lo que habría pasado es que habrían subsidiado a los que querían salirse.

Línea del FMI se documentaría como deuda
No habían pasado ni 24 horas del acuerdo swap con la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), por 60,000 millones de dólares, cuando Banco de México ya estaba anunciando el paquete completo de medidas para garantizar la liquidez.

Reveló que ponderaron utilizar el swap con la Reserva Federal para financiar las medidas de liquidez, en lugar de usar la Línea de Crédito Flexible (LCF) abierta con el Fondo Monetario Internacional (FMI) porque el intercambio con la FED, no es un préstamo. Es un intercambio de divisas, y por tanto, no cuesta. En cambio, usar la LCF aumentaría la deuda.

Inflación bajo vigilancia
El banquero central resaltó que tener ahora como prioridad la liquidez del mercado, no significa que estén dejando de vigilar a la inflación. Ahora mismo todos los riesgos asociados a la inflación están aumentando al alza y a la baja, y es más incierto anticipar qué pasará con ella, reconoció.

“La holgura de la economía estará entrando en una situación de recesión que propiciará que muchos precios bajen”. Y en este tránsito se está propiciando que muchos precios bajen.

Sin embargo, los que están asociados al tipo de cambio, como los bienes importados y productos finales van a subir.

No sabemos donde estará el balance. Puede ser que la inflación no se mueva mucho pero seguramente, vendrá una recomposición de precios relativos muy importante. Seguramente muchas cosas estarán pasando y no necesariamente la captaremos en la forma de tradicional de los indicadores. Por tanto hay que ser más fino en el análisis, en estos siguientes meses.

Economía dañada
De acuerdo con el subgobernador del banco central, como México está muy conectado a la economía de Estados Unidos y de entrada se ve que ese país será uno de los más afectados, vendrá un paro muy importante en el comercio exterior.

Tan sólo para el primer y segundo trimestre, hay quienes anticipan una caída del PIB de Estados Unidos de 10% y 27% anualizadas, respectivamente, dijo.

Otro factor que “nos pegará más a nosotros por su importante ponderación en la actividad económica es el paro total de la industria automotriz”. Ahí, el daño a la actividad económica será mayor, consideró.

Y luego está el efecto de una caída de remesas que envían los connacionales principalmente desde Estados Unidos, lo que afectará también al consumo, aparte de la desocupación obvia por el paro de actividades en México.

La caída de las remesas está asociada a la pérdida de empleo en Estados Unidos, sostuvo, pues que la mayoría de los mexicanos desplazados en aquel país, se dedican al servicio. Y en las medidas de contención de la pandemia, seguramente fueron despedidos.

Aumentará drásticamente el desempleo
Jonathan Heath advirtió que durante los meses de marzo y abril aumentará drásticamente el desempleo en México, por todos los paros de actividades para contener la pandemia por el coronavirus.

Sin embargo, matizó que en México hay dos características para que una persona pueda calificar como desempleado: no tener trabajo, pero también tiene que estar activamente buscando trabajo.

“Probablemente en marzo y abril aumentará el número de personas que pierden su trabajo y no todos acudirán corriendo a buscar otro en el corto plazo, porque saben que ni pueden salir; y estarán conscientes que muchas empresas están recortando personal”.

Entonces veremos un aumento muy importante en la Población Económicamente No Activa, que no tiene trabajo, no está buscando, pero sí estará disponible para trabajar. Entonces tendremos que vigilar otro tipo de indicadores mucho más finos.

Y destacó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publica también el número de personas que no están participando en actividades económicas, que no están buscando y sin embargo están disponibles para trabajar. Así que tendremos que estar muy atentos, tratando de entender qué esta pasando.

Y mejorar comunicación
Sobre las estrategias de comunicación que está siguiendo la Reserva Federal de Estados Unidos, donde el mismo presidente de la Fed, Jerome Powell, se está presentando en programas de televisión matutina para explicar en qué consisten las medidas de estímulo que están aplicando, dijo que podrían tomarse como experiencia en México.

Es muy relevante mejorar las estrategias de comunicación para llegar a toda la gente, aseveró.

https://www.eleconomista.com.mx/economia/Liquidez-en-el-sistema-economico-prioridad-en-este-momento-para-el-Banco-de-Mexico-Jonathan-Heath-20200326-0126.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.