Renuncia el jefe Omega tras operativo en Peralvillo

ELBA MÓNICA BRAVO / LA JORNADA

El policía segundo Marco Antonio Coca Acosta, con indicativo Omega, jefe de las células a pie del sector Morelos, en Cuauhtémoc, renunció al cargo, luego de que el titular de la policía capitalina, Omar García Harfuch, conoció de su cercanía con Óscar Flores, El Lunares, cabecilla de la banda delincuencial la Unión Tepito, quien logró evadirse de las autoridades en el operativo que se realizó la madrugada del martes en cuatro viviendas de una vecindad en la calle Peralvillo número 33.

La noche de ayer, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) capitalina informó de la renuncia del mando policiaco a partir del conocimiento que tuvo (la dependencia) de la colusión de un grupo delictivo con autoridades de la Ciudad de México, las cuales posiblemente brindaban protección a una organización delictiva.

Sin embargo, la SSC dijo que una vez que concluya la investigación que inició la Dirección General de Asuntos Internos el pasado martes, el policía implicado será presentado ante el Consejo de Honor y Justicia, de acuerdo con el cumplimiento de las formalidades esenciales del procedimiento administrativo sancionador.

Es decir, que no basta con la renuncia del mando, sino que continuará la indagatoria interna de la SSC y la investigación que inició la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, las cuales continuarán hasta determinar si existen sanciones administrativas y penales que, en su caso, se aplicarán al ex mando policial.

Ayer a mediodía, la dependencia informó que se investiga de manera interna a los uniformados y colabora con la PGJ en la posible protección otorgada por efectivos adscritos a esta dependencia a miembros de un grupo delincuencial con operación en esta ciudad.

Sin precisar el número de investigados, reiteró que al existir actuación policial dolosa por parte de sus efectivos, se sancionará de forma inmediata y se aplicarán las medidas correspondientes.

Por protocolo, Asuntos Internos de la SSC retira la placa, el arma de cargo y suspende el pago salarial a quienes fueron citados para comparecer por la supuesta protección a El Lunares; posteriormente emite la conclusión de la indagatoria al Consejo de Honor y Justicia, que determinará la sanción, como la expulsión de la corporación, el impedimento para volver a ser policía y dar vista a la PGJ.

Trascendió que Asuntos Internos emitió un oficio dirigido al titular del Agrupamiento Fuerza de Tarea-Zorros, a fin de que ubique a los uniformados que habrían dado protección a Óscar Flores, para que comparezcan y declaren lo que a su derecho convenga.

https://www.jornada.com.mx/2019/10/24/capital/031n1cap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.